Bebes

Vacunas para bebés ¿Para qué sirven? ¿A qué edad se le aplican?

Conoce cuales son as vacunas para bebes y a que edad le corresponde su aplicación

Cuando tienes a un recién nacido, las vacunas para bebés son un tema importante y necesario para su salud. Estas sustancias son las encargadas de proteger al organismo de enfermedades graves e infecciosas que suelen afectar a la población infantil. Por eso, como mamá debes saber cuáles son las vacunas que le corresponden, contra qué enfermedades protegen y a qué edad se le administran.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que las vacunas para bebés son segura y efectivas

Cumplir con el calendario de vacunación puede salvar a tu hijo de contagios y enfermedades graves, que con una pequeña complicación pueden desarrollar otras afecciones. Las vacunas son, según la OMS , las sustancias encargadas de protegernos y contribuir con la inmunidad colectiva.

Pero, ¿Por qué son tan importantes las vacunas para bebés? ¿A qué edad se aplican? ¿Cuál es su función en el organismo? Te compartimos toda la información que necesitas saber sobre las vacunas para bebés.

Las vacunas son creadas con virus o bacterias atenuadas que no causan daño al organismo, sino que crean inmunidad ante el virus o bacteria viva

Vacunas para bebés ¿Para qué sirven?

Las vacunas son sustancias preparadas con componentes que generan inmunidad contra ciertas enfermedades. Sirven para fortalecer el sistema inmune de los bebés y niños pequeños, y son las encargadas de estimular la producción de anticuerpos para hacer frente a infecciones, virus y bacterias a lo largo de la vida.

Aunque están hechas de microorganismos muertos, debilitados o atenuados, no representan ningún riesgo para los bebés, ya que la OMS y las autoridades sanitarias internacionales se encargan de aprobar su administración y las califica como sustancias muy seguras.

Las vacunas hacen que el sistema inmune fabrique defensas específicas y protejan al cuerpo de virus e infecciones

La función de las vacunas es engañar al organismo, es decir al sistema inmunológico, haciéndole creer que está siendo atacado por un agente infeccioso. De esta manera, le obliga a defenderse, reconocer al microorganismo concreto y eliminarlo.

Las vacunas tienen dos funciones:

  1. La primera de ellas es proteger a las personas de enfermedades, sobre todo, a los bebés y niños, ya que, al cumplir con la administración de vacunas desde muy temprana edad, los riesgos de contagio son menores.
  2. La segunda es contribuir con la inmunidad colectiva y el bienestar social, pues al tener una población vacunada, estas enfermedades se controlan y erradican.

Gracias a las vacunas es posible proteger a los bebés y niños de enfermedades que, en su momento, fueron epidémicas, además, permiten contribuir con la inmunidad colectiva. Las enfermedades que afectan a la población infantil son prevenibles, controladas y, algunos casos, erradicadas porque la vacunación a nivel mundial ha tomado importancia.

Las vacunas son la medida más efectiva para proteger a los bebés de enfermedades virales

¿Las vacunas son seguras para los bebés?

La OMS asegura que las vacunas son sustancias muy seguras para los bebés. Estas sustancias son aprobadas por científicos y expertos luego de una serie de pruebas, para poder ser comercializadas y distribuidas por el mundo.

Las vacunas no representan ningún riesgo para la salud del bebé, al contrario, le brindan protección y fortalecimiento a su sistema inmunitario. Además, son escasos y leves los efectos secundarios que pueden generar.

Según la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) los riesgos de padecer enfermedades o sus complicaciones son mayores a los de la propia vacunación

Sin embargo, se recomienda que en cada etapa de vacunación cuentes con asesoría pediátrica. Es necesario que un profesional médico evalúe a tu hijo antes, durante y después de cada vacuna para evitar inconvenientes que perjudiquen su salud.

Los efectos secundarios de las vacunas suelen ser leves y temporales, no representan peligro para los niños

¿Cuántas vacunas se les ponen a los bebés? ¿A qué edad?

Desde el nacimiento hasta que llegan a su pubertad, nuestros hijos necesitan cumplir con su calendario de vacunación. Aproximadamente, se recomienda aplicar un total de 10 vacunas que los protejan de enfermedades virales e infecciosas como rubeola, poliomielitis, neumonía, tuberculosis y muchas más.

Pero éstas no se administran todas de una vez, por lo que las madres deben saber cada cuando les tocan las vacunas a su bebé, a qué edad se recomiendan y cuál es la dosis correspondiente.

Aunque la administración de vacunas depende del calendario de inmunización de cada país, generalmente, se aplican en edades aproximadas, ya que toda nación debe cumplir con las indicaciones de la OMS

¡Veamos cuales son las vacunas que tu bebé necesita y a qué edad le corresponden!

  • DTaP: Encargada de proteger al bebe de tres enfermedades: la difteria, el tétanos y la tosferina. La primera dosis se aplica a los 2 meses de edad, luego corresponde una segunda dosis a los 4 meses y la tercera a los 6 meses de edad.
  • Hib: Sirve para proteger contra la Haemophilius influenzae tipo b, causante principal de la meningitis bacteriana en niños menores de 5 años. Esta vacuna se administra en tres dosis, a los 2, 4 y 6 meses de vida.
  • Hepatitis B: La vacuna contra la hepatitis b debe administrase 24 horas después del nacimiento y dos meses después de la primera dosis.
  • Polio: Protege al organismo de la poliomielitis. Esta vacuna se administra en tres dosis, la primera a los 2 meses de vida, la segunda los 4 meses y la tercera entre los 6 y 18 meses de vida.
  • Neumococo: Es la vacuna encargada de prevenir las enfermedades neumocócicas, la neumonía y otras afecciones respiratorias que afectan a los bebés.
  • Rotavirus: Previene el contagio del virus rotavirus. Debe aplicarse a los 2, 4 y 6 meses de edad.
  • Triple viral: Es la encargada de proteger contra el sarampión, las paperas y la rubéola. Su aplicación es en dos dosis, una entre los 12 y 15 meses de edad. La otra entre los 4 y 6 años.
  • Varicela: Sirve para proteger al bebé de la varicela. Su aplicación corresponde entre los 12 y 15 meses de edad. Luego se requiere una dosis de refuerzo entre 4 y 6 años.
  • Antigripal: Esta vacuna protege contra la gripe y debe aplicársele a su bebé anualmente e temporadas de contagio latente, según el país donde reside.
  • Hepatitis A: Protege contra la hepatitis A causada por el virus de la hepatitis A (VHA). Se administra en dos dosis, cuando el niño tiene entre 12 y 23 meses de edad, con intervalo mínimo de seis meses.
Asegúrate de que a tu hijo no le falte ninguna vacuna a lo largo de su crecimiento

¿Cuál es la primera vacuna de un bebé?

La primera vacuna que recibe un bebé es la que protege contra la hepatitis b y la tuberculosis, conocida como vacuna BCG. Los CDC recomiendan a los padres que esta primera vacuna se administre durante las primeras 24 horas de vida del bebé para evitar que se contagie y sufra una muerte prematura.

Además, es necesario que se complete la serie de vacunación de hepatitis B entre los 6 y los 18 meses de edad.

¿Por qué es tan importante la vacuna contra la hepatitis B en los bebés?

Todos los recién nacidos deben recibir la vacuna contra la hepatitis B poco después de nacer, pues esta enfermedad es altamente contagiosa. El bebé podría contraerla por medio de la madre o cualquier otra persona que posea el virus y no lo sepa.

La hepatitis B es una enfermedad que se transmite a través de la sangre y de los líquidos corporales, por lo que cualquier persona podría infectar la bebé con facilidad. Se trata de un virus infeccioso que afecta el hígado y podría ser mortal para un bebé.

La vacuna de la hepatitis B es el mejor método de protección al reducir el riesgo de que el bebé contraiga la enfermedad

Puede que para una madre es difícil imaginar que su bebé recién nacido pasará por el dolor de una inyección, pero esto es mínimo ante lo que podría ocurrirle por no vacunarse contra la hepatitis B.

Como madre, debes asegurarte de que antes de irte a casa, al poco tiempo de dar a luz, tu hijo esté protegido contra la hepatitis B, ya que esta enfermedad es superada por algunas personas, pero en otros casos se vuelve crónica y afecta de por vida, incluso puede ser mortal.

La hepatitis B es una enfermedad sin cura y la vacuna es el único método efectivo para prevenirla.

¿Dónde se aplican las vacunas en bebés?

El área de aplicación de las vacunas del bebé depende de su edad.

Bebés recién nacidos

Los bebés recién nacidos las reciben en el muslo, de forma intramuscular, ya que esta zona garantiza su eficacia y reduce el riesgo de que se generen efectos secundarios en el organismo del pequeño. Además, en esta área hay suficiente masa muscular y no transitan vasos sanguíneos gruesos o nervios que puedan afectarse con el pinchazo.

Bebés de un año de edad

También es válido que se le apliquen en el brazo, pero cuando ya están más grandes, lo ideal es al cumplir 1 año de edad. En este caso, debe ser aplicada en el músculo del hombro, llamado deltoides.

Para esa edad, esta área del cuerpo ya está mas desarrollada y preparada para la inyección. Además, con ello se evita que los niños tengan molestias en el muslo, debido a que en esta edad comienzan a dar sus primeros pasos.

Áreas contraindicadas para aplicar vacunas en los bebés

Otras partes del cuerpo están contraindicadas por la posible producción de efectos secundarios, por ejemplo, el trasero, porque existe la posibilidad de que la aguja no penetre bien y la sustancia quede en el tejido subcutáneo no en el músculo como es debido.

Si esto sucede, la vacuna tiene menos efecto y aumenta el riesgo de que desarrollen reacciones.

Los calendarios de vacunación de cada país establecen el área donde se debe aplicar cada vacuna para evitar accidentes.

¿Por qué es importante vacunar a los bebés?

La importancia de las vacunas radica en la salud y protección de la población infantil que, a su vez, contribuye con la inmunidad colectiva. Las vacunas son, junto a la potabilización del agua, la medida de prevención más importante en la humanidad, porque evita la propagación de enfermedades que fueron epidémicas y causaban millones de muertes.

Estas sustancias han salvado vidas como ningún otro medicamento, no por curar enfermedades sino por prevenirlas. Por eso, es tan importante que tu hijo cuente con todas las vacunas, según el calendario de inmunización de tu país. También es importante que las mujeres embarazadas estén vacunas, ya que así reducen riesgos de contagio para sus bebés.

La vacunación no es una medida solo para bebés y niños, pero la mayoría se aplican durante los primeros meses de vida para una mayor protección.

Las vacunas son una de las medidas sanitarias más efectivas en el mundo, ya que han producido y siguen produciendo beneficio en la humanidad. La NO vacunación de tu hijo pone su vida en riesgo, ya que sería susceptible ante enfermedades epidémicas, virales y mortales.

Las vacunas son parte fundamental de la salud e inmunidad colectiva. Gracias a estas sustancias la humanidad está protegida de muchas enfermedades contagiosas, que hoy día están controladas y erradicadas.

Al tener un bebé te preocupas por desconocer cuales son las vacunas que le corresponden, a qué edad se le administran y donde van a inyectarlo. Pero, toda esa información la puedes precisar con ayuda de un pediatra. Lo realmente importante es que no dejes pasar cada vacuna y que tu bebé esté protegido por el resto de su vida.

Ante cualquier duda, consulta con tu médico pediatra de confianza

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS