Saltar al contenido

Flujos en el embarazo: ¿Son normales? ¿Cuándo hay que preocuparse?

flujos en el embarazo

Flujos en el embarazo ¿Son normales? Todas las mujeres presentamos flujos vaginales durante nuestro ciclo; estemos o no embarazadas. Los flujos vaginales son secreciones vaginales que protegen, limpian y humedecen la zona de la vagina para prevenir y combatir infecciones.

Normalmente, las secreciones vaginales comienzan en la pubertad justo antes de la primera menstruación y dependiendo de la edad de cada mujer y la etapa de su ciclo, éstas varían en cuanto al color, cantidad y consistencia.

El flujo vaginal durante el embarazo es completamente normal

Las secreciones de la vagina durante el embarazo son normales y se le conocen como leucorrea.  Comúnmente los flujos comienzan a ser abundantes a partir de la primera semana de concebir.

Te contamos cómo son los cambios del flujo vaginal durante el embarazo y en cuándo deberías consultar con el médico.

Flujos en el embarazo

Los flujos en el embarazo forman parte del proceso de fecundación y los cambios hormonales.

Flujos en el embarazo ¿Son normales?

Los flujos en el embarazo son completamente normales y rara vez son indicativos de algún problema. Las secreciones del cuello uterino comienzan a incrementarse alrededor de la primera y segunda semana de fecundación, siendo una de las primeras señales de embarazo. Su pico se experimenta en las últimas semanas de gestación.

La razón principal por la cual el flujo vaginal aumenta durante el embarazo es por el desequilibrio hormonal que esta experimentado tu cuerpo, ya que los niveles de estrógenos y el riego de sangre en el área vaginal aumentan.

Este aumento del flujo sanguíneo estimula las membranas mucosas del cuerpo, lo cual da lugar a un aumento en las secreciones vaginales.

El aumento en la secreciones vaginales al comienzo del embarazo se debe, principalmente, a los cambios hormonales que se producen en el cuerpo

Los cambios en el cuello uterino y la presión de la cabeza del bebé en las últimas semanas de embarazo son otras de las causas por la cual se produce mayor flujo vaginal en esta etapa. Por este motivo, no hay de qué preocuparse si notas más flujo vaginal de lo habitual.

Además, el flujo vaginal cumple un propósito muy importante en el embarazo: la prevención de infecciones que suelen aparecer cuando el cuello uterino y las paredes de la vagina se ablandan.

flujos en el embarazo son normales

Los flujos o secreciones vaginales son bacterias y células viejas normales presentes en la vagina.

Características de los flujos en el embarazo

Es normal tener secreciones abundantes durante las distintas etapas que conforman el embarazo e incluso durante el ciclo menstrual.

Los flujos en el embarazo reciben el nombre de leucorrea y, cuando son normales, tienen un aspecto transparente o blanquecino y con apenas un ligero olor. Puede percibirse fácilmente en la ropa interior, pero a simple vista la leucorrea no siempre se nota.

Por lo general, el flujo en el embarazo se caracteriza por:

  • Textura fina o mucosa
  • Color claro o blanco lechoso
  • Olor suave (o ningún olor)

La leucorrea ayuda a reducir los riesgos de contraer una infección, sea esta vaginal o uterina, ya que evita el paso de bacterias hacia el útero y mantiene el grado de acidez que debe haber en la zona vaginal.

Cuando los flujos en el embarazo se acentúan (generalmente durante las últimas semanas de embarazo) tienen una tonalidad rosada, el moco es pegajoso, gelatinoso e indica que el cuerpo esta listo para entrar en trabajo de parto.

¿El aumento en la secreción vaginal es indicio de que estoy embarazada?

Todas las mujeres tenemos flujos vaginales a lo largo del ciclo menstrual, pero si notas que estos se incrementan y sospechas de que estas embarazada, seguramente sí lo estas, pues este es uno de los síntomas.

Las secreciones vaginales son un parte natural del embarazo y se incrementan a medida que este avanza

En caso de que tu período menstrual se haya retrasado, una prueba de embarazo puede resolver todas tus dudas; pues a través de la secreción vaginal no se puede saber con exactitud si se está o no embarazada.

flujos en el embarazo indicio

El incremento en las secreciones vaginales son una de las primeras señales de embarazo.

Tipos de flujos en el embarazo

Los flujos vaginales pueden cambiar en la frecuencia, cantidad, color, espesor y consistencia a lo largo del embarazo. Veamos cuáles son los tipos flujos en el embarazo y cuál de ellos puede ser indicativo de infección y algunos problemas.

Secreción mucosa (leucorrea)

Cuando estas embarazada, tu cuerpo hace que la sangre que se dirige al cuello uterino aumente. Lo cual, promueve las secreciones del cuello uterino y, a su vez, un aumento en el flujo vaginal durante la gestación.

Los flujos en el embarazo, con frecuencia, son de color blanco o claro, mucoso y con leve olor.

Sin embargo, aunque el flujo vaginal sea normal, debes de estar al pendiente por si este llega a presenta un olor desagradable. En este caso, lo mejor es que acudas al médico.

El flujo vaginal en el embarazo no es razón para preocuparse; a menos que tenga un olor fuerte y un color extraño

Líquido amniótico

Otro de los flujos o secreciones que pueden desprenderse de tu vagina durante el embarazo es el líquido amniótico. El líquido amniótico cubre al feto en el útero para protegerlo y procurar su correcto desarrollo.

El líquido amniótico tiene un aspecto un poco diferente a la leucorrea. Normalmente es acuoso y de color pajizo (similar a la orina pálida) y no suele tener olor.

Cuando la fuente se rompe, el líquido amniótico puede salir a borbollón o por gotas, pero de forma continua una vez que comienza. En ocasiones puede presentar hilos de sangre.

Ten en cuenta que la pérdida del líquido amniótico puede ser perjudicial tanto para ti como para tu bebé. Aunque sólo pierdas poco líquido, no bajes la guardia y acude a un centro de salud asistencial lo más pronto posible.

Importante:

Si notas que el flujo cervical se torna amarillento, verde o con tintes verdes; consulta de inmediato con tu médico. El cambio de color puede ser indicio de que tu bebé ha defecado en el útero, lo cual puede ser peligroso a la hora del parto.

flujos en el embarazo importancia

El flujo claro o acuoso no siempre es leucorrea, también puede ser líquido amniótico en caso de que se rompa la fuente.

Flujo hemático

Es un tapón mucoso que cierra la abertura del cuello uterino durante el embarazo y previene las infecciones. Dicho tapón es expulsado generalmente cuando se acerca la fecha del parto o incluso cuando comienzan las contracciones, es decir, el mismo día que se va a dar a luz.

Este tapón normalmente se forma durante las primeras etapas del embarazo; más o menos sobre la séptima semana. Como hemos mencionado, cuando este es expulsado es indicio de que quedan pocos días para dar a luz o que ha llegado el día.

El flujo hemático se caracteriza por ser denso y por tener un poco de sangre;incluso puede tener apariencia densa y pegajosa.

Si notas que ya has expulsado este tapón, te recomendamos que visites a tu ginecólogo para que te informe cuando será el día de tu parto o si esta por comenzar.

Secreción de la candidiasis vaginal

Con los cambios hormonales, los niveles de ph de tu vagina pueden verse afectados, de tal modo que los microorganismos patógenos pueden adentrarse y provocar una infección, como la candidiasis. Es por ello que las mujeres embarazadas tienden a ser más susceptibles de presentar infecciones.

La candidiasis puede provocar secreciones blancas y densas; muy parecidas al queso crema. Los principales síntomas y señales de la candidiasis son:

  • picazón dentro y alrededor de la vagina
  • enrojecimiento y molestias alrededor de la vagina
  • sensación de pinchazos a la hora de ir al baño
  • dolor al mantener relaciones sexuales.

Si presentas estos o algunos de estos síntomas; acude lo más pronto posible con tu doctor; el podrá ayudarte y evitar posibles complicaciones.

Los tratamiento más comunes son la aplicación de crema anti hongos y supositorios adecuados para el estado de tu embarazo.

Manchado

El manchado es otro de los flujos que se pueden presentar en el embarazo. Este puede ser de color marrón o rosa y su presencia en el primer trimestre puede deberse a múltiples causas:

Alrededor del 20% de las mujeres embarazadas pueden presentar manchado durante esta fase.

El manchado de sangre durante el embarazo suele ser menos intenso que cuando se tienen el periodo menstrual.

Si lo presentas durante el segundo trimestre puede deberse a la irritación del cuello uterino causada por mantener relaciones sexuales o por un pólipo cervical.

Por otro lado, si presentas un manchado abundante durante el tercer trimestre debes acudir lo más pronto posible con tu ginecólogo; pues puede ser indicio de una placenta previa, vasa previa o un desprendimiento de la placenta.

En la mayoría de los casos, los flujos vaginales con un poco de sangrado responden a ciertas razones de menor importancia, por ejemplo, inflamación del cuello uterino por relaciones sexuales, cambios hormonales y en los primeros meses por la implantación del saco gestacional, entre otras.

flujos en el embarazo manchado

Las manchas leves durante el embarazo se deben a relaciones sexuales, infecciones vaginales y, en el peor de los casos, a un pérdida o aborto.

Flujos en el embarazo: Colores y su significado

El color es uno de los cambios más notorias que pueden producirse en el flujo vaginal a lo largo del embarazo. Te contamos que significan los diferentes colores que pueden presentar el flujo vaginal durante el embarazo y cuándo visitar a un médico.

Transparente o blanca lechosa

Si notas que tu flujo es claro o blanco lechoso; es indicio de que es una leucorrea normal y saludable sobre todo si no tiene ningún olor.

Pero, tienes que estar muy al pendiente ya que pueden a producirse cambios en el flujo que pueden indicar algún problema o infección.

Si estas embarazada y notas algún cambio en tu flujo es importante que lo consultes con tu médico. Si este se vuelve más constante, se hace más espesa o gelatinoso, las probabilidades de un parto prematuro aumentan.

Blanca y grumosa

Cuando la secreción vaginal es blanca y grumosa, puede tratarse de un caso de candidiasis.

Las infecciones por candidiasis son muy comunes en las mujeres embarazadas, pues son más susceptibles a padecerlas. Otros de los síntomas de la candidiasis son el picor, el ardor y la micción.

Verde o amarilla

La secreción vaginal verde o amarillenta no es normal y siempre es indicio de infección, sobre todo de carácter sexual; tales como la clamidia o tricomoniasis.

Otros posibles síntomas incluyen enrojecimiento o irritación en los genitales. No obstante, algunas veces, las ITS no ocasionan ningún síntoma.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las infecciones de transmisión sexual (ITS) pueden causar complicaciones en el embarazo que pueden afectar tanto a la madre como al bebé.

Hay que destacar que las consecuencias de las ITS pueden repercutir incluso años después, afectar el sistema nervioso y desarrollo del niño y ocasionar infertilidad en la mujer.

Café o marrón

Cuando se expulsa secreciones café o marrón quiere decir que el cuerpo está expulsando sangre o fluidos viejos que, por supuesto, son un síntoma del embarazo.

Normalmente, expulsar secreciones color café durante el embarazo no debe de ser causa para preocuparse. Sin embargo no debes descartar el consultarlo con tu doctor.

Grisáceo

Si el flujo vaginal se torna grisáceo es señal de una infección conocida como vaginosis bacteriana, sobre todo si presenta olor a pescado y aumenta después de las relaciones sexuales.

Este tipo de infección viene como resultado de un desequilibrio bacterial en la vagina.

La vaginosis bacteriana es la infección vaginal más común durante el tiempo de la maternidad.

Lavarse con mucha frecuencia la vagina y tener varias parejas sexuales son factores de riesgo para contraer esta infección.

flujos en el embarazo color

El flujo vaginal grisáceo esta relacionado con una infección llamada vaginosis bacteriana. 

Rosada

Las secreciones de color rosado pueden ser (o no) un peligro para las embarazadas. El flujo vaginal de este color puede aparecer durante el inicio del embarazo o en las últimas semanas (cuando el cuerpo se está preparando para el trabajo de parto).

También pueden ser indicio de una pérdida involuntaria o de un embarazo ectópico .

Roja

La secreción de color rojo o sangrado vaginal puede indicar pérdida involuntaria o embarazo ectópico. Si presentas un sangrado abundante; con coágulos y dolor en el abdomen debes acudir de inmediato al médico.

Entre el 10% y 15% de las embarazadas que experimentan sangrado pueden sufrir una pérdida o aborto espontáneo.

Otras de las causas de flujo color rojo al comienzo del embarazo son un implante o infección. Pero cuando se produce después del primer trimestre, puede indicar problemas graves o trabajo de parto prematuro.

¿La presencia de flujos en el embarazo pone en riesgo la salud del bebé?

Los flujos vaginales en el embarazo no son factor de riesgo para la salud del bebé, siempre y cuando permanezcan dentro de los parámetros de normalidad de los mismos.

Ahora bien, flujos vaginales con características anormales en los cuales se sospeche la presencia de infecciones vaginales, sí representan un riesgo que puede generar dificultades y que, en algunos casos, pueden provocar parto prematuro o ruptura prematura de la membrana amniótica.

¿Cuándo acudir al médico por los flujos en el embarazo?

En situaciones puntuales del embarazo, pueden presentarse síntomas como picazón vaginal, ardor e irritación, en los cuales los flujos vaginales pueden tornarse grumosos con un aspecto muy parecido a la leche cortada; esto es indicativo de una posible candidiasis vaginal.

La candidiasis es tipo de infección vaginal bastante frecuente y puede ser tratada y eliminada con mucha facilidad por el especialista.

Si los flujos vaginales se presentan verdosos, malolientes o muy espesos, se debe acudir inmediatamente al médico especialista para que éste diagnostique una posible infección e indique el tratamiento adecuado.

En el caso de que se observes flujos con un aspecto marrón o con sangre, también debes acudir al obstetra para que determine la causa de esto y descarte una posible amenaza de aborto espontáneo, un embarazo ectópico o cualquier otra situación anormal que ponga en riesgo la vida del bebé.

¿Cómo debe ser la higiene vaginal durante el embrazo?

Como ves, el aumento de la secreción vaginal es completamente normal en el embarazo. Si no ves ningún signo de infección, puedes estar tranquila y esperar que dicho flujo se estabilice. Pero, si te molesta o te irrita, puedes intentar cambiar la ropa interior más a menudo.

Para prevenir cualquier infección vaginal en el embarazo es necesario que tengas un adecuado aseo de tus zonas íntimas (sin excederte, ya que puede ser contraproducente).

Veamos algunos consejos de los expertos para mantener una correcta higiene vaginal y controlar las secreciones de fluido vaginal:

  • Mantén limpia tu vulva (la parte externa de tus genitales) y el perineo (la zona entre el ano y la vagina).
  • Evita usar desodorantes vaginales o cualquier otro tipo de crema o ungüento perfumado.
  • Lava tus partes íntimas con abundante agua y jabón;hazlo de una forma delicada, sin frotar demasiado y sin jabones con olores.
  • Evita los baños vaginales o aclarados vaginales; ya que estos irritan el recubrimiento vaginal y afecta la producción de bacterias buenas en el cuerpo. La producción de bacterias buenas son necesarias, ya que estas ayudan a combatir la entrada de virus y bacterias malas. Si alteras el equilibrio natural de la vagina, puedes sufrir de inflamación e infección.
  • Procura usar ropa ancha para que de este modo puede circular aire en dicha zona.
  • Usa ropa interior de algodón.
  • Seca siempre tus partes íntimas, después de una ducha,hacer ejercicio o salir de la piscina.
  • Evita el uso de tapones vaginales, ya que si cierras esta área, la producción de gérmenes puede aumentar.

Aunque es muy importante mantener una buena higiene íntima, no debemos abusar de ella ya que el exceso de lavado puede llegar a destruir la flora vaginal, encargada de la defensa contra los gérmenes que causan infecciones.

Aun cuando haya presencia abundante de flujos en el embarazo, la limpieza debe ser únicamente externa y evitar a toda costa el uso de duchas vaginales y otros productos. Esta limpieza debe hacerse una vez al día usando un producto jabonoso de pH neutro.

De ser necesario, puedes repetirla al final del día antes de ir a la cama.

flujos en el embarazo tipos

Para mantener una correcta higiene vaginal durante el embarazo debes bañarte diariamente, evitar jabones y cremas con prefumes y usar ropa ancha en esa zona.

El flujo vaginal abundante es un síntoma característico del embarazo. Pero, aunque se trata de secreciones normales y naturales de nuestro cuerpo, como futura madre debes estar muy atenta a los cambios que este pueda tener, para así poder evitar posibles infecciones o complicaciones en el futuro.

No olvides que ante cualquier síntoma de infección debes acudir lo antes posible con tu médico de cabecilla; él te dará las recomendaciones y te indicará tratamiento más adecuado.

Ante cualquier duda, consulta con tu médico ginecólogo de confianza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.