Bebes Estimulación Temprana

Reflejo plantar en bebés: Descubre con este test si tu peque presenta trastornos neurológicos

Basta con rozar la planta de sus piesitos para estimular el reflejo plantar

Los reflejos de los bebés son pequeñas reacciones que los bebés adquieren al nacer que les permiten sobrevivir. La presencia o ausencia de estos reflejos nos indican también el desarrollo de nuestro bebé. Las más lindo es que mamás podemos ser parte del crecimiento de nuestro bebé realizando un pequeño examen en casa que nos permitirá obtener información importante.

Con el test del reflejo plantar podemos tener un poco más de seguridad que no hay presencia de trastornos neurológicos en el desarrollo nuestro bebé y que su sistema nervioso está funcionando perfectamente. Este test divertido y se puede hacer en casa muy fácilmente en minutos.

Haciendo en casa  el test del reflejo de plantar podemos quedarnos tranquilas sobre el desarrollo neurológico de nuestro bebé

Debemos saber que, los reflejos le permiten al bebé reaccionar de forma inmediata, en solo segundos, activándose en situaciones consideradas de peligro para ellos. Entre los distintos reflejos del recién nacido o reflejos primarios se encuentra el reflejo plantar. Si bien, la ciencia nos indica que los reflejos de los bebés son heredados de los antepasados, a quienes le servían para defenderse y sobrevivir.

Las mamás también pueden realizar la exploración del reflejo plantar desde casa.

Por un lado, existen reflejos de los recién nacidos que cumple una clara función de sobrevivencia, como por ejemplo, el reflejo de succión y de natación.

Pero también existen otros reflejos biológicos como el reflejo plantar, que resultan interesantes de conocer como mamás porque sin su presencia puede que nuestro bebé puede estar presentando una alteración neurológica importante que debe ser atendida a tiempo para evitar dificultades futuras en su desarrollo.

¿Cómo hacer el test del reflejo plantar en el bebé?

Reflejo plantar
El relfejo plantar forma parte de los reflejos primarios de los recién nacidos

El reflejo plantar forma parte de los reflejos primarios, también conocido como reflejo de presión plantar. El test del reflejo plantar se lleva a cabo con tan solo rozar o haciendo presión en la parte posterior de los dedos del pie del bebé, bien sea con la yema de los dedos de mamá o cualquier otro material como tela suave, juguete, lápiz, entre otras posibilidades.

 El test del reflejo plantar se hace tan solo rozando o haciendo presión la parte posterior de los deditos del pie y verás su reacción

De esta manera, el bebé contraerá los deditos del pie como queriendo recoger por completo su piecito, e incluso puede moverlo a los lados con un leve sobresalto.

Veamos los sencillos pasos para realizar el test del reflejo plantar en los bebés.

  1. Acuesta a tu bebé para que pueda estar un poco más relajado.
  2. Asegúrate que tenga su piecito descubierto, sin medias que cubran el pie del bebé.
  3. Roza o haz presión en la parte posterior de los dedos del pie del bebé con la yema de tu dedo índice, con una pluma o punta de lápiz.
  4. Reacción del reflejo plantar: El bebé contraerá los deditos de su piecito e incluso puede moverlo a otro lugar o se sobresaltará.
Reflejo plantar o de prension plantar
Rozar o hacer presión en la zona posterior a los dedos del pie estimula el reflejo plantar

¿Cómo debe reaccionar el bebé ante la estimulación del reflejo plantar?

La reacción que debería tener el bebé es la contracción de los deditos del pie como si intentara agarrar el estímulo que lo rozó. Luego, algunos bebés retiran el pie evitando que sea nuevamente estimulado.

En otras palabras, el reflejo de prensión plantar causa el movimiento de contracción que hacen los dedos de los pies del bebé ante un estimulo o contacto.

Muchas veces al intentar ponerle medias al bebés nos resulta dificil, es justamente por el reflejo plantar

¿Cuándo desaparece el reflejo plantar en el bebé?

El reflejo plantar o de presión plantar nace junto con el bebé, es decir, está presente desde el primer día de vida del pequeño fuera del vientre materno. Asimismo, el reflejo plantar desaparece alrededor de los 12 meses de edad del bebé, considerándose uno de los reflejos primarios que más perdura en la vida del pequeño.

¿Por qué desaparece?

Porque si el reflejo plantar persistiera impediría el apoyo plano del pie en el piso lo que haría imposible que el bebé comenzara a caminar normalmente.

¿Por qué es importante la presencia del reflejo plantar?

Si bien no es un reflejo de supervivencia, el reflejo plantar es de vital importancia para el desarrollo del bebé.

Debido a que, la presencia del reflejo plantar nos permite saber y asegurarnos de que nuestro pequeño está teniendo un desarrollo a nivel cerebral óptimo y saludable, alejando cualquier posibilidad de trastornos del aprendizaje, habla, dificultad en la atención y concentración, así como también de la memoria y cualquier otra área del cerebro afectada por disfunciones.

La presencia del reflejo plantar nos permite asegurarnos de que nuestro pequeño esta bien a nivel neuronal

Recordemos que, los reflejos de los recién nacidos son una ventana que nos aporta información clara sobre el funcionamiento del sistema nervioso, el cual controla la mayor parte de las funciones vitales para todo ser humano, entre las que destacan comer, respirar, dormir, hablar y sentir.

¿Por qué las mamás debemos realizar la exploración del reflejo plantar?

Las mamás pueden y deben realizar la exploración adecuada del reflejo plantar en sus bebés, ya que ayudaremos de forma significativa a la prevención de dificultades neurológicas que afectan el aprendizaje, habla y comportamiento del niño. Por tanto, recomiendan que mamá también lleve a cabo la estimulación del reflejo plantar desde casa e informar sobre alguna irregularidad o conducta llamativa al pediatra o médico tratante.

Hacer el examen del reflejo plantar desde casa es fácil, divertido y nos permite anticipar problemas de salud

Además, sentirnos parte activa y de apoyo para el desarrollo de nuestro bebé nos encanta, porque fortalece el vínculo entre madre e hijo, nos hace sentir mucho más unida a ellos y entenderlos cada día más.

Y es que, ten en cuenta que la maternidad es un proceso de aprendizaje completo y que dura toda nuestra vida, ya que los hijos siempre tienen algo para enseñarnos.

El reflejo plantar aparece desde que el bebé nace

¿Si soy mamá cómo sé si hay una respuesta preocupante al estimular el reflejo plantar?

Como mamás, es importante que podamos tener presente algunos aspectos que nos ayudarán a identificar si algo no anda bien con nuestro bebé cuando estimulamos el reflejo plantar.

Inicialmente, debemos fijarnos en la intensidad de la respuesta ante la estimulación del reflejo.

Por ejemplo, si notas que tu bebé tiene una gran exaltación ante el roce de tus dedos en la zona posterior de sus deditos del pie, donde incluso comience a llorar, es necesario que lo notifiques al doctor. Recuerda que, cuando nos referimos a intensidad, esta puede ser baja o alta y ambas son igual de preocupantes.

Si notas que tu bebé posee una falta o exceso de reacción  ante la estimulación consulta con el medico

Por otro lado, está la persistencia de esta intensidad o repetición de la respuesta sin haber estimulado más el reflejo de plantar.

Por ejemplo, si primero notas una respuesta con intensidad alta donde el bebé presente un gran sobresalto, deja que pase un tipo prolongado y lo vuelves a intentar; si notas que se mantiene la intensidad en la respuesta debes consultárselo al pediatra o neurólogo.

Asimismo, si estimulas el reflejo plantar una vez, responde, pero continúa haciendo la contracción de los deditos de forma repetida sin ser estimulado, es también una razón para consultar con el especialista.

El reflejo plantar resulta interesante de conocer como mamás, porque además de mantenernos alertas y saber identificar las posibles alteraciones en la respuesta del mismo, también nos permite sentirnos más conectadas con nuestro bebé, aprender de ellos y su desarrollo.

Pues, para toda mamá es fundamental que conocer sobre la salud de su bebé y mientras más ayuda podemos obtener desde nuestras propias capacidades como madres, mucho mejor.

Ante cualquier pregunta o detalle que observen no dudes en consultar con tu médico por el caso particular de tu bebé