Bebes Maternidad

Consejos para viajar tranquilamente con tu bebé

bebé en portabebés del auto

En los primeros días de la llegada del bebé a casa vas a notar que toda tu rutina cambia y debes estar dedicada casi toda la parte de tu tiempo al cuidado del pequeño. Esto es completamente normal, pues tu bebé necesita muchos cuidados y demanda de ti demasiadas atenciones, por lo que pensar en viajar puede ser que no se te pase por la mente.

Muchos padres tienen la sensación de que deben esperar años para volver a viajar, y que para hacerlo por primera vez con su hijo este debe ser mas gránde.  Sin embargo, esto no es del todo cierto, sólo es necesario tomar varias previsiones para emprender un viaje lo más cómodamente posible.

A partir de los 3 meses tu bebé está en condiciones de viajar a tu lado, ya está mucho más activo y su sistema inmunológico es mucho más fuerte de lo que piensas, así que si tienes planeado escaparte por algunos días de la casa no tengas miedo, solo sé precavido y toma en cuenta todo lo que necesitas.

La maleta del bebé

Si eres una de esas personas que siempre llevan una maleta con sobrepeso innecesario, entonces arreglar el equipaje de tu bebé puede resultarte complicado.

Sin embargo, sólo debes hacer una lista de lo necesario y te darás cuenta que no es necesario desarmar la cuna o llevarte el coche inmenso que usas regularmente.

  • Pañalera cómoda: Cuando compras una pañalera, generalmente esta viene con otra más pequeña. Usa esta para los viajes, porque además de ser más cómoda, su tamaño permitirá que te desplaces más fácilmente. En ella debes tener un cambiador pequeño, la leche de fórmula necesaria para el viaje (preferiblemente separada en medidas), algunos pañales (compra los que te falten cuando llegues a tu destino), una botella con agua para ti en el caso de que estés amantando y una muda de ropa del bebé, con el fin de cambiarlo en caso de derrames.
  • Comida separada: No tienes que llevar toda la comida del bebé en la pañalera, pero tampoco en la maleta. Recuerda que es muy probable que si viajas en avión no veas tu maleta hasta que llegues, por lo que tendrás que resolver los percances del viaje con lo que lleves en el bolso de mano. Si tu bebé ya come cereales, entonces ten lo necesario a la mano. También es importante que tengas un babero impermeable y no de tela, para que puedas limpiarlo sin complicaciones.
  • Corral portátil: Si llegas a un hotel pide con antelación que instalen un corral en la habitación, algunos hoteles ofrecen el servicio gratuito y en otros tendrás que pagar, generalmente algo mínimo. Esto te ahorrará muchos problemas de peso e incomodidades de transporte. En el caso que no puedas conseguir un corral en el lugar al que llegas, entonces llévate un corral portátil fácil de armar y desarmar.
  • Coche liviano: Existen en el mercado unos coches en forma de paraguas que pesan muy poco y son muy prácticos para el viaje. Además ocupan menos espacio que los tradicionales y se transportan cómodamente. También puedes llevar contigo una mochila para bebés, las cuales permitirán que tengas tus manos libres para tomar equipaje.
  • Ropa acorde al clima: No es necesario llevar toda la ropa que le has comprado al bebé, pero sí la que mejor se adapte al clima del lugar al que vayas a llegar. Si vas a realizar algunos recorridos llévale ropa cómoda y siempre ten un suéter a la mano. Así vayas un lugar cálido, puede ser que visites un centro comercial o alguna instalación con aire acondicionado.
  • No te olvides de los medicamentos: Lleva contigo las vitaminas o medicinas que esté tomando tu niño, así como aquellas que pueda llegar a necesitar en caso de resfriado o cualquier otra situación común.
  • Papeles en orden: La partida de nacimiento y los documentos para viajar son necesarios para que todo esté en orden. Recuerda que dependiendo al sitio que visitas necesitarás distintos tipos de documentos. Verifica cuáles son y llévalos todo el tiempo junto a ti en una carpeta. Una buena opción es llevar otra copia de documentos en la maleta o dársela a tu acompañante por cualquier eventualidad.

Asegúrate que el transporte sea cómodo

Viajes en avión o en automóvil debes asegurarte que tu bebé vaya lo más cómodo posible. Tanto para los vuelos como para los viajes en coche en necesario que lleves un portabebés. Además de ser mucho más seguro que sostenerlo en tus brazos, también le va a brindar más tranquilidad y comodidad a tu pequeño.

En caso de viajar en avión, asegúrate si el modelo de portabebés que tienes es aceptado por la aerolínea y compra dos boletos para poder colocarla en el asiento de al lado.

También es necesario que pongas mucha atención al momento de despegar, pues tu bebé puede verse afectado por la altura y presentar molestias.  De ser así, puedes darle jugo, el biberón o el chupete. El movimiento de succión hace que la presión en los oídos disminuya y tu bebé se relaje.

Perturba lo menos posible su rutina

Recuerda que tu bebé, aunque ya esté un poco más grande, tienen una rutina de comida y de sueño. Procura afectar lo menos posible esto durante el viaje.

Es importante que el bebé duerma el tiempo necesario según su edad, porque esto contribuye a sus desarrollo. Así que no lo sobrecargues con largos paseos durante los primeros días y deja que concilie el sueño cuando deba, así sientas que se está perdiendo del viaje.

Ten presente que este viaje que quieres hacer debe ser relajante para todos, así que toma las cosas con calma y procura que tu lista de viaje esté completa para evitar dolores de cabeza.

Tags

5 comentarios

Click aqui para dejar un comentario