Bebes

Bebés: ¿Cuáles son las vacunas de los 2 meses?

vacunas para bebe de dos meses

Uno de los controles más importantes de rutina en la consulta del pediatra son las vacunas. Las primeras vacunas del bebé son indispensables para prevenir enfermedades infecciosas durante la infancia. A los dos meses de vida, tu pequeño deberá recibir la segunda (o primera) inmunización para cumplir con el calendario de vacunas recomendado. ¿Cuáles son las vacunas 2 meses obligatorias?

Las primeras vacunas del bebé son indispensables para prevenir enfermedades infecciosas y virales durante la infancia temprana

Luego de recibir la primera vacuna contra la hepatitis B al nacer, en la revisión pediátrica de los dos meses a tu bebé le corresponde recibir la segunda dosis, así como la primera dosis de la vacuna Poliomelitis, Tetravalente, Haemophilus influenzae tipo b, entre otras.

Todas las vacunas contempladas en el calendario de organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Asociación Española de Pediatría (AEP) y el Calendario Nacional de Vacunación de Argentina son las que se recomiendan en la mayoría de los países en Latinoamérica y han sido elaboradas teniendo en cuenta la capacidad del bebé para generar anticuerpos.

Veamos cuáles son las vacunas 2 meses que son consideradas obligatorias y contra qué tipo de enfermedades procura protección o inmunización en los bebés.

Vacunas para bebés: recién nacidos – 2 meses – 4 meses – 6 meses

Calendario de vacunación de bebés: Vacunas de los 2 meses

vacunas 2 meses
El calendario de vacunas 2 meses recomendadas puede variar según cada país.

Durante los primeros meses de vida, tu bebé recibirá importantes defensas a través de la leche materna, pero para que realmente se encuentre protegido contra las enfermedades infecciosas a las cuales se encuentra expuesto, se le administrarán algunas vacunas que lo inmunizaran a corto y largo plazo.

Ante cualquier duda sobre las vacunas de tu bebé consulta con el pediatra

Según el calendario de vacuna de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Comité Asesor de Vacunación Española de Pediatría (CAV – AEP) y el Calendario Nacional de Vacunación de Argentina, las vacunas de los 2 meses que requiere tu bebé para estar protegido son las siguientes:

1. Vacuna antihepatitis B

Al apenas nacer, el bebé recibe su primera vacuna frente la hepatitis B, la cual deberá ser reforzada nuevamente a los 2 meses de vida. Después de la vacuna neonatal, la segunda dosis de la vacuna antihepatitis B se aplica en forma de vacuna hexavalente, es decir como parte de una vacuna combinada para disminuir el número de inyecciones.

¿Cuál es la dosis recomendada?

Dependiendo del calendario de vacunas de cada país, la vacuna contra la hepatitis B puede no ser administrada al nacer sino a partir de los 2 meses y dividas en 3 dosis: A los 2, 4 y 11-12 meses de edad. Esto se debe a que en muchas ocasiones, su pequeño organismo no reconoce a dichos “virus” y simplemente no reacciona, por lo que es necesario reforzar su aplicación.

Asimismo, es posible que tras recibir la vacuna antihepatitis B neonatal no se recomiende su aplicación sino hasta que pierda su eficacia, tal es el caso del Calendario Nacional de Vacunación de Argentina, el cual sólo recomienda dicha vacuna en una única dosis neonatal. Como regla general, el calendario de vacunación del CAV – AEP recomienda aplicar la segunda dosis de uno a dos meses después de la primera.

Aunque según el caso puede administrarse en 3 dosis a partir de los dos meses, en los hijos de mujeres embarazadas con HBsAg positivo se aplicarán 4 dosis, incluyendo una dosis de vacuna HB monocomponente, junto con 0,5 ml de inmunoglobulina antihepatitis B (IGHB), dentro de las primeras 12 horas de vida.

¿Por qué es importante esta vacuna?

La hepatitis B es una enfermedad del hígado infecciosa causada por el virus de la hepatitis B. Según la OMS el objetivo principal de la inmunización contra la hepatitis B, es evitar la infección crónica con el virus de la hepatitis B y sus consecuencia en los niños.

No hay un tratamiento específico contra la hepatitis B aguda, por lo cual es indispensable la vacunación lo antes posible tras el nacimiento del bebé.

Al tratarse de una enfermedad cuyo contagio se realiza a través de la sangre y fluidos del cuerpo existe la posibilidad de que el bebé se contagie durante el parto, si la mamá está infectada incluso sin saberlo. Asimismo pueden contagiarse con por medio de la sangre o fluidos que contengan la infección, según lo indica los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

De acuerdo al hospital infantil Stanford Children’s Health, en los bebés y niños la hepatitis B no presenta síntomas y puede aumentar las posibilidades de provocar problemas hepáticos de por vida, como la cicatrización del hígado y el cáncer de hígado.

No hay un tratamiento específico contra la hepatitis B aguda. La OMS recomienda la vacunación lo antes posible tras el nacimiento.

vacunas bebe 2 meses
El bebé debe recibir la segunda dosis de la vacuna contra Hepatitis B a los dos meses de vida.

2. Poliomelitis (VPI)

La vacuna contra la Polio o Poliomelitis también forma parte del calendario de vacunas 2 meses de la AEP, la OMS la Academia Americana de Pediatría y el Calendario Nacional de Vacunación de Argentina.

La primera dosis de Poliomelitis con virus inactivados (VPI) se aplica a los dos meses de edad, y puede incluirse en las presentaciones de vacunas pentavalentes y hexavalentes, o bien aplicarse sola.

¿Cuál es la dosis recomendada?

Sea en forma hexavalente o sola, la vacuna antipoliomielítica inactivada (VPI) suele aplicarse en 4 dosis, por lo que no requiere una aplicación o refuerzo posteriormente. A los bebés, se les administra vía intramuscular (dentro del músculo) en la pierna.

Es indispensable que vacunes a tu bebé

¿Por qué es importante esta vacuna?

La vacuna contra la polio es el único medicamento que puede prevenir la polio. Según la Academia Americana de Pediatría no existe cura para la infección de la polio, pero puede prevenirse mediante la vacunación (fuente). Al ser una enfermedad altamente contagiosa, los bebés pueden contraer fácilmente el virus por medio del contacto con una persona infectada.

La poliomielitis no tiene cura y lo único que se puede hacer es prevenirla.

Las personas que se contagian con el virus del polio pueden presentarla sin síntomas, con malestar similar al de la gripe, y recuperarse favorablemente. Pero en algunos casos, la enfermedad de la poliomielitis puede provocar parálisis (no poder mover un brazo o una pierna) y terminar en una discapacidad permanente o incluso la muerte.

La vacuna inactivada contra la polio (IPV, por sus siglas en inglés) puede prevenir la enfermedad desde la infancia, sobre todo en países cuyo virus aún sigue estando presente, ya que afecta principalmente a niños menores de 5 años.

vacunas para bebe 2 meses
La vacuna contra la Poliomelitis (IPV) suele administrase de forma combinada o hexavalente.

3. Vacuna frente a la difteria, tétanos y tos ferina acelular (DTPa/Tdpa)

DTPa/Tdpa es una vacuna combinada que protege contra enfermedades como la difteria, el tétanos y la tos ferina (pertussis acelular).

La mayoría de los esquemas y calendarios de vacuna recomiendan las vacunas 2 meses DTPa, de hecho el calendario de inmunizaciones de la AEP, del Consejo Interterritorial Del Sistema Nacional De Salud de España y el Calendario Nacional de Vacunación de Argentina.

¿Cuál es la dosis recomendada?

La vacuna DTPa contra la difteria, el tétanos y la tos ferina suele aplicarse de forma trivalente, pero en la actualidad se aplica por medio de vacunas hexavalentes, protegiendo a los pequeños contra difteria, tétanos, tosferina, Haemophilus influenzae b y poliomielitis, además de la hepatitis B.

Sea de forma sola (trivalente) o combinada (pentavalente o hexavalente), la vacuna DTPa  en bebés, se aplica por medio de una inyección, en el brazo o el muslo.

¿Por qué es importante?

La vacuna DTPa es una de las vacunas más recomendadas en los esquemas y calendarios de vacunación, y su aplicación protege contra tres enfermedades graves e importantes: Difteria, tétanos y tos ferina. De acuerdo a la OMS, la finalidad principal de la vacunación antitosferínica es reducir el riesgo de tos ferina grave en la lactancia.

  • La Difteria es una enfermedad infecciosa que puede provocar serios problemas de respiración, parálisis e insuficiencia cardíaca. Los niños que la contraen suele presentar un recubrimiento espeso en la parte posterior de la garganta y dificultad para respirar.
  • Las tos ferina o pertussis suele ser muy común y sus principales síntomas incluyen ataques de tos violentos que pueden dificultar la ingesta de alimentos y respiración bebés. En casos más graves, esta puede derivar en neumonía, colusiones, daño cerebral e incluso la muerte. Según la Academia Americana de Pediatría, la mayoría de las muertes debido a la tos ferina ocurren en bebés menores de 3 meses.
  • Tétanos: Los síntomas de los tétanos suelen reflejarse como una tensión en los músculos del todo el cuerpo. Puede provocar rigidez en la mandíbula a tal punto de no permitir la movilidad de la boca. Una de cada cinco personas que la contraen, mueren a causa de esta enfermedad.

4. Vacuna Haemophilus influenzae tipo b (Hib)

El Haemophilus influenzae tipo b es una enfermedad bacteriana que puede producir infecciones graves en pequeños menores de 5 años. La vacuna contra el Hib es una vacuna inactivada y su aplicación se recomienda tanto en los calendarios o esquemas del Comité Asesor de Vacunas de la AEP, como por la Oficina del Programa Nacional de Vacunas de Estados Unidos.

Todos los bebés y niños menores de 5 años deben vacunarse contra el Hib para cumplir con el calendario de vacunas de rutina.

La primera dosis se aplica a los 2 meses de vida y existen dos formas de administrarla según la Oficina del Programa Nacional de Vacunas:

  • La vacuna contra Hib, que protege a niños y adultos de la enfermedad por Hib. Para usos o casos especiales.
  • La vacuna contra DTaP-IPV/Hib que además de proteger contra la enfermedad por Hib, también proporciona la vacuna frente a tétanos, difteria, tos ferina y polio. La vacuna hexavalente que se administra a los 2 meses de edad.

La vacuna contra Hib se coloca por vía intramuscular en la pierna o el brazo, según la edad y puede administrarse el mismo día que se reciben otras vacunas.

vacuna dos meses
Algunas vacunas pueden administrarse como parte de una vacuna combinada .

¿Por qué es importante?

La enfermedad Hib es causada por una bacteria que puede transmitirse de persona a persona, pudiendo producir o no, una infección grave, sobre todo en niños pequeños menores de 5 años.

Aunque el virus prolifera en garganta, este puede llegar a afectar el pulmón (neumonía), la laringe (epiglotitis) y particularmente a las meninges, membranas que envuelven el cerebro y la médula espinal, produciendo meningitis.

Según el Comité Asesor de Vacunas de la AEP, la vacunación ha disminuido drásticamente el contagio de la Hib en países que la incluyen en el calendario de vacunas infantil. Además de prevenir la enfermedad, esta disminuye el número de niños y adultos que al estar infectados tengan el virus Hib en su garganta, lo cual reduce el contagio.

5. Vacuna conjugada frente al neumococo (VNC)

El neumococo es una bacteria que puede provocar varias infecciones graves, siendo más frecuente la neumonía. Aunque todos los niños pueden contraerla, los niños menores de 2 años son los más vulnerables debido a que su sistema inmune aún está débil.

¿Cuál es la dosis recomendada?

La vacuna conjugada contra el neumococo es segura y eficaz para prevenir enfermedades como la neumonía, la meningitis y la otitis. En la actualidad, las vacunas actuales se dividen en:

  • Vacuna conjugada frente al neumococo 10 serotipos (10-valente)
  • Vacuna conjugada frente al neumococo 13 serotipos (13-valente)

La vacuna recomendada por el calendario de vacunas de la CAV-AEP es la de VNC13. La vacuna de 13 serotipos se aplica a partir de los 2 meses de edad y en aquellos bebés de alto riesgo, se recomienda la pauta de 3 dosis durante el primer año, con la vacuna de 23 serotipos a partir de los 2 años.

¿Por qué es importante esta vacuna?

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren alrededor de 1-2 millones de niños menores de 5 años por infecciones neumocócicas, sobre todo por neumonías, en los países en vía de desarrollo. Para disminuir las probabilidades de padecer neumonía y otitis, es muy importante cumplir con la recomendación mundial y administrar la primera vacuna contra el neumococo a los dos meses de edad.

El microbio que causa neumococo se encuentra habitualmente en la nariz y en la garganta de niños pequeños, los cuales aun sin presentar síntomas, pueden contagiar a otras personas. Una vez en el organismo, la bacteria puede provocar neumonía bacteriana, meningitis y sinusitis y otitis en algunos casos.

La mejor forma para cuidar la salud de tu bebé es con  la vacunación

6. Vacuna conjugada frente al meningococo B (MenB)

La Asociación Española de Pediatría recomienda la aplicación de la vacuna a vacunación frente al meningococo B para todos los niños, partir de los 2 meses de edad. Aunque hay muchas familias de bacterias de meningococo, la más habitual es la del grupo B y la del grupo C. Aunque este tipo de infección puede tratarse con antibióticos, la AEP asegura que la mejor forma de prevenirla es a través de la vacuna.

¿Cuál es la dosis recomendada?

Actualmente disponemos de dos vacunas específicas para prevenir la meningitis B:

  • Bexsero: A partir de los 2 meses de edad
  • Trumenba: A partir de los 10 años de edad

Las vacunas 2 meses conjugada frente al meningococo B (MenB) Bexsero, se aplica por primera vez a partir de los 2 meses de edad por vía intramuscular preferiblemente en el muslo  y en el hombro.

vacunas 2 meses recomendadas
Las vacunas para bebés de dos meses rara vez producen fiebre; sólo unas décimas.

¿Por qué es importante?

El meningococo es una bacteria que puede causar infecciones poco frecuentes pero graves, como la meningitis y la sepsis (infección de la sangre). Como en la mayoría de los casos, los más vulnerables a contraer el virus son los niños pequeños y los adolescentes, es por ello que se recomienda ante todo la vacunación.

En algunos casos los tratamientos no son eficaces, por lo que puede provocar secuelas graves e incluso conducir a la muerte en 1 de cada 10 casos según, AEP.

7. Vacuna Rotavirus (RV)

Vacuna frente al rotavirus también forma parte de los esquemas de vacunación de la AEP, la Academia Americana de Pediatría y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y su primera aplicación se recomienda a partir de los 2 meses de vida.

¿Cuál es la dosis recomendada?

De acuerdo a la AEP la aplicación de la vacuna rotavirus debe comenzar entre las 6 y 12 semanas de vida, ya que es de vital importancia disminuir los riesgos. Asimismo debe completarse antes de las 24 semanas. Esta vacuna se administra exclusivamente por vía oral.

Al tratarse de un virus que provoca gastroentiritis, casi todos los bebés que reciben las vacunas 2 meses contra el rotavirus estarán protegidos contra la diarrea provocada por el mismo, algunos incluso podrían no padecerlo, según la Academia Americana de Pediatría.

¿Por qué es importante?

El rotavirus es la causa más común de diarrea en bebés y niños pequeños según la OMS. En el caso de contagiarse, la diarrea puede ser severa y causar deshidratación, además malestar, vómitos y fiebre en los bebés pequeños con rotavirus. Según la AEP, el rotavirus es muy frecuente en los niños, de hecho se estima que la mayoría de los niños que no son vacunados, han sufrido por lo menos una infección de este tipo antes de cumplir los 5 años de edad.

El virus de esta enfermedad puede trasmitirse por el contacto con otros niños enfermos en la guardería o por sus padres y cuidadores, principalmente a través de las manos, por lo que las probabilidades de contagio son muy altas.

Recuerda que el calendario de vacunas 2 meses recomendado puede variar según cada país, la salud del bebé, y el tipo de vacunas disponible.

Ten en cuenta que las vacunas no sólo son indispensables para asegurar la salud actual del bebé también es clave para su bienestar futuro, ya que ayudarán a disminuir el riesgo de contagio en la guardería o el jardín.

Ante cualquier duda consulta con tu pediatra por el caso particular de tu bebé

Porque debes dar la teta durante la vacunación

Última actualización del articulo 22 noviembre 2018