Bebes Estimulación Temprana

10 Ejercicios de estimulación sensorial que querrás aplicar con tu bebé

Regalémosle flores para que puedan conocer su olor

Sentir las caricias de mamá, oler cuando un rico pastel, escuchar sonidos divertidos darle de probar nuevos sabores al bebé, disfrutar como ve todos los colores que tienen sus juguetes, enamorarnos cuando intentan bailar al escuchar alguna canción que les gusta… De esta manera aprenden los bebés, a través de lo pueden percibir por sus sentidos.

La estimulación sensorial se basa en los sentidos, darles ese sensaciones y experiencias a los bebés a que los descubran y disfruten haciéndolo. Asimismo, la estimulación sensorial no pretende que el bebé se convierta en un genio miniatura, sino que él o ella puedan conocer su cuerpo, sus sentidos, aprender a usarlos y adquirir su aprendizaje a través de ellos.

123

La estimulación sensorial es una maravillosa forma de compartir momentos únicos con tu bebé mientras lo ayudas a conocer el mundo

Además, su cerebro podrá mantenerse mucho más activo, estimulado al recibir toda esa información que viene del ambiente, como los abrazo y besos de mamá, tocar la grama en un día de picnic, entre miles de posibilidades.

Los juguetes con colores llamativos son también estimulantes de la visión

¿Qué es la estimulación sensorial en bebés?

La estimulación sensorial es una serie de técnicas y ejercicios que han resultado súper beneficiosos para el desarrollo del bebé. Se centran en que el pequeño pueda recibir la mayor cantidad de estímulos a través de los sentidos. Cuando hablamos de estímulos, también nos referimos a la información que captan del entorno que los rodea, como por ejemplo cuando le decimos todo lo que lo amamos, pues al hablarle le estamos estimulando su audición: ¿Qué mejor manera de hacerlo que con amor?

La estimulación sensorial es una serie de técnicas y ejercicios son muy beneficiosos desarrollo de los sentidos del bebé.

Adicionalmente, la estimulación se da tanto en los sentidos extereoceptivos como el olfato, gusto, oído, vista y tacto; como los sentidos intereroceptivos conocidos como propiocepción y vestibular.

Llevar a cabo la estimulación sensorial es muy sencillo y se convierte en una maravillosa experiencia para mamá y bebé. Asimismo, existen dos modalidades de aplicar la estimulación sensorial en bebés. La primera de ellas se conoce como unimodal o unisensorial, la cual se refiere a la estimulación de un sentido a la vez.

Si bien un ejercicio no puede estimulo únicamente un sentido, la unisensorial le da prioridad solo a uno. Mientras que, la multisensorial implica la estimulación de varios sentidos con un mismo ejercicio, dándole el mismo nivel de importancia a todos.

Existen dos tipos de estimulaciones sensoriales la unisensorial y la multisensorial

Por ejemplo, cuando los estamos amamantando es inevitable no decirle lo hermoso que es y acariciarle sus mejillas suaves. Con este ejercicio estamos estimulando el tacto cuando rozamos sus mejillas, la audición al decirle mensajes amorosos y el gusto al darle de lactar.

Algo tan sencillo y tan hermoso como amamantar, estimula de forma significativa a nuestro bebé, siempre y cuando ambos lo estén disfrutando.

Sentir la grama y disfrutar jugar con ella es parte de la estimulación sensorial

¿Por qué es importante aplicar la estimulación sensorial con tu bebé?

Como mamás nos interesa principalmente que nuestros bebé estén saludables y disfruten cada etapa de sus vida. Por tanto, la estimulación sensorial puede ser de gran ayuda, ya que su principal objetivo es mejorar la calidad de vida de tu hijo y permitir que se conozca a sí mismo y al mundo que lo rodea.

Brindarle herramientas para explorar el ambiente con sus manitos, fascinarse con las canciones que pone mamá en la radio y bailarlas, o incluso entablar una conversación llena de amor y balbuceos entre mamá y bebé.

El objetivo de la estimulación sensorial es mejorar la calidad de vida de tu hijo ya que le permite conocerse a sí mismo así como al mundo que lo rodea.

Más allá de volver a nuestros niños en bebé súperdotados, es darles a entender a los bebés todo lo que pueden crear, sentir, vivir y aprender con su propio cuerpo. De esta manera, su desarrollo es sumamente enriquecedor en cuanto a experiencias emotivas y de aprendizaje, siempre con la compañía de mamá.

Y es que, a través de las caricias y mimos de mamá los bebés mejoran su nivel de alerta, adquieren habilidades con su cuerpo y se sienten mucho más motivados para curiosear el mundo.

Juguemos al chef y verás como se divierte

Ejercicios de estimulación sensorial para los bebés

Los ejercicios de estimulación sensorial son en especial para enamorarnos más de nuestro bebé y disfrutar cada momento del día con ellos. Sirven para tener algo más para compartir con ellos y participar de forma activa en su desarrollo. Veamos alguno de los ejercicios que podemos aplicarles. Asimismo, ten en cuenta que la creatividad de mamá es también importante, sobretodo al momento de adaptar cada uno de estos ejercicios a nuestro bebé.

1. Disfrutar de un día de playa

Planifica un día de playa en familia. Así, podrás sentarte a la orilla del mar con él o ella. Pon sus manitos en la arena y motívalo a que la agarre con sus manos. Además, puedes colocarlo en una zona donde el mar pueda llegar y mojar sus piecitos y piernitas suavemente. De esta manera, estarás estimulando el tacto del bebé al ofrecerle la arena con una textura particular, donde también experimenta la sensación maravillosa que sentimos cuando el mar nos toca.

Es importante que, puedas proteger al bebé con bloqueadores solar, sombreritos, camisa y sombrillas para evitar una exposición peligrosa al sol.

Si vas a la playa no dejes de leer: 7 Consejos para ir a la playa con tú bebé por primera vez

2. Juguemos a ser pintores

Durante la hora de juego puedes incluir pinturas y hojas de papel. Coloca cerca del bebé diferentes pinturas antialérgicas y de colores súper llamativos. Rojo, naranja, amarillo, verde como la manzana, morado, etc. Además, puedes usar hoja de papel bond que son mucho más grande que la hoja carta, para que el bebé pueda usar todo ese espacio para crear su obra de arte. Luego, es momento de incentivar al bebé a meter sus manitos en las pinturas y luego pasarlas por el papel.

El objetivo es que pueda estimular su sentido del tacto al tocar las pinturas, sentir lo frías que pueden estar o incluso espesas. También, estaremos estimulando en un segundo plano la visión, al ofrecerle pinturas de colores fuertes, llamativas para él o ella.

Asimismo, puedes participar en esta obra de arte y convertirlo en un momento especial y creativo entre mamá y bebé. Luego, puedes inventarle un marco y decorar el cuarto del bebé con sus obras de artes, para que cada vez que entres te recuerdes de ese hermoso momento.

3. ¡Noche de disco en casa!

Es momento de que nuestro bebé tenga su primera fiesta, junto a nosotras, por supuesto. Pongamos las canciones infantiles preferidas para el bebé y bajemos un poco la luz de la habitación. Luego, conseguirás una linterna que pueda alumbrar lo suficiente y mientras el bebé va entrando en calor, puedes poner la música en volumen bajo y sentarte junto a él o ella frente a una pared unicolor sin dibujos a una distancia prudencial.

Asimismo, colocarás la linterna fuera del campo visual del bebé pero que alumbrar un círculo en la pared. El objetivo es que enciendas y apagues la linterna para que el bebé se sorprenda con la luz. Inicialmente, lo harás a un ritmo lento y luego irás aumentando la velocidad con la luz. De esta manera, estimularás de forma significativa la visión del bebé.

Es importante saber que, la luz de la habitación debe estar baja, sin estar completamente apagada, ya que puede generar efectos negativos en la visión del bebé. Una forma de ambientar la habitación para la fiesta de luces, es que apagues la luz de la habitación pero dejes la ventana abierta.

4. Espejito espejito: ¿Quién es el bebé más hermoso?

Una divertida y amorosa manera de estimular la visión de bebé, es colocándolo frente al espejo. Ver su imagen reflejada en el espejo les encanta y siempre buscan de tocarla. Asimismo, este ejercicio es importante que sea acompañado de mensajes amorosos por parte de mamá, donde además lo ayuda a identificar cada parte de su cuerpo.

Para agregarle un componente especial a este ejercicio, luego de la sesión de juegos con pintura, donde seguramente terminarán llenos de muchos colores, puedes aprovechar y colocarlos así, frente al espejo. Sin duda los colores serán muy llamativos para ellos.

5. A poner a prueba el equilibrio

Si tu pequeño está en el proceso de aprender a sentar sin caer de lado, ayudarlo con su equilibrio puede ser importante. Colócalo sentado con ambas piernas estiradas, y apoya sus manitos en el suelo.

Luego, le soltarás una manito y más adelante le soltarás la otra. Hay que estar cerca de ellos para evitar accidentes, ya que el equilibrio puede que les falle todavía. Le puedes agregar a este ejercicio mensajes amorosos, motivadores y nunca parar de decirles lo importante que son para nosotras las mamás.

El equilibrio es parte de la estimulación sensorial, porque pertenece al sistema vestibular del bebé.

Tocar la arena, sentir el mar son súper estimulantes para sus sentidos

6. ¡El que haga más sonidos diferentes gana!

Entre mamá, papá y bebé pueden jugar a generar toda la cantidad de sonidos distintos que puedan hacer. Consigue sonajas, pitos, globos, llaves, frasco con monedas o metras, etc. La idea es estimular su oído y divertirnos juntos en familia al reproducir sonidos tan extraños.

Por ejemplo, toma el globo y lo inflas. Posteriormente, dejarás salir el aire del mismo presionando levemente el pico. Esto generará un sonido agudo que le resultará o muy llamativo o muy molesto al bebé. Solo es cuestión de probar y pasar un momento distinto en familia mientras aplicamos la estimulación sensorial con el bebé.

7. Concurso de canto en familia

Otra de los ejercicios que pueden compartir todos los miembros del grupo familiar, es la de un concurso de canto con piezas infantiles dedicadas al bebé. Armemos un micrófono con un tubo de cargo que puede ser el del papel higiénico, y ¡Comencemos a cantar!

Creen canciones infantiles, personalizadas al bebé, cantándoselas cerquita y con amor para que se divierta sin dejar de sentir cuanto lo aman en casa. Este ejercicio servirá para estimular la audición del pequeño junto a mamá, papá, hermanos, abuelos, etc.

8. Juguemos a ser chef

Al momento de cocinar cualquier comida, puedes colocar a tu bebé en su sillita dentro de la misma habitación, alejado por supuesto del fuego o el horno. Ambienta el lugar con una música infantil, la que más le gusta al bebé. Mientras preparas las comidas, puedes ir ofreciéndole distintos ingredientes que tengan diversos sabores, bien sea trozos de frutas, carnes, puré de papas, vegetales, entre otros.

Además, puedes preguntarle qué le pareció, interactuar con él o ella para que te enamores con sus tiernos balbuceos. Así, aplicaremos la estimulación sensorial, específicamente del gusto.

También, al interactuar con ellos estaremos estimulando su lenguaje.

9. Disfrutemos de los olores

El sentido del olfato es uno de los primeros en desarrollarse en los bebés, es por ello que al nacer logran identificar donde está el pecho de mamá a través del olor de la leche materna. Para llevar a cabo la estimulación sensorial del olfato, es importante que puedas ofrecerle diversos objetos con olores, como las cremas de él o ella, frutas, cuando le sirves el biberón o al alimentarlo con el pecho puedes pasárselo primero por la nariz.

Mediante la estimulación del olfato, el bebé aprenderá a identificar con mayor rapidez a las personas y objetos a través de los olores, como por ejemplo reconocer el olor de mamá y sentirse a gusto cuando lo abrazamos.

10. Masajes relajante para el bebé

Regalémosle los mejores masajitos antes o después de un sabroso baño a nuestro bebé. Utilicemos cremas y aceites para bebés. Masajeemos su espaldita principalmente, con delicadeza y rodeando su columna vertebral. Este es un maravilloso ejercicio que estimula el tacto y olfato del bebé con el uso de cremas, pero más allá de la estimulación sensorial, estaremos activando todos los nervios que se encuentran en la columna, lo cual es súper importante.

La estimulación sensorial es una maravillosa manera de poner en funcionamiento los sentidos del bebé lo cual es muy importante para su desarrollo

La estimulación sensorial es una maravillosa manera de compartir momentos únicos con tu bebé, llenos de risas, abrazos, besos y apapachos.

Poner en funcionamiento los sentidos del bebé es muy valioso para su desarrollo, tanto físico como afectivo. Debido a que, a través del tacto pueden identificar a mamá al tocar su rostro u oliendo su perfume diario, incluso ubicar el pecho de mamá mediante el olor de la leche materna. Son formas de vincularnos con ellos mientras participamos activamente en su desarrollo.