¿Que es bueno para el dolor de muela?

Experimentar un dolor de muela es una de las sensaciones mas desagradables e incómodas que una persona puede sentir. Además que es preocupante por que el DOLOR es una de las alarmas que el cuerpo humano da cuando algo anda mal en el. En caso de que no pueda recibir atención dental inmediata, puede probar algunos remedios caseros para el dolor.

Si tienes dolor de muelas, es importante que averigües a qué se debe el dolor para determinar la mejor manera de aliviar cualquier dolor, inflamación u otros síntomas

Saber que es bueno para el dolor de muela en casa es un no de los más importante consejos de la abuelita que no puedes olvidar. De seguro te salvará la vida y una noche de descanso con prácticos trucos que puedes aplicar en casa y te ayudarán mientras visitas el medico.

La buena higiene bucal te ayudará a tener los dientes relucientes

¿Qué es bueno para el dolor de muela?

Desafortunadamente, hay muchas razones por las que nos pueden doler los dientes. El esmalte dental desgastado o las encías retraídas pueden dejar expuesta la dentina, que es la capa de tejido duro que se encuentra debajo del esmalte dental. Esto puede volver sus dientes sensibles a los líquidos fríos y calientes, así como a las bebidas azucaradas.

Las caries son una causa común del dolor, ya que una vez que los nervios sensibles de sus dientes han quedado expuestos, algo tan simple como morder algo duro puede ser doloroso

Aceite de clavo

El aceite de clavo sirve para aliviar el dolor y reducir la inflamación que ocasiona el dolor dental.  El aceite de clavo funciona gracias a que contiene eugenol, un anestésico natural. Este actúa como un analgésico temporal. Vierta algunas gotas de aceite de clavo sobre un trozo de algodón y úselo para frotar con suavidad la encía y los dientes afectados.

El aceite de clavo podría aliviar su dolor, pero tenga presente que no tiene un sabor muy agradable.

Alivia el dolor temporal

Enjuague bucal de agua con sal

Pruebe enjuagarse la boca con agua tibia y sal si le duele un diente y tiene las encías inflamadas. Tan solo añade un par de cucharaditas de sal a una taza de agua tibia. Una vez que se haya enjuagado un poco la boca con la mezcla, escúpele.

Lavar los dientes cada vez que come

Enjuague bucal con agua oxigenada

Al igual que el agua con sal, el agua oxigenada puede aliviar el dolor y la inflamación en la boca. Además, puede ayudar a eliminar bacterias, reducir la placa y sanar las encías sangrantes. El uso de agua oxigenada como enjuague bucal puede ayudar a aliviar la gingivitis.

Aceite de hierbabuena

El aceite de hierbabuena se ha usado por mucho tiempo para tratar dolores dentales. Este aceite esencial tiene propiedades antibacterianas que pueden reducir el dolor de los dientes, lo que lo hace una opción popular para quienes buscan un alivio rápido para el dolor mientras consiguen atención dental profesional.

Coloca un poco en el algodón y frota

Jugo de Lima/Limón

Corta una lima o limón fresco en rodajas pequeñas. Muerde una de ellas si no te duele mucho.

Debes morder despacio para evitar maltrato

El perejil

Esta planta cuenta con diversos compuestos que ayudan a aliviar el dolor, por eso es usada normalmente para tratar distintas molestias. Masticar unas cuantas hojas de perejil varias veces al día puede aliviar tu dolor de muelas.

Buen analgesico, aparte de buen adelezante

El té negro

Es también un buen aliado para paliar el dolor de muelas de una manera natural gracias al ácido tánico, que es analgésico y desinflamatorio. Aplica directamente una bolsita de té negro que haya sido colocada previamente en agua caliente para que suelte la teína. Acuérdate de no aplicarlo caliente en tu boca, espera a que adquiera la temperatura ambiente.

Puedes aplicar varias veces al día

El chile y el jengibre

Son buenos aliados contra el dolor y para disminuir la inflamación. Para elaborar este remedio debes mezclar partes iguales de jengibre y chile con la cantidad suficiente de agua para formar una pasta. Aplícate esa mezcla directamente en la muela afectada, pero teniendo siempre mucho cuidado de no tocar la lengua o encías para evitar el picor.

Ambos pican y adormecen

Aspirina

Algunas personas aplican un trozo de pastilla de ácido acetilsalicílico en la muela afectada. No tiene base científica, ya que las terminaciones nerviosas van por otro lado, pero a algunos les resulta.

Manzanilla

La típica infusión que las abuelas y las madres recomiendan para todo. Lo cierto es que la manzanilla te ayudará a depurar la posible infección causante de tu malestar bucal. Si lo combinas con el remedio anterior (un poco de zumo de limón) su efecto será aún mayor. Toma una a primera hora del día y otra al acostarte y verás cómo la hinchazón o absceso desaparecerá paulatinamente.

Es ideal para bajar los flemones.

Cebolla para el dolor de muelas

Al igual que recomendamos con el ajo, corta un trozo de cebolla y colócalo en la zona de la muela afectada. También, si te gusta el sabor de la cebolla, puedes masticarla para que el efecto sea más inmediato. La cebolla contiene propiedades antibióticas y antiinflamatorias que nos ayudarán a bajar la posible hinchazón de la zona afectada por el dolor.

Extracto de vainilla

Si tienes extracto de vainilla en el armario de la cocina, es el momento de utilizarlo para aliviar ese dolor de muelas tan molesto. Este ingrediente, a menudo empleado en la pastelería, contiene alcohol que calmará las molestias.

Ideal para subir las tensiones bajas

Hábitos que dañan tu dentadura y producen dolores en las muelas

Desde la infancia nos inculcan una serie de rutinas para cuidar de manera correcta. La salud e higiene de nuestros dientes, como cepillarnos los dientes tres veces al día, usar hilo dental y el enjuague bucal con flúor, visitar periódicamente a nuestro dentista, etc. Y es que una boca sana es fundamental para nuestra salud general.

Existen también algunos malos hábitos que hacemos de forma cotidiana y que son perjudiciales para nuestros dientes

Morder objetos duros

Existen multitud de objetos cotidianos que a menudo mordemos de forma casi inconsciente. Malos hábitos como morder objetos, lápices, bolígrafos o palillos de madera, pueden llegar a provocar pequeñas fisuras o fracturas, así como fomentar al desgaste de nuestros dientes, incluso pueden llegar a dañar seriamente la sensibilidad dental.

 Morderse las uñas.

Además de no ser higiénico y hacer que tus dedos, de hecho, tus manos se vean feas, este hábito aumenta las posibilidades de que padezcas de bruxismo.

Masticar hielo

Sí, se trata sólo de agua congelada, refrescante, sin azúcar, ¡pero es duro! Masticarlo puede fracturar los dientes o producirse rajaduras y crear sensibilidad.

Crea fisuras y sensibilidad

Chuparse el dedo

Los niños que se mete el pulgar en la boca pueden correr el riesgo de desalinear sus dientes adultos. Tener el pulgar siempre haciendo presión contra los nuevos dientes puede hacer que en el momento de crecer salgan torcidos e incluso se lleguen a hacer deformidades en el paladar.

Comer papitas fritas de paquete

El almidón que contienen se convierte en ácido, y este ácido puede atacar los dientes hasta por 20 minutos. Si las comes, trata de lavarte los dientes y usar hilo dental lo antes posible.

Usar los dientes como herramientas

A veces usamos nuestros dientes como herramientas sin ser del todo conscientes de que es un hábito que puede fracturarse y desgastarlos. Evitemos dañar nuestros dientes de forma accidental recurriendo a las herramientas adecuadas.

Abusar de las Bebidas Carbonatadas con azúcar

Este tipo de refrescos y bebidas suelen contener una alta dosis de azúcar, y especialmente de ácidos (cítrico, fosfórico, tartárico y/o carbónico), que a la larga pueden llegar a erosionar la capa protectora de los dientes. Es por ello, que su consumo habitual puede conllevar a la pérdida de esmalte, una mayor exposición de la dentina y aumento de la sensibilidad dental.

Las azúcares dañan el esmalte

Tomar demasiado café y algunos tipos de té

Bebidas como el café y el té, a los que tan acostumbrados estamos y que hoy en día son una gran tendencia en consumo, debido a todas las novedosas formas de consumirlos, pueden manchar nuestros dientes. Por suerte, una adecuada higiene bucal puede solucionar este problema.

Fumar

Fumar es uno de los peores hábitos para la boca. Esto es la causa de la decoloración dental y el mal aliento. También puede provocar la pérdida de densidad ósea, inflamación de las glándulas salivales, enfermedad de las encías y cáncer oral.

Cepillarte los dientes inmediatamente después de comer

Aunque parezca raro, no es recomendable lavarse los dientes justo después de comer ya después de comer o beber el pH de la boca disminuye y aumenta el nivel de acidez, y si nos cepillamos, lo que estamos haciendo es frotar el ácido en los dientes y esparcirlo por la boca.

No cambiar el cepillo de dientes con frecuencia

No hay que esperar a que el cepillo de dientes se desgasten, de hecho lo recomendable sería cambiarlo al menos cada 3 meses. El motivo principal es que, después de este tiempo, su efectividad para eliminar la placa y los restos de alimentos de los dientes y encías es menor, además, el crecimiento bacteriano a largo plazo sobre los cepillos de dientes puede ser perjudicarte.

Las cerdas no limpian ni llegan a donde tienen que limpiar

Utilizar una pasta dental inadecuada

Tan importante como cambiar el cepillo de dientes con frecuencia es también la elección de la pasta dental más adecuada. Debemos tener en cuenta que algunos dentífricos son tan abrasivos que pueden llegar a dañar el esmalte. A la hora de elegir nuestra pasta de dientes, es recomendable elegir aquellas que lleven flúor.

Para un aliento refrescante la menta es la mejor

Con estos consejos podrás conseguir calmar tu dolor de muela pero solo por algunas  horas. Sin embargo te recomendamos ir al médico para investigar la causa de tu fuerte dolor de muela y por conclusión te de indicaciones para saber que es bueno para el dolor de muela.

Recuerde que los remedios caseros para el dolor de dientes únicamente ofrecen un alivio temporal. No deje de consultar a su dentista si sufre de dolor de dientes, ya que le podrá ayudar a realizar un examen dental profundo para descubrir la causa real del problema y encontrar una solución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *