Bebes Estimulación Temprana

8 Ejercicios de motricidad fina para bebés de 4 a 8 meses

8 Ejercicios de motricidad fina para bebés de 4 a 8 meses
La motricidad fina de este lapso de tiempo comienza a centrarse en el agarre de objetos

Nuestro bebé cada día crece más y amerita mayor atención cuando de ejercicios de estimulación se trata. Entre los 4 a 8 meses es momento de fortalecer la motricidad fina. Y la verdad es que, no hay nadie que mejor pueda ayudar a su bebé que una mamá. Sin embargo, es dificil encontrar información y puede ser que tengamos poca idea sobre cuales son los ejercicios más adecuados para mejorar la motricidad fina del bebé en esta etapa. Por ello, te mostraremos diversas formas sencillas y divertidas para fortalecer la motricidad fina desde casa: 8 Ejercicios de motricidad fina para bebés de 4 a 8 meses

Asimismo, cuando la motricidad fina es trabajada en casa ayuda a prevenir complicaciones en el aprendizaje del niño. Recordemos que la motricidad fina es la que permite al niño poder escribir, sostener objetos, entre otras cosas. Es por esta razón que, se considera muy importante otorgarle el tiempo adecuado para su fortalecimiento óptimo desde casa y con todo el amor de mamá.

Si tu bebé es más pequeño aqui puedes encontrar 10 Ejercicios de motricidad fina para los bebés de 0 a 4 meses

Los ejercicios de motricidad fina son sencillos y divertidos

Ejercicios de motricidad fina para bebés de 4 a 8 meses

Los ejercicios de motricidad fina para bebés de 4 a 8 meses nos regalarán recuerdos maravillosos con nuestros bebés en esta etapa, además que los veremos crecer y seremos parte activa de su desarrollo. Además, disfrutaremos verlo sonreír con los ejercicios.

Por otro lado, tengamos en cuenta que la motricidad fina es toda aquella musculatura corta que poseemos como los dedos de las manos y pies. Adicionalmente, la motricidad fina incluye la coordinación ojo-mano.

Los ejercicios de motricidad fina es una gran forma de  prevenir complicaciones en el aprendizaje del niño

  1. Aplausos de bebé

Uno de los ejercicios de motricidad fina para bebés de 4 a 8 meses favoritos son los aplausos. Siéntalo en tus piernas, que pueda quedar frente a mamá. Toma sus manitos y júntaselas haciéndolo aplaudir. En este ejercicio puedes añadir una canción sencilla y hermosa para tu bebé, pues de esta manera se sentirá más cómodo y tendrá el cuerpo más relajado para que puedas tomar sus manitos.

  1. Sonajas de un lado a otro

Algo que resulta bastante atractivo para los bebés de entre 4 y 8 meses son las sonajas coloridas, que produzcan un sonido fuerte. Asimismo, las sonajas pueden ser una gran herramienta para nosotras y el fortalecimiento de la motricidad fina. Puedes sentar al pequeño frente a ti y presentarle la sonaja, entrégasela en una mano. Luego, la tomarás tú y se la pondrás en la otra mano.

La idea es que el bebé pase la sonaja de una mano a otra para ganar destreza. Al principio es normal que el pequeño no lo logre hacer por sí solo, es por ello que la participación de mamá es vital.

  1. Los primeros agarres con las manitos

El agarre es todo un proceso que atraviesan los bebés y que amerita buena coordinación y la ayuda de mamá. Al inicio veremos que el pequeño buscará de tomar los objetos con la manito abierta, logrando solo arrastrar el objeto hacia él o ella. Muéstrale una pelota colorida al bebé para que pueda agarrarla con sus dos manitos.

Luego, tómala tú y se la vuelves a colocar cerca para que pueda tomarla nuevamente. Durante este ejercicio que repetirás varias veces puedes agregar mensajes amorosos y positivos hacia el bebé, como por ejemplo decirle lo importante que es para ti.

  1. Tomar objetos pequeños

Es momento de comenzar a incentivar el agarre en pinza en el bebé. Poco a poco nosotras como mamás, le iremos ofreciendo objetos cada vez más pequeños, incentivando el agarre en pinza, es decir, el agarre con el dedo índice y pulgar.

Es importante que podamos estar muy atentas cuando le ofrezcamos objetos como canicas, lápices, etc. Pues los bebés podrían hacerle daño con ellos o llevárselos a la boca. Deja que lo tomen, pero sin quitar la mirada de encima para vigilar la manipulación del objeto.

El agarre de pinza es uno de los más importantes de la motricidad fina
  1. Atar con cuerdas los juguetes

Otra de las formas de estimular el agarre de pinza es colocándole una cuerdita a los juguetes para que el bebé hale la cuerda y pueda acercar los juguetes hacia él. El agarrar la cuerda amerita del agarre de pinza, por lo que el bebé tendrá que ingeniárselas hasta lograr tomar con sus manitos la cuerdita. Además, el lanzar y luego halar el juguete resulta fascinante para ellos.

  1. Los móviles siguen siendo tendencia

Los móviles resultarán útiles por lo menos hasta el año de vida. Esto debido a que, podemos colgarlos en sus cunas o cualquier otro lado al alcance de los bebés. La idea es que se sienta atraído por los colores de los móviles e intente agarrarlos. Los móviles funcionan para fortalecer la coordinación ojo- mano y la agilidad para tomar objetos cada vez mejor.

  1. ¿Dónde están mis piecitos?

Recordemos que la motricidad fina de los bebés también incluye la musculatura y coordinación de los piecitos del bebé. Por tanto, es importante que conozca donde están para que pueda explorarlos y después guiarlos. Cuando esté acostado viendo hacia arriba, toma sus piecitos y colócalos donde él o ella los puedan ver, añadiéndole frases como “¿Dónde están los piecitos? ¡Aquí están!”, verás como tu pequeño no parará de reírse.

  1. Las caricias también estimulan la motricidad fina

Una de las formas más tiernas de estimular la motricidad fina del bebé es a través de las caricias. Sienta a tu bebé en tus piernas, colocándolo frente a ti e incentiva a que toque tu rostro mamá. Generalmente los bebés al estar cerca del rostro de mamá, comienzan a explorarlo. Asimismo, estas caricias fortalecen os movimientos de los deditos del bebé.

Los ejercicios de estimulación y motricidad son una excelente forma de darle amor a tu bebé mientras juegan

La motricidad fina en los bebés de 4 a 8 meses se inclina hacia el desarrollo y fortalecimiento de los tipos de agarre, ya que el pequeño cuenta con capacidades para dar inicio a este complicado proceso para ellos. Asimismo, como madres disfrutamos enormemente verlos crecer y formar parte de estos procesos tan importante para su desarrollo. Y es que, mediante el fortalecimiento de la motricidad fina prevenimos complicaciones futuras al momento de la escritura, lo que puede dificultar su aprendizaje.