Bebes

¿Qué enfermedades previenen las vacunas?

Conoce cuales son las enfermedades previenen las vacunas

¿Qué enfermedades previenen las vacunas? ¿Por qué son tan importantes? Para los padres, la salud de un hijo es primordial por eso la vacunación es un tema que debes conocer y cumplir. Existen un sinfín de enfermedades que afectan a la población mundial, pero muchas de ellas pueden prevenirse con la aplicación de las vacunas.

La vacunación es un método de prevención e inmunidad colectiva

Las vacunas ayudan a prevenir enfermedades leves o graves que afectan, generalmente, a la población infantil. De hecho, son un método de inmunidad colectiva, ya que si la mayoría de las personas reciben las inmunizaciones correspondientes, la propagación de virus y bacterias puede mantenerse bajo control.

¿Cuáles son las vacunas y las enfermedades que se evitan con ellas? ¿Son peligrosas? ¿Pueden causar la muerte? Te compartimos la información de estas enfermedades, sus síntomas y la vacuna que previene su contagio.

Las vacunas son sustancias seguras y efectivas, según la OMS, y sus reacciones son muy leves y temporales.

¿Qué enfermedades previenen las vacunas?

Son muchas las enfermedades infecciosas que podemos contraer, sobre todo los bebés y niños menores de dos años, por suerte muchas de ellas se pueden prevenir gracias a la vacunación. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) las vacunas ayuda a las defensas del bebé a desarrollar la inmunidad contra estas enfermedades.

La vacunación es una de las mejores formas en que los padres pueden proteger a sus hijos contra 14 enfermedades infantiles graves según los CDC

Cuando se tiene un bebé, los padres deben conocer los riesgos que su pequeño corre ante bacterias y virus que aún se mantienen activos en el mundo.

Por eso, te compartimos información sobre qué enfermedades previenen las vacunas, las cuales según la UNICEF, son más de 12 enfermedades infecciosas.

1. Difteria

La difteria es una enfermedad infecciosa que afecta la garganta y las amígdalas, causando dificultad para respirar y tragar. Los niños son los más propensos en contraer difteria y, aunque gracias a la vacuna es una enfermedad controlada, aún se producen casos y brotes.

Aunque la difteria que puede ser tratada y curada, puede presentar complicaciones y afectar la salud de los más pequeños.

Principales síntomas de la Difteria

  • Recubrimiento de un líquido espeso en la parte posterior de la garganta
  • Inflamación de las glándulas salivales y los ganglios
  • Dificultad para respirar y tragar
  • Fiebre
  • Pérdida temporal de la voz
  • Malestar general

En casos graves puede causar problemas de respiración, parálisis e insuficiencia cardíaca, daños en el corazón, los riñones u otros órganos y nervios.

¿Cómo prevenir la difteria?

La vacuna DTaP es la encargada de proteger contra la difteria y otras dos enfermedades. La misma se aplica en varias dosis, administradas en las siguientes edades:

  • 2 meses
  • 4 meses
  • 6 meses
  • 15 a 18 meses
  • 4 a 6 años.

La aplicación de esta vacuna debe seguir los lineamientos del calendario de inmunización de su país y las indicaciones del pediatra. La OMS recomienda que todos los niños del mundo sean vacunados contra la difteria, ya que  puede poner en riesgo a la población infantil.

La difteria podría ser mortal, ya que es una infección que afecta la garganta y el sistema respiratorio.

2. Tétanos

El tétanos es una enfermedad infecciosa causada por las esporas de la bacteria Clostridium tetani que se alojan en el suelo, las heces y las superficies de metal oxidadas, como clavos, agujas y alambres de púas.

Esta enfermedad se contrae cuando la piel tiene contacto con las esporas de la bacteria, mediante una herida.

1 de cada 5 paciente contagiado de tétanos muere, por eso contar con la vacuna es importante para prevenir la infección

Principales síntomas del Tétanos

  • Rigidez en la mandíbula
  • Dificultad para abrir la boca y para tragar
  • Espasmos musculares, en la espalda, el abdomen y las extremidades
  • Dolores musculares repentinos
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza

En casos graves puede causar convulsiones, alteración de la tensión arterial o aceleración de la frecuencia cardíaca, incluso podría ser mortal.

¿Cómo prevenir el tétanos?

Esta enfermedad se previene con la administración de la vacuna DTaP. La OMS recomienda la aplicación de 6 dosis, 3 primarias y  3 de refuerzo. Las primeras deben aplicarse a partir de las 6 semanas de edad, y las dosis posteriores en intervalos mínimos de 4 semanas.

Las dosis de refuerzo son entre los:

  • 12 y 23 meses de vida
  • 4 y 7 años
  • 9 y 15 años
El tétanos es una de las enfermedades que previenen las vacunas, por eso debes asegurarte de tu bebé la reciba.

3. Tos ferina

La Pertussis, mejor conocida como Tos ferina, es una infección respiratoria causada por la bacteria Bordetella pertussis. Es una enfermedad que representa un peligro para los bebés, porque su nivel de contagio es alto, ya que se propaga de persona a persona a través de gotitas respiratorias producidas al toser o estornudar.

Principales síntomas del Tos ferina

  • Fiebre
  • Ataques de tos violentos
  • Secreción nasal
  • Pérdida de apetito
  • Dificultad para respirar

En cuadros de complicación podría derivar en una neumonía o causar, convulsiones, daño cerebral, incluso la muerte.

¿Cómo prevenir la Tos ferina?

La vacuna DTaP contiene componentes que protegen al organismo de la bacteria causante de la tos ferina. Los CDC recomiendan que los niños reciban cinco dosis de esta vacuna, administradas en las siguientes edades:

  • 2 meses 4 meses, 6 meses
  • entre los 15 y los 18 meses
  • entre los 4 y 6 años
La tos ferina es una de las enfermedades que previenes las vacunas más graves, pues puede causar la muerte.

4. Hib

La Haemophilus influenzae de tipo B, conocida como Hib es una bacteria que causa neumonía, meningitis y otras infecciones graves que afectan a los niños menores de cinco años.

Principales síntomas de Hib

Esta bacteria genera:

  • dificultad para respirar
  • debilidad
  • tos
  • dolor de cabeza
  • náuseas

En casos graves la Hib puede provocar meningitis, una infección del recubrimiento del cerebro y de la médula espinal. También neumonía, infecciones en la sangre, los huesos, el corazón u otras afecciones como la sordera.

¿Cómo prevenir la Hib?

La vacunación es la medida más efectiva para prevenir una enfermedad por Hib. Por eso, los CDC recomiendan administrar la vacuna Hib en diversas dosis: a los 2 meses, 4 meses, 6 meses (en el caso de algunas marcas) y entre los 12 y los 15 meses de edad.

Las bacterias Hib se propagan a través de gotitas respiratorias emitidas con estornudos y tos

5. Hepatitis B

La hepatitis B es otra de las enfermedades que previenen las vacunas. La misma es causada por un virus con el mismo nombre y se considera peligrosa porque genera infección en el hígado que desencadena afecciones críticas que pueden durar toda la vida, como el cáncer de hígado.

Principales síntomas de la hepatitis B

  • Diarrea
  • Ictericia, aspecto amarillento
  • Cansancio
  • Dolores musculares, en las articulaciones y el estómago

¿Cómo prevenir la Hepatitis B?

La vacuna contra la hepatitis b es la manera más efectiva de prevenir el contagio de la enfermedad. Y, según los CDC , los niños deben recibir tres dosis para una mayor protección.

Se recomienda que la primera dosis sea en las primeras 24 horas de vida, la segunda dosis al mes o los 2 meses, y la tercera entre los 6 y los 18 meses.

La vacuna contra la hepatitis b reduce el riesgo de contraer enfermedades que afecten el hígado

6. Poliomielitis

La poliomielitis es una enfermedad grave que causa parálisis motora, es decir, en diversas partes del cuerpo. Las personas que llegan a padecerlas reciben tratamiento para aliviar sus signos, pero no tiene cura y generalmente causa la muerte.

Principales síntomas de la poliomelitis

  • Fiebre
  • Cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Vómitos
  • Rigidez en el cuello
  • Dolor en las extremidades y en las partes intimas

¿Cómo prevenir la Poliomielitis?

La vacuna antipolio es la única protección segura y eficaz ante la poliomielitis. La OMS recomienda que todos los niños menores de cinco años cuenten con esta inmunización que se debe administrar así:

  • A los 2 meses
  • A los 4 meses
  • Entre los 6 y 18 meses
  • Entre los 4 y 6 años
La poliomielitis es una enfermedad que puede afectar a los niños de por vida o causarles la muerte

7. Sarampión

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa, causada por un virus que se transmite a través de las gotitas que se emiten por medio de la tos, los estornudos, el contacto personal íntimo o el contacto directo con secreciones nasales de algún infectado.

Principales síntomas del sarampión

  • Fiebre
  • Sarpullido en la piel
  • Congestión nasal
  • Manchas blancas en el fondo de la boca

En caso de que el paciente presente complicaciones puede causar ceguera, edema cerebral e incluso la muerte.

¿Cómo prevenir el Sarampión?

La vacuna triple viral o MMR contra el sarampión es la misma que protege contra la rubéola y las paperas. Es segura, efectiva y debe aplicarse en dos dosis:

  • Cuando los niños tienen entre los 12 y los 15 meses de edad
  • Cuando tiene entre los 4 y 6 años.
El sarampión es una enfermedad que pueden presentarse con síntomas leves y agravarse hasta causar la muerte.

8. Paperas

Las paperas o parotiditis es una enfermedad contagiosa y viral que se propaga a través de las gotitas que se emiten al toser u estornudar. Esta enfermedad afecta las glándulas salivales y la garganta; y puede afectar gravemente la salud de tu bebé.

Principales síntomas de paperas

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Malestar general
  • Dolores musculares
  • Cansancio
  • Pérdida de apetito

Las posibles complicaciones de esta enfermedad son meningitis sordera, encefalitis, orquitis, ovaritis.

¿Cómo prevenir las Paperas?

Las paperas también se previenen con la vacuna triple viral o MMR, esta debe aplicarse entre los 12 y los 15 meses de edad, y entre los 4 y 6 años.

La mayoría de los niños suele superar esta enfermedad, sin embargo, hay riesgo de que queden secuelas de las paperas

9. Rubeola

La rubeola es una infección que suele ser leve, pero en algunos casos puede causar la muerte. En las mujeres embarazadas este virus puede causar defectos congénitos, aborto, muerte del feto o del bebé recién nacido.

Principales síntomas de la rubeola

Esta enfermedad es parecida al sarampión, ya que presenta parte de sus síntomas

  • fiebre
  • dolor de cabeza
  • sarpullido
  • inflamación de los ganglios
  • tos y dolor en las articulaciones

¿Cómo prevenir las Paperas?

La vacuna MMR o triple vírica protege contra las paperas y evita posibles complicaciones. Los CDC recomiendan administrarse a los niños entre los 12 y los 15 meses de edad, y entre los 4 y 6 años.

La rubeola en la mayoría de los casos es leve, sin embargo, es recomendable que no le falte en su calendario de vacunación

10. Rotavirus

El rotavirus es un virus que causa vómitos y diarreas intensas que pueden provocar deshidratación en el organismo de los bebés y niños pequeño.

Resulta una enfermedad grave que, puede ser mortal para los sistemas inmunitarios débiles, sobre todo para los niños.

Principales síntomas del rotavirus

  • Fiebre
  • Náuseas, diarrea  y vómitos
  • Dolor abdominal
  • Deshidratación

¿Cómo prevenir el Rotavirus?

Los CDC recomiendan que los niños reciban 2 o 3 dosis de la vacuna anti rotavirus, dependiendo de la marca. La primera dosis se debe administrar los 2 meses de edad y la segunda, si es el caso, a los 4 meses de edad.

Esta enfermedad afecta principalmente a bebés y niños pequeños, incluso podría ser mortal para ellos

11. Tuberculosis

La tuberculosis es una infección que afecta el sistema respiratorio. Esta enfermedad es de fácil y rápido contagio, por lo que los bebés recién nacido son los más propensos a contagiarse.

Generalmente, ataca a los pulmones, pero a los niños puede afectarle otros órganos o causarle la muerte.

Principales síntomas de la tuberculosis

  • Tos con sangrado leve
  • Fiebre
  • Dificultad para respirar
  • Pérdida de peso y apetito
  • Sudoraciones nocturnas
  • Malestar general
  • Escalofríos

¿Cómo prevenir la Tuberculosis?

La tuberculosis se previene con la vacuna BCG que, según la OMS, debe aplicarse una dosis única a los recién nacidos en sus primeros días.

Sin embargo, en las zonas donde esta enfermedad es latente, la vacuna reduce el riesgo de contraerla, pero no es totalmente efectiva.

La tuberculosis se transmite por vía área a través de las gotas que se emiten en estornudos y tosidos

12. Enfermedades Neumocócicas

Las enfermedades neumocócicas son causadas por el Estreptococo pneumoniae o neumococo. Algunas de estas enfermedades son la neumonía, sinusitis e infecciones de oído.

En cuadros graves podría producirse una meningitis neumocócica, infecciones de la sangre y el oído, sordera y daño cerebral.

Principales síntomas de las enfermedades neumocócicas

  • Fiebre
  • Tos
  • Escalofríos
  • Dolor en el pecho

¿Cómo prevenir las enfermedades neumocócicas?

La vacuna antineumocócica o neumococo protege contra la bacteria que causa estas enfermedades, y debe administrarse en cuatro dosis. Los CDC establecen que:

  • La primera a los 2 meses de edad
  • La segunda a los 4 meses
  • La tercera a los 6 meses
  • La cuarta entre los 12 y 15 meses
Entre las enfermedades que previenen las vacunas, las enfermedades neumocócicas son una de las más peligrosas.

13 Varicela

La varicela es una enfermedad muy contagiosa que causa sarpullido con ampollas en la piel, aunque sus síntomas son leves, generan grandes molestias a los niños y en algunos casos puede agravarse.

Principales síntomas de la varicela

  • Fiebre
  • Comezón en las ampollas
  • Dolor de cabeza
  • Debilidad
  • Cansancio

 ¿Cómo prevenir la varicela?

La vacuna contra la varicela previne que los niños, incluso cuando llegan a la adultez, se contagien. La recomendación de los CDC es aplicarse dos dosis: una entre los 12 y 15 meses; y otra entre los 4 y 6 años.

El sarpullido se extiende por todo el cuerpo, apareciendo así hasta 500 ampollas en una persona

14. Fiebre amarilla

La fiebre amarilla es otras de las enfermedades que previenen las vacunas. Se trata de una infección viral que se transmite con la picadura de mosquitos infectados con el virus.

El virus de la fiebre amarilla afecta principalmente a la población de Latinoamérica y África, sin embargo, en todo el mundo se recomienda la vacunación contra esta enfermedad.

Principales síntomas de la fiebre amarilla

  • Fiebre
  • Ictericia, aspecto amarillento
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos

En casos muy graves esta enfermedad podría desarrollar trastornos renales, hepáticos y cardíacos fatales.

¿Cómo prevenir la fiebre amarilla?

Hay muchas maneras de prevenir el contagio por fiebre amarilla, pero la OMS establece que la vacunación es el método más importante de prevención.

La vacuna debe aplicarse en una dosis única, excepto, en países donde la enfermedad permanece latente, allí es probable que se necesiten dosis de refuerzo.

Según la OMS el 15% de los pacientes con fiebre amarilla presentan un cuadro de salud complejo después de 24 horas

¿Las vacunas son solo para niños?

La vacunación es un método de prevención e inmunidad colectiva muy efectivo y, aunque se enfatiza que debe aplicarse con puntualidad a los bebés y niños, es necesaria para toda la población. Cada vacuna se administra según lo indique que el calendario de inmunización de cada país.

Sin embargo, por diversas razones, hay niños que jamás son vacunados. Ante ello, es importante acudir a los profesionales de las saludes para reportar las vacunas faltantes y que ellos sugieran cuales como deben administrase.

Estas sustancias son para inmunizar el organismo y protegernos de enfermedades que pueden afectar tanto a niños, como jóvenes y adultos. Por lo tanto, las vacunas no son solo para niños.

La vacunación es indispensable para fortalecer las defensas de los bebés y niños pequeños, pero éstas deben recibirse a cualquier edad

Las vacunas son, junto al agua potable, una de las medidas más efectivas para el bienestar y la salud colectiva. Gracias a las vacunas se ha prevenido y controlado la propagación de enfermedades que durante años causaron muertes y cuadros de salud graves en todo el mundo.

Si aún no le has aplicado las vacunas a tu hijo, acude a un pediatra para poner al día su esquema de inmunizaciones y así, mantenerlo protegido de todas las enfermedades que pueden evitarse con vacunas.

Ante cualquier duda consulta con tu médico pediatra de confianza

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS