Maternidad

Encopresis en niños: Sintomas, causas y tratamientos

econpresis
Ayuda a tu pequeño a superar esta incómoda situación

¿Tu hijo se hace encima a cualquier momento y a cada rato? ¿tu peque tiene 5 años y sigue evacuando en su ropa interior sin poder controlarlo? Si la respuesta es sí, tu pequeño no necesariamente está sufriendo alguna enfermedad somática, ¡despreocúpate! En su lugar, pudiésemos estar frente a una encopresis. ¿Que es eso? Veamos toda la información que necesitas para identificar sobre las causas y síntomas de la encopresis en niños. ¿Qué es la encopresis? 

Durante su desarrollo, los pequeños de la casa pueden presentar diferentes dificultades que pueden resolverse de la mejor manera, solo necesitas tener paciencia, disposición y amor hacia tu niño, una tarea súper sencilla para ti como mamá. Además, debes tener en cuenta que tu pequeño recién acaba de atravesar la difícil etapa de control de esfínteres. Por tanto, lo más importante es poder ayudarlos y ofrecerles las herramientas necesarias. Y es que, la encopresis es una situación desagradable tanto para el pequeño como para los padres.

¿Qué es la encopresis?

La encopresis es definida como aquella evacuación de heces de forma involuntaria, que se puede dar en lugares poco apropiados. Asimismo, esto tiene poca vinculación con enfermedades o disfunciones físicas en el niño. Además, la encopresis puede presentarse alrededor de los 4 años de edad en adelante, edad para la cual el pequeño ya ha superado la etapa de control de esfínteres.

La encopresis se puede presentar durante las horas de sueño o durante el día, siendo la más frecuente la última. Expertos señalan que estos episodios se pueden presentar varias veces al mes durante un período de más de un trimestre. Dichos episodios pueden generar en los niños sentimientos de culpabilidad y temor a ser señalados por el otro y en los padres puede ser una situación desesperante principalmente cuando se desconocen las causas en un primer momento.

La encopresis es la evacuación de heces de forma involuntaria

Por tanto, el tratar a tiempo y de manera adecuada la encopresis puede prevenir a los niños de enfermedades físicas y síntomas psicológicos que se pueden desprender de la encopresis.

Tipos de encopresis

La encopresis puede presentarse bajo dos modalidades. La primera de ellas es la encopresis primaria, la cual se presenta en niños de 4 años aproximadamente quiénes, además, no hayan podido tener control fecal total. Asimismo, la encopresis primaria suele estar vinculada con el estreñimiento en el niño y también puede presentar retrasos en el desarrollo. Por otro lado, se encuentra la encopresis secundaria la cual es desencadenada por alguna vivencia traumática del niño, manifestándose en la evacuación involuntaria.

Encopresis
La encopresis puede ser desencadenada por factores emocionales

Posibles causas de la encopresis en los niños

La encopresis puede tener diversas causas que como padres debemos estar atentos para poder así evitarla en nuestros pequeños. Veamos algunas causas más comunes de la encopresis en niños.

  • Estreñimiento en niños

Gran parte de los casos de niños con encopresis tienen de trasfondo el estreñimiento crónico. Recuerda que el niño recién acaba de salir de la fase de control de esfínteres, lo que hace que la retención no sea lo suficientemente adecuada para la consistencia de las heces.

¿Cómo evitar el estreñimiento en niños?

El estreñimiento es niños se puede evitar incluyendo la cantidad necesaria de fibras en sus alimentos. Así como también, ofrecerle diversas bebidas al pequeño durante el día. Además,  preguntarle durante el día si ya evacuó ya que en ocasionen prefieren continuar el juego que ir al baño.

  • Ausencia de adecuada estimulación en el control de esfínteres

La fase de control de esfínteres puede ser difícil cuando no contamos con las herramientas necesarias para ofrecerle al pequeño. Por tanto, los padres caen en la desesperación colocando límites muy marcados sin espacio para escuchar a los pequeños. O por el contrario, los padres optan por dejarles toda la responsabilidad a los niños. Ambas situaciones pueden ocasionar dificultades en el futuro, como por ejemplo la encopresis; esto debido a que se saltaron detalles como brindarle confianza y seguridad al pequeño al momento del control de esfínteres, basándose únicamente en la imposición de nuevas normas.

  • Papás apresurando al niño

Otros de los factores que pueden influir en la aparición de la encopresis es la presión de los padres puesta en el niño durante la etapa del control de esfínteres, pudiéndose convertir en una fase conflictiva. Incluso, los padres apresuran al niño a iniciarse en dicha etapa. Por tanto, recuerda que cada pequeño tiene su propio ritmo. Siéntete orgulloso de tu pequeño y disfruta cada uno de sus logros a su momento.

  • Cambios importantes manejados de forma inadecuada

El cambio de casa, escuela o incluso de habitación pueden ser cambios significativos para los pequeños. Cambios que pueden ser tomados de forma negativa por ausencia de explicación. Es aquí donde los padres tienen un rol protagónico, ya que se vuelve necesario el poder trabajar estos cambios de forma progresiva, es decir, si ya está en los planes mudarse de casa, es mejor que puedan hablarlo con el niño meses antes y poco a poco. De esta manera, le permitirán tiempo al pequeño para entenderlo.

  • Manejo de las emociones en el niño

Los pequeños tienen un manejo de las emociones bastante precario en ocasiones. Asimismo, es necesario que podamos tener en cuenta que los adultos atravesamos situaciones que los pequeños no entenderán. Sin embargo, es necesario que puedas hablarlo con ellos, sin mentiras,  la mejor opción siempre será mantener una comunicación constante, positiva y sana con tu pequeño. Por tanto, situaciones como divorcios, duelos o la llegada del nuevo hermanito pueden ser muy movilizadoras a nivel emocional y se pueden manifestar con la encopresis.

La encopresis puede generar en los niños sentimientos de culpa o verguenza

Síntomas de la encopresis en niños

La encopresis tiene síntomas específicos a los que como padres debemos estar atentos para la intervención temprana de los mismos.

  • Fuga de material fecal que generalmente tienen una consistencia líquida.
  • Dificultad para evacuar o estreñimiento: cuando logra hacer popó principalmente son heces secas y/o duras.
  • La evacuaciones tienen gran tiempo de intervalo. Es decir, la evacuación es muy poco frecuente en el niño.
  • El niño puede manifestar que no desea evacuar.
  • Ausencia de apetito o poco apetito.
  • Dolor abdominal.
  • Dificultad en la retención de la orina en ocasiones, como por ejemplo, mojar la cama en las noches.
  • Falta de atención
  • Impulsividad, baja tolerancia a la frustración e hiperactividad.

Tratamiento para la encopresis

El tratamiento de la encopresis en niños amerita la intervención tanto de factores médicos como psicoterapéuticos. Esto debido a que como hemos podido observar, más allá del estreñimiento, la encopresis puede desencadenarse como una forma de manejo de situaciones complejas para el pequeño.

El tratamiento médico puede estár compuesto por medicación oral, así como también la implementación de una dieta rica en fibra.

Asimismo, el tratamiento psicoterapéutico es primordial. Dicho tratamiento se basará en la psicoeducación tanto a los padres como al pequeño y en la detección del factor desencadenante para su posterior intervención por parte del psicólogo.

Adicionalmente, el especialista en salud mental procurará fortalecer el autoestima del niño, ya que en la encopresis esta se ve afectada.

¿Qué puedo hacer como mamá si mi hijo está pasando por encopresis?

Como mamá puedes realizar grandes aportes para el tratamiento de la encopresis en el niño. Te presentaremos algunos consejos que te guiarán.

  • Ofrécele un entorno sano y positivo a tu pequeño.
  • Presta atención a los cambios que pueda tener tu hijo y repórtalos al especialista.
  • Bríndale el espacio para la confianza. Poder hablar con tu pequeño sobre lo que siente y qué opina sobre sus vivencias.
  • Explora cómo es el desenvolvimiento de tu hijo en su entorno escolar.
  • Es necesario que puedas detectar si el niño presenta miedos, ansiedad, preocupación hacia el hecho de ir al baño, ya que pudiera tratarse de una fobia a la evacuación.

La encopresis puede ser una situación incómoda y preocupante, tanto para los niños como para los padres. Sin embargo, recuerda que con amor y disposición puedes ayudar a tu pequeño a superar esta situación y si la situación lo amerita no dudes en consultar con un medico.  El entendimiento y confianza que le puedan brindar las personas que rodean al pequeño es vital, pues de esta manera, él se sentirá mucho más motivado y dispuesto a superar la encopresis. Asimismo, es importante que puedas saber como mamá, que la encopresis es más común de lo que crees, así que ¡Despreocúpate mamá y ayuda a tu pequeño!

Ante cualquier duda, recuerda consultar con tu médico para que te aconseje en tu caso particular.

Última actualización del articulo 18 agosto 2017