Bebes Estimulación Temprana

10 Ejercicios de motricidad fina para los bebés de 0 a 4 meses

Ejercicios de motricidad fina en bebes de 0 a 4 meses
Dejar que nos tome el dedo y luego soltar es un gran ejercicio para ellos

Los bebés al nacer requieren de entrenar constantemente sus pequeños músculos de todo el cuerpo para poder así tener un crecimiento óptimo. La motricidad fina es fundamental, pues se conforma de la musculatura de las manos del bebé y determina el agarre de la mano. Es por esta razón que, te mostraremos sencillos y divertidos ejercicios que puedes realizar con el bebé cuando este entre los 0 a 4 meses de nacido. Recordemos que durante esta fase nuestros bebés dependen enormemente de mamá, por lo que mostrarnos con disposición, ofreciéndole todo nuestra ayuda y atención es vital para los bebés, por eso es excelente todo lo referido a estimulación temprana

Los ejercicios de motricidad fina para bebés de 0 a 4 meses de nacido son una excelente forma de dar amor, jugar  y ayudar al desarrollo de nuestro bebé.

La motricidad fina de los bebés al nacer es bastante precaria, es decir, amerita del entrenamiento constante ya que nos referimos a musculatura. Los ejercicios para bebés siempre resultarán muy atractivos para las mamás, porque nos ofrece un espacio para compartir y disfrutar de nuestro hijo, mientras que fortalecemos la musculatura de las manitos del bebé.

123

Si tu bebé es más grande aquí puedes encontrar 8 Ejercicios de motricidad fina para bebés de 4 a 8 meses

ejercicios de motricidad fina en bebes
Estirar y contraer los deditos de las manos es importante

Ejercicios de motricidad fina para bebés de 0 a 4 meses

La motricidad fina es aquella musculatura que se encuentra en los dedos del bebé, así como también la coordinación de los mismos con respecto a los ojos del pequeño. Es decir, la coordinación entre la vista y la manito del bebé, ya que será la vista la que guiará el movimiento de la mano. Veamos algunos de los ejercicios de motricidad fina para bebés de 0 a 4 meses de nacido.

¡Utiliza estos ejercicios de motricidad para jugar con tu bebé!

  1. Roza su manito con tus dedos

Los bebés al nacer cuentan con una serie de reflejos, entre los que se encuentra el reflejo prensil. Dicho reflejo, es aquel que hace que el bebé cierre la palma cuando siente el roce de algo, este reflejo puede durar hasta los 5 meses aproximadamente. Además, esto estimulará el sentid del tacto del bebé.

  1. Seguir objetos con la mirada

Mostrémosle un juguete con colores llamativos que pueda llamar la atención del pequeño. Una vez que el bebé se centre en el objeto, debemos moverlos de izquierda a derecha, y luego de arriba abajo. Es importante que, la distancia sea corta cuando pongamos el objeto en movimiento.

  1. Los móviles son más que decoración

A veces pensamos que los móviles sobre la cuna del bebé solo forman parte de la decoración, y la verdad es que son súper útiles para la estimulación de la vista. Los móviles pueden ser tan sencillos que los podemos hacer nosotras, lo ideal es que tenga colores llamativos y que puedan moverse de un lado a otro. Así, entrenaremos la coordinación de la vista del pequeño.

  1. Hablarle con frecuencia

Otra de las formas más tiernas de entrenar la vista del bebé es hablándole frente a su carita. De esta manera, el bebé buscará centrar su mirada en el rostro de mamá, mientras le decimos mensajes amorosos y positivos. ¡Recuerda que cantar también es muy bueno!

  1. Juego de texturas

Pasemos la manito del bebé diversas texturas, como una colcha suave, pluma, una superficie áspera, entre otras. Así, el bebé abrirá y cerrará la manito. Además, estaremos estimulando significativamente el tacto del bebé. La idea es solo rozar en su palmita y verás como el cerrará su mano inmediatamente.

Incentivalo a tomar sus juguetes preferidos con sus manitas
  1. Entrenando fuerza en las manitos

Haz que tome un dedo de mamá con tan solo rozar la palmita de la mano del bebé. Luego, hala tu dedo con cuidado hasta zafarte de su manito, repitiendo este ejercicio varias veces. El objetivo es que el bebé cada vez presione más fuerte el dedo de mamá.

  1. La magia del agua

Durante el baño cuando el bebé esté más cerca de los 4 meses, coloca el bebé sentado con tu ayuda e incentívalo a que juegue con el agua. Esto debido a que el agua fortalezca la musculatura, sobretodo cuando tiene las manitos o pies están bajo el agua y mueve sus deditos. Asimismo, estimula el tacto del bebé.

  1. Pelotas sensoriales

Otra de las formas divertidas que tenemos para ayudarlos a entrenar la musculatura de las manitos es con las pelotas sensoriales. Dichas pelotas son suaves y algunas son con texturas, además las puedes hacer tu misma mamá. Solo necesitas un globo, arcilla, tijeras y cualquier otro elementos decorativos que le quieras añadir mamá. Rellenarás el globo de tamaño pequeño con la arcilla, arenilla. Luego lo sellarás lo suficientemente bien para pasar a la decoración.

La idea es que el pequeño pueda manipular la pelotica y ejercitar los deditos de la mano.

  1. Cosquillas que entrenan la motricidad fina

Podemos hacer cosquillas en los piecitos del pequeño con plumas, soplarlos o tan solo rozando las yemas de nuestros dedos en la palma de su pie. De esta manera, el bebé moverá sus deditos de los pies. Además, resulta muy divertido para ambos siempre y cuando no excedamos.

  1. Tomar diversos objetos

Presentémosle varios juguetes llamativos al pequeño en busca de que pueda agarrarlos. Estaremos fortaleciendo su coordinación vista- mano, así como también centrar su atención en el objeto fijando su mirada en él y dirigiendo sus manitos hacia el objeto.

Los ejercicios de motricidad fina en los bebés de 0 a 4 meses se centra en el desarrollo del reflejo prensil y la fuerza de sus deditos,

La motricidad fina en los bebés de 0 a 4 meses se basa en el reflejo prensil y la fuerza de sus deditos, por lo que es importante que podamos ayudarlos como madres con el fortalecimiento de su musculatura en los deditos de manos y pies. Asimismo, estos ejercicios son muy sencillos para hacer desde casa en el día a día del bebé, y resultan divertidos tanto para mamá como para el pequeñín, lo que sin duda avivará el vínculo madre e hijo/a.