Belleza Embarazo Maternidad

6 pasos que te ayudarán a preparar tu cuerpo para el embarazo

Mujer embarazada con zapatos de bebes

Tomar la decisión de ser mamá es quizás una de las elecciones más importantes de la vida. Traer una vida al mundo implica una gran responsabilidad que conlleva a tener muchos cuidados, antes siquiera de quedar embarazada.

Según la Organización Mundial de la Salud, una mujer con buenas condiciones físicas tiene menos probabilidades de sufrir abortos y complicaciones durante un embarazo, que puedan ocasionar partos prematuros. Por ello es fundamental, para quienes quieren ser madres, que preparen su cuerpo para formar y alojar a un bebé.

Si ya decidiste que quieres ser mamá, lo mejor es que sigas esta serie de recomendaciones que te harán todo el proceso mucho más fácil y seguro.

Visita al médico

Ir a tu ginecólogo y decirle que quieres ser mamá es el primer paso para llevar un embarazo más saludable. Tu médico querrá supervisar tu estado de salud y te asignará una serie de exámenes para verificar que todo está bien.

Si estabas tomando anticonceptivos  orales u otro método de protección, tu médico te aclarará todas las dudas acerca de cuánto tiempo debes esperar o no para iniciar la búsqueda del bebé.

En la mayoría de los casos no hay ningún tipo de problema para concebir después de tomar anticonceptivos orales, por el contrario, estudios señalan que más del 50% de las mujeres que desearon quedar embarazadas después de tomar píldoras lo hicieron en menos de seis meses.

Vegetales saludables sobre una mesaCome saludable

Una dieta balanceada, llena de proteínas, grasas saludables y rica en hierro es lo ideal para todas las personas, pero es mucho más importante para quienes están embarazadas o deseen estarlo.

Comer más porciones de vegetales y frutas es lo más recomendable, así como alimentos ricos en vitaminas y calcio. Sin embargo, al salir embarazada es necesario que conozcas algunos alimentos prohibidos.

Llevar una dieta saludable también ayudará a controlar tu peso durante el embarazo, lo cual es sumamente importante para el desarrollo del bebé.

Toma Ácido Fólico y Hierro

Preparar tu cuerpo para el embarazo también requiere que tus niveles de ácido fólico y hierro aumenten. Muchas mujeres piensan que estos complejos alimenticios solo deben consumirse a partir del inicio del embarazo, sin embargo si tu bebé crece en un cuerpo preparado con antelación su desarrollo será mucho mejor.

Tanto el ácido fólico como el hierro ayudan a prevenir anemias que pueden desencadenar en bajo peso del bebé, así como partos prematuros, por lo que su ingesta diaria es indispensable.

El hierro se puede encontrar en muchos alimentos o también lo puedes ingerir en medicamentos. De hecho, la mayoría de complejos que recetan los médicos son una combinación de ácido fólico y hierro.

Odontólogo en consulta con un pacienteVe al odontólogo

Chequear tu higiene bucal antes de quedar embarazada podrá quitarte muchos dolores de cabeza durante el embarazo, pues algunos procedimientos odontológicos no pueden hacerse mientras estés en periodo de gestación.

Haz una cita para una limpieza bucal y así podrás corregir cualquier caries o situación que se presente. Generalmente, enfermedades bucales como la gigivitis es un factor de riesgo para partos prematuros.

Deja el cigarrillo y el alcohol

Si quieres que tu cuerpo esté saludable y lo más cálido posible para la llegada de tu bebé, lo primero que debes eliminar de la lista de compras son los cigarrillos y el alcohol.

Estas sustancias son dañinas para tu cuerpo y se filtran por tu sangre, consumiendo el oxígeno que llegará al embrión y ocasionando serios problemas neurológicos y motores en tu futuro bebé.

Si dejas el cigarro y el alcohol al momento de salir embarazada, debes saber que tu cuerpo ya está contaminado e igualmente se puede afectar al bebé. Lo mejor es dejarlo meses antes para depurar la sangre de tu cuerpo.

Mujer realizando ejercicio en una pelota de yogaRealiza ejercicios

Si eres una mujer sedentaria y quieres salir embarazada es hora de que saques tus zapatos deportivos y vayas al menos a caminar.

Tener una buena condición física por hacer ejercicio reduce el riesgo de embarazos prematuros, de complicaciones en el embarazo y el parto, así como posibles enfermedades congénitas en tu bebé.

No tienes que ser la mejor deportista del mundo, sino mantenerte activa y cuidar tu peso para que todo te vaya muy bien. Las rutinas de ejercicio también deben mantenerse durante el embarazo, siempre siguiendo las recomendaciones de tu médico.

Tags