Maternidad

5 momentos de la maternidad que pueden hacerte sentir sola

Aunque la maternidad generalmente esta llena de hermosos momentos, este hecho que le cambia la vida a una mujer para siempre también tiene pequeños reveses que pueden hacerte sentir sola o deprimida. Pero tranquila esto nos pasa a todas las mujeres que vivimos esta experiencia

Acá resumimos 5 situaciones a las cuales podrías enfrentarte a medida que tus hijos van creciendo y se convierten en esos niños independientes que ya no están pegaditos al seno de mamá. Relájate por estas pasamos todas en ese caóticos y convulsionado rio sentimental de la maternidad.

maternidad y sentir soledad

5 momentos de la maternidad que pueden hacerte sentir sola

  1. Cuando tu hijo empieza su formación educativa

Convertirte en madre es uno de los oficios más emocionantes e ingratos del mundo. Porque es que desde el mismo momento que ese niño que albergaste en tu vientre durante nueve meses nace empieza una carrera contra reloj con la vida que un día les unió y otro no muy lejano les separa.

Y allí iras enseñándolo en la vida a ser independiente para ese día que te dejará sin su compañía constante. Los niños empiezan a irse desde la edad maternal cuando por tu decisión o por cuestiones laborales dejan el seno de casa para ir a compartir con extraños y otros niños, donde muchas veces sabes se divierten más que en casa.

  1. Cuando empiezan a ir de viaje con familiares o a planes vacacionales

Ese que con 5 o 6 años aun consideras tu bebé empezará a anhelar las vacaciones para poder disfrutar de visitar a los abuelos y tíos que normalmente viven lejos de casa. Es ese momento para sentirse consentidos por estas personas que los adoran. Este hecho aunque te alegra por ellos te rompe el alma porque ya ese pequeñito puede dormir sin ti.

Ni hablar de esos planes vacacionales que tienen las empresas donde por una semana se llevan a los niños de los trabajadores para vivir una de la experiencias más hermosas que tiene la infancia ¡Un campamento!, esto puede romperte en mil pedazos cuando ves la emoción de tu hijo que se va de casa por unos días.

  1. Cuando tu hijo se enferma

Si hay algo terrible y que hace sentir sola a una madre son esos momentos donde tu hijo se enferma y pasas esas horas de la madrugada velando su sueño para ver que se estén recuperando. Estas horas se hacen eternas porque no puedes hablar con nadie y mucho menos quieres alterar a tus otros hijos y dejar q tu pareja descanse.

Acá es donde la mujer se fortalece en la maternidad pues tiene ese duro rol de mantenerse firme e inquebrantable para como cabeza de familia no desbaratar la rutina cuando alguno de tus peques esta enfermo. Esa misma rudeza característica de las mujeres puede conllevarte a en ocasiones sentirte sola.

  1. Cuando no cuentas con el padre de tus hijos

Generalmente todas las madres sean casadas o separadas mantienen un vinculo constante con el padre de sus hijos como una ayuda en la crianza de los niños que es responsabilidad de ambos. Cuando esta relación por alguna discusión se fractura puede hacerte sentir ansiosa y sola.

Esto es muy normal ya que sientes que esa responsabilidad de la maternidad es compartida y te toca tomar decisiones solas las cuales mas adelante pueden ser cuestionadas por el padre de tus hijos. Relájate mantén cabeza fría y resuelve cada diferencia para evitar situaciones como estas.

  1. En el momento de una emergencia

Seguramente te ha pasado que en el momento de la peor emergencia, donde debes correr con tu hijo al hospital, generalmente te encuentras sola. Esta es una situación que además de desesperarte te hace sentir muy sola pues estas en una sala de de espera mientras atiende a tu pequeño y sin hombro de consuelo.

En un momento de estos lo mejor es no perder la calma para pensar con claridad. Seguramente la compañía llegará en unos pocos minutos y tú debes resolver mientras esto sucede. Es parte de ese rol de ser mujeres, madres a tiempo completo y las heroínas personales de nuestros hijos.

maternidad sentirte sola

Como ves todas estas situaciones pueden ocurrirle a cualquiera de nosotras y ten hacen sentir sola y desesperada. Pero tranquila como ya te hemos dicho la maternidad es esa lucha constante. Una eterna montaña rusa de emociones donde debemos demostrar que estamos hechas y ser las súper heroínas que nuestros hijos esperan.

 

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *