Bebes Estimulación Temprana

Aprender a caminar: 7 ejercicios para que tu bebé lo logre

Poder ofrecerles la estimulaci{on necesaria a su motricidad es vital para ellos

Se está aproximando el momento de que nuestro pequeñín comience a caminar, y nosotras como mamás estamos desbordadas de la emoción. Tan solo imaginar al consentido de la casa dar sus primeros pasos nos llena de alegría. Y es que el aprender a caminar es uno de los mayores logros que alcanzan los pequeños entre los 11 y 18 meses de nacido.

El aprender a caminar para los bebés se traduce en libertad, en comenzar a tomar decisiones y explorar de forma mucho más activa el mundo. Asimismo, esto se encuentra asociado a la perdurable energía que caracteriza a los consentidos de la casa.

Caminar significa un paso muy importante en el crecimiento de tu bebé

Para nosotras las madres el que nuestros hijos comiencen a dar sus primeros pasos se traduce en tener paciencia, y tener más tiempo para estar atentas a lo que inventan. Ya que, ellos tienen una creatividad inigualable que nos vuelve locas y también nos encantan con sus ocurrencias.

Aprender a caminar: Todo lo que necesitas saber de esta hermosa etapa de tu niño

Que nuestro bebé pueda aprender a caminar es totalmente maravilloso, y ser parte de este gran logro es  satisfactorio cuando somos mamás. Es por ello que, siempre queremos tener toda la información necesaria que pueda cubrir  nuestras dudas para ayudar al bebé.

La participación de mamá en el desarrollo del bebé es vital, pues la disposición que le demostramos con amor los llena de mucha más energía para asumir nuevos retos como el de aprender a caminar.

¿Cuándo el bebé debería comenzar a caminar?

El momento ideal para que el bebé comience a caminar es entre los 11 y 18 meses de nacido. Sin embargo, ten en cuenta que cada pequeño tiene su propio ritmo de crecimiento. Por tanto, ¡despreocúpate mamá! Ya que si le ofrecemos la estimulación adecuada desde el nacimiento, el pequeño tendrá un desarrollo óptimo.

El momento ideal para que un bebé empiece a caminar es entre los 11 y 18 meses de nacido.

Por otro lado, expertos en el desarrollo infantil señalan que el inicio forzoso o antes de los 10 meses perjudica al pequeño. Esto debido a que la musculatura de las piernas no está suficientemente preparada para soportar el peso del cuerpo.

¿Cuál es nuestro rol como mamás en la fase de los primeros pasos de nuestro bebé?

Nosotras como madres le ofrecemos la ayuda necesaria para bajarse una vez que lograron ponerse de pie, darles nuestra mano para ayudarlos con el equilibrio mientras camina; es darles seguridad y confianza para continuar.

Por otro lado, se ha comprobado que los andadores son poco beneficiosos para los pequeños, porque casi no experimentan su propio peso. También, atrofia el desarrollo de la musculatura de sus piernitas, pues el bebé no hace  el esfuerzo necesario para desplazarse porque es facilitado por el andador. Dicha información fue propuesta por la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP).

Dale tu mano y sé su mejor apoyo mientras aprende a caminar

7 Ejercicios para ayudar a los pequeños con sus primeros pasos.

Los pequeñines se están adentrando a un nuevo mundo ahora que se preparan para sus primeros pasos, están tan emocionados como nosotras. Es por ello que, te ofrecemos algunos ejercicios para motivarlos y ayudarlos en esta nueva fase de su desarrollo psicomotor.

1. ¡Se puso de pie solito!

Cuando notes que tu pequeño esté intentando ponerse de pie, dale el espacio para que él solito lo logre.

Si te das cuenta que se le complica enormemente, acércale algún banco, silla o mueble firme donde él pueda apoyarse y lograrlo. También, puedes ofrecerle tu mano como apoyo para que se alce solo, sin tú halarlo. Recuerda que la idea es que él pueda experimentar su propio peso, para que así comience a controlarlo. Esta es su forma de fortalecer los músculos.

Una vez que se ponga de pie ¡es momento de celebrar!

Felicítalo, aplaude y disfruta junto a tu pequeño, para que se dé cuenta que ha alcanzado un logro. De esta manera, lo estarás motivando a que lo siga intentando en diferentes oportunidades.

2. Incentivar a que esté de pie por más tiempo

Es importante que una vez que logre ponerse de pie solo, lo siga haciendo para que su cuerpecito comience a experimentar su capacidad para sostenerse. Coloca objetos dentro de estantes que estén a su altura y tengan fácil acceso, sin puertas para evitar accidentes.

Así, el bebé se tendrá que poner de pie para alcanzar sus juguetes y poder jugar.

Incentivar el desarrollo de la movilidad de tu bebé es muy importante

3. Enseñémosle qué se siente caminar

Ahora que sabes que tu pequeño logra ponerse de pie solito, muéstrale lo divertido que es caminar.

Carga a tu pequeño y coloca sus piecitos encima de los tuyos, ambos estando de pie. Tómalo de las manitos con cuidado de no halarle los bracitos y comienza a caminar por toda la casa. Esto les resulta asombroso y muy divertido a los pequeñines. Además, estaremos creando recuerdos únicos juntos a ellos.

Con este ejercicio, el bebé aprenderá el movimiento que debe hacer con las piernas para caminar, ayudándolo con la coordinación ¿Y qué mejor manera de aprenderlo que con mamá? Asimismo, el pequeñín tendrá mucha más curiosidad por experimentar el caminar.

4. Es momento preparar la casa para el niño camine

Ahora que nuestro bebé está en la fase de aprender a caminar, es momento de apartar los peligros de la casa. Debemos colocar protectores en los tomacorrientes, rejas si hay escaleras en casa, seguridad en las gavetas, tacos para puertas y así evitar que se cierren o abran con el viento, etc. También es recomendable guardar las cosas que no queremos que se rompan o dañen

De esta manera, evitaremos futuros accidentes con nuestro hijo que de un momento a otro estará correteando por toda la casa.

Para no lamentarnos luego, es recomendable quitar las cosas que pudieran romperse del alcance de tu niño

5. Dale tu mano para que caminen juntos

Ahora que nuestro bebé agarró más fuerza en sus piernitas y está dando sus primeros pasos, ayudémoslo ofreciéndole nuestra mano. Tomemos al niño por sus manitos estando ambos de pie, con cuidado de no halar sus bracitos. Luego, motivémoslo a caminar poco a poco, nosotras seremos su equilibrio ya que sus primeros pasos son temblorosos e inseguros.

6. Las piscinadas son la mejor opción para aprender a caminar

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el agua de la piscina lo cubra hasta su pancita y que tu lo acompañes, es importante que tu pequeño se sienta seguro con tu compañía en el agua. Una vez que estén dentro de la piscina, tómalo por sus manitos, ambos de pie e invítalo a caminar.

El agua permite que se trabaje significativamente la masa muscular de las piernitas del bebé, sin que él o ella lo sienta.

Asimismo, esto resulta súper atractivo para el pequeñín por lo novedoso de estar dentro del agua, así como también afianza el vínculo amoroso entre mamá e hijo al vivir estas nuevas experiencias juntos.

7. La motivación juega un rol importante cuando aprenden a caminar

Ahora que el pequeño puede caminar solo, quizás apoyándose de algunas paredes o muebles, es vital que lo motivemos a seguir caminando. Esto debido a que el pequeño puede preferir gatear en lugar de caminar, ya que el gateo lo hace con facilidad.

Ofrécele juguetes a una distancia mayor al que lo hacías cuando gateaba, y solo permítelo alcanzarlo si lo hace caminando. Un vez que lo alcance, celébrenlo juntos. Así, se sentirá lo suficientemente motivado para seguirlo haciendo.

Aprender a caminar es uno de los mayores logros de los niños entre los 11 y 18 meses de nacido.

El aprender a caminar es todo un logro tanto para el bebé como para mamá, porque más allá del alcance motor, el caminar significa maduración psicológica y neurológica. El niño gana seguridad y autonomía, así como también desarrolla mayor capacidad de planificación y orientación espacial; estas últimas son funciones cerebrales principales para el ser humano, donde puede organizar, planificar y llevar a cabo las tareas diarias como el caminar, estudiar, trabajar, entre otras cosas.

Es por esta razón que, brindarles el apoyo necesario es vital para que logren un desarrollo sano y positivo.

67 comentarios

Click aqui para dejar un comentario