Bebes

Estos son los alimentos prohibidos en la lactancia materna

bebe amamantando
Más que prohibir alimentos en la lactancia, se trata de recomendaciones para evitarlos o consumirlos con moderación, especialmente en los primeros meses de la lactancia materna.

La lactancia materna es una de las etapas mama-bebé más lindas y especiales en la vida de una mamá. Cuando decidimos amamantar a nuestro bebé, su alimentación y el buen funcionamiento de su organismo depende exclusivamente de nosotras y de nuestra leche. Al igual que en el embarazo debemos alimentarnos bien, seguir una dieta sana, equilibrada y sin muchas restricciones es lo ideal tanto para el bebé como para la mamá. Ahora bien al contrario de que lo que muchos pueden pensar durante esta etapa las mamás podemos comer casi de todo. Sin embargo, también hay “alimentos prohibidos” en la lactancia que es recomendable evitar por diferentes razones.

Aunque es muy difícil que el seguir una mala alimentación afecte la calidad o la producción de nuestra leche, ya que existen ciertas sustancias dañinas que pueden pasar fácilmente a la leche y perjudicar a nuestro bebé, tales como el alcohol o la cafeína o complicar el amamantamiento. Veamos qué alimentos están prohibidos o es mejor limitarlos durante la etapa de lactancia de nuestro bebé, asi como algunos tips que te ahorraran algún que otro dolor de cabeza

Si deseas saber más sobre la lactancia materna

Alimentos prohibidos en la lactancia materna

Al nacer los bebés no poseen sus órganos del todo desarrollados, por lo que necesitarán de un tiempo para que tanto sus pulmones como su páncreas o su cerebro terminen de formarse completamente. Para que puedan crecer y desarrollarse correctamente, los bebés necesitan de muchos cuidados, y uno de los más importantes es la nutrición. En los primeros meses de vida del bebé, la leche materna es indiscutiblemente la mejor forma de alimentación y protección para los bebés, pero su calidad depende en parte de aquello con se alimente la madre.

Una buena alimentación durante la etapa de lactancia es muy importante

Por esta razón, una vez comencemos a amamantar a nuestro bebé, las mamás debemos estar informadas sobre cómo debe ser nuestra alimentación y cuáles son los tipo de alimentos están prohibidos en la lactancia, para que podamos satisfacer las demandas de bebé y mantenernos fuertes y saludable en esta etapa tan importante.

Pescado azul (Algunos tipos)

El pescado es un alimentos sumamente beneficios y nutritivo. Debido a sus altos aporte en proteínas y aceites omega 3, el pescado azul es sin duda, uno de los alimentos más esenciales en la dieta de las mamás durante la lactancia. Es buenisímo para la salud de la piel, los tejidos, el control de colesterol y una fuente de proteínas sanas, con poca grasa y gran aporte de vitaminas.

Aunque resulta muy saludable e indispensable en la dieta, también puede llegar a ser uno de los alimentos prohibidos en la lactancia. De hecho, se les recomienda a las mamás que están amamantado, evitar  el consumo ciertos tipos de pescados de gran tamaño como el pez espada, el atún rojo y el lucio. A diferencia de otras especies como la sardina, éste tipo de pescados suelen contener altos niveles de mercurio que pueden llegar a ser tóxicos para el bebé.

Además, debes saber que El pescado es uno de los alimentos más falsificados

Lo que sucede con este tipo de pescado, es que existe el riesgo de que al consumirlos, la mamá supere el nivel máximo de mercurio permitido cuando se está amamantando a un bebé.

plato de pescado azul
La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición recomienda eliminar de la dieta este tipo de pescados.

Bebidas con cafeína

Las bebidas con cafeína, como el café, los refrescos de cola, el té, el chocolate y así como algunos medicamentos, pueden producir algunos efectos negativos en la salud de tu bebé. En grandes dosis, sus excitantes pueden alterarlo, ponerlo irritable y nervioso, además de provocarle insomnio y temblores en su cuerpo. Esto sucede porque cuando la mamá consume alguna bebida con cafeína, esta aparece rápidamente en la leche materna, incluso se ha demostrado que sucede a la hora de haberla ingerido.

En la actualidad muchísimos alimentos cuentan con cafeína, por eso debemos reducir su ingesta durante la etapa de lactancia materna

En los bebés la metabolización de la cafeína es mucho más lenta que en la mamá, por ello cuando se consume altas cantidades de cafeína esta se va acumulando en el organismo del bebé provocándole todos esos efectos negativo que pueden hacerle daño.

A pesar de ser considerado uno de los alimentos prohibidos en la lactancia, los especialistas sólo aconsejan limitar su consumo a no más de tres tazas diarias. Lo ideal es tomarla justo después de haber amamantado al bebé para que puedas digerir y asimilar la mayor parte de la cafeína.

Aquí puedes leer más sobre Los efectos de la cafeína en el bebé durante la etapa de lactancia materna

mama tomando una taza de café
Durante la lactancia mejor opta por bebidas descafeinadas.

 

El chocolate

Además de ser delicioso, el chocolate posee muchísimas propiedades beneficiosas para nuestro cuerpo. Nos proporciona mucha energía para realizar nuestras actividades del día, mejora nuestro ánimo, nos ayuda a evitar cálculos renales, aporta fibra y además es un afrodisíaco natural.

Si bien el chocolate es algo que todos amamos, lo ideal es reducir su consumo durante la etapa de lactancia

Por eso, más que considerarse un alimento prohibido en la lactancia, el chocolate deber ser consumido en forma moderada y preferiblemente de cacao puro y sin mucha azúcar, ya que por lo general poseen sustancias estimulantes, azúcar y otros conservantes que no son tan saludables para esta etapa tan importante para tu bebé.

chica con una barra de chocolate
Siempre que sea 100% natural, el chocolate puede seguir formando parte de tu dieta.

El alcohol en la lactancia

Aunque la cantidad de alcohol que puede llegar a la leche materna es relativamente baja, se ha demostrado que su consumo es perjudicial para el desarrollo del cerebro del bebé. Lo que sucede es que, al igual que ocurre con la cafeína, el alcohol pasa rápidamente a la leche materna en especial a la hora de haberlo bebido, por lo que puede ser percibido fácilmente por el bebé.

Al ser considerado el principal de los alimentos prohibidos en la lactancia, los especialistas recomiendan no beber alcohol durante los primeros tres meses de la lactancia, ya que el bebé aún está vulnerable y en proceso de desarrollo. Luego de haber pasado este tiempo, la mamá puede beber cantidades muy pequeñas, de forma esporádica y alejadas de las tomas para evitar exponer al bebé.

Recuerda que si asistes a un evento e inevitablemente ingerirás algún tipo de alcohol, procura sacar tu leche entes de consumir estas bebidas para que tu bebé disponga de varios biberones para el resto de la jornada. Otra gran opción y más saludable es beber vino, ya que si no se bebe más de medio vaso, se puede dar de mamar a las 3-4 horas de haberlo tomado.

Alimentos que alteran el sabor de la leche

Lo maravilloso de la leche materna es que se trata de una sustancia viva que se adapta a las necesidades del bebé y en la medida que es ingerida por él, sus células forman parte de su flora intestinal. Hay algunos alimentos que solemos incluir en nuestra dieta como el ajo, los espárragos, los cítricos, los picantes o la cebolla, que debido a sus sabores fuertes, pueden influir y cambiar el sabor natural de la leche materna.

Los alimentos como el ajo, los picantes o la cebolla, los espárragos, o incluso los cítricos pueden alterar el sabor de la leche y pueden llegar a ocasionar en los bebés el rechazo a la leche

Más que tratarse de alimentos prohibidos en la lactancia, lo que sucede con este tipo de alimentos es que pueden llegar a ocasionar en los bebés algún desagrado o rechazo a la leche, tras haber ingerido ciertos alimentos de sabor fuerte. Sin embargo, debes saber que no a todos los bebés les desagrada el consumo de este tipo de alimentos, de hecho un estudio llevado a cabo para comprobar los efectos de ajo en el sabor de la leche materna demostró que no les resultaba desagradable en los bebés y que los incitaba a succionar mucho más rápido.

Lo ideal es estar atenta y sin notas que tu bebé se muestra incomodo tras el consumo de algún alimento en tu dieta lo recomendado es reducirlo o comer luego de amamantar

De cualquier forma, sin notas que tu bebé se muestra incomodo tras el consumo de algún alimento en tu dieta, lo mejor es que limites su consumo para que no presentes ningún problema al amamantarlo, y el se encuentre cómodo y feliz.

alimentos prohibidos en la lactancia
Cuando tomes este tipo de alimentos observa cuál es la aceptación de tu bebé

El mito de los alimentos flatulentos en la lactancia

Cuando se habla de alimentos prohibidos en la lactancia existen algunos mitos al respecto con el consumo de ciertas verduras y legumbres que provocan gases como garbanzos, brócoli, coles de bruselas, espárragos, alubias, pues así como algunos pueden cambiar su sabor, algunos creen que éstos pueden volver la leche más gaseosa y por lo tanto causar gases y cólicos al bebé.

Aunque se ha hablado mucho acerca de este mito, debes saber que es absolutamente normal que los bebés tengan muchos cólicos o flatulencias en sus primeros meses, ya que sus órganos aún están en desarrollo y su digestión es muy lenta y dificultosa para ellos.

No existen alimento que sea consumido por la mamá que puedan provocar gases a la leche o al bebé

Los especialistas aclaran que ningún alimento que sea consumido por la mamá, le provocará gases a la leche o al bebé, pues aunque sí se tratan de alimentos que provocan flatulencias, estos se originan en el intestino materno, es decir, no es posible que se trasmitan a la leche y mucho menos, causar cólicos al bebé.

mama con bebe en brazos comiendo
En lugar de evitarlas debes hacer todo lo contrario y consumir verduras y legumbres.

No olvides que el sistema digestivo de tú bebé es aún muy delicado, y que el consumo de ciertas sustancias dañinas por medio de la leche materna a tan temprana edad, le puede llegar a provocar malestares muy incómodos unas cuantas horas después de haber amamantado.

Si notas que tu bebé no quiere tomar la teta puede ser por tu alimentación

Lo importante es que cuides de tu alimentación y que observes las reacciones que tiene tu bebé tras alimentarlo para que puedas identificar si hay algo de lo que comes que le desagrada o le sienta mal. Recuerda siempre consultar con el pediatra cualquier duda que tengas y seguir al pie de la letra sus recomendaciones.

Aqui puedes leer más sobre la lactancia materna

2 comentarios

Click aqui para dejar un comentario