Embarazo

10 Técnicas para facilitar el trabajo de parto

tecnicas para facilitar trabajo de parto
Estas técnicas te ayudarán a controlar la ansiedad y a preparar tu cuerpo para el esperado momento.

Uno de los mayores temores que surgen cuando estamos a punto de convertirnos en mamá, son los dolores y molestias que se pueden experimentar durante el trabajo de parto. Al tratarse de una labor que implica mucho esfuerzo y desgaste de energía, es normal que la preocupación y la ansiedad se apoderen de ti en la etapa final de tu embarazo, pero ¡tranquila!

Conoce diferentes técnicas que te pueden ayudar a facilitar el trabajo de parto y a manejar los nervios en el momento del parto

Existen varias técnicas muy efectivas que te pueden ayudar a facilitar el trabajo de parto y a manejar los nervios para cuando el inminente nacimiento de tu bebé llegue. Se ha demostrado que controlar los nervios y mantener la calma pueden resultar sumamente positivos para hacer el proceso del trabajo de parto algo mucho más llevadero. Aunque no es posible eliminar la sensación de dolor y malestar durante el parto, liberar los nervios y sentirte segura pueden hacer una gran diferencia durante la experiencia del parto.

Para ayudarte a construir tu confianza y controlar los miedos, veamos algunas técnicas que facilitarán el trabajo de parto.

Las temidas contracciones durante el trabajo de parto

El proceso de dar a luz comienza con los dolores de las contracciones, las cuales se reparten en distintas etapas según su frecuencia e intensidad. Por medio de las contracciones, nuestro cuerpo se prepara para permitir al bebé que descienda por el canal de parto y salga al exterior.

Hasta que el cuello de nuestro útero no alcance dilatar 10 centímetros, la mamá deberá experimentar tres fases distintas de contracciones:

  1. Fase latente: Durante la primera fase, las contracciones son más seguidas y paulatinamente fuertes. Su duración varía de una mujer a otra, así como pueden durar días, también puede culminarse en pocas horas.
  2. Fase activa: Cuando se avanza a la fase activa, el cuello del útero comienza a dilatarse más rápido, para pasar de unos 3 o 4 centímetros de dilatación, hasta ocho o nueve. En las mujeres primerizas puede durar aproximadamente 5 horas y en aquellas que ya han tenido hijos tan sólo 2 horas.
  3. Fase de desaceleración: Al alcanzar la tercera y última fase, la dilatación del cuello uterino baja su aceleración y sigue un paso más lento para alcanzar la dilatación completa, es decir el instante en el que el bebé atraviesa el canal de nacimiento para pasar a la pelvis.

Cada una de estas etapas de contracciones y dilatación son una clara señal de que el bebé esta ¡a punto de nacer!

La etapa de la dilatación es el proceso más largo y doloroso de todo el trabajo de parto, por lo que es posible que las preocupaciones y miedos aumenten cuando  comiencen a experimentarse.

Para que puedas sobrellevarlo de la mejor manera, es importante que mantengas la calma, que respires profundamente y adoptes algunas técnicas previas que te ayuden a soportar los síntomas y afrontarlo mejor.

contracciones
Cuando comience la contracción, toma uno o dos respiros profundos.

Técnicas y consejos para facilitar el trabajo de parto

Todas las mujeres somos distintas y por ende, cada embarazo tiene sus propias particularidades. Sin  embargo, existen una serie de técnicas claves que pueden aplicarse para cualquier caso, (siempre y cuando se encuentren en los límites normales) y resultar de gran ayuda para la mamá.

Veamos algunas de las técnicas y consejos más efectivas para facilitar el trabajo de parto.

1. Enfrentar los miedos

Sentir miedo y preocupación por el parto es absolutamente normal, en especial si eres mamá primeriza y no tienes conocimiento de lo que vas a experimentar.

Sin embargo, los distintos estudios al respecto han demostrado que la excesiva preocupación y nervios pueden resultar contraproducente para la mamá, de hecho puede provocar que el proceso de parto se alargue y se incremente la posibilidad de tener un parto por cesárea.

Distintos estudios al respecto han demostrado que la excesiva preocupación y nervios por parte de la mamá pueden dificultar el proceso de parto

Para poder enfrentar tus miedos, te recomendamos tomar un respiro y visualizar la situación desde un punto de vista más abierto. Esto no sólo te ayudará a identificar cuáles son tus verdaderos temores, sino que también hará que te sientas más segura respecto a otras cosas. Debemos recordar que, muchas mamás han pasado por lo mismo, y que es un proceso natural al que nuestro cuerpo esta preparado.

Habla con tu médico siempre que lo necesites, y trata de informarte de todo lo que te intriga para que disipes las dudas y estés más tranquila.

2. Yoga prenatal

El Yoga es una de las actividades físicas más recomendables durante el embarazo. Con tan sólo asistir a algunas clases de yoga prenatal, aprenderás a tener control de tu cuerpo y mente, a respirar correctamente y fortalecer los músculos.

Además resulta excelente para aliviar algunos malestares durante el embarazo como los dolores de espalda y manejar las contracciones durante el trabajo de parto.

Muchos especialistas también recomiendan Meditación guiada para embarazadas

yoga embarazada
Las clases de yoga prenatal te ayudarán a aprender las distintas técnicas de relajación.

3. Ejercicios bajo el agua

Sumergir tu pancita para practicar ejercicios bajo el agua puede convertirse en una de las mejores técnicas para facilitar el parto. Con cada movimiento que hagas dentro del agua, conseguirás que la presión que ejerce tu vientre sobres tus extremidades y articulaciones disminuya.

Además la circulación sanguínea mejorará, lo que contribuirá a que te ejerciste sin mucho esfuerzo.

4. Clases de preparación al parto

Las clases de preparación al parto son quizás la mejor forma de afrontar los miedos y es que la información que ofrecen, así como los conocimientos que aportan pueden ayudar a resolver dudas, a reducir la ansiedad y a prepararte de la forma más positiva al nacimiento de tu bebé.

Sin lugar a dudas, todo lo que puedes aprender durante estas clases te ayudará muchísimo al momento del parto.  Si deseas saber más te recomendamos leer: Curso Preparto: ¿En qué consisten y por qué son importantes?

 5. Baños de agua tibia

La relajación y todas las técnicas que la proporcionan es una de las herramientas más útiles para lidiar con las molestias del trabajo parto. Los baños de agua tibia son fantásticos para hacer que los músculos tensos se relajen, por ello pueden resultar de gran ayuda cuando comiencen las contracciones.

Date un largo baño de agua tibia y notarás como se alivian los malestares y se facilita el trabajo de parto.

embarazada banera
El agua tibia relaja los músculos en tensión y ayuda a relajarte.

6. Ejercicios de respiración

Saber respirar correctamente y aprender técnicas para controlarla durante el parto es sumamente beneficioso para concentrarse y sobrellevar las contracciones del trabajo de parto, así como relajarse y aliviar el estrés. Puesto que el cuerpo femenino necesita mayor oxigeno durante el embarazo, respirar correctamente contribuirá a que aumente la cantidad de oxígeno que llega a los músculos y al bebé.

Te recomendamos tomarte unos minutos todos los días para practicar los ejercicios respiración y relajarte mientras lo haces. Inhala 5 segundos y mantén la respiración 3 segundo más, luego exhala lentamente. Repite el mismo ejercicio durante 10 minutos todos los días.

Si te interesa aqui puedes leer más sobre como Prepárate para el parto con técnicas de respiración adecuadas

7. Técnicas de estiramiento

Al hacer movimientos suaves, tal cual se practica en gimnasia, eleva tus brazos y estíralos hacia arriba lo más que puedas, luego inclínate de izquierda a derecha suavemente y mantén la posición unos segundos.

Esta técnica provocará que tus músculos estén en movimiento y tu puedas relajarte por medio de la respiración.

8. Muévete y camina

Aunque la anestesia epidural es la primera opción para aliviar el dolor, puedes intentar moverte y caminar un poco si así lo deseas, de hecho se ha comprobado que es una de las mejores acciones para promover la dilatación del cuello uterino, ayudando a que está sea más rápida y el bebé pueda descender por el canal vaginal.

Si no quieres caminar, también puedes intentar sentarte sobre una pelota gigante de pilates y balancearte suavemente. La idea es permanecer en constante movimiento para que además de distraerte, puedas sentir el dolor con menor intensidad.

embarazada ejercicio
Mantener el cuerpo en movimiento actúa positivamente en la intensidad de las contracciones.

9. Masajes

Recibir masajes durante el trabajo de parto puede ser más beneficioso para aliviar el dolor, y es que estimula el metabolismo y hace que el organismo libere endorfinas y sustancias químicas que funcionan como calmantes y proporcionan bienestar. La idea es que el masaje se practique en la espalda baja de manera rítmica, de tal forma que puedas sentir los efectos justo durante las contracciones.

Pídele a tu pareja que recorra sus dedos a lo largo de toda espalda, comenzando desde los hombros hasta las caderas o bien intentar presionar la zona del cóccix con la palma de sus manos o con una pelota de tenis en cada contracción

10. Baila antes del momento del parto

¿Bailar antes de dar a luz? El obstetra Fernando Guedes da Cunha ha potenciado un método súper eficaz para aliviar el dolor durante el trabajo de parto y además provocar el alumbramiento. Es perfecto para distraerte, relajarte y poder pensar en otra cosa.

Además que al bebé le encantan el bamboleo cuando mamá baila

 

11. Usa combinación de olores para relajarte

Además de las mencionadas técnicas de respiración y relajación, muchos especialistas afirman que resulta de lo más beneficioso acompañar ambos ejercicios con la inhalación de un olor específico que sea agradable para la mamá. Los olores suaves como el de coco, lavanda, vainilla o cualquier otra fragancia de tu preferencia puede ser beneficioso.

Se trata de aplicar cada una de estas técnicas durante el trabajo de parto y mantener el olor de dicha fragancia cerca, para que el cerebro asocie de manera inconsciente dicho olor, con el estado de relajación y calma que se experimentó anteriormente.

Encuentra tu trucos y métodos para calmarte y relajarte en situaciones de estress

Estas fueron algunas de las técnicas más efectivas y recomendadas que puedes usar para facilitar el trabajo de parto. Unas pueden comenzarse a practicar desde antes del parto, y otras en cambios son perfectas para realizar durante el preciso momento del parto. Recuerda que son técnicas sencillas que no sólo sirven para controlar la ansiedad y el estrés, sino que ayudan a preparar a todo tu cuerpo para el nacimiento de tu hermoso bebé.

Última actualización del articulo 07 febrero 2018