Embarazo Moda Mujeres

8 Consejos para ahorrar dinero en ropa de maternidad

embarazada ahorrando en alcancia
Verte diferente todos los días es posible con pocas opciones, así que no es necesario comprar tanta ropa de maternidad.

Una vez que el tamaño de nuestra pancita se hace más notoria nuestra ropa simplemente deja de quedarnos. Con el embarazo nuestro cuerpo cambia completamente hasta el punto de hacernos cambiar la ropa de nuestro guardarropa, y aunque la idea de ir de compras nos encanta, tener que invertir en ropa de maternidad que solo usaremos temporalmente puede convertirse en un gasto muy grande.

La llegada de nuestro bebé trae consigo una serie de gastos en chequeos médicos, ropita, accesorios para el bebé, la decoración de su habitación y el ahorro en estos momentos, se vuelve una prioridad para evitar gastar más de lo realmente necesario. Afortunadamente, hay ciertas cosas que puedes hacer para ahorrar dinero en ropa de maternidad  y aún así lucir espectacular durante la dulce espera.

¡La imagen y el cuidado personal durante el embarazo es muy importante ya que afecta tu autoestima!

Y es que es muy importante cuidarse y mimarse durante esta etapa, ya que estamos muy propensas a la depresión posparto por todos los cambios que experimentamos tanto en nuestro cuerpo, como por las hormonas, asi como los psicológicos. Por eso, sentirnos bien, vernos bellezas y darnos unos gustitos es muy importante! Esto nos ayudaran a evitar los problemas de autoestima y de depresión tanto del embarazo como del posparto.  ¡Nuestro imagen personal y el cuidado que le damos durante esta etapa es más importante que nunca y nos ayuda a tener un mejor embarazo!

8 Consejos claves para ahorrar dinero en ropa de maternidad

Comprar ropa y en especial ropa de maternidad significa que se gastará  de dinero. Aunque es necesario disponer de este tipo de ropa para sentirnos cómodas y lucir bien durante el embarazo, la mayoría de las veces se trata de ropa que luego de los 9 meses de espera, quedarán guardadas en el armario, o se regala. Por esta razón, te daremos 8 consejos claves para que puedas ahorrar dinero en ropa de maternidad.

  • 1. Sácale provecho a la ropa que tienes

Lo más seguro es que durante los primeros meses de tu embarazo puedas seguir usando alguna de la ropa que ya posees en tu armario, así que lo primero que debes hacer antes de acudir a las tiendas de ropa premamá, es realizar una especie de inventario de todas tu ropa. Una vez sepas con qué tipo de ropa cuentas, pon a la mano toda aquella que sea amplias y holgada con las cuales te sientas más cómoda.

Si tienes ropa de cintura elastizada ¡aprovéchalas al máximo!

Estas te permitirán ajustarte bien a ellas sin importar el crecimiento progresivo que tenga tu pancita durante el primer trimestre. Algo súper sencillo que puedes probar, es colocar por el ojal de tus pantalones una banda elástica doblada por la mitad, que esté enlazada al otro extremo por el botón. Solo debes cubrirla con una camisa larga y ¡listo! Nadie notará este ingenioso truco.

Algo más estético es hacer un adaptador para los botones.
  • 2. Evita comprar ropa con anticipación

Planificarse incluye que hagamos las cosas con anticipación, pero cuando se trata de comprar ropa de maternidad esta regla no sirve. Por más que a todas las embarazadas nos crece la panza, cada cuerpo es distinto y es imposible que sepas con exactitud cómo lucirá el tuyo durante los últimos meses del embarazo. ¡Espera un poco antes de comprar!

  • 3. Evita la ropa que sea muy ajustada

El hecho de que aún puedas usar tu ropa, siempre puede hacerte cometer el error de forzar las blusas. Aunque algunos tipos de telas se estiran sin ningún problema y regresan a su tamaño inicial, otras en cambio, perderán su forma y una vez que nazca tu bebé ya no podrás usarlas.

Además es muy importante que mientras estés embarazada evites la  ropa muy ajustada, pues no solo te harán sentir muy incómoda, sino que también pueden favorecer la hinchazón de tu piernas y pies. Lo ideal es que uses prendas que sean holgadas, confeccionadas en telas suaves que te ofrezcan comodidad y que no tengan tantos botones y cremalleras.

ropa ajustada
No es necesario que te sientas presionada e incómoda.
  • 4. Compra lo mínimo y complementa con accesorios

Como ya lo debes saber, la ropa normalmente es muy costosa y por eso lo más conveniente es invertir en ropa que sea muy versátil y económica. Los pantalones son una de las prendas que más necesitarás así que puedes invertir en un par de ellos. Búscalos en tonos neutros y en distintos estilos, como leggings, jeans y otro par de pantalones más elegante.

Las faldas con elástico resultan muy favorecedoras en el embarazo y puedes usarlas perfectamente durante el verano y con unas medias en el invierno. También puedes optar por algunas blusas de maternidad que puedas combinar con cardigans o camisas desabotonadas. No olvides que embarazada o no, los accesorios son el complemento ideal de tus outfits, te darán un toque chic y te permitirán jugar con la moda: bolsos, brazaletes, zarcillos, lentes… ¡Las posibilidades son infinitas!

look comodo embarazada
Usa cardigans, bolsos y demás accesorios para complementar tu look.
  • 5. Pide prestado con total confianza

No sientas vergüenza en preguntarle a aquella amiga que dio a luz recientemente si tiene alguna prenda de maternidad que pueda prestarte. Seguramente le habrán quedado muchas, y lo más probable es que lo haga encantada. De esta forma ahorrarás mucho dinero y obtendrás mucha ropa de utilidad como vestidos, pantalones premama, faldas, blusas maternales

  • 6. Invierte en ropa interior de maternidad 

La ropa interior en esta etapa es indispensable, por eso es necesario que inviertas en algunos conjuntos de ropa interior para embarazada que te den un buen soporte y se adapten a tus nuevas tallas. Comprueba que te quedan cómodas y que sean prácticas y funcionales para que puedas usarlas después para la lactancia.

Comprar ropa interior durante el embarazo es una necesidad tanto por los cambios del cuerpo como por comodidad

Te recomendamos comprar uno que no tenga varillas ni ningún tipo de soporte duro que puedas usar mientras duermes, es una excelente forma de sentirte cómoda y a la vez bien respaldada en esa zona.

brassier embarazada
Este modelo es uno de lo más útiles y funcionales.
  • 7. Busca ropa que puedas usar después

Uno de los problemas de comprar mucha ropa de maternidad es que luego de tener el bebé ya no son necesarias. Por esta razón, lo más recomendable es que al elegirlas te fijes en que también te puedan servir para la lactancia. Si planeas amamantar a tu bebé, ten en consideración que los vestidos y blusas lisas y si aperturas resultan muy incómodas para ello. Inclínate mejor por blusas y camisas de escotes amplios y botones que te permitan acceder a tu brassiere más fácil y rápido.

Elegir ropa no solo para la maternidad, sino que puedas usar para la etapa del posparto y lactancia.

Además, no olvides que lo más probable es que te lleve un tiempo recuperar por completo tu figura, por lo que contar con una que otra pieza que puedas usar durante los meses de posparto, te vendrán de gran ayuda.

  • 8. Compra un par de zapatos para cuando tengas los pies hinchados

Si bien durante el embarazo el calzado suele pasar desapercibido a veces es una opción necesaria, ya que si eres de las que suele sufrir de hinchazón en pies y tobillos en el tercer trimestre, tus zapatos también van a comenzar a apretarte de más. Así que no dudes en comprar un par de zapatos amplios y cómodos de bajo costo para que puedas usarlos en este período.

Por último te aconsejamos que elabores un presupuesto con tu pareja para que definan entre los dos, cuánto pueden o desean gastar en ropa premamá y así organizarse mejor con los gastos. También puedes asomarte en las tiendas de ropa que estén ofreciendo liquidaciones o ropa de segunda mano en buen estado, porque seguramente podrás encontrar ofertas que ayudarán significativamente a tu bolsillo.

Como ves la llegada de un bebé no siempre se traduce en hacer grandes gastos en ropa de maternidad, solo es cuestión de que sepas aprovechar las prendas que ya tienes, e invertir en prendas claves y funcionales, para que puedas lucir bien sin necesidad de gastar mucho dinero. ¡Inténtalo y ahorrarás mucho!

Recuerda verte bien durante el embarazo no es para los demás, es para ti misma.