Saltar al contenido

Educación emocional: 17 Estrategias y actividades para educar a los niños

educacion emocional nina con mama

¿Qué es la educación emocional? ¿En qué consiste la educación emocional infantil? ¿Cuál es su importancia? A medida que los niños crecen y desarrollan su personalidad es importante que, como padres, no sólo eduquemos a nuestros hijos en cuánto a respeto y valores, sino que los ayudemos a reconocer y gestionar las emociones.

Las emociones están presentes en todo momento y ante cualquier eventualidad del día a día, se manifiestan cambiando nuestro humor de un momento a otro. Pero más allá de lo que sentimos, las emociones pueden influir en nuestra conducta, por lo que una emoción conlleva una acción, y de ésta depende nuestras habilidades para relacionarnos con los demás y resolver problemas de la forma más adecuada.

Saber cómo educar a los niños emocionalmente les ayudará a integrarse mejor en la escuela y más adelante en la sociedad para ser felices.

¿Quieres conocer más acerca de la educación emocional? A partir del año edad, los padres podemos empezar a trabajar la educación emocional en casa, a través de diferentes aspectos clave. Veamos de qué se tratan, y cómo puedes aplicarlo en la crianza de tus hijos.

¿Qué son las emociones?

Antes de la hablar sobre la educación emocional, es importar comprender que son las emociones. Las emociones se pueden definir como las respuestas psicológicas y fisiológicas que tenemos ante los estímulos externos, las cuales nos permite adaptarnos al entorno que nos rodea. Por ejemplo, si tenemos que hablar en público, nuestro cerebro puede responder con emociones de temor o nervios.

Las emociones pueden influir nuestros pensamientos, actitudes y estado físico, por ejemplo, si tenemos miedo, nuestras manos pueden estar temblorosas. Lo mismo ocurre con el pensamiento y el comportamiento, es decir, lo que pensamos y hacemos cuando estamos nerviosos.

educacion emocional que es

Las emociones determinan la visión positiva o negativa que pueda tener el niño de la vida, de lo que a su vez dependerá su actitud para afrontar la vida.

¿Qué es la educación emocional?

Nuestros pensamientos y acciones están condicionados por nuestras emociones, y éstas a su vez por los estímulos o situaciones que se desarrollan en nuestro entorno. Pero, ¿se puede aprender de las emociones? ¿Qué es la educación emocional? ¿En qué consiste y por qué es importante?

La educación emocional se basa en el aprendizaje de las experiencias emocionales, es decir de aprender o enseñar a identificar las emociones que sentimos, sean nuestras o de otras personas, para saber canalizarlas y dar una respuesta emocional más adecuada para procurar un mejor desenvolviendo social y bienestar emocional.

Las emociones son una forma de adaptarnos a las situaciones, buscando la mejor solución para nuestro bienestar.

Los expertos en Inteligencia emocional aseguran que todas las personas pueden aprender de sus emociones, de hecho es un aspecto fundamental del cual los padres debemos informarnos, para luego aplicar sus fundamentos y educar a nuestros hijos durante las diferentes fases de su desarrollo emocional.

¿Cuál es la importancia de la educación emocional?

Una persona con inteligencia emocional no sólo reconoce sus propias emociones, también es capaz de entender cómo se siente en una determinada situación para no actuar desde el impulso, pues al identificarlas, canalizarlas y manejarlas, hará que las respuestas ante las emociones que siente, le permitan vivir en un mayor equilibrio emocional.

Entrenar nuestra respuesta emocional y aprender a canalizar nuestras emociones de la forma más adecuada, es muy importante para nuestro desenvolviendo, ya que éstas son capaces de condicionar nuestra acciones y nuestras relaciones sociales, así como influir en nuestra autoestima y nuestro bienestar emocional.

La educación de los más pequeños comprende varios aspectos en el cual el manejo de las emociones juegan un rol indispensable.

educacion emocional importancia

Es importante que los pequeños dispongan de habilidades que les ayuden a reconocer sus emociones y las de los demás.

¿En qué consiste la educación emocional infantil?

La educación emocional en niños consiste en orientarlos en el manejo más adecuado de sus propias emociones. Los pequeños que son formados con una educación emocional infantil óptima son capaces de:

  • Entender cómo se sienten en un momento determinado
  • Percibir y analizar sus emociones, así como las de otras personas, con el fin de expresarlas con asertividad
  • Conocer cómo les afectan las diferentes emociones y a de los demás (ser más empáticos)
  • Entender los antecedentes y consecuencias de las emociones
  • Regular las emociones en sí mismo y en los demás
  • Aumentar su motivación, su curiosidad y las ganas de aprender.
  • Ampliar la agudeza y profundidad de la percepción e intuición.

Cuando los niños aprenden a reconocer y gestionar sus emociones, aumentan la percepción de control de los que les ocurre, lo cual resulta indispensable en el desarrollo de su autoestima y auto-aceptación.

Todas estas habilidades pueden aprenderlas los niños tanto en casa como en la escuela, y las misma deben formar parte de su desarrollo cognitivo, ya que se tratan de competencias emocionales que ayudarán a su desenvolvimiento tanto en la infancia como en la adultez.

La infancia es un punto crucial para el desenvolvimiento social del niño, es por ello que aplicar la educación emocional desde temprana edad tendrá un efecto positivo en los niños.

Importancia de la educación emocional en la escuela

Estudios han demostrado que el éxito que puedan tener las personas se compone del 23% de las capacidades intelectuales, y en un 77% del manejo de sus emociones. Por lo que las emociones toman un rol protagónico en la vida del niño, pero más aún es nuestra participación como madres y la educación emocional que les ofrezcan en las escuelas.

La educación emocional es un aspecto fundamental en la vida de los niños y su principal enseñanza se da en el hogar y en la escuela.

Según el catedrático Rafael Bisquerra «los niños y jóvenes necesitan, en su desarrollo hacia la vida adulta, que se les proporcionen recursos y estrategias para enfrentarse con las inevitables experiencias que la vida nos depara» y las mismas han de brindarse tanto en casa como en la escuela.

Poder compartir sus emociones con los demás, es fundamental para el desarrollo social y cognitivo de nuestros hijos, de hecho, una adecuada tolerancia a la frustración a la hora plasmar sus conocimientos en un cuaderno o ponerlos en práctica, les permite manejar mejor sus inseguridades o temores.

A medida que los niños aprenden a identificar sus puntos débiles, pueden trabajar en ellos para superarlos y disfrutar de sus fortalezas o puntos fuertes. Todo esto contribuye a mantener relaciones sociales más satisfactorias y a mejorar su rendimiento escolar ya que logran centrar su atención, refuerzan su memoria y mejoran la confianza en sí mismos.

educación emocional en la escuela

La educación emocional cumple un rol indispensable en el aprendizaje cognitivo.

10 Estrategias útiles de educación emocional para niños

La educación emocional cumple un rol indispensable en el aprendizaje cognitivo, es por ello que a medida que los niños crecen y se desarrollan física y cognitivamente, es importante brindarle las herramientas que le permitan aprender a gestionar las emociones de forma adecuada.

Pero, ¿cómo puedo enseñar a mi hijo a manejar y regular sus emociones?

Existen métodos y estrategias muy sencillas que pueden ser aplicados desde casa para ayudar a los niños con la educación emocional. Veamos varios consejos útiles que de acuerdo a los especialistas, puedes tener en cuenta para dar inicio con la educación emocional en tus pequeños.

1. Enseñarle a reconocer sus emociones

Una buena forma de comenzar a educarlos emocionalmente, es ayudándolos a reconocer las emociones cuando cumplen sus primeros 2 años, ya que es cuando los pequeños comienzan a interactuar con los adultos y otros niños de una forma más abierta. 

Para ello, puedes realizar varios actividades con ellos, como enseñarles las emociones básicas: alegría, tristeza, miedo y rabia. 

2. Dejar que expresen sus emociones

Muchos padres cometen el error de evitar que los niños expresen sus emociones, pues al cumplir con todos sus deseos, evitan así que puedan manifestar alguna emoción de inconformidad. Es importante en cambio, que desde muy pequeños los niños puedan expresarse libremente, también en cuanto a sus emociones, aun cuando no queramos verlos ponerse tristes o llorar.

En ocasiones es común que los niños se vean superados por las emociones, y terminen con una rabieta, gritando o golpeando cosas, pero si le brindamos un espacio cómodo para que puedan confiarnos como se sienten respecto a distintas situaciones, les estaremos enseñando a expresarse de la forma adecuada y aplicar dicho manejo de emociones en otros espacios, como la escuela.

 

3. Hacerles saber que no siempre pueden obtener lo que desean

Uno de las cosas más difíciles de aprender para la mayoría de las personas, es a no dejarse llevar por sus impulsos, pero es precisamente eso lo que podemos lograr a través de la educación emocional, aprender a gestionar nuestras emociones e impulsos, pero antes de ello es necesario saber identificarlos.

Por este motivo es importante enseñarles a los niños que no siempre pueden obtener lo que desean y que aunque puede llegar a ser frustrante, saber que cada acción tiene sus consecuencias les ayudará a tener mayor autocontrol.

La idea de abrir espacios de diálogos con los niños no es el de tratarlos como adultos, sino el de ofrecerle oportunidades para que se expresen y sean capaces de entablar conversaciones para comprender a los demás y llegar a acuerdos con otras personas. Esto les ayudará a desarrollar mejores relaciones sociales tanto en el ámbito escolar, como en el laboral y el sentimental.

educacion emocional mama e hija

5. Desarrollar su empatía con los demás

La empatía o la capacidad de ponerse en el lugar de los demás e interesarse por su sentimientos y emociones, es un aspecto muy importante en la educación emocional para niños, es por ello que debe desarrollarse desde que los niños son pequeños.

Una forma sencilla de conseguirlo, es reflexionar con ellos en cuanto a sus acciones, mediante algunas preguntas como: ¿Crees que papá está hoy contento? ¿Cómo crees que se siente tu hermana después de lo que le dijiste? ¿Por que esta llorando el niño?

Al hacerles comprender las emociones de las demás personas, también para asegurarnos de los niños dejen a un lado su egocentrismo y sean capaces de comprender a los demás y llegar a un acuerda de manera democrática.

6. Enseñarles a escuchar en lugar de oír

Escuchar no es lo mismo que oír. Bien podemos oír lo que alguien nos está contando pero estar pensando en lo que vamos a responder, no prestar atención o interrumpir la idea del otro por querer ser el que tenga la última palabra.

Como regla fundamental del buen hablante y el buen oyente, es importante enseñarle a los niños a no sólo guardar silencio cuando alguien más habla, sino a prestar atención en lo que dice, pues no sólo están expresando sus ideas, y pensamientos, también sus emociones.

Que los niños tengan una escucha activa es clave para que los niños aprendan a comunicarse plenamente con otros niños y adultos.

7. Fomentar la comunicación

En ocasiones la dificultad por expresar sus emociones de una forma adecuada deriva de la falta de diálogo y comunicación en casa, es por ello que resulta indispensable hablar con los niños, hacerles preguntas, jugar, hacer actividades y razonar con ejemplos, para fomentar la comunicación y favorecer el que puedan expresarse, dar su opinión, manifestar sus sentimientos, y aprendan a dialogar.

8. Enseñarles a estar motivados

La motivación también es un aspecto muy importante en la educación emocional para niños, pues es muy común que ante los primeras fallas o fracasos, los niños se sientan incapaces y se vuelvan pesimistas.

Hacerles comprender que los fracasos también son importantes para crecer y aprender, y guiarlos en este fundamento desde edades tempranas es esencial para que tanto en momento de éxito como de fracaso, los niños se conviertan en personas optimistas.

9. Iniciar en las emociones secundarias

Una vez que los pequeños crecen, emociones secundarias como vergüenza, ansiedad, amor… comienzan a surgir y a sentirse con mayor intensidad. Es por ello que al cumplir los 10 y 11 años, se recomienda a los padres entablar conversaciones en las que ellos puedan tocar estos temas abiertamente para que se sientan seguros, ya que inevitablemente atravesarán situaciones que le causen mucha ansiedad.

10. Dar el ejemplo

Cuando se trata de educar a los niños, puede ser sencillo darle indicaciones de lo que deben o no deben hacer, pero más allá de eso, lo que realmente cuenta es ser un buen ejemplo para él o ella. Recuerda que los padres son un modelo a seguir para sus hijos, y todo lo que hagamos generará un impacto negativo o positivo en su formación. Esta es otra de las claves prácticas de la educación emocional.

Brindarles el espacio para hablar de sus emociones les ayudará a comprender cómo se sienten en ciertas situaciones.

Educación emocional actividades para los más pequeños

En la escuela los niños pueden aprender sobre la educación emocional, sin embargo la parte más fuerte la reciben en casa. La forma más adecuada y divertida de educar en emociones a un niño, es a través del juego, ya que nos permite introducir recursos de aprendizaje que luego, pueden aplicarse fácilmente en su vida cotidiana.

Para que puedas contribuir con el desarrollo emocional de los pequeños desde casa, te compartimos actividades, juegos y consejos útiles que te ayudarán en la educación de tus hijos para desarrollar su bienestar emocional.

1. Identificar las emociones de otras personas

Cuando vayas por la calle con tu niño, bien sea en el carro o al caminar puedes hacer que tu pequeño identifique qué emoción siente diferentes personas que vean pasar. También mediante imágenes o fotografías puedes preguntarles qué les pasa, si están tristes o felices y el por qué creen que lo están…

Al ver el rostro y el comportamiento de las personas, sabrán identificar si está feliz, triste, molesto, etc. La idea es que el niño pueda ir reconociendo más las emociones en las otras personas. Esta actividad la puedes convertir en un juego, ¡quien encuentre más personas felices gana!

2. ¡Adivina! ¿Qué estoy sintiendo?

Otras de las formas de propiciar la educación emocional en casa, es preguntándole a tu pequeño lo que siente en determinadas situaciones. Para dar inicio a este método, es importante que aproveches aquellos momentos donde haya experimentado un estallido de emociones y preguntar ¿qué siente?

Por ejemplo, si el niño acaba de ganar un juego y lo notas muy emocionado puedes preguntar cómo se siente y ayudarlo a describir esa emoción. De esta manera, tu pequeño podrá ir haciéndose consciente de sus propias emociones.

3. Ponle nombre a las emociones

Los niños desconocen sus propias emociones, por lo que hay que ayudarlos a reconocerlas. Una manera muy divertida para ellos son las dramatizaciones. Durante las horas de juego, representa un personaje súper alegre o muy molesto, triste. Luego, explícale a tu niño de la forma más sencilla cómo se siente estar alegre, molesto o triste.

educacion emocional ninos

Reconocer las emociones en otras personas y las propias es vital para fomentar educación emocional en los niños.

4. Crear historias con las emociones de los personajes

Crear historias junto a nuestros hijos puede ser una gran experiencia para conocerlos mejor y disfrutar. Además, las historias tienen personajes repletos de emociones que nos pueden ayudar con la educación emocional de los niños en el hogar.

Dependiendo de las edades o intereses de los niños, puedes crear historias mediante dibujos como historietas o cuentos justo antes de dormir. Por otro lado, los niños al ser los creadores de las historias bajo nuestra guía, los podremos enseñar a manejar las emociones de la mejor manera con el actuar de los personajes.

5. Aquí solo hablamos de emociones

Otra forma divertida de poner en práctica la educación emocional en los niños, es creando espacios para expresar lo que sienten. Puedes tomar un momento del día para solo hablar de las emociones que experimentaron durante el día. Después de cenar, sentados en familia suele ser un gran momento.

La idea es que cada miembro de la familia inicie su manifestación con la frase “Hoy me sentí…” de tal forma, que tanto niños como adultos participen y puedan desarrollar la empatía de los pequeños.

6. Dramatizaciones para aprender

Las dramatizaciones siempre será una gran opción para la manifestación de las emociones, sin restricción que valga. Es por ello que puedes crear un espacio para hacer dramatizaciones en familia que den solución a situaciones específica. Por ejemplo, se plantea un conflicto ficticio como discusiones, pérdidas, etc. Luego, en parejas hagan una dramatización que pueda brindar soluciones posibles al conflicto planteado.

El objetivo es que puedan aprender a cómo actuar desde sus emociones con el debido autocontrol y haciendo consciente las mismas.

7. Cuentos educación emocional

Uno de los recursos más fantásticos para que los pequeños puedan desarrollarse emocionalmente de la forma más adecuada es a través de cuentos educación emocional. Son muchas los cuentos infantiles que puedes encontrar en  los cuales se representen situaciones donde los pequeños pueden aprender un poco más sobre las emociones y sus consecuencias.

educacion emocional papa e hija

Las actividades educativas en casa, sin dudas, va a influir positivamente en su bienestar emocional.

Rafael Bisquerra educación emocional

Para uno de los personajes más influyentes en cuánto al desarrollo de la inteligencia emocional, el catedrático Rafael Bisquerra , la educación emocional es:» un proceso educativo, continuo y permanente que pretende potenciar el desarrollo emocional como complemento indispensable del desarrollo cognitivo» el cual resulta esencial en el desarrollo de la personalidad de cualquier persona.

La idea principal de la educación emocional es tener a la mano todas las herramientas y conocimientos con el fin de desarrollar habilidades de las emociones y afrontar mejor los retos que se plantean en la vida cotidiana. Todo ello tiene como finalidad aumentar el bienestar personal y social.

Pero, ¿cuáles son los objetivos de la educación emocional?

Objetivos de la educación emocional

Para Bisquerra , la educación emocional es una forma de prevención o minimizar la vulnerabilidad a las disfunciones, es decir, prevenir problemas como consecuencia de perturbaciones emocionales como estrés, depresión, trastornos alimenticios, suicidio, etc.

La misma contribuye a la prevención de estos efectos dañinos e impulsa el desarrollo humano personal y social a lo largo de la vida.

Los objetivos generales de la educación emocional son muchos, pero Rafael Bisquerra los resume de la siguiente manera:

  • Adquirir un mejor conocimiento de las propias emociones
  • Identificar las emociones de los demás.
  • Desarrollar la habilidad de controlar las propias emociones.
  • Prevenir los efectos perjudiciales de las emociones negativas
  • Desarrollar la habilidad para generar emociones positivas
  • Desarrollar una mayor competencia emocional
  • Desarrollar la habilidad de automotivarse.
  • Adoptar una actitud positiva ante la vida.
  • Aprender a fluir

Educación emocional frases para inspirarse

La Inteligencia Emocional no es más que la capacidad de identificar y gestionar nuestras propias emociones y las emociones de los demás, y para ello es necesario recibir una educación emocional adecuada.

Al conocer nuestras emociones y canalizarlas a nuestro favor, no sólo nos sentiremos mejor con nosotros mismos, sino que mejoraremos nuestras relaciones personales y comunicación con los demás.

Pero, ¿por dónde comenzar?

Aunque no siempre es fácil manejar las emociones, todos somos capaces de ser inteligentes emocionalmente, sólo necesitamos un poco de inspiración.

Te compartimos frases de educación emocional para que además de inspirarte, puedas desarrollar mayor empatía con las personas que te rodean, reconozcas y manejes mejor tu sentir y aumentes tu autoconfianza para ver las cosas de manera más positiva.

  • «Conocerse a sí mismo es el principio de toda sabiduría». Aristóteles
  • “Tu intelecto puede confundirse, pero tus emociones nunca te mentirán.” -. Roger Ebert
  • “Una emoción no causa dolor. La resistencia o supresión de una emoción causa dolor.” -. Frederick Dodson
  • «No me importa lo que digas a mí. Me importa lo que compartes conmigo». -. Santosh Kalwar
  • “No se trata de borrar las emociones negativas que nos pueden causar ciertos hechos, sino de reducir su intensidad.” -. Jonathan García-Allen
  • «La única manera de cambiar la mente de alguien es conectar con ella a través del corazón» -. Rasheed Ogunlaru
  • “No cabe duda de que la inteligencia emocional es menos habitual, pero la experiencia me dice que es más importante a la hora de ser un buen líder. Es algo que no se puede ignorar.” -. Jack Welch
  • “Cuando tenemos emociones fuertes, estamos expuestos a engañarnos a nosotros mismos.” -. Carl Sagan
  • “Nunca reacciones emocionalmente a las críticas. Analízate para saber si esas críticas están justificadas. Si es así, aprende de ellas. Si no, sigue con tus asuntos.”-. Norman Vincent Peale
  • “La inteligencia emocional crece a través de la percepción. Mira a tu alrededor, a tu situación presente y obsérvela a través del nivel de tus sentimientos.” -. Deepak Chopra
  • Experimentar con las propias emociones y sentimientos de una forma consciente – es decir obtener autoconocimiento – es una parte integral del aprendizaje.” -. Joshua Freedman
  • «Cambia tu atención y cambiarás tus emociones. Cambia tu emoción y tu atención cambiará de lugar». -. Frederick Dodson
  • «El cerebro emocional responde a un evento más rápidamente que el cerebro racional». -. Daniel Goleman
  • “La diferencia esencial entre emoción y razón es que la emoción conduce a la acción mientras que la razón lleva a conclusiones.” -. Donald Calne
  • “Cuando la inteligencia emocional se fusiona con la inteligencia espiritual, la naturaleza humana se transforma” -. Deepak Chopra
  • “La educación emocional es la habilidad de escuchar casi cualquier cosa sin perder tus estribos y tu autoestima.” -. Robert Frost

La educación emocional es fundamental para el desarrollo cognitivo y emocional de los pequeños, pues tiene un gran impacto en la visión que pueda tener de la vida, otorgando o restándole competencias emocionales al niño para afrontar los nuevos retos de su día a día.

Aplicando estos sencillos consejos, sin duda aumentará el autocontrol sano, la autoestima y seguridad en el niño, convirtiéndolo en un adulto exitoso.

Asimismo, estas enseñanza también nos puede ser útil a todos los miembros de la familia, lo que sin duda aumentará significativamente el bienestar familiar.

Recuerda que el autocontrol, la autoconciencia y la autoestima de los niños se siembran y fortalecen positivamente en casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.