Estimulación Temprana

Estimulación temprana: ¿Cómo fomentar el desarrollo emocional en bebés?

estimulacion temprana
La expresión de las emociones se va dando con el tiempo

El desarrollo emocional forma parte fundamental del crecimiento de nuestro bebé y es por ello que, saber cómo podemos actuar en pro del bienestar psicológico del pequeño es vital. La estimulación temprana enfocada en el desarrollo emocional del bebé ha resultado ser una gran aliada para las mamás.

Un pobre o mal desarrollo emocional del bebé afecta tanto a su desarrollo cognitivo como físico

El desarrollo emocional en el bebé ocurre en diferentes etapas, y a través de la estimulación temprana podemos lograr un mejor desarrollo así como una vivencia sana y positiva de su infancia. No se trata de sobre estimular al bebé, sino de lograr hábitos, costumbres y actividades que ayuden al buen desarrollo emocional del bebé.

123

Asimismo, el desarrollo emocional influye positivamente en la autoestima, seguridad, recepción y aceptación del afecto en el bebé. 

Por otro lado, el desarrollo emocional es tan significativo en los bebés que puede afectar el desarrollo cognitivo y social del pequeño, tanto en su vida infantil como en la adultez.

estimulacion temprana
Disfrutemos cada día al máximo y demostrémosle a nuestro bebé cuanto lo amamos

Importancia de la estimulación temprana para el desarrollo emocional

Los seres humanos  nos regimos por las emociones. Cuando estamos felices, nos sentimos con todas las energías del mundo, queremos aprender más, conversar sobre todos los temas; mientras que cuando estamos tristes, los ánimos están bajitos, nos da pereza todo, comemos porque hay que hacerlo, en lugar de disfrutar de cada bocado. Esto mismo ocurre en nuestros bebés.

Si bien no es muy conocido, los bebés pueden sufrir de depresión e incluso ansiedad. Lo que sin duda tiene una fuerte repercusión en el desarrollo cognitivo y social del pequeño. ¿Cómo podemos prevenir la  ansiedad y depresión en bebés?

Brindándoles una adecuada estimulación temprana inclinada al aspecto emocional del bebé, así como evitando situaciones de estrés o abandono.

Al nacer (y durante el período prenatal) el bebé necesita de mucha energía para que su cerebro pueda trabajar activamente. Y es que las emociones positivas y el amor de madre estimulan enormemente al cerebro del pequeñín, haciendo que se produzcan muchas más conexiones cerebrales.

Desarrollo emocional en los bebés de 0 a 12 meses

El ámbito emocional en los bebés es progresivo. Es decir, a medida que los pequeñines van creciendo, van adquiriendo muchas más formas de expresar sus emociones dependiendo de la influencia del entorno que lo rodea. Además que van aprendiendo de forma social que es bueno, malo, y como deben reaccionar.

Veamos por rango de meses cómo podemos observar este proceso de desarrollo emocional.

El desarrollo emocional influye en la autoestima, seguridad, autopercepcion y habilidades sociales del bebé.

Recién nacido a tres meses

Inicialmente los pequeños muestran una excitación general cuando están ante una situación que les genera placer, como por ejemplo el momento en el que es amamantado por mamá.

Asimismo, durante estos tres primeros meses de nacido la expresión y vivencia de sus emociones es bastante precaria. Esto debido a que sienten todo muy bien o todo muy mal, la fase intermedia aún no es considerada por los bebés. En esta etapa podemos percibir que el bebé esta tranquilo/feliz o llora.

De 4 a 7 meses

Durante este lapso de tiempo surge la rabia y el miedo. Es en este período donde podemos ver a nuestro bebé enojarse poniéndose rojito y gritar de la rabia cuando algo lo disgusta bastante. Asimismo, es capaz de demostrar su miedo con expresiones de asombro en el rostro, temblores y más.

El surgimiento de estas nuevas emociones ocurre porque el bebé comienza a almacenar a muchas más personas y objetos, así como también será capaz de intentar imitar gestos de alegría, rabia, frustración así como otras emociones.

Por otro lado, el bebé podrá sentir ansiedad ante la separación de la madre o de su figura importante.

De 8 a 12 meses

Este es uno de los períodos más graciosos de los pequeñines, ya que  comienzan a darse cuenta que ciertas muecas causan gracia a las demás personas. El bebé sin duda buscará generar risa en el otro, lo que a su vez generará risa en él o ella.

A partir de los 9 meses, ya que al pequeño se le facilita mucho más la expresión de emociones como la alegría, rabia, miedo, etc, comienza a ser consciente de las emociones que genera en el otro y como los otros reaccionan ante estas emociones.

estimulacion temprana
Abracemos fuerte a nuestro pequeñin para que sienta cuanto lo amamos

¿Cómo aplicar la estimulación temprana en pro del desarrollo emocional del bebé?

Aplicar la estimulación temprana para el desarrollo emocional del pequeño es muy sencillo y nos encanta, veamos por qué.

Es muy importante lograr hábitos y actividades que favorecen el buen desarrollo emocional del bebé y de tus hijos

Abraza a tu bebé siempre

Abracemos, envolvámoslo en nuestros brazos, que pueda sentir todo ese amor que le tenemos. Esto incrementará la seguridad y autoestima de tu pequeño al sentirse protegido por la figura más importante en su vida, mamá.

El contacto piel a piel es indispensable en el desarrollo emocional del bebé.

Seamos empáticas con él o ella

Cuando mantenemos un trato agradable con nuestro bebé, ellos sin duda lo sentirán y los estimulará al máximo. Una mamá positiva, alegre, que se muestre con disposición ante el pequeñín es súper valioso, pues lo hará sentir amado y cuidado por mamá.

Un experimento estudio que sucedía si la mamá no reaccionaba o se intercambiaba emociones con el bebé. La mamá mantenía una cara sin emociones, causaba estrés al bebé y este lloraba.

Ayudémoslo con sus demostraciones de emociones

La estimulación temprana en el desarrollo emocional propone hacer un impulso en la expresión de las emociones del pequeño, es decir, incentivarlo a que exprese cada vez más sus emociones. La manera más sencilla de hacer esto es celebrar cuando muestre alegría, apapacharlos cuando lloren, o abrazarlos cuando sientan temor.

Es indispensable para su desarrollo que el bebé se sienta amado y acompañado.

Poner nombre a esas nuevas emociones

Es importante que podamos como mamás poner nombre a ese disgusto, o a aquella tristeza. De esta manera, el pequeño con el pasar del tiempo podrá ir identificando sus emociones, lo que más adelante le ayudará a tener una adecuada gestión de las mismas.

La importancia del tono de voz

Los bebés se guían prioritariamente por sus sentidos, es por ello que saber utilizar los diferentes tonos de voz para dirigirnos a ellos es significativo. Así, lo estaremos ayudando mucho más a distinguir entre la alegría y rabia, tristeza o miedo.

Celebrar logros

Sin duda, el período entre los 0 meses al año es uno de los más acontecidos, ya que el bebé pasa de ser un recién nacido a comenzar a dar sus primeros pasos. Por tanto, celebrar cada uno de sus logros hará que comience a reconocerse como persona y valorar cada uno de sus esfuerzos.

Fomentar su autoestima desde bebé

La autoestima es un tema que debe tratarse desde temprana edad para que cada vez sea mejor en el pequeñín. Es por esta razón que, colocar el bebé frente al espejo y nombrarle lo importante que es para mamá es significativo.

Además, este primer encuentro con la imagen de sí mismo reflejada en el espejo, psicológicamente es súper importante, pues de allí el pequeño comenzará a construir su significado del cuerpo, así como la importancia del mismo.

La estimulación temprana para el desarrollo emocional del pequeño ha resultado muy significativa para su crecimiento, pues genera efectos positivos en ámbitos como el cognitivo y social del bebé.

Por tanto, ponerla en práctica además de beneficiosa es reconfortante para nosotras. Y es que no hay nada mejor que consentir y abrazar a nuestros bebés.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario