Bebes Estimulación Temprana

Ejercicios de estimulación temprana para niños de 3 años de edad

ejercicios de estimulacion temprana
La estimulación temprana impulsa la curiosidad y creatividad del niño

Los consentidos de la casa cada vez están más grandes y esto nos encanta cuando somos mamás. Con tan solo tres añitos de edad, los pequeños se desbordan en energía, todo lo quieren curiosear, brincan y corren por toda la casa. Si te preguntas cómo puedes aprovechar todo ese derroche de energía beneficiando a tu hijo, la respuesta está en que estos son los mejores momentos para realizar ejercicios de estimulación temprana, estimular su motricidad, su  lenguaje y seguir fortaleciendo sus habilidades sociales ahora que saben muchas más palabras.

Veamos qué ejercicios de estimulación temprana puedes realizar junto a tu hijo para maximizar sus capacidades y agregar muchas más a su cerebro.

123
ejercicios de estimulación temprana
La estimulación temprana en los niños de 3 años es muy divertida

Ejercicios de estimulación temprana para niños de 3 años

Los pequeños con 3 años de edad, están mucho más inmersos en la socialización ya que se sienten con más herramientas para hacerlo, pues saben más palabras y códigos para comunicarse. Los ejercicios de estimulación temprana en niños de 3 años toma en consideración el aspecto de la socialización, así como también otros elementos presentes en esta etapa del desarrollo psicomotor del pequeño. Y lo mejor de todo, es que los ejercicios de estimulación temprana en los pequeños de 3 añitos, se realizan como si fuesen un juego y nos regala momentos únicos y maravillosos con los consentidos de la casa.

  1. Fortalecimiento de la musculatura en extremidades

La motricidad gruesa consiste en el fortalecimiento de la musculatura de los brazos y piernas de los pequeños. Siendo esto realmente importante durante su desarrollo, porque al poseer tanta energía los niños deben contar con una condición física adecuada. Veamos algunos de los ejercicios que nos ayudarán a fortalecer la motricidad gruesa del niño.

  • Bailemos juntos a nuestros hijos. Puedes crear una pequeña y sencilla secuencia de pasos resulta, divertido y muy productivo para tu pequeño. Pues estarás trabajando la coordinación del niño. La secuencia puede incluir la identificación de sus partes del cuerpo. Luego, permítele un espacio para el baile libre y así podrá crear nuevos pasos.
  • Puedes incorporar durante la hora de baile, saltos sobre un solo pie. De esta manera, fortalecerás la musculatura de los miembros por separado, así como también trabajarás el equilibrio del niño.
  • Bailar de punticas o jugar con las franjas del suelo pasando de punticas por ellas. La idea de este ejercicio es que el niño logre ponerse de puntas con sus pies, ya que se trabajará la musculatura de sus pies y el equilibrio.
  • Jugar con la pelota es muy divertido hacerlo con los pequeños de la casa. Podemos utilizar un pelota liviana y aventarla unos a otros con la finalidad de que cada jugador la ataje. También, puedes colocar un envase grande donde el niño pueda lanzar la pelota desde una corta distancia, muy parecido a encestar la pelota. Incluso pudieras agregar premios por cada vez que enceste la pelota dentro del envase. Acá estarás trabajando la coordinación y la capacidad de planificación del niño con la utilización de elementos motivantes como los premios.
  • Juguemos a paralizarnos. Puedes jugar con tu pequeño a correr mientras cantan una canción infantil. En lo que terminen de cantar la canción se paralizan contando hasta 3, así hasta llegar a un objetivo que puede ser tocar una pared cierta cantidad de veces. La idea de este ejercicio es que el niño corra, salte y se detenga de repente, para luego continuar.

Todas actividades que requieran mucha movilidad, como bailar, y jugar con una pelota son muy buenas

  1. ¡A estimular la motricidad fina de nuestros pequeños!

Otro de los aspectos que es importante considerar en los ejercicios de estimulación temprana en los niños de 3 años, es el fortalecimiento de la musculatura de manos y dedos. Recuerda que hace muy poco tiempo, nuestro pequeño logró hacer el agarre de pinza o el que se hace con el dedo índice y pulgar, por lo que es significativo seguir entrenándolo. Por esta razón, te mostramos los ejercicios de estimulación temprana para tu pequeño.

  • Hora del dibujo, la más enriquecedora. Tener al menos una hora para el dibujo durante el día es de gran importancia, ya que además de mejorar la motricidad fina con el agarre de lápices y colores, los pequeños ponen a prueba su creatividad. Asimismo, el dibujo es un medio de expresión emocional para los pequeños. Durante la hora de dibujo puedes hacer dibujos libres junto a él, pedirle que se dibuje a sí mismo e identifique las partes de su cuerpo, etc.
  • Otra increíble idea que te ayudará con la estimulación de la motricidad fina es el poder crear un libro de historietas y cuentos de dibujos junto a tu hijo. Crear una historia sobre su hermosa familia, escuela o cualquier historia ficticia, sin duda desbordará la creatividad de tu pequeño y será una actividad que le encantará. Además, te permitirá compartir tiempo de calidad y amor con tu hijo.
  • Durante la hora de dibujo puedes ir incluyendo poco a poco ejercicios como dibujar círculos repetidas veces. Posiblemente, se le facilite a tu pequeño la ejecución de líneas curvas, en lugar de líneas rectas, todo ello depende del pequeño.
  • Armar rompecabezas permite entrenar significativamente el agarre en pinza o el agarre que hace el niño con el dedo índice o pulgar. Ofrécele a tu hijo pequeños y sencillos rompecabezas para que con tu ayuda pueda armarlos. Asimismo, estimularás su memoria visual y atención.

El dibujo es una excelente manera de estimular la motricidad fina

  1. Es momento de estimular el lenguaje

El lenguaje está mucho más presente a los 3 años de edad del pequeño, por lo que nuestra intervención como madres es muy enriquecedora. A continuación te mostraremos ejercicios de estimulación para el lenguaje.

  • Esta es la etapa de las mil preguntas de tu pequeño. El poder responderles estas preguntas con frases cortas y puntuales es vital, no es necesario realizar respuestas tan elaboradas porque solo le complicarás la comprensión a tu pequeño.
  • Clasificar objetos por sus colores, tamaño o textura les resulta súper interesante a los niños. Puedes hacerles preguntas de por qué los clasifica de esa forma y si notas algún error, lo ideal sería que puedas hacer que se dé cuenta él mismo mediante preguntas, para que pueda corregir su error.
  • Conversa con tu pequeño sobre lo que hace durante su día. Pregúntale sobre su día y tú también puedes comentarle sobre lo que hiciste en el día. Así, el pequeño irá aprendiendo nuevas palabras.
  • Antes de dormir o en algún momento de la hora de juego, leer un cuento lo convierte en un momento ameno para ambos. Mientras lees el cuento es importante que sigas tu lectura con el dedo, para que el niño vaya asociando poco a poco palabra con pronunciación.

Esta etapa es perfecta para estimular el lenguage, y fomentar el amor por la lectura.

  1. Mejorando la socialización del pequeño

El ámbito social en los niños de 3 años está muy presente, ya que  los pequeños se interesan mucho más por tener interacción con otras personas. Veamos ejercicios de estimulación temprana para la socialización.

  • Los saludos antes tenían el énfasis en los gestos o movimientos con las manos, pero ahora que se cuenta con más palabras, es importante que hagas énfasis en decir “Hola”, “Adiós”, ”Buenos días”, etc.
  • Es el momento ideal para enseñarles a decir “gracias”, ser cortés.
  • Puedes comenzar a asignarle pequeñas responsabilidades a tu pequeño. Las mismas son vinculadas a él o ella, por ejemplo, recoger sus juguetes después de jugar, seleccionar su ropa después del baño, etc.

Enseñarle pequeñas normas sociales es muy importante en esta etapa

Los ejercicios de estimulación temprana en los pequeños de dos años resulta enriquecedora, positiva y divertida para ellos. Asimismo, nos permite tener tiempo de calidad con nuestros tesoros, y lo mejor de todos es que estaremos contribuyendo de forma importante con su aprendizaje. Fortalecer la musculatura de sus extremidades y la motricidad fina corresponden a la estimulación física del niño, asimismo el lenguaje y  el entrenamiento para el ámbito social son parte de la estimulación social y cognitiva. Todo ello conformado en sencillos ejercicios de estimulación temprana para los consentidos de tres años. Tómate un tiempo al día para estos ejercicios con tu hijo y notarás grandes avances.

Infografía: Ejercicios de estimulación temprana para niños de 3 años

ejercicios estimulacion temprana