Bebes Maternidad

Pezoneras para lactancia: ¿Qué son, para que sirven?

pezoneras lactancia
Las pezoneras son un articulo de lactancia muy útil cuando los pechos de la mamá están muy sensibles.

Durante la lactancia la mayoría de las mujeres experimentan cambios físicos en sus pechos que pueden producir tensión mamaria, hinchazón, sensibilidad e incluso un poco de dolor. Aunque estos cambios se deben al aumento de hormonas femeninas, para aquellas cuyos pezones son planos o invertidos, las primeras semanas de lactancia pueden ser más complicadas que de costumbre, sobre todo cuando aparecen esas dolorosas grietas en los pezones.

Si experimentas dolor o tienes el pezón muy sensible las pezoneras son una buena solución para la lactancia

123

Sumada a la inexperiencia de dar el pecho, este tipo de problemas puede dificultar que el bebé se enganche al pecho y tenga un buen agarre. Pues al haber una ausencia de pezón, el pequeño puede desesperarse y succionar de la forma equivocada, provocando también la aparición de grietas. En estos casos, las pezoneras son de gran ayuda pues te permiten continuar con la lactancia materna mientras las grietas sanan y aprendes a dar el pecho.

Para que la experiencia de amamantar no resulte incomoda o adolorida, te contamos las ventajas y desventajas de este artículo de lactancia, en que momento es mejor usarlas y cuáles son los mejores modelos que puedes usar.

Guía: ¿Qué son las pezoneras? –  ¿Cuándo se deben usar?Tipos de pezonerasTallas  – Mejores Pezoneras – ¿Cómo se usan?Inconvenientes y Desventajas –  ¿Cómo amamantar al bebé con pezonera?¿Producen gases?  – ¿Cómo retirar el uso?

¿Qué son las pezoneras?

También conocidas como discos de silicona, las pezoneras son un artículo para lactancia que se utilizan para proteger los pezones y facilitar la lactancia del bebé. La principal función de la pezonera es aislar el pezón agrietado de la mamá del contacto directo con la boca del bebé, y facilitar el agarre correcto cuando el pezón no está formado.

¿Cuando es recomendable usar pezoneras?

 

bebé amamantando con pezoneras
Ayudan a tu bebé si tiene dificultades para agarrarse del pecho

¿Cuándo se recomienda el uso de pezoneras?

Las pezoneras son muy útiles para facilitar la lactancia, pero suelen usarse únicamente en momentos en los el pezón se encuentra muy sensible o existe un problema que impide que el bebé succione de la forma correcta, como es el caso de las mamás que tienen pezones planos o invertidos, ya que dificulta aun más que el bebé pueda mamar.

Estas son las principales situaciones en las que suelen aconsejar el uso de pezoneras en la lactancia:

  • Grietas en el pezón: Durante los primeros días de lactancia es muy común que los pezones presenten grietas, pues tanto la mamá como el bebé necesitan unos días de prueba para lograr acoplarse adecuadamente. La principal razón por la que los pezones se agrietan, es el agarre inadecuado del bebé, pero si este es tu caso ¡no te preocupes! Puedes pedir asesoramiento y mientras tus pezones sanan, usar pezoneras que te ayuden a evitar el dolor.
  • Pezones invertidos o planos: Su uso también es muy útil en aquellas mamás que tienen pezones planos e invertidos y se les dificulta que sus bebés se enganchen al pecho y puedan mamar. Las pezoneras actúan como una referencia para que el bebé pueda adoptar una postura correcta y comience a succionar. Poco a poco, el pezón irá saliendo y pronto se podrán dejar de usarlas.
  • Rainaud del pezón: El síndrome de Raynaud no es muy conocido, pero también puede ser un motivo para usar pezoneras durante la lactancia. Suele presentarse cuando la piel al tacto o al contacto con el frío, los vasos sanguíneos se contraen de forma excesiva y disminuyen el fluyo sanguíneo. Esta ausencia de riego de sangre puede llegar a producir dolor, es por ello que al amamantar también se puede experimentar dolor sin presentar grietas.
  • Micrognatia del bebé: Se trata de una malformación facial del bebé en la que la mandíbula inferior es más pequeña de lo normal, por lo que la barbilla queda hundida y dificulta el agarre del pezón durante la lactancia. Para mejorar el agarre las pezoneras son una excelente alternativa pues facilitan la succión y el agarre adecuado.
  • Frenillo lingual o labial: En los bebés que presentan frenillos linguales o labiales, es más probable que se adopte un mal agarre, por lo que usar las pezoneras puede ser gran ayuda para aliviar las molestias, sobre todo la presencia grietas en el pezón de la mamá y mejorar el vaciado.

Muchas madres utilizan las pezoneras al comienzo de la lactancia para evitar lastimar su pezón mientras aprenden a dar de lactar

Otras la situaciones en las cuales se suelen usar las pezoneras es al comienzo de la lactancia, pues es muy común que al bebé se le dificulte aprender a mamar.

Para evitar las grietas en el pezón mientras mamá y bebé logran acoplarse, la pezonera tiene una utilidad importante: ayudan al bebé a agarrar el pecho y procuran que este reciba la leche directamente de la mamá, sin la necesidad de interrumpir la lactancia o de extraer la leche.

Si te duele al dar el pecho te recomendamos leer: 7 Consejos para aliviar el dolor de pezón en la lactancia

Tipos de pezoneras

En un principio, las pezoneras eran fabricadas en látex o caucho rígido, por lo que eran muy duras y voluminosas, muy similares a las tetinas de un biberón. Al ser tan grandes y rígidas, no cumplían efectivamente su función y el bebé no podía succionar adecuadamente.

En la actualidad, el material con el que las fabrican es la silicona fina y blanda y básicamente se pueden encontrar de 3 tipos.

  • Pezoneras para amamantar (látex): Son más flexibles y tienen un mejor tacto, pero es muy posible que tanto el bebé como la mamá pueden ser alérgicos a este material.
  • Pezoneras para amamantar (silicona): Este tipo de pezoneras de silicona son finas y blandas, y se adaptan muy bien a la forma del pezón, por lo que facilitan que el bebé pueda mamar efectivamente, sin interferir en la producción de leche.
  1. Redondas: Son discos de silicona que, debido a su forma circular cubren prácticamente toda la areola.
  2. De contacto: A diferencia de la anterior, las pezoneras de contacto tienen la parte superior cortada para que el bebé pueda rozar su naricita y oler la piel de la mamá, en lugar del plástico, para que pueda tener un mayor contacto con ella durante la lactancia.
  • Pezoneras formadoras: Son un poco más gruesas que las que se utilizan para amamantar, pues su función es ayudar a que el pezón se vaya formando. Lo ideal es usarlas entre tomas, pero muchas mamás optan por usarlas antes de empezar la etapa de la lactancia para poder sacar el pezón. Es el tipo de pezonera ideal para las mujeres que tiene un problema de pezones planos o invertidos.
  • Pezoneras de cera: Suelen ser usadas entre tomas y su función es la prevenir o tratar las grietas en el pezón, sin embargo, los especialistas no las recomiendan porque aún no se ha demostrado que sean efectivas en este sentido.
pezoneras lactancia dolor de pecho
Al comienzo de la lactancia, es muy probable que los senos se encuentren adoloridos y los pezones terminen lastimados.

 

¿Qué tallas de pezonera elegir?

Uno de los aspectos más importantes, pero menos tomado en cuenta a la hora de comprar las pezoneras, es el tamaño y la medida. Puesto que no todas tenemos el mismo tamaño o forma de pezones, es importante elegir la talla correcta que se ajuste bien a tus medidas.

A la hora de elegir las tallas de las pezoneras, debes considerar la medida del diámetro de tus pezones.

Para ello puedes tomar un metro o una cinta métrica y tomar la medida desde la base, hasta la parte superior del pezón. También puedes imprimir algunas plantillas de bases y recortarlos para determinar en cuál de ellas encaja mejor.

Es muy importante elegir una pezonera que sea acorde al tamaño y forma de tus pezones

Aunque cada marca ofrece distintos tamaños o tallas de pezonera unas con otra, al ir a la tienda te toparás con 3 medidas estándar:

  • Talla 16 mm: Bebés prematuros y recién nacidos pequeños. Mamá con pezón pequeño.
  • Talla 20 mm: Recién nacidos a término pequeños. Mamá con pezón medio.
  • Talla 24 mm: Recién nacidos grandes, y bebés mayores. Mamá con pezón grande.
pezonera manos
Necesitas considerar el tamaño del bebé y el tamaño de los pezones de la madre para encontrar el mejor ajuste.

Recuerda que cuando una pezonera no ajusta bien, es mucho más probable que cause problemas.

Las mejores pezoneras: Marcas y modelos más recomendados

En la actualidad, existen muchos modelos y marcas que te ofrecen pezoneras según la talla, la forma y la función para cual se necesiten.

A continuación te compartimos algunas de las marcas y modelos de pezoneras más conocidas y recomendadas.

Pezonera Thermogel Efecto frio-caliente de Phillips Avent

La pezonera Thermogel de Phillips Avent tienen una función extra a las convencionales, ya que además de ser discos de lactancia tienen almohadillas térmicas 2  en 1 gracias a su efecto de frío y calor. El efecto frío resulta ideal para aliviar la congestión mamaria y la mastitis, mientras que la terapia de calor ayuda a mejorar el flujo de la leche cuando hay obstrucciones, por lo cual ayuda a descongestionar.

Puedes encontrar las pezoneras Thermogel Efecto frío-caliente de Phillips Avent aqui

pezoneras avent
Las pezoneras de Avent tienen dos tallas diferentes: la mini con un diámetro de 15 mm y la talla normal con un diámetro de 21mm.

Pezonera Contac de Medela

Medela es otra de las marcas que te ofrece pezoneras para proteger los pezones durante la lactancia, en caso de que se encuentren planos, agrietados o adoloridos y facilitar el enganche del bebé. Cuenta con una especial de media luna en la parte superior que permite un alto contacto con la piel. Están fabricadas de silicona y están libre de sin bisfenol A y se encuentran disponibles en tres tamaños: S, M y L con un diámetro de 16mm, 20mm y 24mm.

Aqui puedes encontrar las pezoneras Contact de Medela 

pezonera de medela
La pezonera Contact de Medela está especialmente diseñada y fabricada para facilitar a tu bebé un contacto cercano.

Protector de Pezones de Silicona NUK

Para proteger los pezones durante la lactancia materna, NUK ha desarrollado pezoneras suaves de silicona que actúan como protectores de los pezones irritados. Una de sus características más relevantes es que posee un diseño triangular que permite el contacto piel a piel entre tú y tu bebé.

Puedes encontrar el protector de Pezones de Silicona NUK aqui

pezonera de nuk
Se encuentra disponible únicamente en tallas M (20 mm) y L (24 mm).

Pezoneras LOVI premiun

Otras de las alternativas de pezoneras en silicona, te la ofrece la marca Lovi. Su diseño suave y en forma perfilada permite que el bebé toque con la nariz el pecho de la madre y así sienta su calor y olor. Su principal función es la de proteger los pezones adoloridos y agrietados y además acelerar su recuperación. Vienen disponibles en talla S y M/L.

Puedes encontrar las pezoneras LOVI premiun aqui

pezoneras lovi
Fabricadas de suave silicona se adaptan perfectamente al pecho y protegen eficazmente los pezones sensibles.

Pezoneras tipo concha Pigeon

Una alternativa un poco distinta a las anteriores es la que te ofrecen las pezoneras Pigeon, ya que tienen un diseño tipo concha que se adapta mejor al pecho, entrena pezones planos o invertidos y evita el agrietado e irritación del pezón. Esta hecho de la silicona más delgada, suave y delicada, por lo que ayuda a mejorar la postura tanto de la mamá como del bebé.

Puedes encontrar la pezonera tipo concha Pigeon  ingresando aquí.

pezonera de pigeon
Para pezones irritados, agrietados o invertidos.

¿Cómo usar las pezoneras adecuadamente?

Al usar por primera vez la pezonera, notarás que esta vienen van impregnadas de una especie de grasa pegajosa. Esta grasa se usa conservar el material en perfecto estado, desde que se fabrican y son almacenadas hasta su uso, por lo que debe ser retirada antes de colocarlas sobre el seno. Para ello sólo deberás introducirlas en agua hirviendo, pues así se retira toda la grasa y también se esterilizan.

Una vez hayas lavado bien las pezoneras, deberás seguir paso a paso cada uno de estos pasos:

  • Dale vuelta al borde: El primer paso antes de colocarlo sobre el pecho, es darle vuelta a al borde de la pezonera, como si fuera reversible pero sin llegar a hacerlo por completo. De esta forma, la pezonera se “revertirá” adhiriéndose a la areola y enganchándose al pezón.
  • Centra el pezón: Antes de colocarla sobre el pezón, es muy importante que ubiques el pezón, de tal forma quede al introducirlo quede centrado y no roce.
  • Humedece la pezonera: Un truco muy efectivo es colocar un poco de agua, leche materna o crema de lanolina alrededor del borde, ya que contribuye a que se adhiera mejor a la mama.
  • Tapa los agujeros: Al colocarla, tapa los agujeros con el dedo medio y estira de los laterales para que puedas cubrir el máximo de areola posible.
  • Desenrosca la pezonera: Por último, desenrosca nuevamente la pezonera sobre el seno para que el pezón quede dentro de la tetina con el mínimo de aire.

En caso de que la pezonera tenga una forma de media luna en uno de sus lados, es importante que está vaya situada en la parte superior, ya que el bebé suele tomar el pecho usando más el labio inferior que el labio superior.

Además esto le permite que si nariz tenga contacto directo con el olor de la piel de la mamá y no del plástico.

Es importante que la pezonera siempre quede bien adherida al pecho, ya que si están mal colocadas el bebé las puede desplazarlas a cada momento mientras succiona, y provocar daños al pezón que desea proteger, sin mencionar la ineficaz transferencia de leche.

pezoneras como usar
Necesitas considerar el tamaño del bebé y el tamaño de los pezones de la madre para encontrar el mejor ajuste.

¿Cómo amamantar al bebé con pezonera?

A la hora de amamantar a tu bebé haciendo uso de la pezonera, la postura, la posición y el agarre debe ser el mismo que cuando das el pecho sin pezonera:

  • Adopta una posición cómoda, haciendo uso de un cojín de lactancia o de un buen sillón donde puedas estar cómoda y tranquila mientras sostienes a tu bebé.
  • Procura que tu bebé tenga la boquita bien abierta, y coloca el pezón de la pezonera en el labio superior de tu bebé.
  • Al amamantar, no te limites a introducir únicamente la tetina de la pezonera directamente en la boca del bebé, pues es muy importante que este esté siempre cerca con la boquita abierta y la barbilla tocando el pecho.
  • La mejor manera de asegurarte de que tu bebé tiene un buen agarre, es que este de siempre un bocado grande abarcando la mayor parte de pecho posible.
  • Durante la toma, el bebé debe extraer el pezón hacia dentro de la tetina de la pezonera y abarcar la areola para comprimir los conductos y succionar activamente leche.
  • No olvides ofrecerle ambos pechos al bebé en cada toma, ya que ayudará a que este reciba suficiente leche.
  • Por último, intenta de vez en cuando poner al bebé al pecho sin la pezonera. Hazlo siempre en cada toma para que el bebé sea capaz de agarrar el pecho sin necesidad de hacer uso de ellas.

¡Con un poco de paciencia y práctica puedes hacerlo! Luego es costumbre

¿Cuáles son los inconvenientes o desventajas de usar pezoneras?

Las pezoneras suelen ser una solución magnifica cuando existe un problema que impide establecer la lactancia materna natural, pero su uso debe hacerse con mucha precaución y bajo el asesoramiento de un experto en lactancia, ya que de lo contrario estas pueden provocar algunos inconvenientes adicionales.

A continuación te contamos cuáles son los inconvenientes o desventajas más comunes al usar pezoneras

  • Infecciones: Al tratarse de un artículo de plástico, las pezoneras pueden generar alergias, sobre todo si son de látex ya que suelen ser las que más producen este tipo de molestias al contacto con la piel. También es posible que durante las tomas se produzca una fricción que puede lastimar la piel del pezón en ciertas ocasiones, sobre todo si la pezonera está mal colocada. Cuando esto ocurre, existe la posibilidad de que se formen gérmenes y bacterias que infecten la piel que fue lastimada.
  • Mastitis: El tamaño y uso incorrecto de la pezonera también puede ser perjudicial para la mamá, ya que de no elegirse la correcta la transferencia de leche al bebé será deficiente.Todo ello puede provocar que se reduzca la producción de leche y que se produzca una obstrucción de los conductos lácteos en las mamas, aumentando el riesgo de mastitis.
  • Hongos en la boca del bebé: El tema de la higiene en cuanto al uso de las pezoneras también es considerado un inconveniente importante, pues existe la posibilidad de que bacterias y hongos se depositen en esta e infecten la boca del bebé al primer contacto. Para evitar a toda costa que esto suceda, lo más recomendable es hervir una cazuela  de agua con un poco de bicarbonato e introducir las pezoneras cuando el agua llegue al punto de ebullición. En tan sólo unos minutos, el agua hirviendo eliminará todas las bacterias y hongos que hayan podido depositarse
  • ¿El bebé puede hacerse dependiente? Una de las mayores preocupaciones y dudas de las mamás con respecto al uso de las pezoneras, es que al usarlas de forma prolongadas, el bebé puede aprender a tomar el pecho de forma distinta, y no puedan prescindir de estas. Al acostumbrarse a un único modo de amamantar, es probable que esto ocurra, pero si lactancia es muy dolorosa y hay un tipo de impedimento que la torna poco efectiva, su uso puede ser realmente muy útil. Además, la idea principal de las mamaderas, es usarlas mientras se solucionan los problemas que provocaron su uso.

Recuerda las pezoneras deben usarse correctamente sino podrían traer complicaciones

¿Las pezoneras producen gases?

Una de las dudas más frecuentes de las mamás en cuanto al uso de las pezoneras, es si es una causante de los gases en el bebé durante la lactancia. Aunque mucho se ha dicho al respecto, la realidad es que si esta se usa de la forma incorrecta y el bebé no tiene un buen agarre, si es posible que esta favorezca los gases en el bebé.

Lo que sucede, es que al no tener un buen agarre y no succionar de manera eficaz, el bebé puede tener mucha ansiedad por comer y tragar más aire al amamantar. En sentido, es la ansiedad que siente el bebé y no la pezonera la causante de los gases.

Si la pezonera es usada incorrectamente puede causar gases al bebé

Es por ello que es tan importante procurar la elección y el uso adecuado de las pezoneras, ya que si le damos el uso recomendado, no sólo estaremos proporcionando un mejor agarre por parte del bebé sino que reduciremos su ansiedad por comer y disminuiremos la formación de gases, además de mejorar el vaciado.

pezoneras quitar
Mientras la pezonera tenga el tamaño adecuado y se use correctamente, el bebé no tragará más de lo normal.

¿Cómo retirar el uso de las pezoneras?

Tras pasar un tiempo amamantado al bebé usando las pezoneras, es muy probable que el bebé no quiera tomar el pecho sin el uso de estas. Así que si tu pecho ya sanó, tu bebé ya no las necesita y te planteas dejar de usarlas, es importante que como todo cambio, lo hagas poco a poco y de forma gradual.

Te damos algunos consejos prácticos para retirar las pezoneras de la manera más sencilla y práctica para el bebé.

  • Aprovecha la toma cuando se encuentra tranquilo, casi dormido para retirar la pezonera y ofrecerle el pecho de forma natural. Al estar menos despierto, el bebé pone en marcha su instinto de succión y aceptará más fácil el cambio.
  • Al comenzar la toma, permítele al bebé mamar con la pezonera. Luego a mitad de la toma o en un descuido, retíralas del pecho para ir acostumbrando al bebé a amamantar el pecho sin ellas.
  • Si notas que se enfada o rechaza el pecho, colócalas de nuevo inmediatamente. Pero no dejes de intentar darle pecho sin ellas, ya que poco a poco se irá acostumbrado a tomar el pecho directamente.
  • Si tus pechos ya sanaron pero sientes que aún están sensibles, te recomendamos comenzar la toma usando las pezoneras, cuando el bebé succiona más fuerte y luego retirarlas cuando mame más lento y suave.
  • En el caso de que vuelvan a aparecer las grietas, puedes volver a usarlas tranquilamente para retirarlas una vez estén curadas.

Como puedes ver, las pezoneras son un artículo de lactancia que ayuda tanto a la mamá como al bebé a establecer la lactancia, pero su uso se recomienda básicamente cuando las lesiones en los pezones son muy dolorosas y la irritación no mejora.

Al usar las pezoneras de forma adecuada, facilitarás un agarre adecuado y procurarás una buena transferencia de leche al bebé. Además de proteger los pezones si son muy sensibles y si les han aparecido grietas.

Ante cualquier duda consulta con una experta en lactancia

Si este articulo te ha gustado, te recomendamos nuestra sección de lactancia materna