Bebes Estimulación Temprana

La razón por la que tienes que hablarle y cantarle a tu bebé

Bebé en brazos de su mamá
Diversas investigaciones han demostrado que que la voz de una madre activa la corteza prefrontal anterior y la región temporal posterior izquierda, ayudando a desarrollar el habla del bebé.

La voz de mamá es uno de los sonidos más importante en la vida de un bebé. De hecho, está científicamente comprobado que los bebés tienen la capacidad de detectar, aun durante el desarrollo de sus vías auditivas, los diferentes sonidos y ruidos de su mamá cuando se encuentra en el vientre materno. Al nacer, los bebés también pueden identificar cuál es la voz de su madre, aparte de reconocer y distinguir la voz de su mamá entre otras voces femeninas a su alrededor.

La voz de mamá es el estímulo más importante ya que les sirve a los bebés como guía emocional

La voz de mamá es un estímulo increíble que les sirve a los bebés como una guía emocional y social durante su crecimiento, pero a pesar de esto, aun se conocía muy poco sobre las regiones cerebrales del bebé que responden a la voz materna cuando la escuchan.

Antiguas investigaciones habían demostrado que el simple hecho de reproducir la voz de madre cuando el bebé succiona su chupón, era suficiente para mejorar su desarrollo de las habilidades de alimentación oral.

Y es que la voz de una madre puede calmar al bebé, reducir sus niveles de cortisol (la hormona del estrés) y aumentar los niveles de oxitocina, la hormona del afecto y las relaciones sociales.

La voz materna influye en el desarrollo social del bebé

Según una reciente investigación realizada por la Universidad de Stanford, el desarrollo social de un bebé puede verse influenciado por el estímulo que recibe su cerebro al escuchar la voz de su madre, ya que esta activa la corteza prefrontal anterior y la región temporal posterior izquierda en los bebés, superando la percepción auditiva para ayudar al bebé a desarrollar el habla, el reconocimiento facial y otros elementos de desenvolvimiento social.

Al estudiar cada caso, los expertos quedaron sorprendidos al confirmar la capacidad que posee la voz materna de activar los circuitos neuronales de sus pequeños.

Además de constatar la fuerza de las conexiones entre esas regiones cerebrales cuando escuchan la voz de su madre, lo cual hace posible una anticipación de las capacidades y respuestas sociales de los niños.

mamá bebé jugando
Muchos procesos sociales, de lenguaje y emocionales se aprenden escuchando la voz de la madre.

El cerebro del niño reacciona a la voz de su madre

Son varios los estudios que han comprobado los efectos de la voz de la madre en el bebé, pero ¿qué sucede cuando los niños crecen?

Para dar respuesta a esta interrogante, el estudio llevado a cabo por Daniel Abrams, un neurobiólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford y su equipo de investigadores, emplearon la resonancia magnética funcional, una técnica de neuroimagen que mide la actividad cerebral detectando cambios metabólicos en el flujo sanguíneo.

Los escáneres cerebrales  fueron realizados a niños de entre siete y doce años de edad mientras escuchaban grabaciones de palabras pronunciadas por sus madres o por otras mujeres. Tras el monitoreo, los niños pudieron identificar con exactitud la voz de su madre más del 97% de las ocasiones en menos de un segundo.

La voz de la madre produce más actividad cerebral en los bebés

Luego de estos resultados, el autor del estudio, Daniel Abrams llegó a la conclusión de que la voz de la madre produce más actividad en las llamadas regiones de voz selectiva, implicadas en el reconocimiento de la voz y el procesamiento del habla, que otras voces femeninas.

“Fue bastante sorprendente descubrir la cantidad de zonas del cerebro que respondían a la voz materna”.

De hecho, se descubrió que esta va más allá de las percepciones auditivas: “muchos de nuestros procesos sociales, de lenguaje y emocionales se aprenden escuchando la voz de nuestra madre”, sin embargo, se sabe “muy poco sobre cómo el cerebro se organiza alrededor de esta importantísima fuente de sonido”, indicó.

Mejores habilidades comunicativas y sociales

El estudio que fue publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), demuestra que cuando los niños escuchan las voces de sus madres una gran variedad de regiones cerebrales se activan, es decir, experimentan una mayor conexión entre las diferentes áreas cerebrales, demostrando a su vez que tenían “una mayor capacidad de comunicación social”.

Sobre esto, los investigadores sugieren que este aumento de la conectividad entre las regiones es una especie de huella neuronal, en la que la voz de una madre pone en funcionamiento una actividad específica en el cerebro de su hijo.

Cuando los niños escuchan la voz de su mamá experimentan una mayor conexión entre las diferentes áreas de su cerebro

“Este es un nuevo patrón importante para la investigación de los déficit de comunicación social en niños con desórdenes como el autismo”, dijo Menon, cuyo equipo ahora desea realizar investigaciones con los pequeños que sufren esa condición.

mama con niña pequeña
Por medio de la voz de la madre, el pequeño aprende a manejar todos los procesos emocionales, sociales y lingüísticos.

Los niños llevan la voz de su madre en los patrones neuronales de su cerebro, que les permite desarrollarse emocionalmente

Aunque este experimento sentó las bases para encaminar futuras investigaciones sobre los déficit sociales y del habla en los niños con autismo, aún siguen muchas preguntas en el aire que siguen sin conocerse.

Sin embargo algo es seguro: la mayoría de los niños llevan la voz de su madre en los patrones neuronales de su cerebro, una huella neuronal que les permite desarrollarse emocional y lingüísticamente no sólo en la infancia, sino a lo largo de todas las etapa de crecimiento de su vida.

Si te ha gustado, recomendamos nuestra sección de estimulación temprana

Por eso es muy importante hablarle y cantarle a tu bebé

3 comentarios

Click aqui para dejar un comentario