Bebes Dietas Maternidad

Café y lactancia: Los efectos de la cafeína en el bebé durante la etapa de lactancia materna

mujer tomando café
Se recomienda disminuir el consumo de café a dos tazas al día y reemplazarlo por agua y jugos de frutas naturales.

¿Eres de las que no se puede resistir a ese café matutino que te recarga  Durante el embarazo, el consumo excesivo de cafeína está relacionado con el riesgo de aborto, el parto prematuro y un bajo peso del bebé al nacer, pero una vez que el bebé nace, son muchos los mitos que giran entorno al consumo del café y lactancia.

Al comenzar la etapa de la lactancia, seguramente te ha surgido la duda de si beber café puede afectar a la calidad de la leche e influir de alguna manera al bebé. Aunque el café no se considera una bebida prohibida en esta etapa, debemos saber que la cafeína que contiene sí puede pasar al bebé través de la leche. Pero, ¿es bueno o malo el consumo de café durante la lactancia?, ¿puede afectarle al bebé de alguna manera?, ¿hay estudios sobre el café y lactancia? ¿Cuál es el efecto que puede tener la cafeína sobre el bebé?

123

El consumo excesivo del cafeína durante el periodo de lactancia puede provocar en el bebé desde insomnio, nerviosismo, irritabilidad, a problemas en el sueño  entre otros inconvenientes

Aqui puedes leer más sobre los alimentos prohibidos en la lactancia materna

Café y lactancia ¿Son incompatibles?

Desde el embarazo, a muchas mujeres se el aconsejan bajar su consumo habitual de café para evitar en lo más posible las bebidas estimulantes. Aunque normalmente las mamás lo hacen por decisión propia, en algunos casos es posible que el médico les indique que deben disminuir el consumo de cafeína. Todo depende de lo mucho que estemos acostumbradas a beber café durante el día.

Pero después que nace el bebé, son muchas las mujeres que están ansiosas de volver a su rutina habitual para tomarse su respectiva taza de café en las mañanas, por lo que se preguntan ¿qué sucede con el café y la lactancia ahora?

Cuando se comienza la etapa de la lactancia, la dieta de la mamá es mucho más flexible que la recomendada durante el embarazo, pero aún así es importante que tomes en consideración algunas pautas, entre ellas el consumo ideal del café:

Si bien el café es un alimento seguro, el consumo excesivo del cafeína durante el periodo de lactancia puede generar muchos problemas difíciles de identificar y que pueden dificultarnos la crianza

Los especialistas de la Asociación Americana de Pediatría de hecho, consideran al café como una bebida segura durante la lactancia materna. Sin embargo, tanto en el embarazo como en la lactancia los excesos en su consumo nunca son buenos, pues son muchos los efectos negativos que pueden llegar a ocasionar. Insomnio, nerviosismo, irritabilidad, problemas en el sueño por parte del bebé, son apenas algunos de las incidencias que puede provocar el consumo excesivo del café durante la lactancia.

mamas tomando cafe
Recuerda que un excesivo consumo de café en la lactancia puede pasar rápidamente a la leche materna.

¿La cafeína puede influir en la leche materna?

Cuando consumes café durante la lactancia, la cafeína puede aparecer rápidamente en la leche, produciéndose incluso, los pico más elevados de esta sustancia a la hora-hora y media de haberla bebido. De acuerdo a esto, se estima que el bebé puede llegar a percibir entre 7 y 10% de la cantidad que fue consumida por la mamá, por ello es importante que el consumo del café sea con moderación.

El bebé durante la lactancia puede llegar a percibir entre 7 y 10% de la cantidad de cafeína que fue consumida por la mamá

Lo que sucede, es que durante sus primeros 4 meses de vida los bebés aun no son capaces de metabolizar y eliminar la cafeína de su organismo al mismo ritmo que lo hacemos los adultos, por lo que es probable que ésta permanezca en sus cuerpos durante mucho más tiempo. Al ser tan pequeños, puede que éstos sí sufran los efectos de la cafeína en la leche, como irritabilidad, inquietud e insomnio.

La cafeína no daña la leche materna pero si se transmite al bebé durante la etapa de lactancia

La cafeína no daña la leche materna, sólo se concentra en esta y la probabilidad de que afecte al bebé ocurre porque esta permanece mucho en su organismo. Sin embargo, se considera que hay bebés que son más sensibles que otros ante el consumo del café, por lo que todo dependerá de qué tan tolerables son a las cantidades ingeridas por la mamá.

¿Cuánto café se puede tomar durante la lactancia para no afectar al bebé durante la lactancia?

Se ha comprobado que una dosis de 100 mg de cafeína en el café al día, no suele provocar niveles detectables en la leche materna una vez que transcurran la hora-hora y media, por ello la cantidad de cafeína recomendada tanto en el embarazo como en la lactancia es de 300 mg al día, es decir unas dos o tres tazas de café al día, siempre tomando en consideración el tamaño de la taza y la cantidad de café que se use.

Es importante tomar conciencia de cuanta cafeína consumimos diariamente en los diferentes alimentos y bebidas.

Si respetas estas cantidades y esperas a que tu bebé alcance sus primeros cuatros meses de vida para que pueda igualar la velocidad de su metabolismo, él estará a salvo de todos los efectos negativos que provocan las altas dosis de cafeína en su organismo y tu mucho más tranquila de saber que no le hace ningún daño. El problema es la cantidad de cafeína que podemos consumir en otros alimentos y bebidas como las gaseosas o golosinas.

café y lactancia: mama amamantando a bebe
Mientras el consumo de café sea moderado, este es completamente seguro durante la lactancia.

Estudios y mitos sobre el café y lactancia

Sobre el consumo del café y sus posibles efectos en los bebés que amamantan, un reciente estudio publicado por la revista “Pediatrics” concluyó que si las mamás consumen cantidades moderadas de café al día, el humor y el sueño de los bebés no se verían afectados. La investigación fue desarrollada en Brasil y sus resultados se obtuvieron tras haber estudiado a casi 900 mamás durante la etapa de la lactancia.

La especialista y autora del estudio, Ina Santos de la Universidad Federal de Pelotas, en Brasil explicó que para llegar a estas conclusiones se entrevistaron a 885 mamás acerca de su consumo de bebidas con cafeína y la calidad de sueño de sus bebés a sus tres meses de vida. La mayoría de las encuestadas aseguró también haber consumido café durante el embarazo y el alrededor del 14% informó una ingesta elevada de cafeína en estos primeros meses de lactancia.

Al estudiar cada caso, los investigadores no encontraron una relación muy clara entre el consumo de cafeína y las probabilidades de que los pequeños tuvieran “problemas de sueño”, algo que también puede depender de los hábitos de dormir de cada uno. De cualquier forma, los resultados de esta investigación son una evidencia más sobre la idea de que el consumo moderado de cafeína durante el embarazo puede ser seguro, tanto para la mamá como para el bebé.

café y lactancia: mama con bebe y cafe
Si excedemos la cantidad de café podríamos vernos afectadas y nuestro bebé de igual forma.

Cuando se trata del café y lactancia no debes olvidar que si lo bebes son moderación esté no tendrá ningún efecto negativo sobre la salud de tu bebé. Eso sí, recuerda que la cafeína no sólo se haya en el café, las bebidas cola, algunos medicamentos y té también lo contienen, por lo que al momento de regular la ingesta de esta sustancia, deberías estar muy antena al consumo de otro tipo de bebidas. Una buena alternativa es beber café luego de haber amamantado.

Una taza de café no es mala, todo depende de nuestro estilo de vida.

Si notas que tu bebé está intranquilo, que duerme menos o que simplemente está nervioso, procurar disminuir tu consumo de café o espera uno días antes de consumirlo de nuevo. En estos casos, el café descafeinado es una excelente alternativa, así que no dudes en probarlo, seguramente tu bebé responderá mucho mejor.

Aquí puedes leer más sobre los alimentos prohibidos en la lactancia materna

16 comentarios

Click aqui para dejar un comentario