Embarazo Vida sana

¿Cómo aliviar el dolor de piernas en el embarazo? ¡Trucos y consejos!

dolor de piernas en el embarazo trucos
El dolor de piernas en el embarazo, es una de las molestias más comunes en las mujeres embarazadas.

El embarazo es una etapa maravillosa que nos hace experimentar tantos cambios como emociones, y es que llevar a un pequeño creciendo de ti, supone un gran esfuerzo para tu cuerpo. Una vez que se superan las primeras molestias, como las náuseas, el cansancio y los mareos, el peso de la pancita y los cambios en nuestro cuerpo pueden hacernos sentir pesadez y dolor de piernas en el embarazo, pero la gran pregunta ¿Por qué duelen las piernas?

El dolor de piernas en el embarazo es uno de los molestares e inconvenientes que más sufren las mamás

Durante los últimos meses de embarazo, en especial si es de verano, llega un momento en el que es común sentir molestias en las piernas: pesadez, dolor, hinchazón, calambres, entre otras serie de sensaciones que va aumentado a medida que crece nuestra pancita.

El dolor de piernas en el embazo casi siempre está relacionado a una mala circulación, un problema muy común durante el embarazo que puede resentir la salud de nuestra extremidades.

Para que puedas reducir el efecto que provoca el peso de la pancita en tus piernas e identificar el origen del dolor, te explicamos cuáles son los principales problemas que aquejan a las piernas y todo lo que puedes hacer para aliviarlas.

¿Por qué me duelen las piernas en el embarazo?

Una de las partes del cuerpo que más sufre debido a los cambios que provoca el embarazo en nuestro son las piernas, pero ¿por qué nos duelen las piernas?

A medida que avanza el embarazo y el bebé crece, este comienza a ejercer mucha presión sobre los vasos sanguíneos que se dirigen a las piernas, las cuales a su vez, comprimen considerablemente la vena (vena cava inferior) que se encarga de enviar el flujo sanguíneo a todos los miembros inferiores de nuestro cuerpo.

Por otro lado, es importante destacar que durante el embarazo, el volumen sanguíneo y la concentración hormonal en nuestro cuerpo aumentan 100 veces más de lo normal, para poder soportar el desarrollo del bebé.

Este incremento hormonal no sólo nos provoca cambios de humor, sino que también ocasionan trastornos venosos que dilatan nuestras venas y dificultan el flujo natural de la sangre desde las piernas hasta el corazón.

Durante el embarazo, entre un 10 y un 20% de las mujeres padecen insuficiencia venosa.

Como resultado de todos estos cambios, la circulación sanguínea de nuestras piernas no fluye como debería y en cuanto el bebé crece, comienzan a aparecer las molestias típicas de piernas pesadas: hinchazón, hormigueo, dolor, cansancio, calambres, varices, entre otras molestias.

dolor de piernas en el embarazo
Durante el embarazo, las piernas suelen sufrir de mala circulación sanguínea.

¿Cuáles son las molestias más frecuentes que provoca el dolor de piernas en el embarazo?

Una de las molestias más comunes que sufrimos las mujeres embarazadas, es el dolor de piernas en el embarazo, pero siempre que aparece al final de la tarde. La mayoría de nosotras no sabemos a ciencia cierta por qué ocurre, o cual es la verdadera razón de la aparición de este dolor: La pesadez, el cansancio, los calambres son algunos de los trastornos que pueden afectar nuestras extremidades y provocar dolor de pierna en el embarazo.

Veamos de qué manera afectan nuestras piernas y lo que podemos hacer para evitar los dolores de piernas

1. Piernas cansadas

La sensación de piernas cansadas es la molestia más común que nos puede provocar  cierto dolor de piernas en el embarazo.

Tanto la mala circulación sanguínea como la presión que ejerce el bebé, así como el aumento de peso son los principales responsables de esta sensación.

¿Cómo aliviar las piernas cansadas?

La mejor forma de aliviar la sensación de piernas cansadas es manteniendo las piernas bien en alto, de modo que la circulación fluya. Siempre que esta acostada, apóyalas a lo alto sobre una pared o usa un par de almohadas para elevarlas un poco.

También te recomendamos aplicar algunos masajes o una ducha de agua fría en los tobillos y pantorrillas para tonificarlas.

2. Los calambres en las piernas

Los calambres son espasmos musculares muy dolorosos e inesperados que casi siempre se producen cuando nos encontramos acostadas durante la noche o al despertar. Cuando experimentes un calambres sentirás un dolor intenso en el músculo a la altura de la pantorrilla, y notarás como se endurece mientras pasa la sensación de hormigueo.

Son más frecuentes durante el segundo y tercer trimestre de embarazo, y suelen asociarse a la sobrecarga y el esfuerzo a la cual están sometidos los músculos y los huesos, pero también pueden ser una señal de un déficit de calcio y potasio en la alimentación.

¿Qué hacer para aliviar los calambres?

Nada más incómodo y doloroso que sentir un calambre en la pierna durante la noche, pero afortunadamente hay formas de sobrellevarlo mejor. Cuando apenas sientas dolor, intenta cambiar de posición y haz todo lo posible por doblar la pierna hacia atrás, de modo que el talón toque el glúteo.

Una lo consigas, aplica un poco de calor seco en la zona con la ayuda de secador para el cabello o pídele a tu pareja que te un masaje. Y para que en un futuro los puedas prevenir, aumenta la ingesta de los cambures y las fresas, ya que son ricas en potasio.

Te recomendamos leer: Calambres en el embarazo: ¿Cómo prevenirlos y aliviarlos?

4. Hinchazón o retención de líquidos

Otras de las grandes molestias que puede provocar dolor de piernas en el embarazo es la hinchazón leve que se experimentan en las manos, piernas y tobillos durante los últimos meses de embarazo.

La hinchazón en las piernas casi siempre aparece al final del día y se debe a la retención de líquidos que se acumula en parte inferior de las extremidades debido a la presión que ejerce el bebé en los vasos sanguíneos.

 

dolor de piernas en el embarazo que evitar
Recuerda que una gran parte del peso que ganamos al final del embarazo no es más que líquido.

¿Cómo aliviar las piernas hinchadas?

Para disminuir la hinchazón en las piernas también puedes recurrir a la técnica de elevar las piernas en alto, pues es la forma más práctica para mejorar la circulación y aliviar la sensación.

Sin embargo, también resulta indispensable que camines, bebas mucha agua, consumas poca sal y te des baños de agua fría para que no sólo lo alivies, sino los prevengas.

Aquí puedes leer más: ¿Cómo aliviar las piernas hinchadas en el embarazo? 

5. Las varices

Una de las consecuencias más comunes de la insuficiencia venosa durante el embarazo es la aperción de varices, de hecho se estima que 6 de cada 10 mujeres embarazadas la sufren. Los cambios hormonales que ocurren en nuestro cuerpo, la dilatación de las venas, la presión del bebé sobre las venas inferiores y el aumento de flujo sanguíneo provoca que, inevitablemente muchas mujeres sufran de dolor de piernas en el embarazo a causa de las varices.

Cuando se tienen varices, las piernas pesan, se sienten hinchadas y con dolor, especialmente si empeoran y se inflaman.

La mala circulación durante el embarazo también puede provocar varices, aunque éstas tienden a desaparecer después de dar a luz.

¿Qué hacer para evitar el dolor de varices?

Para evitar los dolores y molestias que provocan las varices, te recomendamos caminar todos los días al menos 30 minutos evitar estar mucho tiempo sentada. Mejora la circulación manteniendo las piernas elevadas y evita en lo posible usar prendas muy ajustadas que compriman la circulación.

Por fortuna, las varices suelen desaparer apenas tengas a tu bebé, así que solo es cuestión de cuidarse un poco para sobrellevarlas.

Te recomendamos leer: ¿Cómo eliminar las varices del embarazo?

¿Cómo aliviar el dolor de piernas en el embarazo?

Afortunadamente para nosotras, hay maneras de aliviar esas molestias que tienen que ver con el dolor de piernas en el embarazo.

Veamos cuáles son los consejos indispensables que debes seguir para aliviar el dolor de piernas.

1. Practica alguna actividad física

Nada más beneficioso para salud de una mujer embarazada que la práctica de una rutina de ejercicios, y es que realizar cualquier actividad que implique movernos como caminar, subir y bajar escaleras, hacer bicicleta o disciplinas como el yoga, el pilates y la natación pueden ayudarnos a mantenernos en forma, a recuperar fácilmente nuestra figura después del parto y desde luego, a combatir las molestias y dolores en las piernas durante el embarazo.

Por ello, resulta indispensable que dediquemos unos minutos al día para practicar alguna actividad que favorezca nuestra circulación.

Durante el embarazo es importante activar la circulación

2. En lugar de cruzarlas, mantén las piernas elevadas

Cuando estamos sentadas, resulta casi inevitable no cruzar nuestras piernas, pero por más cómodo o femenino que sea, el hábito de cruzar nuestras piernas puede convertirse en nuestro peor enemigo cuando de circulación sanguínea se trata.

Evita entonces, permanecer mucho tiempo con las piernas cruzadas y trata de mantener tus piernas elevadas para que la circulación de la sangre pueda fluir fácilmente.

Siempre que estés acostada, apoya tus piernas hacia la pared y mátenlas bien en alto durante unos minutos, también puede usar almohadas, cojines, sillas o cualquier apoyo que te ayude a mantenerlas elevadas ya sea en el sofá o en tu cama. Algo tan sencillo como esto puede activar tu circulación y disminuir considerablemente el dolor de piernas en el embarazo.

dolor de piernas en el embarazo pierna elevadas
Mantener las piernas elevadas pueden activar la circulación y disminuir el dolor en las piernas.

3. Cambia de postura de vez en cuando

Para poder evitar el dolor y las molestias en nuestras piernas, es necesario que le prestemos una especial atención a nuestra postura. Siempre que te encuentres de pie o sentada, evita permanecer en la postura durante mucho tiempo, ya que provocarás a que tus piernas se entumezcan y se estaque aún más el flujo de la circulación.

Si cambias de postura de vez en cuando, evitarás que aparezcan las incomodas molestias y dolores en tus piernas.

4. Mantén tu peso ideal

El embarazo supone un gran aumento de peso para poder albergar al bebé, pero aun cuando es necesario aumentar de peso, es importante tratar de mantener nuestro peso ideal y no ganar más de lo recomendado por nuestro médico.

Con un exceso de peso, sobrecargaremos el peso que deben soportar nuestras piernas e incrementaremos aún más sus malestares.

5. Sigue una alimentación balanceada

La alimentación siempre es importante, pero cuando se está embarazada esta debe ser lo más variada y saludable posible. Mientras más abundante sea tu consumo de frutas y verduras, mejor será el flujo de la circulación durante el embarazo.

Evita en cambio, los alimentos muy especiados o picantes, porque tienden a dilatar aún más las venas.

Si mejoras tu alimentación, te aseguramos que la sensación de fatiga desaparecerá, así como la sensación de pesadez en las piernas.

6. Mima y masajea tus piernas

Los masajes nunca están demás, y si experimentamos molestias en las piernas, no hay mejor aliado que ellos. Con tan solo aplicar un suave masaje de 5 minutos todos los días sobre tus piernas, avivarás la circulación y reducirás la retención de líquidos, además de liberar tensiones y relajar tus piernas.

Procura realizarlo de forma ascendente, es decir de los tobillos a las rodillas para ayudar al tránsito de la sangre.

dolor de piernas en el embarazo masajes
Puedes usar aceites especiales o cremas revitalizantes para que el efecto de alivio sea mucho mayor.

7. Realiza baños de agua fría

El agua fría no sólo refresca, sino que alivia cualquier sensación de cansancio, dolor o pesadez en las piernas. Llena la bañera de agua fría y siéntate en el borde para que puedas remojar tus piernas en el agua fresca.

Si no tienes bañera, puedes usar una banqueta dentro de la ducha y dejar caer el agua fría sobre tus piernas desde el muslo hacia abajo.

8. Evita la ropa ajustada

Si lo que queremos es favorecer nuestra circulación es conveniente evitar en los posible usar ropa muy ajustada, en especial en la parte de las piernas y los pies.

Además resulta de gran ayuda evitar estar cerca de una fuente calor porque es el frío el que ayuda a activar la circulación sanguinea.

Recomendaciones: ¿Que debes evitar para no tener dolor de piernas?

Aunque el dolor de piernas en el embarazo desaparecerá cuando tengas a tu bebé, puedes tomar ciertas precauciones para aliviar las molestias que los provocan.

A continuación te explicamos que lo que deberías evitar a la hora de cuidar tus piernas y aliviar el dolor.

  • Evitar estar sentada o de pie o con las piernas cruzadas durante mucho tiempo.
  • Exponer las piernas a altas temperaturas, ya que el calor favorece la dilatación venosa.
  • Usar ropa muy ajustada así como medias estrechas que compriman muchos las piernas.
  • Excederte en el consumo de sal y café, ya que son sustancias que favorecen la retención de líquidos.
  • Evitar subir mucho de peso y tomar alimentos demasiado especiados.

Tener dolor de piernas en el embarazo a veces es inevitable, pero es importante activar la circulación y mimarlas

Debido a los cambios físicos y hormonales, tener dolor de piernas en el embarazo a veces es inevitable, pero si pones en práctica todos estos consejos reducirás considerablemente las molestias y la pesadez en tus piernas.

Si notas que aun siguiendo estas recomendaciones las molestias en las piernas aumentan, coméntale a tu medico la posibilidad de tomar flebotropos o flebotónicos, medicamentos que mejoran el tono de las venas y alivian la sensación de pesadez.

Ante cualquier duda consulta con tu médico

Si te gusto la nota, te recomendamos leer: ¿Cómo quitar las varices? Cremas y remedios caseros para eliminarlas