Mujeres

Copa menstrual o tampones ¿Cual es la mejor opción?

Qué prefieres copa menstrual o tampones
Escoge el método adecuado para protegerte en esos días del mes

Cuando las mujeres están pasando por el ciclo menstrual los cambios hormonales y de humor se hacen sentir, los antojos, las rabietas, llorar sin razón son algunos de esos desagradables síntomas. Ni hablar de los terrible “dolores de vientre”. En otro caso  hablemos de comodidad y satisfacción en el período. La copa menstrual o tampones ¿qué usar para tu menstruación?.

La copa menstrual se ha convertido en una conversación relativamente normal entre mujeres

Utilizar ropa cómoda, holgada, zapatos acordes a tu día a día pero que te hagan sentir bien y bella es uno de los factores que incómoda mes a mes a las mujeres. Pero tener la certeza que no te vas a manchas y pasar el bochorno de la vida en el trabajo también es de gran preocupación para todos.

Tomar la decisión es lo ideal

¿Copa menstrual o tampones?

Decidir entre la copa menstrual o los tampones está en tus manos, solo tu sabes que necesidades tiene tu cuerpo y con cual de los dos te sentirás segura y mejor.  Las texturas, el material con el que están fabricados, sus ventajas y desventajas son algunos de los factores que debe saber para tomar tu decisión.

Factores como la edad y la ergonómica son indispensables para saber que usar en tu periodo

¿De qué están hechos los tampones?

Los tampones se hacen normalmente de una combinación de algodón, rayón o una mezcla de ambos. A pesar de que los tampones ya no contienen colorantes ni conservantes, es difícil decir qué más lleva un tampón.

Es desechable

¿De qué están hechas las copas menstruales?

Las copas menstruales, dependiendo de la marca, están hechas de látex o silicona de grado médico. A pesar de que el látex es una sustancia natural, muchas mujeres son alérgicas. La silicona de grado médico es un material hipoalergénico que se utiliza en los implantes médicos para que sea seguro introducirlos en el cuerpo.

¿Cómo funcionan los tampones?

Los tampones absorben el flujo menstrual, algo así como una bola de algodón absorbe el agua. Los tampones también absorben la humedad natural de la vagina, llegando a provocar sequedad en algunas mujeres. Un tampón absorbe tu flujo menstrual, o sangre, antes de que tenga la oportunidad de dejar el cuerpo, así que se los considera protección “interna”.

¿Cómo funcionan las copas menstruales?

Las copas menstruales están diseñados para recoger el flujo hasta que estés lista para vaciarla.

Escoge la mejor talla

¿Qué tamaño se debes utilizar?

Los tampones y las copas menstruales vienen de fabricantes diferentes, cada uno posee un tamaño y textura diferentes, al igual que la comodidad que puedan dar a la mujer con el periodo. Así como cuando escoges pantalones, franelas y ropa interior por tallas para sentirte cómoda, debe hacer lo mismo con los tampones y las copas menstruales

Para escoger un buen tampón y que cumpla con tus exigencías debes tener en cuenta algunos aspectos. El nivel de absorción, material y tamaño que debe tener para adecuarse a ti

Investiga acerca de las opciones de absorción.

Los tamaños de los tampones corresponden a la cantidad de líquido que pueden absorber. Puedes elegir el nivel de absorción adecuado para ti en función a la cantidad del flujo menstrual. Los niveles más comunes de absorción de tampones (desde los más pequeños hasta los más grandes) incluyen:

  • Regular.
  • Súper.
  • Súper plus.
  • Algunas marcas también puede ofrecer tamaños junior o ajustable (más pequeño que el regular), o ultra (más grande que el súper plus).

Opta por el nivel más bajo de absorción

Para evitar el síndrome del choque tóxico (TSS, por sus siglas en inglés). El TSS es una enfermedad rara pero grave que puede ser consecuencia del uso de tampones de mayor absorción. Para evitar el TSS, siempre debes optar por el nivel de absorción más bajo para satisfacer tus necesidades. Empieza con tampones regulares (o junior), y pasa al siguiente nivel de absorción si es necesario.

  • Los síntomas del TSS incluyen: fiebre alta, presión arterial baja, vómitos o diarrea, y una erupción que se asemeja a una quemadura solar.
  • Sabrás que un nivel de absorción no cumple con tus necesidades si no está saturado en 4 a 6 horas. Si necesitas cambiar de tampón con mayor frecuencia que cada 4 horas, o si tienes fugas, es posible que quieras probar una mayor capacidad de absorción.
Todo va en el tamaño y la capacidad

Niveles de absorción en diferentes días

Para la mayoría de las mujeres, el flujo menstrual más abundante se da entre el día 1 a 3 de su ciclo. Después de esto, el flujo por lo general empieza a disminuir (durante el día 3 al 7, o más). Puedes usar tampones de mayor absorción en los días de mayor flujo y usar uno más pequeño a medida que el periodo menstrual empieza a disminuir.

  • Busca tampones que se venden en paquetes de variedad, con múltiples niveles de absorción en un solo paquete.
  • Es posible que quieras usar un pantiprotector o una almohadilla como respaldo en los días de flujo abundante.
Los tampones vienen en muchos tamaños y absorciones.

La copa ideal

Si bien hemos dicho que lo ideal es sentirse cómoda en el periodo menstrual, utilizar copa menstrual a tu medida es lo más recomendable. Además de sentirte a gusto con las horas de utilización y segura de que no sucederá ningún accidente. Pues saber  que tamaño y cuanto tiempo usar la copa es lo mejor.

  • Copa menstrual talla S: Si eres menor de 18 años y no has tenido relaciones sexuales con penetración.
  • Copa menstrual talla M: Si eres menor de 30 años y no has tenido ningún parto vaginal (también si eres menor de 18 años pero ya has tenido relaciones sexuales).
  • Copa menstrual talla L: Si eres mayor de 30 años (hayas parido o no) y si has tenido parto vaginal (independientemente de tu edad).
Flexible

¿Cómo ahorrar más dinero?

El costo entre la copa menstrual y los tampones, siempre vas a ser beneficiada con el uso de la copa menstrual, solo la debes comprar la primera vez, tiene una durabilidad de hasta 10 años. Mientras que los tampones son desechables y cada cambio debes desecharla y comprar para seguir utilizando.

La diferencia de precios son muchos al igual que la calidad de cada uno de ellos. Además la copa menstrual son una opción ecológica que no dañará al medio ambiente, no  produciras basura ni desechos. Ambas funcionan incluso cuando el agua y los baños no están disponibles o no son suficientes.

Aunque las copas menstruales no son tan conocidas en el género de las mujeres, pues ha sido el mejor y más cómodo método que puede existir para la menstruación. Los tampones

Colabora con tu economía

Diferencías entre la copa menstrual y los tampones

Ahora si es hora de conocer cuál de las dos de hará la vida más fácil. Olvídate de los manchones y de andar de baño en baño tratando de hacer tu cambio regular. Además uno de ellos hará que te olvides de las infecciones  y comenzaras a vivir tu ciclo menstrual como una mujer nueva, sin dejar atrás tus obligaciones y ajetreo cotidiano.

Tira del hilo del autoconocimiento de tú ciclo menstrual. Poco a poco, vas a ir entendiendo que el dolor menstrual NO es normal, y que existe otra forma de vivir mi menstruación

La copa recoge la sangre menstrual y deja humedad

El tampón absorbe tu sangre para que no manches. Pero, ¡ojo! también se impregna de muchos componentes de tu vagina importantes para tu salud vulvovaginal y hace que esa zona esté mucho más seca. Sin embargo, la copa menstrual recoge tu sangre. Puede parecer lo mismo, pero eso sin duda marca la diferencia.

¿Qué beneficios tiene la copa menstrual frente al tampón?

En este aspecto, la copa te ayudará a saber cuánta cantidad de sangre expulsas en cada ciclo. Con el tampón, también puedes hacer una aproximación pero siempre llevarás un control más preciso con la copa. Si utilizas más de 6 tampones al día, o si tienes que cambiarte en menos de una hora, tu sangrado se podría considerar abundante.

El tampón genera mucha sequedad vaginal

Básicamente el Tampón recoge mucho la humedad de la piel y esto provoca que también disminuya el grado de humectación de la zona genital. Ahora bien, debes saber que los tampones deben introducirse en la vagina para evitar la salida de sangre, pero al impedir esta salida ejerce una acción de absorción tan grande que puede incluso producir sequedad vaginal.

Principalmente se recomienda lubricar la zona antes de introducir el tampón, ya que los aplicadores no contiene lubricantes adheridos. Esto crea roce entre las paredes vaginales y el aplicador, que será experimentada como dolor, y como resultado, los músculos vaginales se contraerán más, resistiendo aún más la inserción del tampón.

Así que la solución es lubricar la zona con un producto adecuado que no contenga vaselina, para evitar que bacterias se adhieran a la vagina causando infecciones.

Consigue la solución

El tampón puede dejar residuos dentro de la vagina

La vulva y la vagina nos piden muy poco para mantenerlas sanas: un poco de agua y ya. Nada de duchas vaginales, ni de jabón que altere su propio ecosistema. Por eso, imagínate el impacto que tiene que “dejemos” sustancias extrañas en ella. Esos residuos que dejan los tampones, además, pueden contener:

  • Cloro: El principal agente usado en los procesos de blanqueamiento de las fibras⁠⠀
  • Dioxinas: Un residuo del proceso de blanqueamiento de los tampones y que supone un grave riesgo para nuestra salud. ⁠⠀
  • Rayón o viscosa: Una fibra sintética de baja resistencia, especialmente en estado húmedo (por eso los tampones sueltan pequeñas partículas dentro de tu vagina)⁠⠀
  • Plástico: Un disruptor endocrino que contamina el medioambiente y que afecta a su equilibrio hormonal (por eso también es importante evitar las copas menstruales hechas de plástico). ⁠Mientras que la copa menstrual no deja ningún tipo de residuo. Eso sí, asegúrate de que sea de calidad, siempre de silicona de grado médico. Si es sin colores ni tintes, ¡mucho mejor!

Impacto medioambiental de cada uno

¿Sabías que una persona menstruante llega a generar 9600 residuos procedentes de tampones y toallas sanitarias a lo largo de toda su vida fértil? Esto, teniendo en cuenta que cambias tu tampón cada seis horas, que es el máximo de tiempo recomendado. Si tienes sangrado abundante tendrás que utilizar más productos. “Imagínate todo ese plástico no biodegradable”.

240 tampones desechables para tu menstruación en 1 año frente a una copa menstrual que te podría llegar a durar ¡hasta 10 años! Además, con la copa no necesitas nada más que tus manos para introducirla, nada de aplicadores de plástico ni envoltorios.

Pero más allá de los componentes que contaminan y afectan a nuestra salud y la del planeta, su impacto va mucho más allá. Los tampones no se reciclan (no son biodegradables) y generan miles y miles de toneladas de basura a nivel mundial. Además la quema de estos residuos (si es que no acaban en la naturaleza) emite gases tóxicos⁠.⁠⠀

Bioseguridad

Tiempo que los podemos llevar puestos el tampón vs la copa

En la higiene está la clave, los tampones pueden estar en tu vagina hasta 6 horas, 8 como muchísimo. Pero aún así, lo ideal es cambiar los tampones más o menos cada cuatro horas. Por su parte la copa menstrual, puedes olvidarte de que tienes puesta, tiene una capacidad de hasta 12 horas recomendadas, dependiendo de la intensidad de tu mestruación.

La copa se puede cambiar aunque no esté llena…

Cuando te sacas un tampón, ya no hay vuelta atrás. Puede que no hayas sangrado, o lo hayas hecho muy poco, pero sabes que ese tampón va directito a la basura. En cambio, puedes vaciar tu copa menstrual aunque no esté llena y chequear cómo va cambiando tu sangre menstrual a lo largo del periodo.

Por cierto, la talla de tu copa no varía según la cantidad de flujo que tengas. Influyen otros factores como la edad, si has tenido parto vaginal o no, Por eso, si tienes mucho flujo, no tienes que cambiar de talla. Simplemente, cambiarla cada menos tiempo.

Es hora de elegir

La copa te permite conocer tu sangre

Sí, tu sangre. Una sangre menstrual que en realidad NO HUELE.  Los perfumes “antiolor” de los tampones llenos de tóxicos terminan causando el efecto contrario.⁠ La sangre, mezclada con esos componentes es lo que realmente huele fatal. Por no hablar de las posibles infecciones que puede crearte.

Gracias a la copa menstrual vas a descubrir que tu sangre en realidad no da asco y que probablemente “no es tanta” como crees cuando utilizas tampones.  Las diferencias entre una copa menstrual y un tampón son muchas. O si no, pregúntale a tu cuerpo, a tu bolsillo y de paso, también, al mundo.

Ahora bien es hora de escoger la comodidad y el ahorro en tu bolsillo. Sólo tu sabes que es mejor para tus días de menstruación y tu comodidad al día a día. Aca solo te damos los pros y los contras de cada una de las opciones que puedes utilizar. Lo innovador de las copas menstruales y la seguridad de cargar tu tampón. ¡Disfrutalo!

 

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.