Maternidad

¿Cómo funciona el Método ROPA y la maternidad compartida en parejas lesbianas?

metodo ropa
La medicina ha evolucionado en favor de las familias modernas, es por esto que el método ROPA ha permitido cumplir el sueño de muchas parejas lesbianas.

Al llegar el momento adecuado, muchas parejas deciden formar una familia. No obstante, en el caso de parejas conformadas por mujeres que desean formar parte activa en el desarrollo del embarazo, esto puede suponer un problema. Es por ello que la medicina ha buscado alternativas al embarazo común. ¿Quieres saber si puedes utilizar el método ROPA?

¡Te contamos todo lo necesario para que des respuesta a esa duda!

En los últimos años, las mujeres hemos adquirido mayor poder en la decisión sobre nuestros cuerpos y nuestras familias. Hoy en día somos nosotras quienes podemos construir nuestro propio proyecto de maternidad y decidir con quién formaremos un hogar, sin sentirnos presionadas o juzgadas por la sociedad.

Gracias a métodos actuales, ya no solo se trata de que el bebé tenga dos madres participativas en su crecimiento, sino también en su aporte biológico.

Muchas mujeres sueñan desde jóvenes con formar un hogar y ser madres. Gracias a los avances médicos y científicos, hoy en día existen diversas alternativas como: la inseminación artificial, la fecundación in vitro y el método ROPA.

Es por esto que las parejas de mujeres son cada vez más libres en su camino a ser madres.

metodo ropa
Cumplir el sueño de ser madre biológica junto a la mujer que amas, ya no es algo imposible.

¿Qué es el método ROPA?

Por definición de siglas, el método ROPA hace referencia a la “Recepción de Óvulos de la Pareja”. Se refiere a un tratamiento de reproducción asistida indicado en parejas de mujeres que quieran compartir la maternidad biológica del bebé.

Mediante esta técnica se logra conseguir que ambas mujeres formen parte activa del inicio y desarrollo del embarazo.

En el caso de las parejas lesbianas que deciden tener un bebé con participación activa de ambas, el método ROPA es el ideal. Este tratamiento permite ser madres biológicas a partes iguales, así como disponer de los mismos derechos y deberes respecto al futuro del bebé.

Gracias al método ROPA, una pareja de mujeres podrá experimentar tanto a nivel emocional, como a nivel físico, parte del proceso que las llevará a formar una nueva familia.

Durante este proceso la pareja podrá decidir el papel de cada una durante el embarazo. No obstante, algunos factores podrían influir, como la edad o la calidad de los óvulos en alguna de las mujeres.

Pero, a diferencia de los demás métodos de reproducción asistida, en la recepción de óvulos de la pareja, ambas mujeres podrán intervenir de una u otra forma en el embarazo.

Esta técnica, a través de una fecundación in vitro, permite que una de las mujeres aporte el óvulo, por lo que será la madre genética del niño, mientras que la otra será quien lleve a la criatura en su vientre, por lo que será la madre biológica del niño.

metodo ropa que es
Las leyes LGTBIQ respaldan la igualdad de trato de las parejas homosexuales respecto a las heterosexuales en el campo de la sexualidad y la reproducción.

¿Cómo funciona el método ROPA?

El método ROPA es una variante de la fertilización in vitro, es decir, que el óvulo aportado por una de las mujeres, es fecundado con esperma de un donante y a continuación, el embrión resultante es transferido para que se dé el proceso de gestación.

Se trata de una variación a la fecundación in vitro, puesto que en el método ROPA la primera etapa del proceso (donde se estimulan los ovarios para la extracción de los óvulos) se aplica en una mujer, y la segunda etapa (la transferencia e implantación del embrión en el útero) se realiza en otra mujer.

A grandes rasgos, un embarazo con esta técnica conlleva cuatro etapas:

Decisión

El primer paso de todo el proceso, una vez que han resuelto formar una familia, será decidir quién será la madre genética y quién será la madre gestante.

Normalmente esta decisión será responsabilidad de la pareja, no obstante, si existe una diferencia de edad considerable entre ambas, o está la presencia de alguna patología uterina en una de ellas, el médico podrá aconsejar la adjudicación de los roles.

Extracción del óvulo

Una vez que se conoce quién será la madre genética del bebé, esta deberá someterse a una estimulación ovárica durante 10 o 12 días. Para esto tendrá que administrarse en casa algunas inyecciones subcutáneas. Mientras tanto se irá sometiendo a controles para decidir el mejor momento para la extracción.

La extracción se realiza bajo una anestesia suave y dura alrededor de 15 minutos. Se trata de una intervención sencilla.

Inseminación

Para llevar a cabo la inseminación, el equipo médico a cargo elegirá una muestra de semen anónimo de acuerdo a las similitudes físicas con la madre receptora.

Una vez descongelado el semen en cuestión, se inseminan los óvulos y se mantienen en observación entre 3 y 6 días para verificar la evolución de los embriones.

Transferencia

Para la realización de este tratamiento es necesario que la mujer receptora sea sometida a un proceso hormonal mediante el cual el endometrio será receptivo ante la implantación. Esta medicación se basa en estrógenos y progesterona en forma de parches, comprimidos o inyecciones subcutáneas.

Una vez que el endometrio adquiere las características adecuadas y la evolución del embrión ha sido correcta, se realiza la implantación vía vaginal de este en la madre que gestará.

Para ello se escoge el embrión de mayor calidad y que aporte las máximas garantías de éxito. Finalmente la madre gestante deberá continuar el proceso hormonal según la indicación médica.

metodo ropa
Gracias a este proceso una de las mujeres podrá dar a luz al hijo de ambas.

¿Cuándo es recomendable optar por el método ROPA?

Más allá de ser recomendado en parejas lesbianas que deseen formar una familia con hijos biológicos, el método ROPA debe ser recomendado exclusivamente por profesionales de la salud. Esto se debe a que los galenos deberán garantizar que las condiciones óptimas para un embarazo sano estén dadas.

Entre las principales consideraciones tomadas en cuenta a la hora de recomendar esta técnica son:

  • La edad de la pareja será crucial para este procedimiento. Pasados los 35 años, la calidad de los óvulos comienza a decaer a un ritmo acelerado. Es por esto que, si la mujer es mayor a 43 años, este procedimiento no deberá ser recomendado.
  • El historial médico. Los antecedentes de la pareja deberán revisarse en aras de garantizar el desarrollo de un feto sano. Además, la estimulación ovárica puede estar contraindicada en algunas enfermedades o anomalías cromosómicas.
  • La calidad de los óvulos. En muchos casos, mujeres jóvenes poseen ovarios que no tienen la capacidad de producir óvulos de calidad suficiente, como para ser fecundados en un tratamiento.

Una vez que la pareja interesada es sometida a estos controles y chequeos médicos, arrojando resultados positivos, será capaz de realizar el procedimiento buscando las máximas posibilidades de que el embarazo curse de forma saludable.

metodo ropa
Si una pareja de mujeres se encuentra casada y deseosa de involucrarse de manera activa en un embarazo, el método ROPA es la mejor opción para formar una familia.

Fases del método ROPA

Las fases que se cumplen durante este tratamiento son las mismas que en una fecundación in vitro o en una donación de óvulos.

Si no estás muy familiarizada con estos procedimientos, te contaremos su proceso paso a paso.

1. Estimulación ovárica

La mujer que aportará o donará los óvulos que se utilizarán durante este procedimiento, deberá someterse a un proceso de estimulación de los ovarios con medicación hormonal. Esto se realiza con la finalidad de que se produzcan más folículos y así conseguir el máximo número posible de ovocitos.

Desde el segundo o tercer día de la regla se emplean hormonas que se inyectan vía subcutánea, haciendo que crezcan varios folículos de manera simultánea, consiguiéndose así más ovocitos.

Durante este tratamiento la mujer tendrá que acudir de forma periódica a la consulta con los especialistas, generalmente cada 48 horas. Esto será para llevar un seguimiento ecográfico y analítico los valores sanguíneos, con el propósito de verificar que las fases se estén cumpliendo a cabalidad.

Gracias a esto se consigue valorar el momento ideal en el que se debe realizar a la inducción de la ovulación con una nueva medicación.

2. Punción folicular

Los folículos tienen el tamaño adecuado y hay un número suficiente, los médicos autorizan la administración de una hormona que conduce a la maduración de los ovocitos.

Unas 34-36 horas después de hacer esto se programa la punción folicular. Se trata de una pequeña intervención que se realiza en quirófano, bajo sedación, en la que se extraen los óvulos de la madre genética.

3. Fecundación de los óvulos

La tercera fase de este método ocurre cuando los óvulos obtenidos en la punción folicular se fecundan. Este proceso se lleva a cabo en el laboratorio, y para él se utilizan espermatozoides de banco que sean compatibles con la mujer que va a gestar. Esta fecundación puede ser convencional o bien por ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides).

4. Cultivo de embriones

Una vez que se ha realizado la fecundación de los óvulos y estos se transforman en embriones, estos se dejan en cultivo entre tres y seis días hasta su transferencia.

5. Preparación endometrial

Mientras la mujer que aporta el óvulo está realizando la estimulación ovárica, se lleva a cabo la preparación endometrial de la mujer que va a recibir el embrión para quedarse embarazada, de tal  manera que éste tenga las mejores condiciones para la implantación del mismo.

Durante este momento se administran estrógenos y progesterona, generalmente por vía oral o transdérmica, con la finalidad de conseguir el grosor del endometrio adecuado para la implantación del embrión.

metodo ropa
La realización de ecografías vaginales durante esta fase es lo que permitirá identificar si existe un correcto grosor endometrial.

6. Transferencia de embriones

Una vez que el endometrio de la mujer receptora se encuentra preparado y se han obtenidos los embriones, se procede a seleccionar el embrión de mejor calidad.

Finalmente el embrión escogido es transferido al interior del útero de la mujer receptora para conseguir el embarazo.

Siempre que se pueda se transferirá el embrión en estadio de blastocisto (quinto día tras la punción) para tener las mejores tasas de embarazo y minimizar el riesgo de gestación gemelar.

La transferencia es un proceso rápido e indoloro, que se lleva a cabo con una cánula mediante la cual se depositan los embriones dentro del útero. Al mismo tiempo, se realiza una ecografía abdominal para asegurarse de que el embrión quede colocado en el lugar adecuado.

7. Congelación de embriones sobrantes

En este método se acostumbra transferir un solo embrión ya que la tasa de éxito suele ser bastante elevada. Sin embargo, en algunos casos específicos es posible transferir dos embriones.

Los embriones viables que no son transferidos a la madre gestante pueden ser criopreservados para futuros tratamientos, bien sea en caso de que no funcione el ciclo, o en el caso de querer tener más descendencia.

8. Prueba de embarazo

Transcurridos aproximadamente quince a veinte días después de la punción, se debe realizar un análisis de sangre para determinar la betaHCG u hormona del embarazo, lo que confirmará si el tratamiento ha sido exitoso.

Utilizar el método ROPA para quedar embarazada es una de las mejores decisiones si una pareja de mujeres desean tener un papel activo durante el embarazo.

¿Qué tan efectivo es el método ROPA?

Las probabilidades de éxito del método ROPA son las mismas que en la fertilización in vitro, puesto que el procedimiento es el mismo, existiendo solo las variables de que la persona donante del óvulo no será la misma que gestará.

Por ello, fijar un porcentaje para el éxito de esta técnica es bastante difícil, puesto que sus probabilidades varían de mujer a mujer.

Normalmente la distribución de los roles durante este proceso es determinada por la pareja. No obstante, el médico suele recomendar que la madre genética sea la más joven.

Especialistas de inseminación artificial en Barcelona establecen tazas de éxito asociadas a la edad de la madre genética de la siguiente manera:

<35 años

Si la mujer es menor de 35 años se encuentra en el momento ideal para iniciar con el tratamiento, con un 56% de probabilidad de embarazo en cada transferencia intrauterina de un único embrión.

Algunos especialistas elevan esta cifra hasta un 70 o 90% de éxito, en función de la edad de la mujer que aporta el óvulo.

35-39 años

Pasado este tiempo, entre los 35 y los 39 años la probabilidad de éxito en el primer intento alcanza el 43% de éxito en el primer intento.

>40 años

Con el transcurso de los años, el descenso de las posibilidades continúa. Por ello, la tasa de éxito en mujeres mayores de 40 años puede descender hasta un 33% de probabilidad de embarazo en el primer intento.

metodo ropa
Pasados los 43 años, si parejas lesbianas deciden tener hijos, es recomendable optar por un tratamiento con donación de óvulos.

Recomendaciones para decidir quién gestará

Gracias al método ROPA las parejas de mujeres son completamente libres de elegir el rol que desempeñarán durante el embarazo.

Sin embargo existen algunos criterios que podrían esclarecer las dudas entre tú y tu pareja, acerca de quién deberá ser donante o gestante.

Madre genética

  • Es la más joven. Pasados los 35 años, la edad de las mujeres cobra relevancia a la hora de un embarazo. Es recomendable que si una de las mujeres es menor de 35 años, sea esta quien done los óvulos para el tratamiento.
  • Tiene mayor reserva ovárica. Otro aspecto ligado a la edad es la reserva ovárica. Esto quiere decir que la mujer posee más óvulos disponibles en los ovarios, por lo que habrá mayores posibilidades de conseguir embriones de calidad. Esto es determinado en el centro clínico.
  • Sin historial de enfermedades genéticas dominantes. Al no poseer enfermedades hereditarias, es decir, transmisibles a través del material genético en el óvulo o el esperma, la mujer puede ser la madre donante sin problemas.

Madre gestante

  • No sufre enfermedades incompatibles con el embarazo. El éxito de un embarazo no solo se limita al embrión. Existen causantes ajenos al feto que pueden poner trabas a que una gestación llegue a término, como la endometriosis, los pólipos o miomas, etc. Si no posees ninguno de estos diagnósticos, entonces es recomendable que seas la madre gestante.
  • La reserva ovárica es menor. Al medir la carga ovárica de la pareja, es recomendable que la mujer que resulte con mayor número sea la madre genética, mientras la otra es la madre gestante.
  • No presenta factores de riesgo de aborto. Patologías como la diabetes, hipertensión, trombofilia, etc., pueden limitar las posibilidades de llevar un embarazo. Es por esto que si una de las mujeres no posee ninguna de estas, sea ella quien se encargue de la gestación del bebé.
metodo ropa
Hasta los 50 años puedes tener un embarazo con todas las garantías, siempre que el embrión tenga una alta calidad.

Dudas frecuentes acerca del método ROPA

Formar una familia con hijos biológicos de dos mujeres es un sueño hecho realidad para muchas parejas lesbianas en el mundo. A pesar de ello, esta innovadora técnica de reproducción asistida atrae muchas dudas a la mente de aquellas interesadas en utilizarla.

Con la finalidad de esclarecer todas tus dudas toma nota de la siguiente información:

¿A quién se parecerá él bebé?

Cuando ocurre un embarazo, la mitad del material genético es aportado por el espermatozoide y la otra mitad por el óvulo. Al igual que en cualquier otro embarazo, con el método ROPA el parecido físico del bebé dependerá de la dominancia de los genes heredados.

Si se desea que el niño se parezca a la madre gestante, será importante escoger un donante  de esperma que comparta características fenotípicas con esta.

Si bien existen mayores probabilidades de que el niño se parezca más a la madre genética, que a la madre gestante, esto no se puede asegurar con total certeza. Esto se debe a que una vez que el embrión es implantado en el útero de la madre receptora, comienza una comunicación a nivel molecular que dará pie a la activación o desactivación de ciertos genes.

¿El método ROPA es legal?

Si, en España, las parejas lesbianas civilmente casadas pueden optar por este método. Sin embargo, entidades como la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) abogan para que el acceso al método ROPA no esté condicionado por el estado civil.

Mientras tanto, aquellas mujeres que no se encuentran casadas cuentan con el reconocimiento de algunos códigos legales.

Este método es relativamente nuevo, España es uno de los países pioneros en este ámbito y acepta tratar casos internacionales. No obstante, podrás dirigirte a la clínica de fertilidad más cercana a tu domicilio e informarte al respecto.

¿Cuánto cuesta el método ROPA?

Esta técnica de reproducción asistida es una de las más costosas del mercado, no obstante, es la que ofrece los mejores beneficios para las parejas lesbianas.

Su costo dependerá del centro especializado al que te dirijas, sin embargo, este suele ser de 9500 dólares aproximadamente.

metodo ropa
El costo del método ROPA puede llegar a ser elevado para algunas parejas, no obstante, si ambas desean ser partícipes en el embarazo, esta técnica ofrece una posibilidad invaluable.

¿Es doloroso?

No, la extracción del óvulo solo requiere un poco de anestesia, pero no representará mayores problemas. Por su parte, el proceso de implantación es ambulatorio, rápido y sin dolor, por lo que no requiere anestesia.

¿Dónde pueden realizarlo?

El proceso de implantación es ambulatorio, no obstante, esto no significa que puede ser realizado en cualquier lugar. Asegúrate de asistir a una clínica correctamente adjudicada y reconocida en el campo de la reproducción asistida.

Si en tu país no realizan aún el método ROPA, puedes viajar a países como España, donde la técnica es ampliamente conocida.

¿Qué exámenes médicos son necesarios?

Las pruebas médicas necesarias para cumplir con este tratamiento son las mismas que en una fecundación in vitro tradicional, solo que algunas se realizarán en una de las madres, mientras que las demás pruebas se realizarán en la otra.

Los testeos que deberá realizarse la madre que aporte el óvulo son análisis de sangre, ecografías vaginales y estudios de cariotipo (en busca de alteraciones cromosómicas).

Por su parte, la madre gestante deberá someterse a análisis de sangre, ecografías vaginales y análisis con serologías para descartar enfermedades transmisibles. Además de no poseer enfermedades que puedan impedir que un embarazo llegue a término.

¿Puede haber un embarazo simultáneo en el método ROPA?

Sí, es completamente factible la realización de un embarazo simultáneo, es decir, en el cual ambas madres queden embarazadas. No obstante, muchos expertos no recomiendan esto debido a la carga de estrés que conlleva la gestación de un bebé.

En el caso de que ambas madres deseen quedar embarazadas, es recomendable que primero lo haga una y luego la otra. De esta manera, aquella no esté embarazada podrá brindar el cuidado y apoyo necesario a la madre gestante.

¿Se puede elegir al donante en el método ROPA?

Si y no, al tratarse de reproducción asistida con bancos de semen, ni las madres o los hijos podrán conocer la identidad del padre. Las madres tampoco podrán aportar algún donante debido a complicaciones legales.

No obstante, con respecto al donante se pueden conocer aspectos como edad, raza, grupo sanguíneo, peso, color de los ojos y cabello.

Si la pareja desea tener más hijos del mismo padre en el futuro, es importante que se aseguren de que el banco posea suficientes muestras del mismo donante, y que dichas muestras puedan ser reservadas para la pareja.

¿Qué pasa con los embriones que no se utilizan?

Como en cualquier procedimiento de fertilización in vitro, los embriones no utilizados son preservados a bajas temperaturas en la clínica de fertilidad. A partir de esto las madres podrán decidir si desean conservarlos (lo cual conlleva un costo aproximado de 600 dólares al año), donarlos a otras parejas que no consigan éxito con embriones propios, o entregarlos a programas de investigación.

maternidad compartida entre mujeres
Un embarazo con el método ROPA no posee requisitos difíciles de cumplir. Por el contrario, solo requiere de dos mujeres sanas que posean mucho amor para ofrecer a un nuevo bebé.metodo

En los últimos años el método ROPA se ha convertido en un sinónimo de fertilidad y esperanza para las mujeres lesbianas que desean empezar a formar una familia. Junto a la inseminación artificial y la fecundación in vitro, la medicina ha conspirado a favor del amor entre dos personas del mismo sexo.

Si los deseos de ti y tu pareja son construir una familia mediante este método, asegúrate de asistir a una clínica reconocida en el campo de la fertilidad. Por lo demás, solo resta disfrutar de todo lo hermoso que conlleva el traer un hijo al mundo.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.