Bebes Maternidad Vida sana

¿Cuáles son las vacunas de los 18 meses y por qué son importantes?

vacunas 18 meses bebe
A los 18 meses tu bebé necesita el refuerzo de algunas vacunas para estar protegido.

 ¿Qué vacunas se recomiendan después de los 12 meses? ¿Cuáles son las vacuna de los 18 meses? ¿Debo seguir vacunando a mi bebé después de cumplir primer año de edad? Una vez aplicadas las vacunas obligatorias durante su primer año de edad, a tu pequeño le corresponden recibir vacunas de refuerzo para prevenir enfermedades y mantener la tasa de protección. Una de las más importante es la vacuna 18 meses.

La principal causa de muerte en niños pequeños es el contagio de enfermedades por la no vacunación, tu bebé necesita las dosis de vacuna 18 meses para estar protegido

Aunque la mayor parte de las vacunas se aplican durante los primeros 12 meses de vida, es importante continuar con el esquema de vacunas recomendado y aplicar el refuerzo de las vacunas ya aplicadas, así como otras nuevas, para procurar la protección del bebé ante posibles enfermedades graves.

Veamos por qué es importante la vacuna 18 meses, cuáles son las recomendadas según el calendario de vacunas de cada país y qué enfermedades graves previenen.

¿Por qué es importante la vacuna 18 meses?

La vacunación es una de las medidas preventivas más eficaces a la hora de proteger a los niños de graves enfermedades. Los CDC recomiendan a todos los padres, procurar que los niños reciban las vacunas según el calendario recomendado para protegerles contra 14 enfermedades antes de cumplir los dos años de edad.

Las vacunas protegen a los niños de enfermedades graves y sus posibles consecuencias, por lo que es fundamental que tu pequeña las reciba en el tiempo indicado.

En la consulta pediátrica de los 18 meses, el pediatra evaluará el crecimiento de tu hijo y colocará las vacunas correspondientes a esta edad y a su lugar de residencia. Aunque la mayoría de las vacunas sólo requieren de una o varias dosis para proteger a los niños de contraer la enfermedad para toda la vida, otras como el tétanos, la difteria y la tos ferina, necesitan varias dosis de refuerzo para recuperar la protección adecuada.

Según la Secretaría de Salud de Argentina, los niños, en particular los más pequeños, son más susceptibles a contraer enfermedades, por ello es indispensable continuar con el esquema de vacunación hasta por lo menos, los 2 años de edad.

vacuna 18 meses
A partir de los 12 meses de edad, tu hijo tendrá refuerzos o vacunas adicionales para estar completamente protegido.

¿Cuáles son las vacunas de los 18 meses?

A los 18 meses de edad, es probable que tu pequeño necesite dosis de refuerzo de las vacunas que ya se le han colocado, además de otras nuevas para enseñar a su sistema inmunológico a defenderse de microorganismos que causen enfermedades.

Los esquemas de vacunación varían de acuerdo a la situación sanitaria de cada país o región. Ante cualquier duda consulta con el pediatra.

Para estar al tanto de la vacuna 18 meses que le corresponden a tu bebé, revisa el programa de vacunación de tu país y verifícalo con el pediatra de tu hijo para asegurarte de que este tenga sus vacunas al día.

Veamos cuáles son las vacunas que les tocan a los niños a sus 18 meses de edad, contra qué enfermedades protege y cuáles los países de Latinoamérica que las recomiendan y aplican. ¡Toma nota!

1. Poliomelitis o sabin oral

La vacuna contra la poliomelitis también se aplica a los 18 meses de edad, se trata de un refuerzo de las vacunas antipoliomielítica que se aplicaron a los 2, 4 y 6 meses de edad. La vacuna de refuerzo contra la poliomelitis, puede aplicarse en forma inyectable (IPV), o administrase en forma oral (OPV), que se administra por la boca.

Dependiendo del calendario de vacunación de cada país, la forma de aplicación puede variar.

Países donde se aplica esta vacuna:

  • Argentina (OPV 1er Refuerzo)
  • México (Pentavalente acelular 4 dosis)
  • Chile (OPV 1er Refuerzo)
  • Colombia (Refuerzo – 4 dosis)
  • Venezuela (VPI-VPO)
  • Paraguay (OPV 1er Refuerzo)
  • Perú (OPV 1er Refuerzo)
  • Ecuador (OPV 1er Refuerzo)

Países donde no se aplica:

  • Uruguay
  • España
  • E.U.U

Nota: En varios países de Latinoamérica como Argentina y Venezuela, el primer refuerzo de la vacuna contra la poliomelitis se aplica entre los 15 y 18 meses de edad.

¿Contra qué protege y por qué es importante?

La vacuna de la poliomielitis protege contra el virus de la polio, una enfermedad antigua que afecta al sistema nervioso (cerebro y médula espinal) y puede causar parálisis o discapacidad física permanente en algunos casos. La polio se trasmite al ingerir alimentos o bebidas contaminadas con el virus (presente en la materia fecal) o por contagio directo con personas infectadas.

El virus de la polio afecta con mayor frecuencia a lactantes y niños pequeños. Si se contrae, puede provocar una parálisis permanente y a veces incluso a la muerte.

Quienes la padecen, experimentan a fiebre, dolor de garganta, náuseas, diarrea, dolores de estómago, dolores de cabeza, además de debilidad  en músculos de espalda y piernas.

La AEP recomienda la vacunación de todos los niños contra la polio, siguiendo los calendarios de vacunación. Según Secretaría de Salud de Argentina, gracias a la vacuna contra la polio el virus fue eliminado de la región de las Américas en 1994.

2. Cuádruple o quíntuple pentavalente (DTP + Hib)

La vacuna cuádruple o quíntuple pentavalente es una vacuna combinada que protege a los niños contra 4 o 5 enfermedades: la difteria, el tétanos, la tos ferina o pertussis, la poliomelitis (si es una vacuna combinada quíntuple pentavalente) y Haemophilus influenzae tipo B que provoca la meningitis bacteriana y neumonías graves.

Se trata de un refuerzo tras las vacunas combinadas que se aplicaron en el segundo, cuarto y sexto mes.

Países donde se aplica esta vacuna:

  • Argentina (Cuádruple o quíntuple pentavalente – 1er Refuerzo)
  • México (Pentavalente acelular 4 dosis)
  • Chile (Pentavalente 3 dosis. Incluye vacuna HB)
  • Colombia (Refuerzo – 4 dosis. No incluye vacuna HIB)
  • Venezuela (Refuerzo – 4 dosis)
  • Ecuador (Pentavalente 4 dosis)
  • Paraguay (DTP – 1er Refuerzo)
  • Perú (DTP – 1er Refuerzo. No incluye vacuna HIB)
  • E.U.U (Refuerzo)

Países donde no se aplica:

  • España
  • Uruguay

Nota: En países como Venezuela, Ecuador, Colombia, Paraguay se aplican las vacunas Dtp y HIB de forma separada.

vacuna 18 meses cuales son
A la edad de los 18 meses se administrará una vacuna que los protegerán frente a 4 o 5 enfermedades.

¿Contra qué protege y por qué es importante la vacunación a los 18 meses?

La vacuna de refuerzo cuádruple pentavalente protege contra 4 enfermedades graves. Veamos por qué es importante su prevención.

Difteria

La difteria es una enfermedad respiratoria grave e infecciosa que afecta las vías respiratorias y provocando un recubrimiento en la nariz y la garganta. Se trata de una infección causada por una bacteria, el bacilo diftérico, el cual puede provocar problemas respiratorios, insuficiencia cardiaca, parálisis e incluso la muerte. Se estima que el 20% de las personas que contraen la enfermedad mueren debido a sus síntomas.

Los bebés muy pequeños tienen mayor riesgo de padecer difteria y fallecer a causa de ella.

La vacuna de la difteria, por lo general forma parte de vacunas combinadas que incluyen, además, otros componentes para proteger el organismo contra otro tipo de enfermedades. La AEP recomienda la vacunación de todos los niños contra la difteria tomando en consideración el esquema de vacunas.

Tétanos

El tétano es una enfermedad muy grave que causa, entre otras cosas, un endurecimiento muscular doloroso y a menudo mortal. La bacteria que lo produce, viven en la suciedad y contaminan a las personas cuando entran en cortes profundos o heridas punzantes.

También conocido como «trismo», el tétano puede provocar que se bloqueen los músculos en la «mandíbula» de tal forma que resulte imposible respirar, comer y tragar. La insuficiencia respiratoria que produce la enfermedad provoca la muerte.

La AEP recomienda la vacunación de todos los niños contra el tétanos, en especial en países en condición de pobreza, ya que el tétanos es causa de mortalidad de madres y recién nacidos tras el parto. Es importante aclarar que solo la vacunación individual puede prevenir esta enfermedad.

Tos ferina o pertussis

La tos ferina, también llamada pertussis, es una infección respiratoria muy contagiosa causada por una bacteria. Sus principales síntomas son ataques de tos fuertes y sensación de ahogo que puede durar varias semanas. Al impedir la respiración, los ataques de tos provocan además un silbido muy característico en los niños que intentan recuperar el aire. Es común que la tos esté seguida de vómitos en niños pequeños.

Según la Secretaría de Salud de Argentina, la tos ferina o convulsa es más grave en niños pequeños.

Aunque en los adultos pueden recuperarse de la tos ferina, los niños pequeños que no están inmunizados tienen mayor riesgo de padecerla y ser hospitalizados. Esta enfermedad de trasmite fácilmente de persona a persona y puede causar neumonía, convulsiones, daño cerebral, y en el peor de los casos la muerte.

La AEP recomienda la vacunación de todos los niños contra la tos ferina, incluyendo la vacuna 18 meses de refuerzo.

Haemophilus influenzae tipo B

El Haemophilus influenzae tipo B es una infección bacteriana que se contagia fácilmente por estornudos o tos, y puede causar neumonía, meningitis, hinchazón grave en la garganta, y otras infecciones graves de este tipo. A menudo se le confunde con la vacuna de la influenza (también conocida como «gripe»), por lo que es importante aclarar que causa enfermedades mucho más graves como otitis bacteriana (infecciones del oído medio) y neumonía.

Esta bacteria también afecta las meninges, que son las membranas que envuelven el cerebro y la médula espinal, produciendo meningitis.

La AEP recomienda la vacunación de todos los niños contra el Haemophilus influenzae tipo b, en especial en niños menores de 5 años ya que son los más vulnerables.

¿Dónde se aplica la vacuna pentavalente de los 18 meses?

La vacuna pentavalente de los 18 meses es una vacuna que además de incluir los componentes contenidos en la vacuna triple tradicional como la Difteria, tos ferina y tétanos, añade otros 2 componentes que son Haemophilus influenza tipo b si es cuádruple pentavalente y Virus de la Hepatitis B si es quíntuple pentavalente.

Al igual que la vacuna triple combinada contra la Difteria, tos ferina y tétanos, la vacuna pentavalente de los 18 meses se aplica vía intramuscular en el brazo izquierdo, ya que a partir del año de vida el lugar más conveniente para administrarla es el hombro, dado que está lo bastante desarrollado como para que los posibles riesgos no afecten otros tejidos.

Las reacciones tras la vacuna pentavalente suelen presentarse en las primeras 48 horas (no más allá de 72 horas).

3. Hepatitis B

La hepatitis B también forma parte de la vacuna 18 meses en los esquemas de vacunación de algunos países. Los expertos aseguran que se necesitan mínimo tres dosis de la vacuna contra la hepatitis B para la protección completa.

En ocasiones, la hepatitis B se aplica como vacuna combinada pentavalente o hexavalente.

Países donde se aplica esta vacuna:

  • Chile (Pentavalente 3 dosis)

Países donde no se aplica:

  • España
  • Uruguay
  • Argentina
  • Colombia
  • Venezuela
  • Ecuador
  • Paraguay
  • Perú
  • E.U.U
  • México

¿Contra qué protege y por qué es importante?

La hepatitis B es una enfermedad viral que afecta al hígado, provocando su inflamación y una serie de síntomas que en algunos casos puede pasar por desapercibida. La hepatitis B puede ser muy grave, principalmente porque puede durar por años e incluso provocar una insuficiencia hepática o enfermedad hepática crónica.

Quienes han padecido la enfermedad pueden tener una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de hígado más adelante en la vida, por eso su inmunización temprana es tan importante. Aunque se trasmite por a través del contacto con sangre y por relaciones sexuales, también se contagia en el momento del parto si la mamá es portadora de la enfermedad.

La AEP recomienda la vacunación de todos los niños contra el virus de la hepatitis B.

4. Hepatitis A

La vacuna antihepatitis A es una de las vacunas 18 meses más importantes. Dependiendo del esquema de vacunación de cada país, la vacuna contra la hepatitis A se aplica una primera dosis a los 12 meses y otra a los 18 meses.

Países donde se aplica esta vacuna:

  • Chile (1 dosis)
  • Venezuela (2 dosis)

Países donde no se aplica:

  • España
  • Colombia
  • México
  • Argentina
  • E.U.U
  • Ecuador
  • Paraguay
  • Perú
  • Uruguay

Nota: En Uruguay la vacuna contra la segunda dosis de la hepatitis A se aplica a los 21 meses de edad.

¿Contra qué protege y por qué es importante?

La hepatitis A es una infección viral del hígado, que provoca inflamación y otros síntomas como fiebre, cansancio, ictericia y pérdida de apetito. La hepatitis A se transmite de persona a persona principalmente por medio de la contaminación de las heces, pero también es posible contraerla al ingerir alimentos o tomar agua contaminada.

La AEP recomienda la vacunación contra la hepatitis A en niños con alguna enfermedad que aumente el riesgo de desarrollar hepatitis.

Los niños muy pequeños en los países en desarrollo, suelen tener un alto riesgo de contraer esta enfermedad. Aunque la mayoría de los niños tienen pocos o ningún síntoma, son una fuente de contagio.

La enfermedad no tiene tratamiento y se cura después de un largo periodo de tiempo, sin embargo existe la posibilidad de desarrollar una complicación en algunas excepciones.

vacuna 18 meses aplicar
Los bebés necesitan todas estas inmunizaciones antes de cumplir los dos años.

5. Neumococo conjugada

La vacuna de neumococo conjugada protege contra enfermedades neumocócicas como neumonía y meningitis, y forma parte de la vacuna 18 meses en algunos esquemas de vacunación. Según la AEP la vacuna de neumococo conjugada puede aplicarse en 3 dosis, dos en el primer año y una de refuerzo en el segundo.

Los niños mayores de 7 meses y menores de 5 años que no recibieron la vacuna correspondiente cuando eran bebés, estarán protegidos al recibir una o más de estas vacunas. En este caso, se recomienda consultar con el pediatra.

Países donde se aplica esta vacuna:

  • México (3 dosis )
  • Venezuela (4 dosis)

Países donde no se aplica:

  • España
  • Colombia
  • México
  • Argentina
  • E.U.U
  • Ecuador
  • Paraguay
  • Perú
  • Chile
  • Uruguay

Nota: En México la tercera dosis de la vacuna de neumococo conjugada se aplica entre los 12 y 18 meses de edad.

¿Contra qué protege y por qué es importante?

La bacteria del neumococo puede producir infecciones graves, siendo más común la infección de pulmonares como la neumonía, sobre todo en niños menores de 5 años, en los que es la primera causa de neumonía bacteriana.

Los más vulnerables a enfermedades neumocócicas son los niños menores de 5 años y, en particular, los menores de 2 años.

Otras de las enfermedades que puede causar los distintos serotipos de neumococo es la  meningitis una infección grave, incluso mortal, que afecta las cubiertas que rodean al cerebro, además es la causa bacteriana más común de las infecciones del oído. Hay varios subtipos de neumococo, y las vacunas protegen contra los más comunes.

6. Fiebre amarilla

La fiebre amarilla es otras de las vacunas que recomendar o indicar el pediatra en la consulta de los 18 meses. Se trata de una vacuna que suele aplicarse únicamente en casos de riesgo o en caso de viajar a un área endémica. La fiebre amarilla es una enfermedad propia de países tropicales de África y Latinoamérica, por ello está incluida en la mayoría de los calendarios de vacunación.

Países donde se aplica esta vacuna:

  • Argentina (1 dosis)
  • Venezuela (2 dosis)

Países donde no se aplica:

  • España
  • Colombia
  • México
  • Chile
  • E.U.U
  • Ecuador
  • Paraguay
  • Perú
  • Uruguay

Nota: En Perú la vacuna contra la fiebre amarilla se aplica a los 15 meses de edad.

¿Contra qué protege y por qué es importante?

La fiebre amarilla es una enfermedad viral y hemorrágica que se trasmite a través de las picaduras de mosquitos del género Aedes. La fiebre amarilla suele presentarse provocando varios síntomas como fiebre, escalofríos, dolores musculares y de cabeza tras 3 o 6 días de la picadura del mosquito infectado.

Se recomienda la vacunación de niños pequeños que vayan a viajar o permanecer en áreas de riesgo.

Se le denomina “amarilla” porque en alguno de los casos, las personas infectadas tienden a presentar color amarillento (ictericia). En algunos casos puede ser grave y causar una inflamación del hígado (causa de la ictericia), hemorragias digestivas, nasales, oculares e incluso provocar la muerte.

Las personas de mayor edad y los niños tienen mayor riesgo de presentar una enfermedad grave. La AEP recomienda la vacunación de niños pequeños a partir de los 9 meses de edad, que vayan a viajar o permanecer en áreas de riesgo.

¿Qué reacciones o efectos secundarios produce la vacuna 18 meses?

Como ocurre con cualquier otro medicamento o procedimiento médico, la vacuna 18 meses puede causar reacciones efectos secundarios, sin embargo la mayoría de ellos son muy leves y suelen durar sólo un par de día. Además pueden tratarse fácilmente.

Según los CDC, aunque existe el riesgo de que los niños sufran efectos secundarios tras la vacunación, éstos son muy bajos y la incidencia es poco frecuente, por lo que son mucho menos graves que los riesgos asociados con las enfermedades.

Estos los efectos secundarios más comunes que pueden producir la vacuna 18 meses.

  • Fiebre: La fiebre es uno de los efectos más comunes tras las vacunas, y su aparición es una señal de que el organismo está respondiendo a la inyección. La fiebre aumenta con cada dosis subsiguiente de una vacuna en particular, por ello es una reacción muy común en vacuna 18 meses.
  • Dolor e inflamación: Tras la inyección, es común que el área donde se recibió la vacuna esté enrojecida, sensible y se desarrolle un pequeño bulto, además de un poco de dolor. Para calmar cualquier molestia, nada mejor que un paño caliente sobre el área adolorida.

Aunque las reacciones graves producto de la vacunas son muy raras, es importante que estés atenta y consultes al médico si la fiebre dura más de un día o dos, la herida sigue enrojecida o produce pus, o si tiene alguna reacción que te preocupa.

 

Recomendaciones al momento de aplicar vacuna 18 meses

Durante la consulta pediátrica de los 18 meses, al niño le colocarán muchas vacunas y harán un seguimiento de su desarrollo y su crecimiento. Si notas que tu bebé no tiene muchos ánimos de cooperar con el pediatra, no hay de qué preocuparse, pues a esta edad es normal que esté inquieto o llore al momento de aplicar las vacunas.

Para hacer de este momento más llevadero, te compartimos algunas recomendaciones útiles a la hora de la vacunacion:

  • Viste a tu pequeño con un conjunto de ropa de dos piezas que sea fácil de sacar.
  • Prepárate para sentarlo en tus piernas durante la consulta, sobre al momento de las vacunas para tranquilizarlo.
  • Lleva uno o dos de sus juguetes favoritos para que se entretenga.
  • Procura tener un termómetro y la dosis correcta de acetaminofén a la mano, por si le da fiebre tras la inyección.
  • Según recomienda los CDC, puedes colocar una toallita húmeda y fresca sobre el área adolorida para aliviar el dolor y la inflamación.

Al cumplir los 18 meses, tu pequeño necesitará nuevos «refuerzos», es decir vacunas adicionales, así como otras inmunizaciones recomendadas para asegurarse de fortalecer su sistema inmunológico y prevenir el contagio de enfermedades graves en el futuro.

Asegúrate de hacer un seguimiento o tener un registro de inmunización de tu hijo a lo largo de su infancia, y llevarlo a cada consulta pediátrica para estar al día con el calendario de vacunas recomendado.

En caso de que tu pequeño pierda una vacuna 18 meses ¡no te preocupes! podrá ponerse al día con las inmunizaciones, ya que existen pautas especiales para actualizar el cronograma de tu hijo.

Ante cualquier duda consulta con tu pediatra

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS