Bebes

¿Cómo pasar del pecho al biberón? 5 Trucos infalibles para introducir el biberón

paso del pecho al biberón
El secreto para una buena transición del pecho al biberón es proceder de forma progresiva y lentamente al cambio.

¿Cómo pasar del seno al biberón? La leche materna es el mejor alimento que puedes ofrecerle a tu bebé, en especial durante sus primeros seis meses de vida, cuando necesita recibir todos los nutrientes, vitaminas y minerales para estimular su crecimiento y desarrollo saludable. Aunque la OMS recomienda mantener la lactancia materna durante sus primeros dos años (sí así la madre lo desea), puede que, por necesidad o practicidad necesites hacer la transición del pecho al biberón, es decir iniciar el proceso del destete.

Si bien la lactancia materna es lo mejor, puede ocurrir que por distintas circunstancias haya que pasar del pecho al biberón

Luego de meses de amamantar a tu bebé siguiendo su ritmo, llega un momento en el que ya sea por problemas de salud, porque debemos regresar a trabajar, y tenemos que pasar muchas horas lejos del bebé, o simplemente sentimos que llegó el momento de terminar con la etapa de la lactancia materna.

Tarde o temprano llegará el momento del destete, pero sea cual sea la razón por la que decidiste dejar de darle pecho a tu bebé es importante que lo hagas con varios días de antelación y tomes el proceso con calma ya que es un cambio muy importante para tu bebé.

Cuando la lactancia materna ya no es posible, es necesario que el bebé acepte el biberón rápidamente, por ello veamos consejos que te ayudarán a lograr que la transición del pecho al biberón fluya de lo más natural, tanto para ti como para tu bebé.

Paso del pecho al biberón: ¿Cuál es la mejor forma de comenzar la transición?

Cuando se trata del destete, hay bebés que asumen la introducción del biberón de una forma completamente natural, pero hay otros que les cuesta mucho tener que succionar desde una tetina de tamaño, olor y textura muy distinta a la del pecho materno, por lo que puede resistirse y hacer el proceso un poco más difícil. Es por esta razón que debemos tener en cuenta que se trata de una transición paulatina en la que el bebé deberá abandonar algo que lo reconforta y conecta con mamá, para darle paso a un artefacto nuevo y desconocido.

El paso del pecho al biberón es un proceso de transición que debe darse con tiempo y paciencia

Para la mayoría de los especialistas, lo ideal es esperar al menos hasta que el bebé tenga su primer mes de vida alimentándose con leche materna, pues es la mejor forma de hacer el cambio. Si estas realizando el cambio de pecho a biberón porque necesitas regresar al trabajo, estas bajo un tratamiento con medicamentos incompatibles con la lactancia o crees que llegó el momento de hacerlo, comienza a darle el biberón al menos dos semanas antes para que ambos puedan acostumbrarse al cambio.

Recuerda que la tetina del biberón no sólo es distinta, sino que supone toda una nueva forma de succionar más “fría” que el pecho materno, y un poco más independiente.

El bebé necesita aprender a succionar de nuevo, a comer fuera de los brazos de mamá y eructar como niño grande, por lo que toda su rutina se verá llena de cambios. Por tu parte, necesitarás adaptar tu producción de leche a la llegada del biberón para evitar los problemas de congestiones y mastitis, además de acostumbrarte a dejar de dar el pecho

¡Todo un reto para ambos!

mamá dando biberón a bebé
Empieza por sustituir la toma de pecho de la última hora de la tarde por el biberón.

¿Cómo debo iniciar la transición al biberón?

La mejor forma de comenzar con la transición del pecho al biberón es hacerlo de manera progresiva. Es decir, sustituyendo algunas tomas con el biberón.

  1. Proceder de forma lenta con el destete o introducción del biberón, no sólo reducirá la posibilidad de que sufras mastitis, sino que hará que el impacto emocional en ti y en el pequeño sea mucho más llevador y fácil de afrontar.
  2. A lo largo de unas dos o tres semanas, comienza a reemplazar la tomas del pecho por el biberón.
  3. Se recomienda comenzar a sustituir la última toma de la tarde, pues para este momento el bebé estará acostumbrado a recibir menos leche de ti a esta hora.
  4. Luego, cada 3 ó 4 días, sustituye otra y así sucesivamente.
  5. La última toma de pecho a reemplazar debe ser la de la mañana, pues suele ser el de mayor flujo de leche. Asimismo te recomendamos dejar la de la noche porque se trata de una toma muy nutritiva y tranquilizante.
  6. Al comenzar a ofrecerle el biberón a tu bebé, deja que se acerque a la tetina poco a poco, en lugar de introducírsela en la boca.
  7. También resulta de gran ayuda emular la lactancia materna, es decir hacer pausas frecuentes y largas por unos 20 minutos, de modo que su cuerpo reconozca las señales de saciedad.

Si deseas seguir alimentándolo con tu leche, la transición puede ser un poco más sencilla, pero si tu idea principal es introducir la leche artificial te recomendamos hacerlo primero con tu leche, luego cambiar los biberones de leche materna por biberones de leche infantil y altérnalos con el pecho. Se trata más de una lactancia mixta progresiva sin apresurarse, que terminará por hacer que ambos abandonen la lactancia materna de forma rápida y natural.

5 Trucos para pasar del pecho al biberón

Aunque la lactancia materna es el mejor alimento para tu bebé, puede que necesites hacer el cambio de pecho al biberón pero, ¿Cómo introducir el biberón luego de tantos meses de dar el pecho?

Si has tomado la decisión y aún no sabes por dónde empezar, ¡no te preocupes!

Veamos todas las cosas que debes tener en cuenta y los mejores consejos para que la transición del pecho al biberón fluya con total naturalidad para tu bebé.

1. Elige el momento ideal para introducir el biberón

Para poder hacer la introducción del biberón de forma natural debes tener muy presente el momento para hacerlo. Si deseas continuar amamantando a tu bebé, es decir seguir una lactancia mixta con biberón, lo ideal es esperar a que este cumpla su primer mes de vida, ya que hacerlo antes puede provocar confusión con el pezón, provocando que este lo rechace y prefiera la facilidad de succión que obtiene con el biberón, pues se sabe que pueden obtener más leche con un menor esfuerzo.

Por otro lado, no te recomendamos esperar mucho tiempo para hacerlo, ya que la introducción del biberón puede resultar mucho más difícil y aumentar las posibilidades del que el bebé lo rechace.

Empieza reemplazando la última toma de la tarde ya que, como te explicamos anteriormente, tu bebé estará acostumbrado a recibir menos cantidad de leche a esa hora. Recuerda que hasta no haya aceptado el biberón no puedes sustituir ningún toma, en especial aquellas de la noche y la mañana, pues deben ser las últimas en sustituirse.

También puedes ofrecerle un biberón al final del día, para que se vaya acostumbrando a la tetina.

mamá biberón a bebé
Reemplaza progresivamente las tomas, conservando la de la mañana y la de la noche para el final.

2. Utiliza la tetina de biberón correcta (de flujo lento)

Las tetinas del biberón no son iguales por lo que es posible que necesites probar varias hasta encontrar la indicada para tu bebé. Al comienzo te recomendamos probar con una tetina que no permita mucho paso de leche, de forma que simule lo más posible al pecho materno. La primera tetina de tu bebé deberá ser entonces, de poco flujo, casi como de goteo para evitar que se ahogue.

Las tetinas del biberón no son todas iguales por lo que necesitas encontrar la indicada para tu bebé.

Los especialistas aseguran que la mayoría de los bebés aceptan mejor la silicona que el látex ya que esta es más blanda, por otro lado también es importante que te fijes que esta tenga la punta plana y la base ancha, pues se asemeja más al pezón de mamá y es perfecto cuando deseas combinar el pecho con el biberón. A medida que el bebé crezca, puedes optar por aquellas de forma redonda, ya que estimulan el tongue cupping, forma de la boca que será necesaria para tragar el resto de los alimentos.

3. Establece una rutina que incluya el biberón

Las rutinas son sumamente importante cuando deseamos enseñar algo nuevo, por ello es importante que incluyas el biberón como parte esencial en la rutina de tu bebé, eso sí ten siempre en cuenta la posibilidad de que este se torne un poco resistente al comienzo, en especial si se lo das tú, ya que puede reconocer tu aroma y ansiar el pecho. Para que el cambio sea más sencillo para ambos, puedes pedirle a tu pareja que sea él quien le de sus primeros biberones.

Las rutinas son clave cuando deseas enseñarle algo nuevo a tu bebé

Además de ser una gran ayuda para ti cuando no estés en casa, el que tú pareja se involucre en la alimentación del bebé le permitirá sentir que tiene dos cuidadores que le brindarán seguridad, por lo que se sentirá cómodo y tranquilo de probar esta nueva forma de alimentarse.

También podrías intentar darle el biberón en un lugar completamente distinto al que usas para amamantarlo, ya que así no lo relacionará con las tomas del pecho y sentirá todo como una experiencia nueva.

4. Comienza con tomas pequeñas

Introducir el biberón por primera vez puede llenarte de dudas acerca de cuánta leche deberías comenzar a ofrecer, pero como se trata de un proceso de transición lo ideal es que sean en cantidades pequeñas. Lo más recomendable es que estas primeras tomas sean de una o dos onzas (15 ml).

De modo que, si este no acepto el biberón, esperes a darle pecho de nuevo hasta la próxima toma.

5. Te paciencia y no te rindas

La transición del pecho al biberón es todo un proceso que necesita varios intentos y nuevas técnicas, así que si no lo consigues a la primera ¡no te agobies!

Algunos bebés necesitan más tiempo que otros para adaptarse, así que sólo es cuestión de paciencia, amor y muchos intentos hasta conseguirlo.

Si bien la lactancia materna es lo mejor, pasar al biberón tiene su lado positivo. Pues permitirá que tu pareja pueda participar más en la crianza de tus hijos y te dará un poco de tiempo para ti

Ofrécele el biberón todos los días y mima a tu bebé cuando lo hagas, recuerda que es un cambio difícil que debe asumir poco a poco, pues más que una forma de alimentación, la lactancia materna es un momento especial que disfruta mucho, porque se siente querido, cuidado y protegido por la persona más importante de su mundo, su mamá.

papa dando biberón
Practica con tu bebé cuando tenga hambre, pero que esté calmado, porque sino resultará una misión imposible.

Si sientes que en tu brazos los intentos no funcionan, te recomendamos alejarte un poco de casa y pedirle al papá u otra persona que le den de comer, ya que tu olor, tu voz y compañía pueden confundirlo y perturbar al bebé en estas primeros intentos. Una vez que tu bebé se haya acostumbrado, puedes volver a ofrecerle el biberón tu misma al cabo de unos días.

Si puedes extender la etapa de lactancia no lo dudes

¿Qué hacer si el bebé se resiste a tomar leche del biberón?

Todos los bebés son distintos, y así como hay unos que se acostumbran fácilmente el biberón hay otros que se resisten a la transición, Si luego de intentar e in tentar sientes que tu bebé no se adapta, puedes probar algunas de estas técnicas:

  • Usa una tetina similar a su chupón: Si tu bebé está acostumbrado a succionar un chupón de látex, entonces comprarle un biberón que tenga una tetina de látex también para que se familiarice con el material y la textura. Al acercarle el biberón, caliéntalo previamente para que le resulta mucho más llamativo y tentador de probar.
  • Pon tu leche en el biberón al comienzo: La idea es no cambiar de tetina y leche de golpe, sino hacer una transición lenta y paulatina. Al notar que es tu leche, puede que decida seguir chupando para ver si hay más.
  • Permite que conozca y juegue con la tetina para que se familiarice con ella. Al jugar y entretenerse, es más probable de que empiece a chupar muy pronto.
  • Prueba ofrecerle biberón en una posición distinta. Intenta sentarlo en el asiento del auto o sobre tu regazo, de modo que se encuentre semierguido y luego ofrécele biberón hasta que se acostumbre y luego regresas a la postura habitual.
  • Intenta con diferentes temperaturas Depende de las preferencias de tu bebé, por lo que puedes ir probando distintas temperaturas, de templada a más fría hasta descubrir cual le gusta más.
  • Ofrécele el biberón en diferentes momentos del día. Más que reemplazar las tomas así de una sola vez, la idea es insistir y probar diferentes horas del día para ofrecerle el biberón.

Recuerda que el abandono de la lactancia materna  es un periodo difícil, tanto para ti como para tu bebé, por lo que deberás tomártelo con mucha calma y tranquilidad, siempre tomando en cuenta la posibilidad de que tu bebé lo rechace mucho al comienzo. Por esta razón, te recomendamos no hacerlo de golpe y probar poco a poco, hasta que tu bebé lo acepte por sí mismo, así tu pequeño se irá acostumbrando a la nueva alimentación y tu cuerpo también se adaptará mejor a una menos producción de leche.

Ante cualquier duda consulta con el pediatra por el caso particular de tu bebé

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS