Bebes Maternidad

Brotes de crecimiento: ¿Qué son y qué hacer?

mama bebe brotes de crecimiento
Los brotes de crecimiento son etapas de ajustes en la demanda y oferta de lactancia para satisfacer las necesidades del bebé.

¿Qué son los brotes de crecimiento? Causas, síntomas ¿Que hacer? La lactancia materna es uno de los procesos más hermosos y naturales que te puede regalar la maternidad, pero también puede resultar compleja. A lo largo de la lactancia, los bebés pasan por una etapa en las que se ponen algo más inquietos, lloran más y amamantan más a menudo porque no están satisfechos con la producción de leche que tiene la mamá. Ante esto son muchas las mamás que se preocupan y dudan de su capacidad de amamantar, pero lo que no saben es que este tipo de cambios en el comportamiento de su bebé se debe a los brotes de crecimiento.

Los brotes de crecimiento suelen desconcertar a muchas mamás durante la etapa de lactancia materna

Si te ha pasado que justo después de adaptarte perfectamente a la cantidad y horario de tomas que hace tu bebé, de pronto él cambia por completo la forma en la que viene recibiendo la lactancia materna. Probablemente tu pequeño atravesó o esta atravesando por una crisis o brote de crecimiento, pero: ¿Qué son los brotes de crecimiento? ¿Por qué ocurren? ¿En qué etapas de la lactancia aparecen? ¿Cómo podemos superarlos? 

¿Qué son los brotes de crecimiento?

Aunque muchas mamás desconocen por completo estas etapas en el desarrollo de su bebé, los brotes de crecimiento son un proceso completamente normal en los bebés durante su crecimiento. Lo que sucede es que algunas madres corren con la suerte de que sus niños se acostumbran a una medida, hora y turnos para las tomas pero esto no siempre suele ser es así.

Los brotes de crecimiento son un proceso completamente normal durante su crecimiento

En ocasiones los bebés pese a tomar del pecho, comienzan a llorar constantemente porque no se sienten satisfechos, y provocan una sensación incomoda tanto para él como para la mamá. Cuando atraviesa por una crisis de lactancia, el bebé comienza a buscar desesperadamente el pecho de su madre durante casi todo el día, lo cual supone una situación estresante y complicada para la mamá y quiénes están a cargo del cuidado del pequeño.

lactancia_materna brotes de crecimiento
En los brotes de crecimiento, tu bebé mamará mucho más seguido para asegurar la producción de leche que necesita.

Causas: ¿Por qué ocurren los brotes de crecimiento durante la lactancia?

Una de las razones principales por la que ocurre este fenómeno, es porque el bebé esta ajustando la producción de leche, pero ¿por qué necesita este aumento repentino de tomas?

Debido al proceso evolutivo natural del bebé, sus necesidades físicas cambiarán, y por lo tanto, también su forma de alimentarse. Mientras más seguido hagan sus tomas más leche producirá la mamá, por esta razón, el bebé comenzará a amamantar tan a menudo como cada hora para asegurar la producción de leche que necesitan para abastecer sus necesidades.

Los brotes de crecimiento son una etapa de ajuste entre el suministro de leche y el crecimiento del bebé.

Y es que amamantar a demanda es lo que le permite al pecho producir mayores cantidades de leche cuando el bebé las necesite. Es importante que veamos a nuestros pecho como una fábrica de leche, que mientras más estimulo reciba, es decir más succión por parte del bebé, mayor será su producción. Pero para poder conseguirlo, mamá necesita al menos unos días para poder satisfacer las necesidades de su bebé, por lo que se considera como una etapa de ajuste de suministro de leche.

Además de su desarrollo y crecimiento físico, existe otra razón por la cuál los bebés necesitan aumentar el número de tomas en ciertas etapas y tiene que ver con los avances en su desarrollo, como gatear, hablar, rodar, caminar, pues necesitarán de leche materna tanto para el cuerpo como para el desarrollo del cerebro, por ello es que los bebés suelen tener este tipo de comportamientos en varias etapas de la lactancia.

Los brotes de crecimiento ocurren porque el bebé necesitarán de más leche materna para su desarrollo

mama con bebe en brazos
Durante los brotes de crecimiento la producción de leche se autorregula de según las demandas del bebé.

¿Cuando suelen aparecer las crisis o brotes de crecimiento?

Cuando los bebés son amamantados exclusivamente con leche materna a demanda, el aumento de las tomas suele darse rápidamente en las primeras semanas de vida, para luego permanecer casi igual desde el primer mes hasta los  seis meses de vida.

Por otra parte, debes saber que no todas las mamás logran percibir los brotes de crecimiento en sus bebés, pues es muy probable que al incrementar la demanda, la mamá simplemente responde a sus necesidades sin notar ningún tipo de problema con su bebé.

Muchas mamás no logran percibir los brotes de crecimiento en sus bebés, pues simplemente responde a sus necesidades

Aunque los bebés no siempre cumplen patrones exactos durante sus primeros meses de desarrollo. Hay varios síntomas que han permitido a los especialistas identificar en que etapas del bebé ocurre los brotes de crecimiento. De hecho, algunas veces pueden pasar meses y tú niño no presentar ningún síntoma, pero no por ello debes no estar prevenida por si llega a ocurrir.

Momentos más comunes en los que ocurren los brotes de crecimiento:

A continuación te explicaremos en que fechas es más común que ocurra y por qué:

1. Luego de diez días de nacido

Durante sus primeros días de recién nacido, el consumo de leche del bebé comenzará a crecer rápidamente con el paso de los días por el desarrollo veloz de su organismo, así que si tu bebé comienza a mamar progresivamente más rápido. ¡No te preocupes! 

Pronto le cogerás el ritmo.

2. Entre las seis y siete semanas de vida

Entre el mes y mes y medio de vida, los bebés ya comienzan a pasar más tiempo despiertos e incluso responden a pequeños estímulos que tú le haces con tu mirada, o con distintos objetos llamativos. Comenzar a disfrutar de sus cinco sentidos y su cerebro; les genera mayor desgaste físico, por lo que normalmente consumirán mayor cantidad de leche materna, lo que te obliga a pasar mayor tiempo aplicándole la lactancia materna.

Este segundo ajuste de leche viene acompañado con una conducta un poco difícil de manejar cómo llanto intenso, tensión en las piernas, arqueo de la espalda y tirones en el pecho, pero no temas, al igual como ocurre con la crisis a los 10 días, una vez que tu y tu bebé normalizan la producción de leche, él regresará a su ritmo normal de tomas.

3. A los tres meses de edad

En las crisis de lactancia, ésta es la etapa que se considera más difícil porque los cambios son distintos y más notorios. A los tres meses, tu niño ya ha ganado una cantidad de peso considerable, tiene capacidad para sonreír y saber que desea algunas cosas. Por lo tanto, si tiene hambre tu bebé comenzará a llorar para que le aportes más lactancia, pero no es tan sencillo, cuando decidas hacerlo; luego se distraerá con facilidad y llorará al sentirse incómodo.

En este periodo es posible que tu bebé ya no pida el pecho tan seguido como antes.

A los 3 meses de edad es la etapa que se considera más difícil porque los cambios son distintos y más notorios.

Además de sólo permanecer unos pocos minutos en el pecho, algo que puede hacerte pensar que  no tiene hambre, no quiere comer o la está rechazando. A esto se le suma que bajará de peso y sus deposiciones ya no será tan seguidas como antes, todo este tipo cambios repentinos pueden tornarse complicados ya que no sabrás que hacer.

En el peor de los casos, comenzarás a sustituir el alimento del bebé por una leche de fórmula.

lactancia materna crisis de crecimiento
Durante los primeros días de nacimiento, al mes y medio y a las tres semanas los bebés estarán algo más inquietos, lloran más y amamantarán más seguido.

¿Cuáles son los síntomas más comunes en los brotes de crecimiento?

Aunque cada etapa y crisis de lactancia es distinta en cada bebé, hay ciertos síntomas comunes que te pueden ayudar a identificar, además de su edad, en qué momento tu bebé está atravesando los brotes de crecimiento:

Síntomas más comunes del los brotes de crecimiento:

  • Tu bebé antes se mostraba encantado de estar pegado a tu pecho, ahora toma escasos minutos.
  • El bebé pide y pide el pecho pero cuando no pasa más de cinco minutos en estos, y a la media hora repite el mismo ciclo.
  • Anteriormente estaba acostumbrado a tomar del pecho sólo una vez por noche y de una semana a otra ha triplicado sus “tomas” nocturnas.
  • Tú como madre, comienzas a notar que tus pechos están más blandos que antes, como si ya no produjeras suficiente leche.

Ante la aparición de todos estos síntomas, es importante que sepas que a los tres meses la mayorías de los bebés son expertos en la succión, por ello lo que antes se demoran en tomar en media hora ahora lo hacen en unos escasos minutos, pero como necesita aumentarla lo hará más a menudo y en menor tiempo.

También sucede que al estar mucho más curiosos ante todo los que les rodea, los bebés se distraerán por cualquier cosa a la hora de mamar y preferirán dejar de hacerlo.

¿Que hacer ante los brotes de crecimiento?

La mejor forma de hacerle frente a los brotes de crecimiento de tu bebé es mantener la práctica de la lactancia materna. Es decir, la lactancia a demanda respetado sus demandas de alimento y ayudándolo a atravesar esta etapa manteniendo la paciencia y la tranquilidad.

Pero además de ello, puedes implementar algunos consejos que te servirán de gran ayuda a la hora de atravesar estas crisis: ¡toma nota!

  • Una vez notes que tu bebé está atravesando un brote de crecimiento, no insistas demasiado para que tú bebé tome del pecho puesto que tanta insistencia puede generar rechazo en el bebé.
  • Sí tú niño está en plena crisis, sólo debes tratar de calmarte y ponerle el pecho sin darle demasiadas vueltas al asunto, en cuestión de minutos se le pasará. Lo ideal es hacerlo a solas y en un lugar tranquilo a la penumbra.
  • No esperes que el bebé llore para recordar que tienes que darle del pecho, si es así su estrés hará mucho más laboriosa la tarea.
  • También hay ciertas señales que te pueden indicar que ya es momento de darle pecho, como los bostezos, los movimientos de cabeza, el llevarse la manito a la boca o hacer algunos ruidos.
  • Lo mejor será siempre apelar a la paciencia, recuerda que los brotes de crecimiento, son una etapa más del desarrollo del bebé y en algún momento se superará.

La mejor forma de hacerle frente a los brotes de crecimiento de tu bebé es mantener la práctica de la lactancia materna

Por lo general, los episodios de brotes de crecimiento llegan a extenderse con tiempo de tres o cuatro días, pero cuando este se presente con tu bebé no tomes al tiempo como el único método para superar la crisis. Recuerda seguir todos estos consejos para evitar que la irritación de tu niño aumente, y por sobre todas las cosas, continúa practicando la lactancia materna ya que es la mejor forma de superarlos.

Ser madre es una de las experiencias más maravillosas, y pasar por pequeños inconvenientes durante la crianza de tú bebé hará que ese vínculo tan especial entre madre-hijo crezca cada vez más, haciéndote entender por qué tu madre ha dado todo por ti, y por qué tú lo harías por tu criatura.

Ante cualquier duda consulta con una especialista en lactancia materna o con tu pediatra de confianza

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS