Bebes Maternidad Vida Positiva

Crianza con Apego: 8 principios esenciales que toda mamá debe conocer

Mama con bebe en brazos
El apego es esa dependencia o necesidad del bebé de estar en brazos de su mamá en todo momento.

Desde que descubrimos que estamos a punto de traer un niño al mundo, comenzamos a sentir, incluso antes de tenerlo en brazos, un afecto indescriptible por nuestro pequeño. Ese sentimiento de amor que surge por los hijos, no solo estrecha las relaciones que existe entre padres e hijos, sino que es capaz de hacer que los niños crezcan seguros e independientes a medida que van adquiriendo destrezas y habilidades.

La crianza con apego es una filosofía que cada vez se torna más común entre los padres que desean criar a sus hijos de una manera más respetuosa y natural, en ella se promueve la lactancia materna, el dormir con tus hijos y un mayor contacto físico con los bebés en brazos, entre otras cosas.

123

La crianza con apego es tan flexible como lo puede ser cada niño y cada padre o madre.

Este tipo de crianza es para madres y padres que buscan una forma más respetuosa y natural a los ritmos del bebé con el fin de lograr un vinculo emocional más fuerte.

¿Que es la crianza con apego?

La organización Attachment Parenting Internacional define este fuerte vínculo emocional entre los padres y el niño como “crianza con apego”. Pero, ¿en qué consiste la crianza con apego? La paternidad sensible o crianza con apego, se basa en la idea de que un continuo vínculo emocional de los padres a los bebés cubre las necesidades emocionales de los niños y los hace más seguros, empáticos y autónomos. 

La crianza con apego propone crear un vínculo emocional más fuerte, así como cubrir las necesidades emocionales de los niños  a través de la lactancia materna, el dormir con tus hijos o de un mayor contacto físico con los bebés.

8 Principios básicos de la crianza con apego

El pediatra William Sears y la organización Attachment Parenting Internacional defienden la crianza con apego y resume esta filosofía en ocho principios fundamentales, conocidas como las “8 B de la Crianza con Apego”. Cada uno de estos principios están basados en la cercanía, el respeto y la atención continua, que necesitan satisfacer los pequeños durante sus primeros años de vida.

Para crear este tipo de relación con tus hijos, es necesario cumplir con los siguiente principios:

  • 1. Indagar y prepararse sobre el embarazo, el nacimiento, y la conducta del bebé 

El embarazo siempre debe someterse a control para conocer si el desarrollo de nuestro bebé se está dando de la mejor manera, aunque se debe evitar obsesionarse con cada sintomatología que se presenta durante el mismo, es necesario que una madre (o pareja), investigue que tipo de circunstancia podrá experimentar durante el mismo.

Por otra parte, también es fundamental conocer el proceso que experimenta el niño en sus primeros meses para adaptarse al mundo real, este camino será más sencillo si acudimos a ese instinto que nace el día que nuestro pequeño llega al mundo.

  • 2. La lactancia materna va más allá de la alimentación

Recuerda que tu niño necesita sentirse seguro para estar feliz, una madre que alimenta a su bebé desde la lactancia materna reforzará más que la nutrición de su pequeño. Está comprobado que este gesto logra estrechar aún más el vinculo del niño a la madre en los primeros meses de vida.

bebe amamantando
La leche materna le brinda protección y beneficia el apego entre madre e hijo.
  • 3. Debes estar atenta a las necesidades de tu bebé

Aunque las recomendaciones médicas y familiares con respecto a la crianza de tu niño nunca están de más, cada ser reacciona distinto y va forjando su personalidad desde que es solo un bebé, por ello, es importante estar al tanto de aquellas pequeñas cosas que molestan y generan alegría a nuestro bebé. Cuando tu niño se siente disgustado, no te estreses, tómalo con la mayor calma y razonamiento posible y verás que en cuestión de minutos él borrará ese episodio de su día a día.

  • 4. Haz uso del contacto físico

Aprovecha cada posibilidad que tengas de generar contacto físico con tu pequeño cuando le estás dando una ducha, le estas cambiando la ropita o simplemente estás entretenida jugueteando con él. De esta forma el bebé se acostumbrará a compartir contigo y se sentirá cómodo entre tus brazos en cualquier momento de su vida.

  • 5. Garantiza que tu bebé duerma el tiempo adecuado

Es común (sobre todo en sus primeros meses) que los bebés despierten reiteradas veces durante la jornada nocturna, más allá de atenderlo y responder a sus necesidades (orina, insomnio, ardor, etc.) debemos ir regulando el sueño de nuestro bebé, para evitar que este se encuentre irritado la mayor parte del tiempo. En la crianza con apego se promueve dormir junto al bebé o cerca de él para brindarle mayor seguridad y tranquilidad durante el sueño.

mamá durmiendo con bebé
Esta filosofía defiende que dormir con tu bebé es la mejor práctica a la hora de dormir.
  • 6. La persona encargada de cuidar al bebé debe velar por él

Sabemos que no es fácil poder cuidar a tu pequeño y al mismo tiempo cumplir con todas tus obligaciones laborales, aunque en un primer momento resulta difícil para ambos (padres e hijos) separarse por tiempos prolongados, es necesario que la persona encargada de cuidar a tu pequeño/a responda realmente a las necesidades que este exige, vele por su entretenimiento y sus cuidados, así el proceso de separación será lo menos traumático para él.

  • 7. Corregir de manera empática

Realmente es difícil decirle que no a nuestro pequeño y más cuando somos madres primerizas, sin embargo, es importante ir forjando sus hábitos desde muy pequeño para que luego no le cueste adaptarse a otros lugares. Debes evitar a toda costa reprenderlo a través del castigo, hay que estar atento sobre qué actividades generan ciertas actitudes, al combatir estas actividades irás  modificando el patrón de conducta del mismo.

La crianza con apego
Los padres deben ser flexibles y respetuosos con las necesidades del bebé.
  • 8. Debes buscar tu equilibrio para garantizar la paz de tu bebé

El proceso de maternidad (o paternidad) no es sencillo, pero no deja de ser maravilloso por ello. Es vital encontrar el equilibrio emocional en todas tus actividades y responsabilidades, estar constantemente bajo estrés generará incomodidad en tu pequeño ya que pese a su corta edad logra captar todas actitudes. Enfócate, analiza y divide tus actividades para que tu relación con tu pequeño no se vea afectada.

El apego y la crianza de tu hijo siempre estarán bajo tus propios principios y manera de visualizar las cosas. Aunque nunca está de más tomar en consideración este tipo de crianza, es importante que vayas estableciendo una forma de criar a tu bebé basada en el aspecto que te permita estrechar cada vez más esa relación ideal con tu pequeño.

Recuerda que la crianza con apego es tan flexible como lo puede ser cada niño y cada padre o madre, así no importa si no se cumple con cada principio, lo fundamental es que amemos y respetemos a nuestros hijos profundamente.

2 comentarios

Click aqui para dejar un comentario