Maternidad Vida Positiva Vida sana

Estrés postparto: Síntomas, causas y recomendaciones para tratarlo

estres postparto
El estrés en el postparto es una situación con la que muchas mujeres tienen que lidiar. El nerviosismo, la ansiedad o la fatiga que experimenta una madre en los primeros meses de su vida pueden causar depresión en algunas mujeres

¿Qué es el estrés postparto? ¿Cómo identificarlo? ¿Se puede evitar? Aunque la llegada de un bebé es la experiencia más hermosa para toda mamá, la verdad es que tanto el proceso del parto, como el cuidado del recién nacido durante las primeras semanas, pueden generar sentimientos de preocupación, estrés y hasta tristeza.

Tener estrés y ansiedad después del parto es más común de lo que crees

Luego de dar a luz, las mujeres generalmente se sienten adoloridas, experimentan cambios físicos y se producen nuevas conexiones neuronales para facilitar el proceso de aprendizaje madre-hijo que pueden dar a lugar al estrés postparto.

El cambio total de rutina, sumado a las horas sin dormir y el cuidado que requiere tu pequeño también puede desencadenar sensaciones de inseguridad y ansiedad que son más comunes de lo que crees, por eso te presentamos todo lo que necesitas saber sobre el estrés postparto, síntomas y sobre todo como evitar caer en el.

estres post parto
El proceso de parto es una experiencia que puede ser dolorosa, estar llena de incertidumbre, dar lugar a complicaciones y desencadenar una respuesta de estrés

¿Qué es el estrés postparto?

El estrés posparto es la respuesta del organismo de la madre tras el parto. Está provocado tanto por la experiencia del proceso de parto como por los cambios que produce la llegada de un bebé a casa.

Lo que parece encantador en un primer momento se convierte en una situación muy diferente al pasar los días, especialmente si se trata de una madre primeriza. Lo importante que debes saber es que las sensaciones de cansancio, tristeza o preocupación es parte de la experiencia.

El parto puede causar miedos, incertidumbre y nervios en muchas mujeres, además si se produce complicaciones al momento del alumbramiento, las madres puede asumir esta situación como un momento amenazante, lo que desencadenaría una respuesta de estrés.

Un bebé necesita toda la atención de su madre, las 24 horas del día, y esto puede generar ansiedad en su organismo

Tampoco es un secreto que la vida de las madres cambia radicalmente luego de que llega el primer bebé. Lo que se consideraban sus prioridades, rutina diaria y preocupaciones cambian, por lo que en muchos casos se generan cuadros de ansiedad y de mucho estrés.

Estrés luego del parto
El estrés postparto está provocado por los cambios que produce la llegada de un bebé a casa.

¿Qué es el trastorno de estrés postraumático postparto?

Las situaciones dificultes y traumáticas desencadenan estrés en cualquier ser humano, cuando se trata de un parto, la experiencia del proceso puede desencadenar un trastorno mucho más serio en algunas madres, llamado trastorno de estrés postraumático postparto.

Se estima que alrededor del 9% de las mujeres experimentan trastorno de estrés postraumático posparto (TEPT) después de dar a luz. Con frecuencia, esta enfermedad se produce por un trauma real durante el parto o después del nacimiento del bebé.

Alrededor del 9% de las mujeres pueden sufrir trastorno de estrés postraumático posparto (TEPT)

El trauma podrían derivarse de:

  • Una cesárea no planificada
  • Uso de extractor de vacío o pinzas para dar a luz al bebé
  • Bebé internado en cuidados intensivos
  • Sentimientos de impotencia, mala comunicación y falta de apoyo y tranquilidad durante el parto
  • Las mujeres que han experimentado un trauma previo como violación o abuso sexual, también corren un mayor riesgo de sufrir TEPT posparto.
  • Mujeres que han experimentado una complicación grave o una lesión relacionada con el embarazo o el parto, como hemorragia posparto severa, histerectomía inesperada, preeclampsia, trauma perineal (desgarro de tercer o cuarto grado) o enfermedad cardíaca.

El TEPT posparto es temporal y requiere de ayuda profesional para tratarlo.

estres post parto en madres
El trastorno de estrés postraumático posparto (TEPT) es una enfermedad mucho más severa que puede ser temporal.

Síntomas de estrés postparto más frecuentes

El estrés postparto puede producir tanto consecuencias fisiológicas como psicológicas, dando lugar a una serie de procesos cognitivos y conductuales para poder afrontar dicha situación estresante.

Según un estudio publicado en la revista electrónica NURE Investigación hasta un 34% de las mujeres pueden referir su experiencia de parto como traumática, lo cuales pueden influir la aparición de síntomas de estrés postraumático.

Los signos que el estrés postparto produce en la madre son los siguientes:

  • No dormir: el estrés te quitará el sueño. No tendrás ganas de dormir ni aunque estés muy cansada principalmente por miedo a que le pase algo al bebé y tú no te despiertes.
  • Ansiedad: como madre puedes verte desbordada por tus nuevas obligaciones y la necesidad de querer hacer todo bien que eso conlleva y esto se traduce en ansiedad.
  • Aislamiento: debido a que una mamá angustiada no quiere recibir visitas ni salir de casa, esto te puede llevar a auto aislarse del resto del mundo. Esto no es lo más aconsejable, deja que otros te ayuden.
  • Frustración y llanto: la maternidad puede ser muy frustrante. Por este motivo, si sufres estrés posparto, es posible que a veces te supere la situación y termines llorando por ello.
  • Alimentación descontrolada: cuando se produce el estrés posparto hay dos opciones, o bien que comas sin parar o bien que no pruebes bocado. Ninguna de las dos opciones es recomendable. Necesitas tener energía para afrontar la maternidad, y eso solo lo obtendrás a través de una buena alimentación. Tienes que prestar especial atención a esto durante la lactancia materna.
Cada historia y las circunstancias que la definen son particulares del contexto de cada vivencia de maternidad.

¿Cómo afecta el estrés postparto al bebé?

Es habitual que cuanto más estrés muestra la madre, más estrés presente el bebé. Los síntomas de la madre pueden transmitirse al bebé. Si el pequeño nota que su madre está angustiada, él mostrará síntomas de angustia. Por ello, es fundamental relajarse antes de cargar o tomar en brazos a tu pequeño.

También debes saber que los bebés recién nacidos tienen una conexión especial con sus madres. Son capaces de identificar los olores o las voces de sus progenitores, por ello cuando una madre se ve sometida a una situación de estrés, el bebé imita su respuesta y esto a su vez provoca que aumente su frecuencia cardíaca.

Factores que influyen en el estrés postparto

Por lo general, las mujeres que más sufren estrés o depresión postparto tienden a ser perfeccionistas con sus rutinas y de quienes la rodea, además de que no se permiten equivocaciones. Es vital tener en cuenta que nadie nace siendo una madre perfecta y que la práctica es la clave para mejorar en cualquier ámbito de la vida.

Se trata de una nueva etapa en la vida en la que un bebé depende plenamente de ti como mamá, lo cual puede hacerte sentir angustiada, preocupada y estresada.

Estos son los principales factores que pueden influir en la aparición del estrés postparto:

  • La pareja: Tanto las presiones por parte de su pareja, que muchas veces puede sentirse relegado a un segundo plano, como la ausencia de una pareja que acompañe el nuevo proceso, cuando se trata de madres solteras, son factores que influyen en los niveles de estrés y preocupaciones. Los expertos aseguran que es fundamental que el padre entienda las dinámicas psicológicas de la mujer y que, por un tiempo, ceda su espacio al hijo, sin dejar de abandonar el rol que dentro del proceso de adaptación.
  • Soledad: Las mujeres pueden experimentar soledad, especialmente, al sentir que mientras ellas deben permanecer constantemente al cuidado de su hijo, el resto del mundo exterior sigue avanzando. Esto suele pasar sobre todo cuando la madres no cuentan con el apoyo de la familia.
  • Trabajo: Al notar que todos regresan a sus labores habituales, mientras que ella se queda sola al cuidado del niño. De igual forma, ocurre cuando la madre se incorpora a su trabajo y siente ansiedad porque debe dejar al niño en casa.

Los expertos aseguran que el apego tiene que ver con la manera en que contestamos a las necesidades y estrés de nuestros hijos

estres post parto mama
El simple hecho de escuchar llorar al bebé puede producir la sensación de alarma en aquella persona que está en fase de preocupación y estrés

¿Cómo combatir el estrés postparto? Recomendaciones para un postparto feliz y saludable

Las recomendaciones para un posparto más feliz van desde cuidar la higiene, la alimentación, el ejercicio físico, el descanso, así como cuándo retomar las relaciones sexuales con tu pareja y cómo cuidar las emociones durante este periodo de maternidad.

1. Duerme y descansa lo suficiente

Dormir lo suficiente garantiza un mejor estado de ánimo. Sabemos que cuidar al bebé supone tener que estar pendiente de él a todas horas, incluso en las que deberían dedicarse al sueño. Lo mejor es hacer turnos con tu pareja para poder cubrir las necesidades del bebé por las noches.

Sin embargo, es probable que no duermas lo suficiente, por lo que te aconsejamos que utilices cualquier momento del día para echar una pequeña siesta, adaptándote siempre a las necesidades del recién nacido.

2. No descuides tu alimentación

Tómala como el consejo más importante. Luego del parto, la recuperación física implica un gran esfuerzo para tu cuerpo. Si a esto le sumamos la lactancia y el cuidar al bebé, es normal que nuestro organismo sufra.

Por ello tienes que acumular energías con una buena dieta saludable. No debes saltarte ninguna de las 5 comidas que se deben realizar diariamente. Esto te proporcionará gran parte de la energía necesaria.

3. Comunícate con tu pareja

En el caso de que la familia esté formada por dos personas, además del bebé, es importante que expreses tus sentimientos acerca del mismo con tu pareja.

Seguramente tu pareja siente lo mismo que tú y agradecerá tu sinceridad. Los momentos de intimidad son muy importantes para combatir el estrés, por lo que ¡Nunca los descuides!

4. Intenta mantener la calma

El recién nacido puede decidir no comer, no dormir cuando debería hacerlo o llorar sin motivo alguno. Así son los bebés y hay que aceptarlo. Esto no significa que algo vaya mal. Es importante que mantengas la calma especialmente cuando el bebé llora.

5. Trata de conservar tus rutinas

No está mal dejar al bebé un rato con tu pareja o algún familiar para poder salir a la calle. Puedes ir de compras, encontrarte con amigos o simplemente dar un paseo. Lo importante es que puedas tener un momento para ti sin que te sientes agobiada, aunque sea poco tiempo.

Esto te ayudará mucho a relajarte y ver que tu vida continúa donde la dejaste.

La llegada de un bebé a casa es una experiencia hermosa pero a la vez difícil y demandante.

¿Ayuda a mejorar el estrés si recibo visitas?

Seguramente tus familiares y amigos están deseando conocer al nuevo miembro de la familia. Esto no debería producir estrés, sino todo lo contrario. Organizar las visitas de familiares y amigos es una gran idea. Si se trata de llevar al bebé de visita a la casa de alguien más, procura estar el tiempo suficiente sin que sea agotador para ti.

Si las visitas deciden venir a casa, es bueno organizarlas para cuando te venga bien. Intenta que sea en grupos de no demasiada gente y avisa a los visitantes de que no van a poder quedarse demasiado tiempo cuando lo consideres.

¿Se puede buscar consejos de otras madres?

La mayoría de las mamás están rodeadas de personas que han pasado ya por esta etapa. Especialmente si se cuenta con tu propia madre, hermanas y amigas, pídeles consejo y no temas en preguntar. Habla con ellas de tus sentimientos, intenta resolver tus dudas e inseguridades, deja que te cuenten su experiencia.

Ante cualquier duda, también debes saber que ningún consejo puede sustituir las indicaciones de un médico. Te recomendamos nuestro artículo: Cuidados del bebé recién nacido: Consejos de mamá a mamá.

¿Es bueno recibir ayuda?

No te desgastes pensando que todo lo tendrás que hacer tú. Deja que la gente que te rodea, ya sea tu pareja, familiares, amigos e, incluso, algún vecino te ayuden.

Si sientes que todo lo tienes que hacer tú, no podrás combatirlo. Pedir ayuda no es un signo de debilidad, además, en muchas ocasiones, la gente a la que se lo pidas se sentirá agradecida por poder ayudarte.

Combatir el estrés es una tarea que se realiza desde el pensamiento propio y requiere tener las ganas de evitarlo

Cuidado con tu estado de ánimo durante el postparto

El bebé observa mucho a sus padres, de hecho es muy sensible al estado de ánimo que éstos muestran. Por eso, tanto tus emociones como tus sentimientos se reflejan directamente en su expresión y en sus actos. Si los nervios te atacan, el bebé lo notará y es muy probable que repita la misma conducta.

No hagas que tu pequeño sienta el estrés que tú sientes, esto no es para nada bueno. Intenta relajarte y sentirte de la misma manera que quieres que se sienta el bebé.

¿Qué pasa si no logro superar el estrés con las recomendaciones?

Es importante consultar con tu médico de confianza o psicólogo, ya que quizá haya factores externos que pueden traer complicaciones, como la falta de alguna vitamina.

estrés postparto
Sentirse poco preparadas o sin las suficientes energías es muy común entre las mamás que acaban de tener un bebé.

¿Los hombres también sufren de estrés postparto?

El estrés o depresión en los papás es en realidad un fenómeno relativamente común y afecta entre un 2% a un 25% de los padres durante el embarazo de su pareja o durante el primer año después del parto.

De acuerdo con la American Academy of Pediatrics, esta tasa puede incrementarse a un 50% cuando la madre sufre de depresión perinatal o depresión posparto, y puede impactar el bienestar de la familia de forma considerable, especialmente a los niños.

Uno de cada 15 hombres que recientemente se convirtieron en padres sufrió de depresión en algún momento entre el tercer trimestre del embarazo y los nueve meses después del nacimiento del bebé

La Organización Mundial de la Salud advierte que al menos un 10 % de los padres sufren de este problema tras el parto de su pareja.

Otros consejos para vivir un postparto feliz

Sufrir un poco de estrés después de dar a luz a un bebé es normal, pero cuando lo síntomas se torna frecuente y el sentirse desbordada por los cuidados que requiere el bebé desencadena estrés, es importante buscar ayuda y afrontar el problema.

Evitar el estrés postparto es posible si tomas en cuenta los siguientes consejos:

  • Crea una red de apoyo. Habla con tu pareja, familia y amigos para que estén a tu lado si así lo necesitas. Los primeros días suelen ser muy pesados, así que no temas pedir ayuda. Eres mamá, pero también eres humana y necesitas apoyo, descanso y muchos mimos.
  • No tengas prisa. No te preocupes por recuperar tu figura de inmediato. Dale tiempo a tu cuerpo de sanar y aprende a amarlo con todos sus nuevos cambios. Agradécele por el excelente trabajo que hizo al cuidar y formar a tu bebé.
  • Disfruta esta etapa. Lo sabemos, aunque el postparto puede ser muy pesado, también es una etapa que puede disfrutarse. Tu bebé no volverá a ser así de pequeñito como en esas primeras semanas. Disfrútalo, admíralo y ámalo. Deja para después todo lo que no sea urgente.

Pero sin duda, el consejo que todas las madres deberían seguir durante el postparto es: confiar en su instinto y en su capacidad para ser mamá. ¡Feliz postparto, mamá!

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS