Bebes

Temperatura del bebé: ¿Cómo medir la temperatura y saber si tiene frio, calor o fiebre?

Los bebés no tienen la misma capacidad de regular su temperatura como nosotros los adultos, por eso somos nosotros quienes tenemos que estar pendientes de abrigarlos o destaparlos.

Desde el primer instante en el que llega el bebé a casa, las mamás comenzamos a sentir ciertas inquietudes sobre sus cuidados. Una de las principales dudas es sobre la  temperatura del bebé: ¿Hace mucho calor en la habitación del bebé?¿Esta muy abrigado o tendrá frió? ¿Con que ropita  debemos vestirlo?¿Tendra fiebre?¿tiene los pies frios?¿Cómo se mide la temperatura a u bebé?.

Es muy importante saber la temperatura corporal del bebé es clave para descifrar si está acalorado, tiene frió o esta enfermo, en los momentos en el que sospechamos que algo no va bien. Las temperaturas altas y la fiebre son los mecanismos que usa nuestro cuerpo para luchar contra las infecciones, y por otro lado los bebés son muy susceptibles a los cambios temperatura y al frio, por ello resulta sumamente importante que estemos atentas a la temperatura corporal del bebé y procuremos que todo su cuerpo se encuentre en perfecto estado.

Es muy importante que estemos atentas a la temperatura corporal del bebé

Pero ¿cuál es la temperatura ideal para un bebé?, ¿cómo podemos saber si tiene frío o calor? ¿si está suficientemente abrigado o no? Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la temperatura corporal del bebé y sus cuidados ¡Toma nota!

¿Cuál es la temperatura normal de un bebé?

Nuestro cuerpo dispone de ciertos mecanismos para mantener un equilibrio entre la producción y la pérdida de calor y conseguir una temperatura estable, siempre y cuando no existe algún problema de hipotermia o una enfermedad. La temperatura corporal debe situarse entre 36,5 º C y 37,5 º C pero, ¿es igual la temperatura del bebé a la de un adulto? Pese a que la mayoría de las veces pareciera no ser así, sí lo es.

La actividad física de un bebé es mucho menor que la nuestra y el sistema de regulación de la temperatura  esta aún muy inmaduro

Los bebés y los adultos tienden a tener la misma temperatura entre 35° y 37° . Lo que sucede con la temperatura del bebé, es que su actividad física suele ser mucho menor que la nuestra y su sistema de regulación es aún muy inmaduro, por lo que suelen ser mucho más sensibles a los cambios de temperatura.

Los bebés son más sensibles a los cambios de temperatura

En algunas ocasiones tendemos a alarmarnos cuando nuestro niño pese a estar en un lugar fresco deja grandes cantidad de sudor en la cama pero ¡no te preocupes!

Cuando la temperatura corporal sube en exceso nuestro organismo incrementa la circulación sanguínea en la piel y activa las glándulas de sudor para perder el calor y estabilizar la temperatura. Es muy común sobreabrigar a los niños. De hecho, muchas mamás creen que su bebé se hizo pis, pero el bebé esta mojado por el sudor.  Si notas que esta húmedo en la espalda lo mejor es quitarle un par de prendas. También es muy importante abrigarles los pies y la cabeza. 

bebe durmiendo abrigada
Los bebés recién nacidos son más sensibles y vulnerables a los cambios de temperatura que los adultos.

¿Los bebés sienten la diferencia entre frio y calor?

Si bien aún no tienen la capacidad para diferenciar que es sentir frío y que sentir calor, muchos especialistas aseguran que el llanto de los bebés durante sus primeros días de vida va asociado a esto, y es que durante nueve meses los bebés estuvieron bajo el calor que les proporcionó nuestro el vientre, por lo que ahora son muy susceptibles a las temperaturas del mundo real y sus cambios (con corrientes de aires).

Los bebés son muy susceptibles a los cambios de temperatura.

A pesar de que algunas veces ignoramos algunos consejos de nuestras abuelas, de allí viene la costumbre de abrigar a los bebés durante los primeros 40 días de su vida, mientras estos se comienzan a adaptar a su nuevo hábitat.

Muchas mamás creen que su bebé se hizo pis, pero el bebé esta mojado por el sudor

¿Cómo saber si el bebé tiene fiebre o calor?

Una vez que sabemos cuál es la temperatura de los bebés debemos tener en cuenta en qué momentos podemos considerar que nuestro tiene fiebre. Cuando su temperatura corporal se encuentra entre los 37 y los 37’5ºC, tu bebé tiene “templanza” es decir, una temperatura más elevada de normal pero no necesariamente fiebre. Si tu pequeño se encuentra en esta temperatura y no tiene ningún síntoma que indique algún resfriado sólo debes quitarle un poco de ropa y esperar que se normalice.

Si la temperatura de tu bebé sube entre los 37’5 y los 38ºC  tu bebé puede estar experimentando un cuadro febril

Cuando su temperatura sube entre los 37’5 y los 38ºC, ya se habla de fiebre propiamente, pero puedes probar dándole un baño tibio para que se le pase. La fiebre es una reacción del cuerpo para defenderse de las bacterias y virus que pueda tener tú bebé, en pocas palabra, debes estar atenta si junto a la llegada de fiebre que pasa los 38ºC  han aparecido otros síntomas como enrojecimiento, ronchas o mucosidad.

Ahora bien, si ves que tu niño se encuentra demasiado frío no hay mejor remedio que abrigarlo y comenzar a sobarlo para que su cuerpo se llene de calor. Sin embargo, si estamos en una época fría del año siempre ten un kit de ropa para combatir el frío: medias, gorros, suéteres, monos, preferiblemente tejidos.

En las epocas de frio es muy importante abrigarles las extremidades estas es una de las partes más afectadas por la falta de regulación de la temperatura

Preferentemente debemos cuidar las extremidades como los pies, manos y cabeza ya que son la parte más afectada por los cambios de temperatura. Muchas veces, los niños suelen sudar por estar super abrigados en el cuerpito pero, por ejemplo, tienen los pies helados.

temperatura del bebe
En algunas ocasiones, la temperatura del bebé tiende a incrementarse tras haberse alimentado más de lo normal o al aplicarse una vacuna..

Cuidados para regular la temperatura del bebé 

Sabemos que más de una vez te has preguntado el por qué la fiebre de tu bebé siempre se produce al final de la tarde e inicio de la noche, esto no es casual, pasa que de igual forma que los adultos, la temperatura del bebé suele a ser más baja en las primeras horas del día y tiende a ser mayor al final de la tarde y durante la noche, por lo que allí notarás más la diferencia.

A la hora de medir la temperatura en los bebés podemos tocar los dedos sobre su espalda, pero siempre es recomendable contar con un termómetro

Lo primero que debes hacer cuando tu niño presenta fiebre es observarlo, si los síntomas que ves no te generan confianza llévalo a un pediatra a ver qué te dice. Sin embargo, en algunas ocasiones llevar al niño al pediatra inmediatamente no es tan recomendable y más cuando estos tienen más de tres meses, ya que por lo general, lo primero que afectan los virus es la temperatura del bebé, mientras que los otros síntomas comienzan a generarse con el paso de las horas.

Algunas veces si exponemos a nuestro pequeño a temperaturas muy fuertes este puede presentar altas temperatura en su cuerpo y fatiga, cuando está previsto acudir a sitios así, es bueno llevar algunas cremitas refrescantes o tener previsto un sitio donde ir con el niño para que este se encuentre en un ambiente más fresco y así evitar que presente cuadro febril.

Si la temperatura del bebé resulta ser muy alta el niño te hará saber su malestar con su llanto y falta de apetito o sueño, así que atenta a estos síntomas. Sin embargo, debemos estar atentas a los ambientes cerrados como autos o incluso el mismo cochecito del bebé: ¡No debes cubrir el cochecito de tu bebé!

Cuando tienes bebé siempre es bueno tener un termometro en casa

Es recomendable comprar un termómetro para niños. Aqui puedes conseguir uno

Para ayudar a regular la temperatura del bebé puedes:

  • En algunas ocasiones nos encanta abrigarlos y vestirlos con capas de ropa, pero hacerlo puede aumentar la temperatura del bebé significativamente; si esto sucede, quítale la mayoría de la ropa para que baje su sensación de calor.
  • No hay mejor remedio para combatir las altas temperaturas que hidratándolo, esto se lo puedes proporcionar a través de la lactancia materna o con algunos sorbos de agua.
  • Sí tú niño posee más de 2 meses, seguramente la ducha ya será algo normal para él, así que aplicar una rápida mientras éste presenta un cuadro febril no será problema para intentar bajar la temperatura, pero siempre debes comentárselo al pediatra y contar con agua fresca (ni caliente ni fría).
  • Si por el contrario sientes que su bebé está frío colócale una camiseta debajo de un mameluco de tela de toalla o una manta bien tibia para que vuelva a sentir calor y estar bien abrigado.
temperatura de bebe
Es importante la temperatura de la habitación esté entre 20 y 24ºC.

Formas de medir la temperatura del bebé

Para saber si el bebé puede encontrarse enfermo o no, lo primero que debemos hacer es medir su temperatura corporal. Para ello podemos intentar varias formas y zonas de su cuerpo para conseguirlo.

  • En la boca: Es uno de los más comunes, pero el riesgo que se toma es que el bebé juegue con el vidrio dentro de su boca. Si tú niño luego de ser medido a través de la boca marca temperatura mayor de los 37 grados centígrados, es porque presenta fogaje o fiebre.
  • Axila: Si bien la mayoría de los padres sienten preferencia por este método, hay que tomar en cuenta que normalmente esta temperatura suele mostrar 2° o 1,5° grados menos que la real dentro del cuerpo.
  • Recto: Los pediatras algunas veces consideran que la manera más efectiva de conocer la temperatura del bebé es a través del recto, puesto que es el punto de mayor conexión con la parte interna del cuerpo.
  • Oído: Gracias a la tecnología, los termómetros  digitales en el oído son uno de los más utilizados en los últimos años y los pediatras depositan gran confianza en los datos que este aparato arroja.

Aqui te dejamos varias opciones si estas buscando comprar un termómetro para niños: opcion 1  y opción 2

Lo realmente importante cuando la temperatura del bebé se altera, es no desesperarse. Es ideal que tú y quiénes están al cuidado del niño estén preparados para cualquier eventualidad que se pueda presentar y siempre tengan en cuenta, los métodos que recete el médico para estabilizar su temperatura.

Así que de ahora en adelante puedes tener mucho más claro cómo actuar ante la temperatura de tu bebé, la fiebre y sobre qué métodos puedes utilizar para atacarla.