Bebes Maternidad

Corrige el estreñimiento en tu bebé

bebé pañal



El estreñimiento en bebés es un tema que preocupa a los padres . Es que muchos bebés sufren de estreñimiento desde muy pequeños y esto puede convertirse en un dolor de cabeza para los padres. Saber detectar el problema es el primer paso para poder tomar las precauciones necesarias y corregir la situación.

Los expertos señalan que lo principal es conocer el ritmo y consistencia normal de las deposiciones de tu bebé, para realmente saber qué es lo normal y qué se sale del patrón.

Desde recién nacidos, los bebés pueden defecar 3 o 5 veces en el día. No te alarmes ante esto porque su sistema digestivo apenas se está desarrollando y expulsan todo rápidamente.

También es normal que un bebé pase en sus primeros meses  de ensuciar muchos pañales a defecar una vez cada dos días, por lo que esto no implica necesariamente que está estreñido. Todo dependerá de su alimentación. De hecho, los bebés que toman únicamente leche materna pueden defecar varias veces al día o sólo una vez a la semana.

Cuando tengas dudas consulta a tu pediatra. Sin embargo, existen algunas señales que sirven para detectar el estreñimiento en tu bebé. Una de ellas es el retraso en el ritmo habitual de las deposiciones, así como la dificultad o fuerza que debe hacer el pequeño al momento de evacuar.

La consistencia de las heces es un factor clave para descubrir si tu hijo está estreñido. La deposición debería ser pastosa en la mayoría de los casos. Si por el contrario, presenta una consistencia dura, entonces estamos ya en un caso de estreñimiento

¿Por qué los bebés sufren de estreñimiento?

No existe una única razón por la que tu hijo pueda o esté sufriendo de estreñimiento, pero si hay unas situaciones específicas que lo ocasionan.

  • Empezó a comer: Ingerir alimentos sólidos puede provocar que las heces de tu bebé se endurezcan. Recuerda que su sistema digestivo debe adaptarse y en este proceso pueden ocurrir cambios en su ritmo de evacuaciones. Estudios señalan que los bebés que comienzan a ingerir alimentos sólidos antes de los seis meses son más propensos a este tipo de padecimientos, por lo que es importante esperar el tiempo indicado para empezar a darle comida a tu bebé.
  • Dejó de tomar leche materna: Cualquier cambio en su rutina alimenticia puede afectar el proceso digestivo del bebé. Por lo que al dejar de amamantar a tu bebé puedes observar que sus defecaciones de endurecen y su ritmo de evacuaciones cambia. Es importante notar si es algo pasajero, mientras el cuerpo del bebé se acostumbra, o si se convierte en un problema de estreñimiento más serio.
  • Cambio en la leche formulada: Ya dijimos que la variación de la rutina alimenticia puede generar distorsiones en las secreciones del pequeño. No es recomendable que cambies constantemente la fórmula de leche que le das a tu bebé si así no lo ha prescrito  el pediatra.

¿Qué puedo hacer para aliviar el estreñimiento del bebé?

Existen varias cosas que puedes hacer para aliviar el incómodo estreñimiento de tu bebé. Juntas o por separado, puedes intentar cada una de estas técnicas, después que tu pediatra las apruebe.

  • Darle agua: Generalmente el pediatra te va a decir que comiences a darle agua a tu bebé a los seis meses, coincidiendo con el inicio del consumo de alimentos sólidos. Con esto se lograría contrarrestar el estreñimiento causado por el consumo de comida.
  • Realizar ejercicios: Se ha comprobado que la actividad física ayuda a que tu bebé disminuya el problema de estreñimiento que presenta. Animarlo a gatear distancias más largas o ayudarlo a mover sus piernas en forma de bicicleta, mientras está acostado, puede ayudarlo a evacuar de manera más fácil.
  • Masajes circulares: Existen distintos tipos de masajes que puedes aplicarle y resultan ser muy efectivos para aliviar el estreñimiento. Realizar un masaje circular debajo del ombligo puede estimular a tu bebé a defecar.
  • Leche especializada: En el mercado existen leches anti estreñimiento, si tu bebé presenta este problema y quieres probar esta opción, recuerda consultarlo primero con el pediatra.
  • Más fibra en su dieta: Si ya el bebé consume alimentos sólidos, es importante incrementar el consumo de fibras. Lo puedes hacer con el incremento de cereales dentro de la dieta del pequeño. Consulta con el médico cuáles son los cereales o alimentos más recomendados en el caso específico de tu bebé.

19 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *