Bebes Estimulación Temprana

Ejercicios de estimulación temprana del lenguaje para bebés de 4 a 8 meses

estimulación temprana del lenguaje para bebés de 4 a 8 meses
Risas y más risas es lo que predominará a partir de los 4 meses

Cuando los bebés están entre los 4 y 8 meses de nacido, están más graciosos que nunca, se ríen con mucha más frecuencia y comienzan a hacer sonidos con su boca que los sorprende a ellos mismo. El balbuceo pasa a un nivel superior y nosotras nos convertimos en expertas entendiendo a los bebés. Y es que, el niño a esta edad esta cada vez está más cerca de decir sus primeras palabras, pues los sonidos que hacen se parecen mucho más a los que hacemos nosotras al hablar.

La estimulación temprana del lenguaje entre 4 y 8 meses es muy divertida e importante ya que los bebés no solo están aprendiendo a hablar, sino que sociabilizan con las personas.

Veamos ejercicios de estimulación temprana del lenguaje para bebés entre los 4 y 8 meses que les facilitaran enormemente el proceso de adquisición del lenguaje a tu bebé. Porque cuando somos mamás, procuramos brindarle todas las herramientas necesarias a nuestro bebé para que experimente un desarrollo óptimo, que pueda disfrutarlo cada día.

Es momento de las risas y hay que disfrutarlos junto a ellos

Ejercicios de estimulación temprana del lenguaje para bebés de 4 a 8 meses

A partir de los 4 meses aproximadamente, los bebés comienzan a reírse mucho más, ya que son capaces de disfrutarlo y saben que causan gracia en la otra persona y esto los anima a hacerlos aún más. Asimismo, pasado los 5 meses las cuerdas vocales y los músculos implicados en el habla, presentan mayor desarrollo, lo que le permite al bebé producir mayor cantidad de sonidos con su boquita y experimentar con ellos.  Sin duda, esto son uno de los pasos más importante en el desarrollo del lenguaje, ya que con la ayuda de mamá y la estimulación temprana, el lenguaje irá tomando mucha más forma con rapidez.

La estimulación temprana del lenguaje es muy importante porque les permite empezar a hablar con más rapidez así como aprender a relacionarse con las personas

Veamos algunos ejercicios que nos ayudarán a poner en práctica la estimulación temprana del lenguaje.

  1. Hablemos frente al espejo

Ver su propia imagen reflejada en el espejo es súper importante para el desarrollo psicológico del bebé, así como también el poder ver como se mueve su propio cuerpo les resulta fascinante. Además, cuando coloques a tu hijo frente al espejo, incentívalo a que ría o balbucee, para que vea como se mueve su boquita cuando reproduce los sonidos. Esto les ayudará a hacer consciente el movimiento de los músculos del rostro.

  1. Conversar y conversar

Si antes conversabas con frecuencia con tu bebé, ahora más que nunca debes continuar con estas conversaciones. Ya que, ahora el pequeño cuenta con muchas más capacidades neurológicas y musculares que le permiten conversar con mamá a través de sonidos. Contémosle con va nuestro día, cómo se han sentido ellos, lo hermoso e importante que son para nosotras. Además, estarás fortaleciendo significativamente el vínculo amoroso entre madre e hijo, apuntando al desarrollo de un apego seguro.

123
  1. Responder sus balbuceos

A partir de los 4 meses los bebés se vuelven más sociables, porque están entendiendo mucho más los códigos para comunicarse con las demás personas. Es por ello que, cada vez que el bebé balbucee o haga algún sonido es importante que como mamás respondamos con una risa, un mensaje amoroso, gesto de sorpresa, o incluso como si lo entendieramos.

  1. Normas del buen hablando y buen oyente

Los niños comienzan a entender más cómo comunicarse con las demás personas, por lo que un ejercicio puede ser las pausas. Dejemos que él o ella balbucee y cuando termine nosotras hablamos. Cada vez que el bebé balbucee, nosotras hacemos silencio para que puedan comprender el espacio que tienen las personas en una conversación.

  1. Separar por sílabas

Otra forma de aplicar la estimulación temprana del lenguaje en bebés de 4 a 8 meses, es pronunciar sílabas sencillas con una entonación fuerte para atraer la atención del bebé. De esta manera, el niño irá conociendo nuevos sonidos y los que querrá imitar.

Reproducir sonidos fuera de su campo visual para que tratan de identificar la fuente del sonido
  1. Repetir y repetir

Digámosle nuevos sonidos como sílabas “Ma”, “Pa”, “Ta”, entre otros. Repetir y repetir estos sonidos novedosos para ellos, ya que sin duda buscarán de imitarlos, lo que estimula significativamente el lenguaje del pequeñín.

  1. Juguetes que hablan

Actualmente, existen innumerables juguetes estimulantes para bebés que hablan al tocarlos o incluso móviles que se cuelgan en las cunas que reproducen sonidos llamativos para los bebés. Esto ayuda enormemente a que el pequeño pueda conocer nuevos sonidos y los ponga en práctica.

  1. Canciones de mamá que enamoran al bebé

Las canciones siempre serán una gran opción para aplicar la estimulación temprana del lenguaje. Además, resultan súper amenas para los bebés y mamá. Cantarles canciones mientras los bañamos, vestimos, para alimentarlos, etc. No es necesario que seamos todas unas cantantes, basta con crear canciones muy sencillas y llenas de amor hacia nuestro bebé.

  1. Conversaciones con preguntas

Cuando tu bebé esté más cercano a los 8 meses, es importante que puedas entablar conversaciones donde le preguntemos y ellos deban responder con balbuceos o sonidos. Así, nos aseguraremos que está comprendiendo mucho más el lenguaje.

  1. Cuentos didácticos de estimulación temprana

Otra de las formas llamativas para aplicar la estimulación temprana en bebés de entre 4 y 8 meses, es mediante la utilización de cuentos interactivos. Ya que, traen sonidos y figuras tridimensionales incorporadas, que sorprenden al bebé mientras lo estimulan significativamente. Asimismo, se vuelve importante la compañía de mamá durante la lectura de los cuentos, porque también deberemos incentivarlos a reproducir sonidos y responder a los cuentos.

Con la estimulación temprana del lenguaje en los bebés de entre 4 y 8 meses los niños presentan más soltura a la hora de hablar

La estimulación temprana del lenguaje para bebés de entre 4 y 8 meses es mucho más divertida, ya que están más centrados en socializar con las personas. Ríen, hacen muecas y quieren tener la atención de mamá, lo que sin duda nos encanta y lo podemos usar para ayudarlos con la estimulación del lenguaje. Con estos sencillos ejercicios, notarás grandes diferencias en tu bebé. Además, podrás crear recuerdos maravillosos con tu pequeño día tras día.