Bebes Maternidad

El peligro de la miel para los bebes

La miel tiene bien ganada su fama de alimento saludable. Sin embargo muchas madres no saben que la miel es muy peligrosa para los niños menores de un año y que está en la lista de alimentos prohibidos para los lactantes.

¿Los bebes pueden comer miel?

No. Si tu bebé todavía no tiene un año, no puede comer nada de miel. No endulces el chupete con miel de abeja, ni le des ningún alimento que pueda contener miel. Tampoco debes añadir ni siquiera una cucharadita a las papillas, a la fruta o al yogur, o muchos menos darle un poquito para aliviar la tos. Recuerda que la miel es muy peligrosa para los bebés menores de un año. Así que nada de miel. Estas prácticas puedes realizarlas cuando el niño sea más grande, pero siempre consulta al médico.

Es importante saber que además del peligro del botulismo, la miel puede interferir con la lactancia y favorece la aparición de caries en los primeros dientes ya que es un alimento con alto contenido en azúcar por lo que no es saludable para un bebé.

¿Por qué los bebes no pueden comer miel?

La miel es mala para los bebés, Porque aún pequeñas cantidades de miel pueden provocar el botulismo del lactante, una enfermedad de extrema gravedad.
Esto se debe a que el intestino del bebé es inmaduro y no puede defenderse de las esporas de “Clostridium botulinum” que pueden estar presentes tanto en la miel de caña como en la de abeja o en sus derivados. Por este motivo no se debe dar a los niños menores de 1 año miel de abeja ni de caña, ni alimentos endulzados con ellas, incluso en muy pequeñas cantidades.

Los síntomas de botulismo en los bebes son los siguiente:
– Constipación
– Falta de apetito
– Llanto débil
– Desgano
– Debilidad muscular.

Todos estos síntomas se deben a la parálisis muscular provocada por la toxina botulínica. Si no es tratada, se produce parálisis en los brazos, piernas y músculos respiratorios.

Así que si tu bebé todavía no tiene un año, evita cualquier problema y no compres miel.

Tags

1 comentario

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *