Saltar al contenido

+20 Remedios caseros para quitar las náuseas

Tanto las náuseas como el vómito son de los síntomas de malestar físico más desagradables que una persona puede experimentar en la vida. Las náuseas son algo con lo que la mayoría de las personas están familiarizadas, no son agradables y se pueden incrementar en distintas situaciones, incluso durante el embarazo y los viajes.

Los medicamentos contra las náuseas pueden causar efectos secundarios negativos, como la somnolencia

La presencia de náuseas o vómitos está relacionada con las irritaciones gástricas o intestinales causadas tras la ingesta de alcohol o después de una comida pesada. Aunque también puede aparecer como consecuencia de ingerir determinados medicamentos, alergia o intolerancia a algunos alimentos.

NÁUSEAS

Las náuseas son la sensación subjetiva, desagradable, no dolorosa, de vomitar

¿Cuáles son las causas de las náuseas?

Las náuseas no son enfermedades, sino más bien síntomas de muchas enfermedades diferentes, como infecciones, intoxicación alimenticia, mareos, comer demasiado, bloqueo del intestino, conmoción cerebral o lesión del cerebro, apendicitis y migrañas.

Hay muchas cosas que pueden causar nauseas, algunas cosas comunes son el mareo en el mar y otros mareos debidos al movimiento, los primeros meses del embarazo, dolores intensos, exposición a toxinas químicas, estrés emocional (miedo), la enfermedad de la vesícula biliar, intoxicación por alimentos, indigestión, varios virus y ciertos olores y aromas entre otros.

NÁUSEAS

Las causas de las náuseas y los vómitos son bastante parecidas

¿Cómo se pueden prevenir las náuseas?

Las náuseas se pueden prevenir comiendo comidas pequeñas durante el día en vez de tres comidas grandes, comiendo despacio, evitando los alimentos difíciles de digerir y consumiendo alimentos que están fríos o a temperatura ambiente para evitar las náuseas que causa el olor de alimentos calientes o templados.

Tu cerebro, no tu estómago, le dice a tu cuerpo cuándo vomitar

Comer jengibre

El jengibre es uno de los remedios naturales más habituales para tratar las náuseas y los vómitos. En ese sentido, los médicos recomiendan el consumo de jengibre para evitar las náuseas durante el embarazo. También es muy efectivo en aquellas personas que tienen náuseas o vómitos por estar recibiendo un tratamiento de quimioterapia.

Por lo general, podemos tomar de 0,5 a 1,5 gramos de jengibre al día. Sin embargo, es importante destacar que no es recomendable tomarlo si se tiene una presión arterial baja, niveles bajos de azúcar en la sangre o si se está tomando anticoagulantes.

El aroma de la menta

Un estudio publicado recientemente, demostró que un grupo de personas expuestas al aroma de menta experimentaron sensaciones de náuseas más bajas que otras que no olieron nada de menta. Pero no solo podemos tener en casa un inhalador de menta, o un caramelo, también podemos tomar una taza de té de menta para reducir las náuseas y los vómitos.

NÁUSEAS

Las infusiones de esta planta se han utilizado desde tiempos remotos para aliviar la hinchazón abdominal y los cólicos

El limón

Los olores cítricos, como el de un limón recién cortado, pueden ayudar a reducir las náuseas y los vómitos. Cortar un limón o simplemente raspar su cáscara puede funcionar, ya que libera aceites esenciales en el aire que son beneficiosos para eliminar estas sensaciones tan desagradables.

Por otra parte, también se puede beber un vaso de agua al que le hayamos agregado el jugo de unos limones exprimidos. Para darle sabor a la limonada, le podemos agregar un poco de miel. Las vitaminas y los minerales que posee el limón actúan como un obstáculo frente al vómito y son capaces de detenerlo.

Mezclar azúcar y agua con sal

Tomarte una mezcla de azúcar y agua con sal puede provocar que en nuestro cuerpo se equilibren los niveles de sales (sodio, potasio, entre otros) que se pierden con las náuseas y el vómito. Es importante destacar que esta solución, no permitirá que el cuerpo se deshidrate y evitará que la sensación de vómito nos pueda regresar.

NÁUSEAS

Hay una gran variedad de usos del agua con sal, desde los tratamientos de belleza hasta la salud

Las galletas saladas

Si las náuseas vienen gracias a un malestar estomacal, es muy recomendable comer un máximo de dos galletas saladas. Las galletas son uno de los remedios caseros más eficaces para eliminar las náuseas matutinas y los vómitos. Además, son capaces de aumentar el nivel de azúcar en sangre, lo que ayudará a sentirnos mejor y evitar estas malas sensaciones.

La acupuntura y la acupresion

La acupuntura es una técnica que consiste en insertar agujas largas y delgadas en la piel para estimular ciertos nervios del cuerpo. Estos nervios, envían luego señales al cerebro para liberar hormonas que reduzcan la sensación de náuseas y vómitos.

Por su parte, la acupresión se aplica una presión física sobre ciertos puntos del cuerpo. Gracias a un estudio reciente, científicos sugieren que la acupresión en la muñeca puede eliminar las náuseas y los vómitos.

NÁUSEAS

La acupuntura se usa principalmente para aliviar las molestias asociadas con distintas enfermedades y afecciones

Respirar profundo

En caso de que la persona se maree y sienta que tiene muchas náuseas y que pueda llegar a vomitar, se aconseja que respire profundamente, desde el abdomen. Para esto, es necesario concentrarse en inhalar y exhalar lentamente, no solo conseguirá reducir el malestar sino también relajar a la persona.

Al respirar profundamente, se comprime el estómago haciendo presión con el diafragma, por lo que el contenido estomacal difícilmente asciende hacia la boca.

Infusión de manzanilla

La infusión de manzanilla tiene propiedades muy favorecedoras para la salud del sistema digestivo. También relaja y reduce la inflamación. Por ello, la manzanilla se puede aprovechar tanto para prevenir las náuseas como para aliviar el estómago una vez ocurre el vómito. Se recomienda beber por sorbos pequeños.

NÁUSEAS

La manzanilla también reduce el estrés y la ansiedad

El agua de arroz

Por otra parte, l agua de arroz puede ayudar a frenar las náuseas. Para prepararlo tan solo hay que poner a hervir un litro de agua junto con una taza de arroz, durante 20 minutos, luego colar y beber en tibio. Es importante destacar que se puede beber de a poco, varias veces al día, como tratamiento coadyuvante, nunca como sustituto del tratamiento pautado por el médico.

Chupar hielo

Un remedio sencillo y de efecto rápido, que no tenías ni idea de que se podía utilizar para prevenir las náuseas, consiste en chupar pequeños cubos de hielo. Este remedio es muy útil, aunque su efecto no dura demasiado. El frío provoca que las contracciones del estómago sean más lentas, por lo que se hace más difícil vomitar.

NÁUSEAS

Comer hielo eleva además la tasa metabólica al exigir al cuerpo un gasto calórico para adecuar la temperatura del mismo

Las compresas de agua fría

Otro remedio casero y muy popular, consiste en colocarse compresas de agua fría y caliente sobre el vientre, por intervalos de tiempo de 2 a 5 minutos aproximadamente. Esta técnica ayudará a relajar el estómago, aliviar las contracciones y, por ende, prevenir las muy desagradables náuseas.

La canela

La canela posee grandes e increíbles capacidades para detener las náuseas rápidamente. Además, tiene un gusto muy rico. Es importante resaltar, que este remedio casero no lo pueden consumir las mujeres embarazadas.

Existen documentos que evidencian que esta especia, sirve para aliviar diferentes dolores, para regular los niveles de azúcar y el colesterol en sangre, para prevenir resfríos, asma y enfermedades digestivas, entre otras.

NÁUSEAS

Los beneficios de la canela a nivel digestivo son muchos, siendo uno de ellos el hacer más sencillas las digestiones

La vitamina B6

La vitamina B6 es altamente recomendada como un tratamiento alternativo para las mujeres embarazadas que prefieren evitar los medicamentos contra las náuseas. Varios estudios han afirmado que los suplementos de vitamina B6, también conocidos como piridoxina, reducen satisfactoriamente las náuseas durante el embarazo.

Por este motivo, varios expertos sugieren tomar estos suplementos durante el embarazo como tratamiento de primera línea contra las náuseas leves.

Compota de manzana y yogur

Este remedio casero es recomendado, sobre todo, para aquellas personas que se levantan con malestar y muchas náuseas, pueden comer estas compotas en el desayuno. Para prepararla hay que pelar, limpiar, trozar y cocer tres manzanas. Cuando estén blandas, sacarlas, machacarlas y agregar yogur. Esta receta aliviará el sistema digestivo y nutrirá el sistema nervioso.

NÁUSEAS

La compota de manzana tiene muchísimas propiedades, es muy saludable y fácil de cocinar

Comer aceitunas

Para este remedio muy efectivo, es necesario que las aceitunas sean de tipo aragón, es decir, aquellas que se vean negras o arrugadas. Al conseguirlas, es posible masticarlas durante un tiempo prolongado para liberar los taninos que las componen y de este modo, reducir los síntomas de las náuseas como la salivación excesiva.

Té de hinojo

El té de hinojo posee anetol, estragol y alcanfor en su composición, sustancias con acción antiespasmódica, antiinflamatoria, analgésica y digestiva, las cuales ayudan a aliviar la inflamación del estómago, reducen la sensación de ardor y aumentan el vaciamiento gástrico. Es una excelente opción de remedio casero para reducir las náuseas y los vómitos, especialmente en casos de indigestión y reflujo.

NÁUSEAS

Algunos estudios científicos han corroborado las propiedades curativas de el hinojo

La Mantequilla de maní y nueces variadas

Cualquier alimento que sea muy alto en proteínas como las nueces y la mantequilla de maní te ayudarán a bajar las náuseas. En ese contexto, pueden ser almendras, avellanas, maní, o lo que te guste, no te preocupes, solo come hasta que te se te pase.

El agua

Si estás deshidratado, puedes tener problemas con las náuseas. Toma tanta como sea necesario y sigue la regla de dietas de tomar al menos 8 vasos al día. Cada vez que sientas sed, busca agua a la temperatura que más te guste. Es preferible tomar agua que cualquier otra bebida, y es absolutamente necesario. Tomando poco a poco te ayudará con las náuseas, pero no demasiado porque será al revés.

NÁUSEAS

Una cantidad adecuada de agua al día puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón

Carbohidratos

Si sientes hambre, a pesar de la náusea, y piensa que puede tolerarlo, coma alguna tostada o galletas de soda, alimentos altos en carbohidratos. En ese sentido, a medida que su estómago comience a tranquilizarse, agregue pequeñas cantidades de proteína, como pechuga de pollo cocida. Evite las comidas grasas hasta que se sienta realmente mejor.

Alimentos ligeros

Puede sonar paradójico, pero la comida puede ayudar si lo que quieres es frenar las náuseas, sobre todo cuando se trata de molestias provocadas por el consumo de alcohol y la resaca.

Para combatir el problema en estos casos, debes recurrir a alimentos ligeros y frescos que te ayuden a reactivar el metabolismo y estimulen el flujo sanguíneo. Escoge frutas, ensaladas o tostadas saludables y evita tomar alimentos grasientos o demasiado picantes, así como comidas pesadas.

NÁUSEAS

Los alimentos ligeros y frescos que ayudan a reactivar el metabolismo

¿Cómo combatir las náuseas en el embarazo?

En el embarazo, sobre todo durante el primer trimestre, la mayoría de las mujeres experimentan náuseas. Las más intensas se producen a primera hora de la mañana, pero se pueden padecer también durante el resto del día. En este caso, la causa son los desequilibrios hormonales.

A continuación, te mostraremos una lista con algunos consejos para evitar las náuseas:

  • Infusiones y tés de manzanilla
  • Hacer pequeñas y numerosas comidas a lo largo del día para asegurarnos de que los niveles de azúcar en sangre no bajan demasiado
  • Para combatir las náuseas matinales, lo ideal es que tomes un desayuno ligero que siente bien al estómago.
  • El pan tostado es un tentempié delicioso que funciona como remedio casero para las náuseas durante el embarazo y también contra la acidez estomacal.
  • Tranquilidad al comer. Masticar bien los alimentos y en un ambiente relajado.
  • Fuera grasas. Evitar las comidas muy pesadas, ricas en grasas (fritos, rebozados) y con muchas especias o hierbas aromáticas.
  • Cuidado con los olores. Los platos muy olorosos suelen acentuar las náuseas. Evitar cocciones que desprenden mucho olor como el horno, los fritos o los guisados, ventilar bien la cocina a la hora de cocinar y tomar las comidas frías, ya que calientes desprenden más olores.

Las náuseas son, para muchas personas, difíciles de describir. Es una sensación muy incómoda, pero no dolorosa, que se suele sentir en la parte posterior de la garganta, en el pecho o la parte superior del abdomen.

Estas sensaciones a menudo empeoran cuando se está deshidratado. Y aquí es donde se puede entrar en un círculo vicioso porque las náuseas dificultan la ingesta de líquidos, lo que empeora la deshidratación y, por tanto, aumentan las náuseas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.