Bebes Maternidad

¿Cómo actuar ante la fiebre en bebés? Guía para padres

midiendo la temparatura de un bebé
Cómo bajar la fiebre del bebé

A todas las madres nos preocupa que nuestro bebé se enferme, por lo que al percibir que la temperatura de nuestro bebé sube se encienden las alarmas y muchas veces no sabemos cómo reaccionar. La principal razón de nuestra preocupación es que la fiebre generalmente suele ser señal de algo más y el no saber lo qué sucede nos llena de incógnitas sobre cómo actuar.

¿Cómo saber si nuestro bebé tiene fiebre? ¿Qué le está causando la fiebre? ¿Cómo bajar la fiebre en bebés? y ¿Cuál es el momento indicado para llamar al doctor? son solo algunas de las dudas que se nos vienen a la mente cuando sentimos que la temperatura corporal de nuestro pequeño está subiendo. Tranquila, lo más importante en estos casos es no desesperarse y saber reaccionar dependiendo de los síntomas que presente tu bebé.

Te presentamos una serie de consejos y recomendaciones que sin duda te ayudarán cuanto tengas el presentimiento de que tu bebé tiene fiebre y cuando ya la confirmes.

bebe acostado
La fiebre en bebés se produce si la temperatura pasa los 38 grados centígrados

¿Cómo detectar la fiebre en bebés?

Lo primero que debemos saber es que la temperatura normal de un bebé está entre los 36° y 38° centígrados, por lo que una temperatura por encima de los 38° en considerada como fiebre. y esta puede venir acompañada de síntomas como aumento del ritmo cardíaco y cambios en la respiración.

Para detectar la fiebre en bebés solo basta con estar atenta a cualquier modificación de su temperatura. Si cuando besas a tu bebé o le tocas la frente lo sientes más caliente de lo normal es hora de tomar su temperatura. Para esto es necesario que tengas un termómetro para tu bebé desde el momento en que nace, puede ser uno básico o uno electrónico que indica en números la temperatura, y la temperatura del bebé se puede tomar en la axila, en el oído o en el recto.

¿Qué causa la fiebre en bebés?

Las causas de las fiebre en bebés son muy variadas y dependiendo de ellas se sabrá la gravedad o no de la situación. En principio la fiebre se presenta como una defensa del cuerpo a infecciones y virus, pues los especialistas señalan que mientras el cuerpo tenga una temperatura más alta, la infección tenderá a eliminarse, sin embargo, este aumento en la temperatura trae malestar en los pequeños y de ser muy alta puede desencadenar en convulsiones.

Algunos medicamentos como antibióticos, antihistamínicos y anticonvulsivos también pueden generar reacciones febriles en el pequeño, y en algunos casos, procesos normales como la salida de los dientes puede generar fiebre en el bebé.

Otra cosa que debes saber es que los niños pequeños son más susceptibles a la percepción de virus, esto ocurre debido a que los bebés tienden a meterse todo lo que tocan en la boca y muchos objetos están llenos de microorganismos que pueden generar infecciones. Además, el sistema inmunológico de los bebés está aún inmaduro, por lo que no tienen la suficiente fuerza para defenderse y el primer síntoma que emite de alarma es la fiebre.

Fiebre en bebés: ¿Cuándo llamar al doctor?

Un vez detectado el nivel de temperatura que presenta el bebé, muchos padres se preguntan cuándo se debe llamar al pediatra o cuándo es posible esperar. La respuesta a estas preguntas dependerá de la edad que tenga tu bebé. Si tu pequeño es menor de 3 meses y tiene una temperatura mayor a 38° debes acudir inmediatamente al médico, debido a que los bebés tan pequeños no pueden pasar mucho tiempo con fiebre.

Si la fiebre en bebé se presenta después de los 3 meses y no esta acompañada con falta de apetito de tu pequeño o dolor de cuerpo y malestar general, entonces puedes esperar un poco a ver si cede. Sin embargo si la temperatura excede los 39° o se acerca demasiado a los 40° debes llamar inmediatamente a tu médico o acudir a un centro de salud más cercano para que tu pequeño sea atendido.

¿Cómo bajar la fiebre bebés?

Los medicamentos más recomendados para bajar la fiebre en bebés son el acetaminofen o el ibuprofeno (este último solo para bebés mayores de 6 meses) y será tu médico quien te indicará la cantidad para darle. Sin embargo, estos medicamentos suelen ayudar a controlar la fiebre, pero deben combinarse con antibióticos u otros tipos de medicamentos en caso de que la fiebre de tu bebé sea producto de algún tipo de infección.

Asegúrate también de que el bebé ingiera bastantes líquidos, ya que es muy importante evitar que se deshidraten. La lactancia materna aporta los líquidos necesarios y aunque es posible que le disminuya el apetito, trata de mantener el horario de las comidas, ya sea con biberón o pecho.

También existen métodos caseros que puedes aplicar para bajar la fiebre en bebés en caso de que el medicamento esté tardando tiempo en causar su efecto. De acuerdo a lo indicado por los especialistas en pediatría, existen dos modos de bajar la temperatura a un niño, el método de frío y método de calor.

Método del frío

Este consiste en colocar compresas de agua fría en la cabeza del bebé y mantenerlo fresco con poca ropa para bajarle rápido la temperatura, pero el riesgo que se corre es que le pueda bajar mucho la temperatura. Se recomienda colocar compresas de agua no solo en la cabeza, sino en la entrepierna y en las axilas.

Prueba con algunos métodos caseros para bajar la fiebre

Método del calor

Lo recomendable para todos los niños cuando presenten fiebre es bañarlos con agua tibia a una temperatura aproximada de 36°. El bebé debe introducirse en la bañera  hasta que tu sientas que la temperatura le ha bajado lo suficiente.

Trata de jugar con él, entretenerlo o hablarle para que se distraiga y logre disfrutar su baño. Después de salir del baño coloca un pañal de tela húmedo tibio en la entrepierna de tu bebé. También puedes cobijar al niño para que sude rápido y le baje la fiebre, aunque solo en niños mayores a 2 años.

¿Qué hacer si mi bebé convulsiona?

Aunque la idea es que tomes previsiones y no dejes que la temperatura de tu bebé suba demasiado, la fiebre o la infección que lo produce puede causar en algunos casos convulsiones en los bebés. Sabemos que esto puede asustarte mucho, pero lo más importante en este momento es mantener la calma y seguir algunas recomendaciones específicas.

Mientras ocurre la convulsión pon a tu bebé de lado para que en caso de que vomite no se ahogue. Cerciórate de que tu pequeño no tenga nada en su garganta y toma el tiempo de la convulsión. Si pasa más de tres minutos llama al servicio de emergencia para que acudan a tu casa. También debes llamar a tu doctor después de que ocurra el hecho para que evalúe a tu pequeño y te diga cómo actuar.

Recuerda que el mejor ataque para la fiebre en bebés está en estar preparados e informados para poder actuar lo más oportunamente posible y lograr que nuestro bebé se recupere rápidamente.