Embarazo Maternidad

8 mitos del embarazo que debes conocer

embarazada

Aunque creas que lo sabes todo acerca del embarazo, existen varios mitos que han pasado de generación en generación acerca de las cosas que suceden en el embarazo y sobre lo que puedes o no puedes hacer mientras esperas la llegada de tu bebé.

¡Ya es hora de dejar las cosas claras! Estar embarazada no es estar enferma sino uno de los momentos más maravillosos de tu vida y podrás hacer más cosas de las que imaginas. Conoce estas ideas falsas acerca de la concepción que muchas veces limitan nuestras actividades y celebra la dicha de ser mamá.

1. No puedes viajar

Esto es completamente falso. Mientras estás embarazada puedes viajar y divertirte, siempre y cuando tu médico no te lo restrinja.

El momento ideal para planificar un viaje es en el segundo trimestre de embarazo. En este momento ya los mareos y náuseas son cosa del pasado y aún tu barriga no es lo suficientemente grande como para molestarte.

Mira acá los consejos para viajar embarazada cómodamente.

2. El ejercicio está prohibido

Otra idea completamente falsa que lleva a muchas mujeres a evitar cualquier ejercicio físico por temor a hacerle algún daño a su bebé o a adelantar el parto.

Por el contrario, los especialistas recomiendan mantener una actividad física moderada para mantener la salud de la madre y el pequeño que viene en camino. Practicar yoga o natación son excelentes opciones.  También puedes caminar y relajarte un poco.

Actívate y practica ejercicios seguros para tu embarazo. Tu cuerpo te lo agradecerá

3. El sexo puede dañar al bebé

No tienes que cohibirte en tener relaciones sexuales con tu pareja por el hecho de estar embarazada. Todos los momentos del embarazo son seguros para tenerlo y es completamente falso que tu bebé pueda sentir algo.

Lo que sí es cierto es que a medida que avanza el embarazo y tu barriga crezca tal vez algunas posiciones serán incomodas para ti, pero simplemente déjalo saber y busca las más indicadas.

El sexo en el embarazo puede relajarte y disminuir tensiones, así que adelante. No tiene nada de malo practicarlo.

4. No puedes ir al dentista

Es importante que visites a tu dentista antes de quedar embarazada para que te realice una limpieza bucal y se asegure que todo está en orden, pero de no ser así no tienes por qué limitarte de ir al dentista si sientes que algo no va bien.

Puedes perfectamente recibir un tratamiento, siempre con la supervisión de tu médico y diciéndole a tu dentista que estás en estado. De hecho, es común que las embarazadas desarrollen gingivitis, la cual debe ser atendida para que no se propague.

Así que ir a chequearte con el dentista no representa ningún peligro.

5. Nada de piscinas o playa

Muchas mujeres se cohíben de ir a la piscina o la playa por miedo a padecer una infección de orina que pueda dañar al bebé. Esto no tiene por qué ser así, si tomas las medidas necesarias no pasará nada.

Además, mientras estás embarazada los bebés están protegidos de infecciones externas debido al tapón mucoso que te acompañará hasta que queden pocs semanas de dar a luz. Así que disfruta y date el gusto de ir de vacaciones.

6. Debes eliminar de pescado para la dieta

El pescado es una fuente de proteínas y nutrientes necesarios para el desarrollo de tu embarazo, así que no debes eliminarlo por completo de tu dieta.

Lo que sí debes es evitar los pescados grandes como el atún, pues estos contienen un contenido de mercurio mayor que sí te puede afectar en el embarazo, pero con el resto no hay ningún problema.

7. Es importante que comas por dos

Totalmente falso, tu dieta debe ser variada y rica en nutrientes pero no excesiva. El pensamiento de comer por dos lleva a muchas mujeres a no cohibirse en la cantidad de alimentos que ingieren, lo cual puede causar obesidad en las madres.

Aumentar en exceso tu peso durante el embarazo no solo te hará mucho más difícil adelgazar en el postparto, sino que puede afectar tu salud y aumentar las probabilidades de que sufras de diabetes gestacional, así que cuidado con comer de más.

8. Si no atiendes los antojos tu bebé sufre

El hecho de que estés embarazada no implica que todas las personas deben correr a tu alrededor a atender tus antojos a las dos de la mañana.

Si tus antojos son muy frecuentes y se relacionan con comidas grasosas y con alto contenido de azúcar es mejor que no les hagas muchos casos. No te decimos que nunca te comas algo rico que te provoque, solo que no se haga costumbre.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *