Bebes Maternidad

Tomas nocturnas: 5+ Razones por las que es importante amamantar al bebé por las noches

lactancia colecho
Amamantar durante la noche es indispensable para éxito de la lactancia materna a demanda.

¿Por qué son importante la tomas nocturnas? ¿Porqué hay que amamantar al bebé durante la noche? ¿Se pueden evitar? Durante los primeros días de lactancia, amamantar al bebé tanto de día como de noche puede resultar sumamente agotador, y es que entre la recuperación postparto, los cuidados del bebé y la tomas nocturnas es imposible no perder la consciencia del tiempo en el cansancio.

Muchas mamás desconocen las importancia de las tomas nocturnas en la lactancia materna así como los beneficios y ventajas que trae tanto para la mamá como el bebé

Por más agotador que resulte, lo hermoso de ser mamá durante los primeros días y meses se deben a esos momentos en los que tu y tu bebé se conectan para brindarle todos los nutrientes que necesita para desarrollarse.

123

Aunque el hecho de que tu bebé se despierte muy a menudo por las noches puede resultar muy difícil para ti, cada uno de sus despertares tienen una razón de ser muy ligada a los cuidados físicos y afectivos que sólo le puedes ofrecer a través de la lactancia materna.

Es bien sabido que la lactancia materna es muy beneficiosa para la salud del bebé, pero ¿Cuál es la importancia de mantener las tomas de leche también durante la noche?

La lactancia materna debe ser a demanda también en las noches

Durante la primeras semanas de la lactancia tu cuerpo está calibrando la producción de leche materna según las necesidades de tu bebé.

Mientras más frecuente sean las tomas de tu bebé, tanto de día como de noche, más leche producirá el pecho. Por esta razón, se recomienda que la lactancia materna durante los primeros seis meses de vida sea exclusiva y a demanda. Es decir, que las tomas no se limiten a un horario especifico.

Si bien las tomas nocturnas pueden ser agotadoras traen ciertos beneficios que es importante conocer

A pesar de que los horarios de las tomas nocturnas puede resultar sumamente agotadores, organizaciones importantes como la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la Asociación Española de Pediatría recomiendan que la lactancia materna se practique según la frecuencia y duración que determine el bebé, pues nadie mejor que él para saber qué tanto alimento necesita para crecer y desarrollarse.

lactancia materna
La frecuencia de las tomas nocturnas promueve la producción de leche materna que el bebé necesita.

5 Razones por las que es importante amamantar al bebé durante la noche

Durante los primeros meses, el bebé recién nacido puede amamantar entre una y cinco veces a lo largo de toda la noche, algo que puede interrumpir tu descanso de una forma irreparable, pero además de estimular la producción de leche materna, las tomas nocturnas son imprescindibles para el desarrollo bebé.

Estas son las principales razones por las que las tomas nocturnas de tu bebé son tan importantes:

1. Garantizan la producción de leche adecuada

Cuando los bebés son aun pequeños (recién nacido) su estomago apenas es del tamaño de una cereza, por lo que sólo tiene una capacidad de 20 ml de líquido. Esta cantidad de leche entre tomas se digiere en aproximadamente una hora, por ello es común que los bebés necesiten comer muchas veces cada dos horas.

Al tener un estomago tan chiquito necesitan alimentarse varias veces al día

La ventaja de las tomas frecuentes es que ayudan a que la producción de leche materna aumente y se adapte a las necesidades de tu bebé, además evita hipoglucemias y los mantiene bien hidratados.

2. Representan un porción importante de alimento diario

Aunque son muy pocas las mamás que están al tanto de esto, la cantidad de leche que toman los bebés durante las tomas nocturnas son indispensables a la hora de contar el consumo total de leche materna de un día.

De hecho, según varios estudios al respecto 64% de los bebés que son amamantados durante sus primeros seis meses de vida y se alimentan entre 1 y 4 veces durante las noches, consumen hasta un 20% del total de leche materna en 24 horas.

3. Ayudan al bebé a dormir mejor

A lo largo del día la leche materna cambia su composición y es precisamente a partir de las 4 de la mañana que alcanza su pico más alto en niveles de triptófano y melatonina. El triptófano es una sustancia que el cuerpo del bebé utiliza para fabricar melatonina, la hormona que ayuda a conciliar el sueño.

Esta sustancia puede inducir tanto el sueño de los bebés que incluso existen medicamentos elaborados con este principio activo especialmente para aquellos niños que tienen problemas para dormir bien.

A medida que tu bebé va variando en su organismos los niveles de estos compuestos, tu bebé comenzará a dormir mejor y a regular progresivamente su reloj biológico del sueño hasta alcanzar el mismo ritmo de los adultos.

lactancia materna fotografia
Aun con los constantes despertares, tanto el bebé como la mamá que amamanta duermen mucho mejor.

4. Disminuye el riesgo de muerte súbita

Mientras amamantes a tu bebé durante la noche, le estarás proporcionando esa cercanía y protección que te permite saber que todo está bien, las propiedades que son beneficiosas para prevenir las infecciones respiratorias y la capacidad de desarrollar la coordinación de tragar y respirar provocando menos reflujo.

Todo estos beneficios que sólo la lactancia le puede a aportar a tu bebé contribuyen a disminuir los riesgos que pueden ocasionar la muerte súbita del bebé.

5. Las mamás que dan el pecho descansan mejor

Aunque parezca todo lo contrario, de acuerdo a una investigación de la Universidad de California, las mamás que también amamantan a su bebé durante la noche duermen en promedio entre 40 y 45 minutos más que las mamás que alimentan a su bebé con leche artificial.

Si bien no es mucha la diferencia entre horas, cuando menos estires el tiempo entre las tomas o sustituyas la leche materna por leche de fórmula en las tomas mejor podrán descansar tu y tu bebé.

Las mamás que amamantan a su bebé durante la noche duermen en promedio entre 40 y 45 minutos más que las  que alimentan a su bebé con leche artificial.

Por otra parte, la prolactina que se encarga de favorecer la producción de leche materna tiene sus niveles más altos entre las 2 y las 6 de la mañana. Por lo tanto, las tomas que se haga en estas horas, ayudará a producir leche suficiente para el día siguiente.

Pero además de ser importantísima a la hora de producir leche materna, actúa como relajante, tanto para la mamá como para el bebé, favoreciendo el pecho considerablemente.

Si te encuentras en etapa tan importante de la lactancia materna es importante que hagas algunos cambios en tus hábitos para que puedas adaptarte a los horarios de tu bebé sin tener que sacrificar tus horas de sueño y descanso. Para ello te recomendamos dormir cerca de tu bebé o en la misma cama para que todo sea mucho más cómodo y llevadero para ambos.

De cualquier forma, te aseguramos que amamantar a tu bebé por las noches es una de las experiencias mas hermosas e intimas que te regala la maternidad

¡Disfrútalo!

Si te ha gustado esta nota te recomendamos nuestra sección exclusiva de lactancia materna

Ante cualquier duda consulta con tu pediatra o en la liga de la leche