Bebes

Cómo producir más leche materna ¡10 trucos súper efectivos!

bebe amamantando con mama
¿Te preocupa no producir leche suficiente para tu bebé? ¡No te preocupes! Sólo debes continuar amamantado para estimular su producción.

La mayoría de las mujeres que amamantamos somos capaces de producir toda la leche que el bebé necesita, incluso cuando se tratan de gemelos, pero son muchas las madres que se preocupan o temen no poder producir la cantidad de leche materna suficiente para cubrir todas las necesidades de su bebé. Una de las inquietudes más frecuentes. ¿Cómo producir más leche materna ? 

Al comienzo es absolutamente normal que la subida de leche materna tarde algunos días, por lo que no hay motivo para preocuparse. Antes de pensar que no tienes suficiente leche o que la calidad de la misma no es buena, debes saber que las dificultades para producir leche realmente son muy pocas y que la mayoría de las veces son sólo temores que impiden el establecimiento correcto de lactancia.

Solo existen 3 razones por las que las mamás no pueden producir la leche que el bebé necesita para alimentarse

En estos casos, muchas mamás suelen recurrir a los remedios caseros o incorporar la lactancia mixta o alimentos complementarios en el bebé mucho antes de lo recomendado, sin saber que las soluciones a estas inquietudes son mucho más sencillas. Veamos cómo producir más leche materna y qué puedes hacer para que tu bebé reciba todos los nutrientes que necesita, sigue estos trucos súper efectivos.

¿Qué puede provocar que no produzca suficiente leche materna?

Los especialistas en lactancia materna aseguran que las posibles insuficiencias en la producción de la leche son muy pocas, de hecho son sólo tres las principales causas que pueden provocar esta dificultad:

  1. La falta de estimulación del pecho: Cuando no se amamanta al bebé de forma frecuente, no se produce un vaciado completo del pecho y no se estimula de la forma correcta, los conductos galactóforos encargados de generar mayor cantidad de leche no reciben la “señal” de continuar con la producción. Al ocurrir esto, las hormonas responsables de este proceso (prolactina) disminuyen y por lo tanto, la producción de leche también.
  2. Los problemas en los senos al amamantar: Si estas experimentando algún problema en tus senos como dolor o grietas en los pezones, congestión mamaria o mastitis, es posible que sin darte cuenta estés amamantando menos (o introduciendo leche artificial), provocando un bajo suministro de leche temporal. Si presentas alguno de estos problemas, podrías estar amamantando con una mala técnica y derivar en el primer problema.
  3. Colocación incorrecta del bebé al pecho: Es posible que aunque la mamá si esté produciendo suficiente leche, no hay un buen agarre o succión por parte del bebé, lo que puede provocar poca estimulación del pecho y que este no reciba la cantidad de leche que necesita.

El stress, los medicamentos, el cansancio y la falta de estimulación en el pecho pueden afectar la producción de leche materna

Otras de las causas por la cuál algunas mujeres no están produciendo suficiente leche se debe a que están consumiendo algunos tipos de medicamentos como, analgésicos, anticonceptivos, anti-alérgicos entre otros. El estrés, el cansancio y el poco dormir, al igual que una previa cirugía mamaria también pueden interferir en la producción adecuada de leche materna.

cómo producir más leche materna. bebe con mama en brazos
Comenzar la lactancia justo después del parto asegurará que tengamos una buen producción de leche.

¿Cómo producir más leche materna y asegurar que el bebé se está alimentando bien?

Si te preguntas cómo producir más leche materna porque temes no poder satisfacer las necesidades de tu bebé, tranquila. Lo primero que debes hacer  para conseguir una producción de leche es confiar en ti, olvidar las dudas y sólo preocuparte cuando de verdad notes algo que no va bien.

Para que puedas asegurarte de que tu bebé se está alimentando lo suficientemente bien, existen varios signos confiables que te indicarán si él está obteniendo la cantidad de leche suficiente:

  • La frecuencia en la que defeca y moja su pañal: Siempre que su caca no sea muy olorosa y concentrada, no hay de que preocuparse.
  • Su aumento de peso: El indicativo más confiable para asegurarte que tu bebé está alimentándose correctamente es su aumento de peso. Durante sus primeras semanas de vida puedes controlar su peso cada semana, ya que por lo general suelen tener unos 200 gramos de ganancia. En todo caso, consulta con tu pediatra, él sabrá orientarte ante cualquier problema.
  • Cada cuanto tiempo amamanta: Si los escuchas tragar y notas que está saciado, activo y saludable, entonces está recibiendo la cantidad de leche que necesita.

Cómo producir más leche materna: ¡1o trucos sencillos y efectivos!

Sin lugar a dudas, la leche que produces es el mejor alimento para tu bebé. Para que aprendas cómo producir más leche materna desde el primer día y no experimentes ningún problema para producir la cantidad de leche materna que tu bebé necesita para cubrir todas sus necesidades sin la posibilidad de que se quede con hambre, tan sólo tienes que seguir estos 10 trucos.

1. Comienza la lactancia la primera hora después del parto

Es muy importante que comiences desde el primer momento a amamantar. Es decir, lo antes posible tras haber dado a luz, ya que es justo en este instante en el que tu bebé estará más receptivo. Se ha demostrado científicamente que el tener un buen contacto inicial con el bebé, facilita enormemente la lactancia en la siguientes toma y ayuda a aumentar todas las hormonas que se encargan de la producción de leche

Una vez hayas establecido este primer contacto a través de la lactancia, tu bebé dormirá profundamente entre unas 6-12 horas y si esperas hasta este momento, te resultará mucho más difícil que tome del pecho.

2. Estimula la producción de leche con la succión o un sacaleches

A la hora de saber cómo producir más leche materna, lo más eficaz es asegurar una buena estimulación del pecho a través de la succión del bebe o de un sacaleches. Al amamantar al bebé a demanda y de manera correcta asegurarás una succión eficaz, pero si al comienzo no lo consigues tan rápido, también puedes usar un sacaleches. Lo más recomendable es extraer la leche después de que el bebé haya terminado su toma.

La producción de leche materna depende de la estimulación del pecho

Además, el sacaleches de ayudar a mantener la lactancia materna en aquellos momentos en los que se te dificulta amamantar a tu bebé como el regreso al trabajo, favorece la subida de leche tras el parto y permite el vaciado correcto de la glándula mamaria, cuando en las distintas tomas el bebé no lo haga. Si utilizas el sacaleches entre tomas, aumentarás la cantidad de leche y evitarás que esta se acumule en los conductos y provoquen inflamaciones o mastitis.

mama con sacaleches
Para poder asegurar un buen vaciado, puedes recurrir al uso del sacaleches.

3. Asegúrate de que tu bebé succiona eficazmente

Para que los pechos puedan vaciarse correctamente y se pueda realizar el proceso de producción de leche de la forma adecuada, debes asegurarte que tu bebé está succionando bien. Para conseguirlo, debes fijarte siempre en que ambos tienen una buena posición, que sienten cómodos el uno con el otro y que el bebé agarra perfectamente el complejo areola-pezón.

A continuación te damos una claves para asegurarte que tu bebé esta bien colocado al pecho:

  • Su barriga debe estar en la misma dirección que la tuya, es decir, su cuello no debe estar girado.
  • Su boca debe estar a la altura del pezón. Puedes usar un cojín de lactancia para conseguirlo más fácilmente.
  • Debes asegurarte de que hay un buen acoplamiento boca-pecho.
  • Fíjate que tome el pezón y parte de la areola también.
  • Su labios deben estar preferiblemente vueltos hacia fuera, como si fuera un pececito, de modo que puedas ver sus cachete como un globo y escuchar cuando deglute la leche el GLUT GLUT .
  • Una vez esté esté succionando, comprime tus pechos con las manos para el aumento del flujo de leche.

Aquí puedes leer más sobre Las mejores posiciones para amamantar a tu bebe

4. Amamanta a tu bebé a demanda

La mejor forma de llevar a cabo una lactancia adecuada para tu bebé es practicándola a demanda. Olvídate de los horarios y sigue el ritme natural de tu bebé, pues así como hay niños que amamantan cada horas, otros en cambio lo hacen sin un horario fijo.

Eso sí, asegúrate de que en las primeras semanas tu bebé realice al menos unas 8-10 tomas cada 24 horas, tanto de día como de noche. Este es el mejor truco para aprender cómo producir más leche materna.

5. Procura ofrecerle ambos pechos

Aunque tu bebé sienta preferencia por uno de tu pechos, lo ideal es que le ofrezcas ambos pechos de forma alternada. Eso sí, antes de cambiar un pecho por el otro asegúrate de que tu bebé lo vacíe completamente, pues la leche más nutritiva es la que sale al final de la toma. Al comienzo de la toma, la leche suele ser más líquida para calmar la sed, pero al final es más rica en grasas y vitaminas.

 bebe-amamantando-dormido
Para asegurar que tu pequeño tome la parte más nutritiva de la toma, procura que vacíe el pecho correctamente.

6. Evita en lo posible el uso de chupetes

A menos que sea aconsejado por el pediatra, evita que tu bebé use chupones especialmente los primeros 10 días de nacido o hasta que la lactancia esté bien establecida. Lo que sucede es que la succión que practica el bebé con el chupete es muy distinta a la del pecho, y es probable que al ofrecerle el chupón muy prematuramente, esté imite el mismo tipo de succión que realiza con el chupón y no asegure una succión efectiva.

7. El pecho es más que alimento para tu bebé

No olvides que la lactancia representa mucho más que el alimento que tu bebé necesita, tanto para ti como para él es el momento perfecto para estrechar esa hermosa conexión entre mamá-bebé. Por lo tanto, succionar es también una forma de tranquilizar a tu bebé y de tener unos minutos de contacto piel con piel con mamá.

Así que si notas que tu pequeño no está en el pecho porque tiene hambre, no le niegues esos minutos contigo.

8. No le ofrezcas biberones con leche artificial

Siempre que la lactancia se establezca correctamente, tu cuerpo producirá toda la leche necesaria para alimentar a tu bebé. Será el estimulo de tu bebé el que hará que produzcas más leche y te adaptes a sus necesidades, así que olvídate del uso del biberón porque si lo incluyes en la lactancia de tu bebé, sólo conseguirás que tus hormonas interpreten que debe producir menos leche.

9. La alimentación es muy importante

Al igual que el en embarazo, es importante que tengas una alimentación saludable. Por eso se recomienda no realizar ningún tipo de dieta para bajar de peso mientras estén amamantando. De hecho la lactancia es la mejor forma de bajar los kilos extra del embarazo.

En esta etapa evita las dietas para bajar de peso. la lactancia es la forma perfecta de bajar los kilos del embarazo.

En este etapa, tu cuerpo necesita calorías y nutrientes que lo ayuden a mantener la producción de leche, es decir alrededor de unas 2500 kcal al día. Si lo crees necesario, puedes tomar complementos vitamínicos, calcio o levadura de cerveza, y sobre todo, beber muchos líquidos, agua, caldos, zumos o leche.

Aquí puedes leer más sobre: La alimentación para una madre lactante

mujer-comiendo-saludable
Tomar atoles como el de ajonjolí con almendras también puede ayudar.

10. Descansa todo lo que necesitas

Aunque en las primeras semanas es probable que pases noches en vela y tu cuerpo aún se está adaptando a esta nueva etapa, es importante que procures descansar bien o lo que te permita tu bebé. Así que aprovecha las siestas de tu bebé durante el día y duerme de a ratitos para que recuperes energías.

Por último, no olvides que al principio tu bebé también tiene que aprender a amamantar y ambos encontrar la manera de conectarse para que poco a poco, él adquiera más destreza al succionar y termine con mucha facilidad el vaciado de los pechos.

El mejor truco para saber cómo producir más leche materna, es procurar la succión y vaciado de tus pechos manteniendo una lactancia a demanda, con tomas regulares y el uso exclusivo de leche materna. Recuerda que el proceso de producción de leche es completamente natural y que dependerá de las necesidades que tenga tu bebé, la cantidad y composición de la leche.

Esta publicación ha sido revisada y avalada por la Dra. Abril Espinoza Romero Especialista en Pediatría y Puericultura de la Universidad Central de Venezuela (CMDMC 30.178 | MPPS 92.840)

Además, la Dra. Abril Espinoza Romero es promotora de Lactancia Materna avalada por la OMS-UNICEF y desde el 2012 está enfocada en el área de salud con infantes.

3 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

Última actualización del articulo 19 octubre 2018