Embarazo Maternidad Mujeres

7 frases que molestan a todas las embarazadas y a las mamás

Mujer embarazada sentada con gesto de estar estresada
Hay cosas que simplemente no queremos escuchar por más inocentes que sean
Desde el comienzo de nuestro embarazo, hasta el momento de la llegada de nuestro bebé, son muchas las situaciones por las que las mujeres debemos pasar. Algunas de ellas se convierten en todo un reto para nosotras, y en especial cuando hay ciertas frases que molestan. El problema es que estas situaciones, además de tratarse de nuevas experiencias, vienen acompañadas de ciertas comentarios por parte de familiares y amigos, que más que ayudarnos nos incomodan, nos asustan e incluso hasta nos molestan.
Y es que de un momento a otro, todas las personas a tu alrededor, están llenas de consejos para darte, que aunque en su mayoría vienen con las mejores intenciones, la verdad es que para nuestros cambios de humor y la montaña rusa de emociones que vivimos gracias a la panza, las hormonas y el bebé, lo menos que necesitamos es escucharlos.
Ante tantos consejos y comentarios que muchas veces no pedimos, nos podemos sentir muy abrumadas. Pero ¡no te preocupes! hay formas de sobrevivir a los comentarios por molestos que sean, solo es cuestión de que tomes las cosas con calma y entiendas que no a todas las personas se le da mucho hablar con tacto, y decir las cosas cuidadosamente.
Mamá y mujer embarazada compartiendo
En esta etapa somos más susceptibles a enojos, por ello ¡Cuida lo que dices!

7 frases que molestan y que nunca deberían decirle a una madre o embarazadas

Ya sea que estés embarazada o te hayas convertido en una nueva mamá, todos tienen algo que decir sobre si eres madre primeriza, el peso que has ganado, las cantidad de veces que amamantas a tu bebé, e incluso comentarios sobre cuál sería el sexo del bebé por el tamaño de tu barriga. Son tantas las frases que nos molestan o los comentarios que nos pueden incomodar, pero que aún así siguen muy comunes, por eso acá te dejamos 7 frases que sabemos nunca quisieras escuchar.

1.”Esto son cosas de madres primerizas”

Son muchas las madres primerizas que habrán escuchado este tipo de comentario. Especialmente al estar en alguna consulta médica o cuando apenas acabamos de dar a luz a nuestro bebé, pues es este el momento en el más nos ponemos nerviosas y no sabemos muy bien como actuar o qué es lo que debemos hacer.

Sin embargo, a algunas parteras se le olvida que todas las madres hemos sido también “primerizas” alguna vez, y es absolutamente normal que desconozcamos algunos temas, pues en su mayoría se tratan de cosas que sólo se aprenden con la práctica.

2. “¿Cuánto has aumentado? ¡Te ves algo gorda!”

Sin dudas, este comentario entra en el top de frases que molestan a toda mujer. Normalmente a las mujeres no nos gusta mucho las preguntas sobre cuántos kilos hemos aumentado o los típicos comentarios de si nos ven más gordas que antes. Y durante la etapa del embarazo estas preguntas sobre nuestro peso se tornan aún mas molestas, y es que no estoy gorda, ¡Estoy embarazada!

Aunque detrás de esta pregunta no haya ninguna mala intención, la verdad es que ésta es sin duda una de las cosas más incomodas de revelar para una futura mamá. Para mucha de nosotras lo importante no es el peso que hemos ganado sino la dicha de traer un bebé al mundo.

3. En la lactancia: “¿Le vas a dar ya otra vez?”

Los comentarios referente a la lactancia materna nunca se hacen esperar, especialmente en el instante en el que estás alimentado a tu bebé. Es tan común que la gente que se encuentra a tu alrededor siempre quiera estar al tanto de cómo lo haces, e incluso del tiempo que lleva tu bebé amamantando.

Ya sea que decidas darle pecho de nuevo o prefieras esperar a cuando el bebé llore, estas preguntas siempre las escucharás. Así que no te preocupes, lo mejor que puedes hacer es explicar que como madre estás informada y sabes muy bien cuántas veces necesita o no alimentarse tu bebé.

4. “¿De verdad te gusta ese nombre?”

La elección del nombre de tu bebé es una de aquellas cosas en las que todo el mundo quiere opinar. Y aunque siempre es bueno escuchar las sugerencias, la verdad es que no hay nada más molesto que la insistencia de los familiares para que uses un nombre en particular. Si ya de por sí se trata de una tarea difícil para ti y para tu pareja, lo menos que necesitan es más nombres que los agobie y los llenen de dudas.

Lo mejor siempre será aceptar las opiniones y escoger el nombre que ya habías planeado aunque a los demás no les guste.

5. “Tiene que ser una niña, ¡mira tu panza estás enorme!”

Cuando estás embarazada todas las personas cercanas a ti quieren ser los primeros en adivinar cual será el sexo de tu bebé. Y aunque este tipo de comentarios son muy comunes, no deja de ser muy incómodo que la gente asegure si tu bebé será niño o niña, según la forma o el tamaño de tu barriga.

La panza de la mayoría de las embarazadas siempre serán enormes, ¡eso lo sabemos! por lo que no es necesario que nos lo recuerden a cada rato.

6. “Este niño no se parece en nada a ustedes… ¿Están seguros de que no se los cambiaron?”

Además del sexo de nuestro bebé y el nombre que le vamos a poner, saber a quién de los futuros papás se parecerá el niño, son una de las cosas que más causa curiosidad entre los familiares y amigos. Por ello, es tan típico que cuando llega el momento de conocer al bebé, las personas hagan comentarios sobre a quién de los dos se parece o si por el contrario no se parece a ninguno.

Seguramente este es uno de los comentarios más populares entre la gente, pero todos sabemos que cuando apenas nace un bebé, no hay muchos rasgos físicos que nos permitan saber con exactitud a quien se parece, además desde el momento que nacen ¡es difícil que una madre pierda de vista a su bebé!

7. “Son sólo las hormonas”

 No sólo cuando estamos embarazada escuchamos que todo lo que nos pasa a la mujeres es por culpa de las hormonas, de hecho es algo que siempre nos han dicho por el simple hecho de ser mujer. Y aunque es cierto que los cambios que causan las hormonas, durante el embarazo se intensifican, la realidad es que no todo lo que nos pasa se trata de eso únicamente.

Por ello, es válido que como estrenadas mamás sintamos miedos y preocupaciones, pues contrario a lo que todos pueden pensar, las hormonas no siempre condicionan nuestros sentimientos, ya que se tratan incluso de situaciones propias de todo ser humano.

Sabemos que nuestros familiares y amigos sólo tratan de ayudarnos y aconsejarnos sobre esta nueva etapa en nuestras vidas, pero a fin de cuentas las cosas sólo te pueden molestar si permites que sea de esa forma. Así que sólo disfruta del embarazo y tu nueva faceta como mamá y evita que personas o situaciones como esta te incomoden a lo largo del día.

¿Que hacer cuando escuches una frase que molesta?

¡Riete! Sin dudas, lo mejor es no tomarlo en serio y reirte. Lo primero es darse cuenta que no es contra ti, sino que son generalidades que la gente dice, ya no es importante. Diviértete, sorprendiéndote con las frases que la gente dice.

¿Que frase que te molesten es la peor que te han dicho? Comparte

7 comentarios

Click aqui para dejar un comentario