Embarazo

Síntomas de trabajo de parto:¿Cómo saber si ya viene tu bebé?

síntomas de trabajo de parto
Aunque no existe una serie de acontecimientos determinados, hay algunas señales claves de que está por empezar el trabajo de parto.

A medida que se va acercando el gran día, es posible que te sientas ansiosa por saber el momento exacto en el que empezará el trabajo de parto. Aunque tu ginecólogo estableció una fecha probable de parto según tu última menstruación, cuando se planea un parto natural, es poco probable que este ocurra en la fecha planeada, por lo que resulta casi imposible predecir cuándo darás a luz a tu bebé. Pero, ¡no te preocupes! tu cuerpo te enviará algunas señales o síntomas de trabajo de parto que te indicarán que el momento ha llegado.

Cada mujer experimenta los síntomas de trabajo de parto de una forma única y especial

Los síntomas de trabajo de parto son fáciles de reconocer la mayoría de las veces. Sin embargo, cada mujer las experimenta de una forma única y especial. Así como hay mujeres que son capaces de reconocer desde el primer que su trabajo de parto ha comenzado, hay otras que les cuesta identificar los primeros indicios o síntomas de trabajo de parto, en especial si son primerizas.

123

Sabemos que es imposible no sentir dudas sobre si estarás realmente comenzando el parto, si ya es hora de ir al hospital o si simplemente se trata de una falsa, por ello te explicaremos cuáles son los síntomas de trabajo de parto que puedes experimentar a medida que se acerca el día.

¡Si llegas a sentirlas es probable que tú y tu bebé estén cerca de verse por primera vez!

Veremos ¿Cómo saber si ha comenzado el trabajo de parto? ¿Cuáles son los primeros síntomas de trabajo de parto? ¿Cuales son los síntomas de trabajo de parto que indican que el parto ha comenzado? ¿Qué sucede si se rompe la fuente pero no hay contracciones?¿Cómo diferenciar el parto falso del verdadero? ¿Cuándo acudir al hospital?

¿Cómo saber si he comenzado el trabajo de parto?

A ciencia cierta, no hay forma de saber cuál es el momento en el que comenzará el trabajo de parto, sólo es cuestión de estar atenta a la señales que te envié tu cuerpo, pues este comienza a prepararse para la gran llegada de tu bebé, incluso con un mes de anticipación.

Es posible que notes algunos cambios en tu cuerpo al acercarse la fecha de parto

Al acercarse la fecha de parto es posible que notes algunos cambios en tu cuerpo, aunque también puede que no notes nada nuevo. Sea cual sea tu caso, conocer los primeros síntomas de trabajo de parto antes de que sucedan pueden ayudarte a prepararte y sentirse mucho tranquila al saber que puede esperar.

Te recomendamos ver: Calculadora Fecha de Parto ¡Descubre cuando nacerá tu bebé!

señales y síntomas de trabajo de parto
La mayoría de las mujeres son capaces de identificar las señales que envía su cuerpo.

¿Cuáles son los primeros síntomas de trabajo de parto?

El trabajo de parto comienza en el instante en que empiezan a producirse las temidas contracciones o dolores de parto, las cuales suelen ser rítmicas, progresivas y cada vez más intensas, sin embargo no todas las contracciones indican que el nacimiento del bebé es inminente.

Hay contracciones que pueden surgir sin ser una verdadera señal de parto, pero ¡no te preocupes! además de las contracciones, existen unas señales previas o síntomas de trabajo de parto que pueden manifestarse semanas antes o en el día del parto como un claro indicio de que está a punto de dar luz.

Hay veces que las contracciones pueden surgir sin ser una señal de parto

Los síntomas de anticipación al parto son conocidos como pródromos del parto, y contrario a lo que muchas puedan pensar, no suelen aparecer en el mismo orden, ni con la misma intensidad en todas las mujeres embarazadas.

A continuación te enumeramos todas las señales previas al parto que puedes esperar mientras te encuentres a la cuenta regresiva del gran momento.

Aligeramiento o encajamiento

Sobre todo si es tu primer embarazo, puede que comiences a experimentar unas semanas antes la sensación de que la cabecita de tu bebé ha descendido, es decir que se ha encajado en la parte baja de la pelvis, como una forma de prepararse para su nacimiento.

Cuando el bebé desciende podrás notar como ahora tienes más facilidad para respirar y digerir los alimentos, ya que ha disminuido la presión en tu caja toráxica, además también es probables que sientas la necesidad de orinar con más frecuencia.

Puede suceder con varias semanas de anticipación o incluso unas horas antes de que comience el trabajo de parto.

Contracciones de Braxton Hicks

Las contracciones son sin duda otro claro indicativo de que el parto se acerca, sin embargo hay un tipo de contracciones que pueden surgir semanas antes de parto como una especie de entrenamiento. Las contracciones Braxton Hicks vienen a ser aquellos cólicos que algunas mujeres experimentan cuando el cuello del útero se prepara para el parto.

Las contracciones Braxton Hicks ocurren cuando el cuello del útero se prepara para el parto.

Aunque son contracciones de entrenamiento, en algunas ocasiones estas pueden ser relativamente dolorosas y frecuentes, por lo que podría hacerte pensar que es un síntoma de trabajo de parto. Pero si las contracciones no aumentan de duración e intensidad, ni las sientes con más proximidad una de la otra, lo más probable es que estés atravesando lo que se conoce como “falso parto”.

Para saber más ¿Cómo son las contracciones? ¡Guía especial que te ayudará a reconocerlas!

primeros síntomas de trabajo de parto
No todas las contracciones indican que el parto es inminente.

El cuello del útero comienza a cambiar

Una señal inequívoca de que ya comenzará o comenzó el trabajo de parto es que el cuello del útero comienza a dilatarse, pero antes de que eso ocurra pasaran varios días para que los cambios en el tejido que conecta el cuello del útero provoquen que este se ablande y, posteriormente, se afine y se dilate.

En las mujeres que ya han dado a luz anteriormente puede que el cuello uterino se dilate al menos uno o dos centímetros antes de comenzar el trabajo de parto, sin embargo no siempre se trata de una señal que garantice que el parto es inminente.

Para evaluar y seguir los cambios en el cuello uterino, tu ginecólogo comenzará a examinarte mediante una observación vaginal los días próximos a tu posible fecha de parto.

Expulsión del tapón mucoso

Cuando el cuello del útero comienza a dilatarse, es posible que se produzca el desprendimiento del tapón mucoso, un conjunto de secreciones vaginales que pueden ser transparentes, rosadas o con ciertas estrías de sangre, que han mantenido sellado el cuello uterino a lo largo del embarazo para proteger al bebé de infecciones.

Aunque algunas mujeres no lo notan, la expulsión del tapón mucoso puede ocurrir hasta dos semanas antes de que comience el trabajo de parto, en unas horas previas o incluso durante el mismo. Recuerda que esta reacción no es por sí misma un síntoma suficiente para acudir al hospital, pero sin una señal para que te mantengas alerta.

Síntomas de trabajo de parto que indican que el parto ha comenzado

Los síntomas y sensaciones que indican que se aproxima el trabajo de parto, corresponde a un conjunto de factores que ocurre entre la mamá y el bebé, pero hay sólo dos indicadores principales de que de que empezarás con el proceso de parto

1. Romper la fuente de aguas

Puede que sientas como de forma inesperada, un extraño líquido transparente que sale a través de la vagina, ya sea de golpe o en forma de gotas. La expulsión de este fluido se debe a la ruptura de la bolsa que contiene el líquido amniótico que rodea al bebé durante el embarazo, lo que se conoce romper fuentes.

Si llegas a experimentar la rotura de la bolsa de aguas, debes llamar a tu médico inmediatamente, pues en la mayoría de los casos se trata de un síntoma de trabajo de parto inequívoco. Y es que justo después de haberse roto la bolsa, se comienzan a experimentar contracciones regulares que pueden desencadenar el parto rápidamente.

2. Las contracciones aumentan en intensidad y en frecuencia

Aunque es posible que ya hayas pasado por un episodio de contracciones, cuando el trabajo de parto comienza las contracciones el abdomen se endurece y desencadena un dolor en la espalda y el bajo abdomen, aumentando en intensidad y frecuencia. Con el pasar de los minutos,  se hacen más prolongadas y no ceden al cambiar de postura como ocurre con las contracciones de Braxton Hicks.

La misión de las contracciones es abrir el cuello del útero unos 10 cm para que el bebé termine de descender y pueda salir al exterior. Estos dos síntomas marcan inequívocamente el comienzo del trabajo de parto.

¿Qué sucede si se rompe la fuente pero no hay contracciones?

Por lo general, las mujeres comienzan a experimentar contracciones regulares antes de romper fuente, pero también es posible que la ruptura de la fuente sea la que desencadene las primeras contracciones.

Cuando las contracciones no se producen en las horas posteriores a la ruptura de la bolsa de aguas, lo más probable es que deban inducirte el parto, porque al haber expulsado todo el líquido amniótico, tu bebé se encuentra desprotegido y corre el riesgo de contraer cualquier infección.

En el caso de que romas fuente y esto ocurra, tu médico podría pedirte que acudas al hospital para tratarte con antibióticos.

síntomas de trabajo de parto embarazada
Existen mecanismos artificiales encargados de inducir el parto en caso de que sea necesario.

Síntomas de trabajo de parto ¿cómo diferenciar el parto falso de un parto verdadero?

No siempre resulta sencillo identificar con exactitud en que momento estamos experimentando un parto falso, o cuándo comienza el “verdadero”, pues las contracciones de Braxton Hicks que has sentido con el pasar de los días, pueden ser muy similares a las primeras contracciones del trabajo de parto.

Si las contracciones disminuyen con un cambio de postura probablemente se trate de una falsa alarma.

Incluso es posible que dichas contracciones se vuelvan más incómodas y cercanas unas con las otras, llegando a producirse cada 10 o 20 minutos. Pero si las contracciones de Braxton Hicks permanecen de forma irregular e impredecible, en intervalos de unos 10 minutos, luego de dos minutos, ocho minutos, etc. Ellas suelen disminuir o desaparecer con un cambio de postura, probablemente se trate de una falsa alarma.

Cuando se trata del “parto verdadero” las contracciones son mucho más regulares y siguen un patrón predecible, por ejemplo de cada 7 minutos mientras va reduciendo el tiempo entre cada una.

Otros de los indicios de un trabajo de parto real es que las contracciones pasan por los siguientes avances:

  • Son cada vez más fuertes.
  • Duran más tiempo gradualmente
  • Ocurren a intervalos de tiempo regulares.
  • Aumentan de frecuencia.

También puedes identificarlas fácilmente porque cada contracción comienza a sentirse en la parte baja de tu espalda, desplazándose hacia adelante justo en la ingle, en cambio cuando se tratan de dolores de Braxton Hicks, el dolor suele manifestarse como un endurecimiento en la parte abdominal.

La forma más efectiva para diferenciarlas las contracciones es midiendo la duración y frecuencia con que ocurren.

La forma más efectiva para diferenciarlas, es midiendo la duración de cada una de tus contracciones. Si son contracciones de parto verdadero, estas pueden comenzar a sentirse cada 10 minutos, pero sin disminuir su intensidad o frecuencia, de hecho se volverán más seguidas y dolorosas. Es posible incluso que haya presencia de sangrado o la ruptura de la bolsa de aguas, pero eso depende de cada mujer y cada parto.

Aqui puedes saber más sobre las contracciones

¿Cuándo acudir al hospital?

Si es la primera vez que vas a tener a un bebé, es posible que te sientas ansiosa y llenas de inquietudes, así que no sientas vergüenza de llamar a tu médico si sospechas que el momento del parto ha llegado, pues nadie mejor que tu ginecólogo para que confirme si se trata de una falsa alarma o de que efectivamente pronto darás a luz.

síntomas de trabajo de parto embarazada
Asegúrate de llamar a tu médico si experimentas estos síntomas

Dependiendo de tu caso recibirás indicaciones específicas, pero si tu embarazo no ha registrado complicaciones hasta el momento, te recomendamos prestarle atención a los  síntomas para que te asegures de llamar a tu médico o acudas directamente al hospital:

  • Si se llega a romper la fuente sin duda alguna deberás llamar a tu médico e ir camino al hospital, pero si el fluido tiene un tono amarillo verdoso o café, debes comentárselo al médico cuanto antes, pues es probable que exista presencia de meconio (las primeras heces del bebé) y el pequeño esté en riesgo.
  • Si sientes contracciones antes de la semana 37: Las contracciones son un claro síntoma de trabajo de parto, pero si ocurren antes de tiempo es probable que se trate de un parto prematuro, por lo que deberás acudir al médico para asegurarte que todo está bien.
  • Notas que el bebé está menos activo que de costumbre.
  • Experimentas sangrado vaginal, dolor fuerte y constante, o incluso fiebre.
  • Si las contracciones no ceden al reposo, tienen una duración de un minuto cada una y se producen cada 5 minutos, además de llevar un ritmo regular durante más de media hora.
  • Tienes dolores de cabeza persistentes, problemas en la visión, dolor fuerte o molestia en la parte superior de la panza, hinchazón o cualquier otro síntoma de preeclampsia.

Aunque los síntomas de trabajo de parto son señales habituales de que está por empezar el parto, cada mujer es diferente y no existe alguna guía especifica que te ayude a saber todas las situaciones que vas a experimentar mientras te encuentras a la espera del parto.

Así que no dudes en llamar a tu médico si te sientes preocupada o tienes sospechas de algo, nadie mejor que ellos para ayudarte e indicarte que todo está bien.

No dudes en llamar a tu médico si te sientes preocupada o tienes alguna pregunta

Si deseas saber más, te recomendamos nuestra sección sobre el parto