Maternidad

Depresión posparto tratamientos ¿Cómo aliviar la tristeza luego de dar a luz?

como manejar la tristeza luego de dar a luz
La depresión postarto puede ser experimentada luego de dar a luz y extenderse hasta un año luego del alumbramiento.

¿Existen tratamientos para la depresión posparto? Son muchas las mujeres que luego de dar a luz, se sienten tristes, preocupadas y con mucho temor. Esto es conocido como una sensación de tristeza natural después del alumbramiento, pero si al pasar 2 semanas los sentimientos negativos no desaparecen, se trata de una depresión posparto.

La Academia Americana de Pediatría (AAP) señala que cualquier mujer puede sufrir de depresión posparto y se presenta en 1 de cada 9 madres luego de dar a luz

Algunas mujeres son más propensas de sufrir esta condición que otras, especialmente aquellas madres con embarazos múltiples, partos prematuros, nacimientos de bebés con déficits físicos o del desarrollo neurológico, según la AAP.

Cualquiera que sea tu caso, es importante saber que esta condición o trastorno es muy común y por muy grave que sea, tiene cura. Por esta razón, debe ser atendida a tiempo para mejorar la salud mental a través de tratamientos especializados (si la depresión está muy avanzada) y aplicando algunos consejos que te daremos a conocer.

depresion posparto como tratarla
La depresión posparto puede ser tratada de diversas formas, dependiendo de cuál se adecue más a tu situación.

¿Qué es la depresión posparto?

Durante el embarazo la mujer experimenta cambios hormonales que alteran su estado de ánimo pero, luego de dar a luz, poco a poco van regresando a la normalidad. En algunas mujeres esto también podría ser detonante de depresión posparto.

La depresión posparto es considerada por la Oficina de Salud de la Mujer es parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU (OWH) como una grave enfermedad mental que involucra el cerebro, afecta la salud conductual y física de la mujer en su condición como madre.

Esta condición depresiva suele comenzar un poco antes de dar a luz o en cualquier momento, en un lapso de 12 meses después del parto

Luego de traer una nueva vida al mundo, las madres pueden sentirse tristes o desesperanzadas y es totalmente normal, mientras dure entre 3 y 5 días a 2 semanas, pero si no desaparece luego de este tiempo, posiblemente sea señal de depresión posparto.

Depresión posparto tratamientos: ¿Cómo debe ser tratada?

La depresión posparto no solo te afecta a ti, también puede tener efectos negativos sobre tu bebé, por lo que es necesario buscar ayuda cuanto antes, en el caso de que no hayas podido mejorar esta condición por ti misma.

Tratar la depresión luego de dar a luz con especialistas de la salud mental es lo más recomendado. Los tratamientos indicados por expertos se pueden aplicar solos o combinados.

También es recomendable evitar hacer grandes cambios en tu vida después del parto, ya que muchas alteraciones en tu rutina, pueden generar un estrés innecesario. Por esta razón, es importante que trates de integrar a tu bebé a tu vida normal para que no modifique tu rutina abruptamente.

Además de esto, también es importante buscar apoyo en tu pareja, amigo o algún otro familiar para que no sufras sola y te ayuden a cuidar del bebé mientras te sientas deprimida y busques atención médica.

Los síntomas de la depresión postparto pueden ser tratados de diferentes formas. Presta atención a esta serie de recomendaciones que de seguro de harán sentir mejor:

1. Habla sobre lo que te está ocurriendo

Gran parte del estrés y tristeza que estás pasando es por no comunicar cómo te sientes, por esta razón, al acumularse tus sentimientos lo expresas en rabia, ira y agobio.

La solución a esto es hablar sobre lo que sentimos con tus seres queridos, amigos y allegados que te apoyen para desahogarnos y aliviar esos pensamientos negativos.

2. Participa en un grupo de apoyo con otras madres

Relacionarte con otras madres te permitirá conocer otras realidades y darte cuenta que no eres la única mami que atraviesa por una crisis. Trata de aprender sobre las experiencias de ellas, permite que te aconsejen y brinden ayuda.

También es recomendable conocer nuevas personas y asistir a grupos de terapia para renovar tu círculo social y sentirte comprendida por tu entorno.

3. Depresión posparto tratamientos: Descansa lo necesario

Tomarte un momento para recargar energías es indispensable, ya que antes de ser madre, eres un ser humano como cualquier otro y tienes derecho a cansarte en determinados momentos.

No te sientas mal por descansar y buscar quien te ayude con el cuidado de tu bebé. Una buena idea es aprovechar los momentos que tu hijo duerme para tomar un descanso.

depresion posparto como manejarla
Mientras buscas ayuda especializada, puedes poner en practica algunos consejos para mejorar tu condición.

4. Cuida de ti misma

Ten presente que no hay persona que pueda cuidar mejor de ti misma que tú, por eso es importante que trabajes diariamente en tu conexión íntima y te dediques tiempo. No tienes porqué dejar de arreglarte ni de realizar tus actividades favoritas, comparte con amigos y familiares.

¡Ser madre no es un impedimento para dejar de ser tú misma!

5. Refúgiate en tu pareja

Busca apoyo en tu pareja para sentirte amada y protegida, al final no estás tan sola como crees. Esto te ayudará a subir tu ánimo y sentirte más aliviada.

No tengas miedo de expresar tus sentimientos, sé lo más sincera posible para que pueda comprenderte y, de esta forma, reforzar su lazo íntimo en la relación.

6. Meditación, yoga y técnicas de respiración

Existen actividades de relajación que te ayudan a liberar el estrés, soltar la tensión y controlar la ansiedad para que te sientas en la paz y tranquilidad necesaria en esta nueva etapa. Recuerda que es solo una faceta más en tu vida que debes vivir ser sin presión y preocupaciones.

7. Pasa tiempo con el bebé

Es importante que establezcas y cuides el vínculo entre madre e hijo. Si sientes que no estás apta para cuidar de tu bebé, busca ayuda con otra persona, pero no interrumpas esa conexión.

Este es un proceso natural que debes superar, pero no por ello debes alejarte de la nueva vida que trajiste al mundo. Dedica tiempo para darle cariño, esto también ayudará a aliviar tu depresión.

8. Depresión posparto tratamiento: No te exijas más de lo que puedes dar

No seas tan dura contigo misma ¡Estás dando lo mejor de ti! y eso es una gran victoria. No te exijas más de lo que puedes dar, ni trates de ocuparte de todo por ti sola, no hay nada de malo en compartir tu carga y pedir ayuda a tus seres queridos más allegados.

9. Evita el consumo de alcohol y drogas recreativas

Intentar olvidar tu depresión consumiendo sustancias que modifican tu estado de ánimo solo por un momento no es la solución. Además de esto, estarás afectando más tu salud mental y física, por lo que podrías quedar totalmente incapacitada para cuidar a tu bebé.

Recuerda que si consumes alcohol o drogas recreativas, no podrás amamantar a tu bebé. El que te sientas deprimida no es una excusa para actuar con irresponsabilidad.

Como trartar la tristeza despues del embarazo
Cuando notes que no puedes buscar la solución por ti misma, deberás buscar cuando antes la ayuda de expertos en salud mental.

10. Tratamiento especializado

Recurrir a un terapeuta, trabajador social o psicólogo para una recibir psicoterapia es una gran estrategia a la hora de comprender la manera en la que la depresión te ha condicionado para pensar, sentir y actuar de una determinada forma negativa.

Recuerda que al ser una condición mental, tu principal enemigo es tu propia mente que, muchas veces, te hace malas jugadas al cambiar la perspectiva de vida. Tener una opinión especializada ayudará a cambiar tu punto de vista depresivo.

11. A base de medicamentos

Para la depresión posparto existen diversos tipo de medicamento que deben ser recetados estrictamente por un médico especialista. Entre los más comunes para tratar esta condición se encuentran los antidepresivos que con el tiempo ayudan aliviar los síntomas.

Algunos antidepresivos pueden tomarse mientras estás en el período de lactancia materna, bajo la prescripción de un experto

12. Terapia Electroconvulsiva (TEC)

Cuando tu condición es resistente a los tratamientos farmacológicos, y se trata de una depresión grave, un especialista te puede remitir a la terapia electroconvulsiva. Este tratamiento se realiza durante el posparto con anestésicos compatibles con la lactancia materna.

¿Qué sucedería si no trato mi depresión posparto?

Además de afectar tu salud mental y bienestar psicológico, también arriesgaría tu capacidad de ser madre y esto podría perjudicar a tu hijo a largo plazo. Los expertos sostienen que la depresión posparto en una madre puede afectar a su hijo durante la infancia.

De no ser tratada tu condición, se corre el riesgo de que tú y tu hijo presenten los siguientes problemas:

  • Sentirte malhumorada y no tener energía suficiente.
  • Incapacidad de cuidar al bebé adecuadamente.
  • Tener problemas para centrarte en tus necesidades y en las de tu hijo.
  • Correr mayor riesgo de cometer un suicidio.
  • Experimentar problemas para fomentar el vínculo entre madre e hijo.
  • El bebé llorará con más frecuencia y se mostrará agitado.
  • El niño podría presentar problemas de conducta.
  • Tu hijo está propenso a desarrollar retrasos en el lenguaje.
  • Se corre el riesgo de que el niño tenga problemas de crecimiento y obesidad.
  • Posibilidad de desarrollar dificultad para lidiar con el estrés.
  • La adaptación social y en el colegio podría resultar más complicada para el infante.

Ser madre es uno de los regalos más especiales que puedas experimentar a lo largo de tu vida. Sin embargo, existen algunos obstáculos que pondrán a prueba tu capacidad de afrontar la situación, y la depresión posparto es uno de ellos.

Por tanto, se trata de superar esa tristeza por muy duro que parezca, pues cuando veas las cosas como realmente son, tu hijo se convertirá en la luz de tus ojos y verlo crecer será muy gratificante.

¡Tu salud mental y el bienestar de tu bebé te necesitan! ¡Tú puedes con esto y más!

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.