Saltar al contenido

Lo que debés saber sobre las hormonas femeninas

Seguramente alguna vez escuchaste hablar de las hormonas femeninas, como trabajan en tu cuerpo y que hace que seas las GRAN MUJER. Las hormonas femeninas son el estrógeno y la progesterona, las cuales son producidas por los ovarios, entran en actividad en la adolescencia y sufren variaciones constantes durante el día a día de la mujer.

Las hormonas femeninas son esenciales para que se produzca la fecundación, implantación, embarazo y parto durante la etapa adulta

Cuando tienes la menstruación o estas ovulando tus estados de animo son distintos, esto a causa de las famosas hormonas femeninas. Pero cuando algo anda mal o ya haz cumplido tu ciclo fértil y llega la menopausia, las hormonas femeninas te lo hacen saber. Cuando hay alguna alteración en tu ciclo menstrual o la aparición de acné también es una manifestación.

Hormonas femeninas, algunas regulan el deseo sexual

Hormonas femeninas ¿Cuáles son y que regulan?

La función de las hormonas femeninas es la de dar las características sexuales secundarias en la mujer, como lo es el crecimiento de mamas, la distribución ginecoide de la grasa corporal, entre otras. Los estrógenos son fundamentales para que exista ovulación y además permiten que exista una adecuada salud ósea.

Las hormonas femeninas tienen la función esencial de posibilitar y regular la función del aparato genital de la mujer

Progesterona

Es la hormona que es responsable por regular el ciclo menstrual de la mujer y prepara el útero para recibir el óvulo fertilizado evitando que sea expulsado por el cuerpo, siendo por esto, muy importante en el proceso de embarazo. Normalmente, los niveles de progesterona aumentan después de la ovulación. Mientras que en el embarazo se mantienen nivelados.

Pero, en caso no se produzca la fecundación del óvulo, los ovarios dejan de producir progesterona, desprendiendo el endometrio y eliminándolo a través de la menstruación.  También tiene un papel durante el periodo de lactancia, ayuda a preparar las glándulas mamarias aumentando el tamaño de los senos para la segregación de leche.

  • Incrementar la excreción de sodio y cloro.
  • Ejercer un efecto relajante del útero.
  • Aumentar las secreciones del cuello uterino.
  • Mantener la vascularización de la mucosa uterina.

En menor medida, la progesterona también es producida por las glándulas adrenales y por el hígado. Los hombres también tienen progesterona en su cuerpo, aunque en muy pequeñas cantidades. Se produce en los testículos y las glándulas suprarrenales.

La progesterona se comienza a producir en la pubertad

¿Cuál es su influencia sobre el sistema nervioso?

Además de las funciones relacionadas con el órgano reproductor femenino. Recientes estudios indican que también puede llegar a tener una relación directa con algunos receptores intracelulares del cerebro, es decir, posee una gran actividad biológica sobre el sistema nervioso central y periférico.

Especialistas en la materia han corroborado la eficacia de tratamientos con progesterona sobre ciertos trastornos como ansiedad, depresión postparto o sobre la tensión premenstrual.

Como aspecto destacable, en la actualidad, existen pruebas que relacionan la ralentización del crecimiento de los tumores cerebrales con la progesterona, gracias a que esta hormona regula la producción de células tumorales al impedir la interacción con el receptor intracelular del tumor.

El cerebro y el cuerpo

Estrógeno

Así como la progesterona, los estrógenos también son los responsables por la regulación del ciclo hormonal durante la edad fértil. Durante la pubertad, los estrógenos estimulan el desarrollo de los senos y la maduración del aparato reproductor, así como el crecimiento. Además, alteran la distribución de grasa en el cuerpo de la mujer, generalmente caderas, glúteos, muslos.

Regulan en nivel de colesterol

Influyen en el metabolismo de las grasas y el colesterol de la sangre. Gracias a la acción de los estrógenos, los niveles de colesterol se mantienen bajos e inducen la producción del “colesterol bueno”. También favorecen la relajación de las paredes de los vasos sanguíneos y, por tanto, aumentan la irrigación y disminuyen la tensión arterial.

Por este motivo, la falta de estrógenos puede afectar directamente al metabolismo. En las fases de la vida de una mujer en que sufre un descenso de esta hormona, es posible que se gane peso, que la grasa se redistribuya y que aumente la tensión arterial. Por otro lado, ayudan a la distribución de la grasa corporal.

Protegen los huesos

Los estrógenos que produce el ovario durante la época fértil de la mujer protegen nuestros huesos. Así se entiende que, al llegar a la  menopausia, ante la falta de estrógenos, se produzca una pérdida progresiva de masa ósea. Esta pérdida, conllevará un deterioro de la calidad del hueso que predispone a la mujer a un mayor riesgo de fracturas.

Estimulan la libido

Junto con los bajos niveles de andrógenos, segregados también por el ovario, otra función de los estrógenos es estimular la libido. Un buen nivel de esta hormona femenina permite a la mujer tener una vida sexual satisfactoria. Por este motivo, ante la falta de estrógenos o en menopausia, cuando los niveles de estrógenos bajos, se pierde el apetito sexual.

Ayudan a la formación de colágeno

Otra de las funciones principales del estrógeno es la formación del colágeno. El colágenos es uno de los principales componentes del tejido conectivo que e la piel. Es por eso que, ante la falta de estrógenos o con los estrógenos bajos, en menopausia, el aspecto de la piel varía.

El estrógeno es la principal hormona

Además…

  • Crecimiento de cabello y uñas.
  • Aumenta la acumulación de grasa corporal y en la zona genital.
  • Aumento de los senos.
  • Desarrollo del pezón y areola.
  • Amplitud de pelvis.
  • Ablandamiento de huesos.
  • Cambios en el sistema venoso.
  • Retención de líquidos.

Las distintas funciones de los estrógenos fuera del aparato genital femenino, son:

  • En las arterias: facilitan la relajación de las paredes arteriales aumentando así el aporte sanguíneo a los tejidos. También ejercen un efecto positivo sobre los niveles de colesterol y previenen la formación de la placa de ateroma.
  • A nivel cerebral: actúa sobre el flujo sanguíneo, el aporte de glucosa, el crecimiento de las neuronas y los neurotransmisores, con un efecto positivo sobre el humor y la calidad del sueño, además de proporcionar una sensación de bienestar.
  • A nivel urinario: actúan en la mucosa de la vejiga y de la uretra y principalmente en el mantenimiento de la tensión de la uretra a niveles superiores a la del interior de la vejiga, con el objetivo de establecer una frecuencia urinaria regular y normal.

Testosterona

La testosterona es una hormona que aunque se encuentre más elevada en los hombres, también se encuentra en la mujer en menor cantidad. Esta hormona es producida por los ovarios, ayudando a promover el crecimiento muscular y óseo. no es exclusiva de los hombres, se presenta en cantidades mínimas en el organismo de la mujer.

En algunos casos esta hormona puede estar aumentada, presentando síntomas típicos masculinos como vellos en el rostro y un tono de voz más grave, debiendo en estos casos, consultar a un endocrinólogo para ser evaluada. A medida que se envejece, la producción de testosterona se va haciendo inferior y sus niveles disminuyen de forma progresiva.

En las mujeres está relacionada con aspectos como el humor, el apetito sexual y la sensación de bienestar. Es un potente antidepresivo natural.  Asimismo, los niveles bajos de este andrógeno suelen estar vinculados a la depresión y a la ansiedad.

Regulación del ciclo menstrual

Hormonas del embarazo

Durante el embarazo, la disminución de las hormonas que suele ocurrir al final del ciclo menstrual no ocurre, y por ello no baja la menstruación. Pero se comienza a producirse una nueva hormona llamada Gonadotropina coriónica humana, que estimula los ovarios a producir niveles más altos de estrógeno y progesterona.

Estas hormonas son necesarias para mantener el embarazo, y por ello la mayoría de las pruebas de embarazo buscan detectar la presencia de esta hormona en la orina.  Después de el cuarto mes de embarazo, la placenta se convierte en la responsable por la producción de la mayor parte de estrógeno y de progesterona.

Estas hormonas hacen con que el revestimiento del útero crezca, aumente el volumen de sangre circulante y relaje los músculos del útero, lo suficiente para que el bebé tenga suficiente espacio para desarrollarse. Al final del embarazo, más cerca del parto se producen otras hormonas que ayudan al útero a contraerse durante y después del trabajo de parto.

Lactancia materna exclusiva

Y cuando llega la menopausia

La menopausia es una de las últimas fases de cambio en la mujer, ¡tranquila! esto no significa la muerte. Recuerda son etapas que el cuerpo debe ir superando por bienestar de cada uno de los organismos. La menopausia está determinada por la desaparición permanente de las menstruaciones, por cese de la función ovárica

Además la disminución de la producción de hormonas sexuales sexuales femeninas (estrógenos y progesterona). ¡No te asustes!, La mujer estará segura de que ha llegado a la menopausia cuando haya estado libre de menstruaciones durante un año completo. Una vez acabada la menopausia, la mujer deja de ser fértil, pierde su capacidad de concebir. Entre los 45 y 55 años.

Signos de la menopausia

El déficit de estrógenos puede causar una variedad de síntomas que pueden durar desde unos pocos meses hasta unos pocos años o más. Los cambios y manifestaciones de la menopausia no afectan de la misma manera a todas las mujeres. Algunas tienen pocos o casi ningún problema, mientras que otras presentan desde síntomas leves y soportables hasta incómodos.

Síntomas

  • Menstruaciones irregulares: las reglas pueden ser más escasas o más abundantes de lo normal y producirse antes de tiempo o a intervalos irregulares.
  • Sofocos o bochornos: se trata de una sensación repentina de calor que recorre todo el cuerpo. Pueden iniciarse de 2 a 3 años antes de la menopausia y su duración puede ser muy variable, de 3 segundos a más de 2 minutos.
  • Sudoraciones nocturnas.
  • Palpitaciones.
  • Insomnios.
  • Vértigo.
  • Cefaleas.
  • Alteraciones emocionales: irritabilidad, nerviosismo, cambios bruscos de humor.
  • Sequedad vaginal: que en algunas ocasiones puede producir dolor, inflamación o incluso sangrado durante las relaciones sexuales.
  • Sequedad de la piel: aparición de arrugas y manchas.

Para algunas la liberación femenina

Valores normales de las hormonas femeninas

Para que el ciclo menstrual de la mujer permita la ovulación y con ello la fecundación y la implantación del embrión en el útero, es fundamental que el sistema hormonal femenino esté bien regulado.

FSH ayuda a determinar la reserva ovárica.

Un nivel de entre 3 a 9 mUI/ml es indicativo de buena reserva ovárica. Valores de FSH por debajo de 6 indican una reserva ovárica excelente, de 6 a 9 buena, entre 9 y 10 moderada y valores de 10 a 13 indican unareserva ovárica disminuida. Valores de FSH por encima de 13 mUI/ml manifiestan una reserva ovárica muy baja, lo cual suele coincidir con el inicio de la menopausia.

LHsus valores deben situarse entre 2 y 10 mUI/ml.

El aumento de LH por encima de las 20 mUI/ml muestra que la ovulación está a punto de producirse. Junto con la hormona progesterona, la LH ayuda a determinar si se produce la ovulación de forma normal. No obstante, una LH elevada al inicio del ciclo menstrual puede ser indicativa de algunos desórdenes como elsíndrome de ovarios poliquístico (SOP).

TSHdebe presentar valores entre 0.2 y 4.7 mUI/ml en día 3 del ciclo.

Valores por encima y por debajo indican hiper- e hipotiroidismo, respectivamente. Ambas alteraciones pueden influir negativamente en la ovulación y, por tanto, afectar a la fertilidad.

Estradiol (E2)sus valores al inicio de ciclo van desde los 27 pg/ml hasta los 161 pg/ml

Valores por debajo de los 50 pg/ml es lo ideal en una mujer fértil. Niveles anormalmente elevados pueden indicar presencia de quistes o baja reserva ovárica.

Niveles estándar

La mujer además de tener hormonas femeninas, también presenta niveles bajos de hormonas masculinas (andrógenos). Estas se producen en ovario y dos glándulas que están sobre los riñones que se llaman suprarrenales.  Las hormonas masculinas son la responsables de la presencia de vello púbico y axilar, además tienen un papel importante en el tema del líbido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.