Saltar al contenido

Beneficios del Té de limón y jengibre

Tienes una gripe fuerte y te tiene tumbada en cama, el té de limón y jengibre tiene la solución. Es una de las infusiones más completas que hay en el mercado de las hierbas. Para una gripe fuerte debes tomarlo Caliente. Pero si por su partes estamos hablando e refrescarte pues frío es la mejor opción.

Tomar té de jengibre y limón es una de las opciones para tomar en cuenta si se busca cuidar la salud optando por remedios naturales

Además, uno de los beneficios de esta rica bebida está el que mejora la concentración y la salud de la piel, estimula el metabolismo para que sea más sencillo adelgazar o fortalecer el sistema inmunitario, y además, combate la caspa y el pelo seco. Entre otros beneficios, reducir las náuseas, promueve la digestión y la absorción de nutrientes.

Caliente o frío

Beneficios del té de limón y jengibre

Como toda infusión tiene sus pro y sus contras, el jengibre es uno de los ingredientes que esta PROHIBIDO para las personas hipertensas o incluso las personas que están embarazadas. Sin embargo, el té de limón y jengibre es ideal para estimular el metabolismo, fortalece el sistema inmunitario, contribuye al sistema emocional, disminuye el colesterol.

Gracias a los efectos antioxidante del jengibre se mantiene una piel sana y saludables. Además al momento de ser ingerido proporciona el efecto de saciedad. También es un super quema grasa que te ayudara a ver los efectos de tus ejercicios y tu dieta balanceada, cuando de bajar peso se trata.

Por el limón, es un transmisor de vitamina C, de esta manera mejora las defensa de tu organismo. Además, esta bebida contiene vitamina B6, que estimula los receptores de la felicidad, ayuda a calmar el sistema nervioso. Los ingredientes de este té logran, que el colesterol no se quede pegado en las paredes de las arterias.

Estimulante metabólico

Alivia las náuseas

El jengibre tiene un ingrediente activo llamado zingiber. Idela para eliminar los patógenos bacterianos que atacan el estómago, esto, combinado con el limón que está relacionado con la reducción de indigestión y la acidez estomacal, ayuda a aliviar las náuseas.

Adelgazar

Tanto el jengibre como el limón han sido reconocidos por sus efectos adelgazantes en el organismo. El efecto adelgazante del   jengibre proviene de su acción termogénica y su capacidad para estimular el metabolismo, haciendo que el cuerpo almacene menos grasa y se queme más en reposo.

Protege la piel

El extracto de jengibre son una rica fuente de antioxidantes, y estos combinados con las vitaminas del limón hacen de la mezcla una infusión para mejorar la salud de la piel.

La tos, gripe y resfriados

El jengibre y limón ha sido utilizado por años para aliviar problemas respiratorios. El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a suprimir las alergias y previenen la constricción del músculo liso (espasmos) presente en las vías respiratorias.

El jengibre con su compuesto calientes y picantes, ejerce un efecto de limpieza y curación sobre el sistema respiratorio al eliminar la mucosidad acumulada en los pulmones.

Hígado graso

La combinación de jengibre con limón es una opción para mejorar la función hepática general, ya que el jengibre tiene efectos antioxidantes y reductores de triglicéridos.

Debes tomarlo dos veces al día por una semana

Otros té que puedes combinar el limón y jengibre

Así como el té de limón y jengibre son ideales para tu cuerpo y tu mente, combinarlos con otras especias también es muy beneficioso. Endulzarle con miel, combinarlo con cúrcuma, hacer un te de jengibre, limón y menta para refrescarte son otras opciones que puedes probar.

Té de jengibre y canela

Esta combinación es espectacular para tu paladar el té de jengibre, si le añades luego un poco de naranja con la canela, el resultado va a ser simplemente espectacular. Ademas que es otro de los más recomendados para combatir las gripes.

Jengibre y miel

Ideal para cuando sientas malestar en la garganta, además que sus ingredientes son super fáciles de conseguir y muy económicos. Debes que, una vez servido, uno lo endulza con miel. Además la miel es excelente endulzante para tu cuerpo, mucho mejor que la azúcar.

Jengibre y cúrcuma

La cúrcuma junto al jengibre ayuda a mantener la salud de tu hígado, esta bebida es ideal para las personas que sufren de hígado graso, tomarlo todas las noche por una semana, te ayudara a eliminar la grasa de tu hígado. Además puedes acompañarlo con miel, limón o naranja.

Té de jengibre y té verde

En un recipiente, tienes que preparar una infusión de té verde en unos 250 cc. Una vez que lo tengas hecho, sólo tienes que dejar reposar cada uno de los tés y después mezclarlos para que se combinen bien los sabores con todo su potencial.

Té de jengibre, con hoja de Jamaica y canela

Una combinación interesante para disfrutar de un té de jengibre casero es la combinación con el té rojo. Añadir un ingrediente extra que aporta otro toque más de aroma al té, lo que va a resultar fascinante.

La hoja de Jamaica también es ideal para adelgazar

Sorpresas de jengibre y limón en la cocina para comer delicioso y saludable

El té de limón y jengibre no solo sirve para hacer infusiones, estos dos ingredientes claves para la salud de nuestro cuerpo, también se pueden emplear en postres. Además que aporta un excelente sabor a las preparaciones.

Puedes utilizarlo en postres, comidas, e incluso ensaladas. Siempre aportaran su granito de arena para mejorar tu salud

Bizcocho de Limón, Jengibre

Este bizcocho es delicioso para comenzar la mañana acompañado de un café. Además que es muy ligero y nutritivo. Para llevarlo como merienda es una buen opción, o para recibir una visita en casa e incluso para consentir a los más pequeños en casa y siempre teniendo en cuenta sus ingredientes principales, el té de jengibre y limón.

Ingredientes

  • 200 g de Mantequilla pomada
  • 400 g de Harina
  • 75 ml de Zumo de limón
  • 2 cucharadas soperas de Ralladura de limón
  • 100 g de Jengibre confitado puedes poner menos si quieres
  • 5 g de Bicarbonato sódico
  • 190 g de Azúcar
  • 6 Huevos
  • 230 g de Yogur natural

Preparación

Debes comenzar pre-calentado el horno a 180°C , para la mezcla pica el jengibre, une la mantequilla, con el azúcar hasta que se (blanqueen). Luego añade uno por uno los huevos, sigue batiendo y  después incorpora el yogur. Incorpora el zumo de limón y la ralladura. Añade la harina y el bicarbonato sódico. Forma una crema.

Por ultimo, coloca la mezcla en un molde para horno, no olvides colocarle al molde papel para horno. Debes cocinar por 45- 55 min a 180°C. Todo listo para comer.

Acompañar con leche o café, es una delicia

Galletas de limón y jengibre

Las galletas son otra forma de incluir el limón y el jengibre en tu dieta. Esta receta es super sencilla para compartir en una tarde de té. Además que no necesitas tener mucho tiempo para hacerlas. toma lápiz y papel y anota!!

Ingredientes

  • 350 g de harina de trigo
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g de azúcar blanco
  • 1 limón
  • 25 g de jengibre
  • 1 huevo batido
  • 1 cucharadita de impulsor químico
  • Azúcar glas para decorar (opcional)

Preparación

Pelar el jengibre  y rallarlo. Hacerlo preferiblemente con un rallador de jengibre, o si no, con un rallador fino común. Rallar también la piel del limón y exprimir su zumo. Reservar. En un bol batir la mantequilla es muy importante que esté a temperatura ambiente con el azúcar hasta que quede como una crema. Se puede hacer con batidora o a mano.

Luego, añadir la ralladura de limón y el jengibre. Mezclar bien para que la ralladura de limón y jengibre no queden concentradas en un solo lado de la mezcla. Sigue, el huevo batido y el zumo de limón en dos tandas. Incorporar bien cada vez con la ayuda de una paleta. Puede que en este punto la mezcla luzca cortada, pero es totalmente normal.

Tamizar la harina junto con el impulsor químico y vas colocando en partes iguales hasta conseguir una mezcla homogenia y manejable a la mano. Formar un cilindro de unos 4 o 5 cm de diámetro. Cubrir con papel film cerrándolo en los dos extremos como si fuera un caramelo. Hacerlo rodar un par de veces para dar presión. Dejar enfriar en el congelador 15 minutos.

Al horno

Calentar el horno a 180 ºC. Retirar la masa del congelador y cortar discos de 1 cm de espesor con un cuchillo afilado. Aplastar ligeramente las galletas y darles forma con las manos. Colocar sobre una placa de horno con papel vegetal. Hornear durante 10 minutos o hasta que la base de las galletas esté dorada.

Retirar y dejar enfriar. Se pueden presentar tal cual, espolvoreadas con azúcar glas o bañadas con un glaseado, puede ser de azúcar y limón, delicioso!!

Preparación fácil y rápida

Hay que tener en cuenta que el jengibre puede consumirse de distintas formas, ya sea en polvo, seco como una especia, en forma de aceite y como jugo. Además, puedes utilizarlo para hacer pan, galletas o el susodicho té de jengibre y limón, entre otras cosas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.