Embarazo Maternidad Semana a semana

21 Semanas de embarazo: El bebé es todo un bailarín

21 semanas de embarazo
En las 21 semanas de embarazo te sentirás de maravilla a pesar de los cambios en tu cuerpo.

¿Qué ocurre a las 21 semanas de embarazo? ¿Cómo cambia mi cuerpo en la semana 21? ¿Cómo crece y desarrolla el bebé? A las 21 semanas de embarazo comienzas la segunda fase de tu embarazo, por lo que cada vez faltan menos semanas para el nacimiento de tu bebé. Es normal que a partir de las 21 semanas empieces a sentir tu cuerpo más grande, pero no como para no moverte, así que aún puedes aprovechar para hacer muchas cosas para la llegada del bebé.

A las 21 semanas de embarazo tu bebé se mueve con mucha más fuerza

Este es el momento ideal para que también te conectes mucho más con tu bebé. Él o ella (ya a estas alturas debes saber con certeza el sexo de tu bebé) te escucha y te siente, y tú también lo puedes sentir. Así que no dudes en acariciar tu panza cuando tu bebé esté inquieto y hablarle de lo mucho que esperas su llegada. Aprovecha que todos estarán para ti en lo que necesites y disfruta esta etapa del embarazo.

Te acompañamos en esta hermosa experiencia brindándote toda la información que necesitas saber sobre las 21 semanas de embarazo, cómo va creciendo tu bebé y resolvemos las dudas más frecuentes.

21 Semanas de embarazo ¡Su sistema digestivo se activa!

21 semanas de embarazo panza
Aprovecha esta etapa de tu embarazo para pasar más tiempo con tu pareja y disfrutar de un fin de semana especial juntos.
Para la semana 21 de embarazo, no para de moverse, como seguramente ya lo habrás notado. Estos movimientos sirven para estimular su desarrollo físico y mental, así que sin lugar a dudas, continuarás sintiédolo muy a menudo, sobre todo por las noches. Por otro lado, el sistema digestivo de tu bebé están en pleno funcionamiento y sus papilas gustativas comenzarán a desarrollarse.
Es posible que durante esta etapa te sientas bastante cómoda con tu embarazo. Tu pancita no está demasiado grande y las molestias típica del primer trimestre de embarazo ya se han suavizado, además son muchas las cosas que puedes poner en práctica para prevenir los nuevos síntomas y aliviarlos.
A medida que el útero crece y tu aumentas de peso, es muy probable que aparezca cierta rigidez en los músculos y malestar en la espalada, tanto cervicales como lumbares. Al desplazarse la columna vertebral hacia adelante, puedes experimentar dolores en está área. Hacer ejercicio físico para fortalecer la zona lumbar te ayudará cuando tu espaldas y piernas deban cargar más peso.

Comparte más tiempo con tu pareja

En la semana 21 de embarazo, ya has recuperado tus niveles de energía, por lo que puedes hacer planes y reservar momentos para ti y para tu pareja. Piensa que una vez que nazca el bebé no tendrán mucho tiempo para compartir juntos y estar tranquilos. El segundo trimestre es ideal para salir de viaje, así que… ¿por qué no hacer una escapadita especial de fin de semana?

Pasar tiempo juntos le ayudará a fortalecer su relación, además durante el embarazo estás más sensible y podrás disfrutar de las relaciones íntimas más que de costumbre. ¡Aprovéchalo! A no ser que sea un embarazo de alto riesgo el mantener relaciones en el embarazo es completamente saludable y beneficioso para la relación.

¿Qué pasa con mi bebé durante las 21 semanas de embarazo?

Tu bebé ya se está moviendo mucho, alrededor de 50 veces por hora. Puede ser que lo sientas bailar en tu vientre, aunque algunos movimientos aún pasarán desapercibidos. En las 21 semanas de embarazo tu bebé ya mide 27 centímetros y pesa alrededor de unos 330 gramos. Para que tengas una idea su tamaño se asemeja a la de una zanahoria.

Hasta ahora la sangre de tu bebé se llenaba de glóbulos rojos gracias a la producción del bazo y el hígado, pero a partir de las 21 semanas de embarazo su médula osea ya está muy desarrollada, por lo que esta parte de su cuerpito se encargará de esta función de ahora en adelante.

En la semana 21 de tu embarazo, tu bebé ya tiene periodos de vigilia y de sueño, por lo que poco a poco irás notando cuándo duerme y cuando está muy activo en tu vientre. Es importante que estés atenta a los movimientos de tu bebé, y en caso de no sentir a tu pequeño por un buen rato es importante que llames a tu médico.

¡Dato curioso!

Las ecografías han demostrado que los bebés en el vientre se acomodan en sus posiciones favoritas a la hora de dormir.

21 semanas de embarazo bebe
Tu bebé ya está comenzando a dormir y a despertarse en ciclos leves, por lo que lo sentirás más activo en momentos específicos del día.

Ritmo cardíaco fuerte

Para la semana 21 los latidos del corazón de tu bebé son tan fuertes que ya puedes oírlos con un simple estetoscopio, sin embargo, puede resultar difícil distinguirlos de los tuyos. Su ritmo cardíaco es mucho más rápido: El ritmo cardíaco de tu bebé se sitúa entre 120 y 160 latidos por minuto, lo que quiere decir que es dos veces más rápido que el tuyo.

Su sistema digestivo se activa

Una de las grandes novedades que experimenta tu bebé durante esta semana es el funcionamiento de su sistema digestivo, pues ya está probando y digiriendo líquido amniótico. Ahora es capaz de absorber los nutrientes del líquido en el intestino delgado y pasar el resto de su contenido al intestino grueso.

De hecho, ha comenzado a absorber pequeñas cantidades de azúcar. Los azúcares pasan a través de su sistema digestivo, dándole a cada uno de sus órganos digestivos una práctica importante. Además entrena sus papilas gustativas y practica toda la sincronización que necesitará para comer una vez nazca.

El sistema inmune se desarrolla

El sistema inmunológico del bebé también está comenzando a tomar forma en la semana 21. Se estima que aproximadamente el 70% del sistema inmune está en sus entrañas, lo que significa que el desarrollo de un sistema inmunológico fuerte desde el nacimiento comienza con un tracto digestivo saludable.

¿En las 21 semanas de embarazo cuánto mide el feto?

En las 21 semanas de embarazo tu bebé pesa alrededor de 330 gramos y ya mide casi 27 centímetros, por lo que solo en una semana ha aumentado 1.5 centímetros de la cabeza a los pies. Si lo tuvieras entre tus brazos sería del tamaño de una zanahoria.

¿Cómo cambia mi cuerpo en las 21 semanas de embarazo?

En las 21 semanas de gestación tu pancita se nota mucho y tu cuerpo se adapta al crecimiento del bebé. El útero mide aproximadamente 20 centímetros y se ubica a un centímetro por encima de tu ombligo. Aunque el cambio más evidente en tu cuerpo es crecimiento de tu panza, es posible que sientas que tus brazos, cara y cintura se vean más rellenitos, esto se debe a la retención de líquidos que suele producirse en esta etapa.

La espalda es una de las áreas que más se ven afectada por el embarazo. Tu útero en crecimiento cambia tu centro de gravedad y empuja a la zona lumbar hacia adelante, aunado a esto, el peso del bebé a medida que transcurre el embarazo pueden provocar dolores y molestias. Además de esto, la hormona relaxina relaja todas las articulaciones y ligamentos de tu cuerpo, lo que permitirá que tu pelvis se expanda en el momento del parto.

Las molestias lumbares comenzarán a ser frecuentes a partir de la semana 21

Para la semana 21 la gran mayoría de las embarazadas notan ya los movimientos del bebé, sobre todo por la noche cuando ya estás acostada para dormir. Puede que en el día no percibas las pataditas, giros o estiramientos que el bebé hace, pero por la noche parece que tienes un bailarín dentro de ti. Esto es así porque cuando te encuentras relajada y dejas de moverte puedes percibir mejor toda esa actividad.

Síntomas a las 21 semanas de embarazo

Este es el mejor momento de tu embarazo, ya las incomodidades de náuseas han desaparecido y la barriga empieza a notarse, aunque no te genera muchos problemas de movilidad. Uno de los principales problemas que pueden aparecer esta semana es la aparición de estrías, y se debe a que la piel se está estirando para seguir el ritmo del crecimiento de tu útero.

A medida que pasan los meses, las estrías se harán más evidentes y pueden aparecer tanto en la panza como en nalgas, muslos, caderas y pechos, es por ello que se recomienda mantener la piel bien hidratada con cremas antiestrías y bebiendo abundante agua.

Veamos cuáles son los síntomas más relevantes de las 21 semanas de embarazo.

  • Sin embargo sí es probable que empieces a sentir por las noches calambres en las piernas que pueden ser muy fastidiosos. Estos ocurren debido a que el bebé ya presiona ciertos nervios en la espalda que están conectados con las extremidades.
  • Las varices también pueden aparecer, principalmente en las piernas. También las estrías hacen su debut, pues tu piel se está estirando mucho cada mes. Al menos al 50% de las mujeres les aparecen estrías durante el embarazo, aunque hay muchos recomendaciones para disminuir su presencia.
  • Aunque no a todas les sucede, es posible que al crecer la pancita el ombligo se salga hacia afuera como consecuencia a la presión que ejerce el útero en crecimiento. ¡Tranquila! Esto es temporal y suele acomodarse después del parto.
  • El dolor de espalda, sobretodo en la zona lumbar, es bastante común durante el embarazo, por tanto es posible que comiences a padecer dolores en la espalda a lo largo del embarazo.
  • En las 21 semanas de embarazo ya puedes sufrir de insomnio, debido a las incomodidades para dormir debido al nuevo peso de tu cuerpo. Recuerda que tu útero presiona.
21 semanas de embarazo sintomas
La aparición de estrías, varices, dolores lumbares y calambres en las piernas estarán presente en esta etapa.

Descargas o flujos vaginales

Un síntoma desagradable que puedes experimentar son las descargas vaginales. Son pérdidas de flujos más abundantes de lo habitual, las cuales están llenas de mucosidad y con una apariencia clara, sin presentar olor. En caso de sentir picor, sean más claras o se espesen puede que sufras aftas, algo común en el embarazo que puede tratarse fácilmente.

Dieta y alimentación en la semana 21

Seguir una dieta equilibrada y llena de nutrientes es desde luego muy importante para la salud durante el embarazo, pero también lo es para educar el paladar del bebé incluso antes de nacer. Diversos estudios aseguran que el bebé puede desarrollar el sentido del gusto dentro del vientre según lo que comas tú durante el embarazo. Se cree que mientras más variada y saludable sea tu alimentación, más posibilidades existen de que el bebé acepte los alimentos cuando comience la introducción de alimentos sólidos a su dieta.

Al acostumbrarlo a una dieta sana y equilibrada con frutas, verduras, pollo, pescado, lácteos, legumbres y hortalizas desde el embarazo tu bebé no sólo absorberá todos sus nutrientes sino que se acostumbrará a sus sabores. La base de una alimentación sana durante el embarazo es tener una dieta variada que aporte los nutrientes y energía necesaria para ti y para el desarrollo de tu bebé.

Si tomas en cuenta los siguientes consejos, obtendrás los mejores beneficios de los alimentos y sus nutrientes:

  • Toma como guía si no lo has hecho antes, incluir en tus comidas todos los grupos de alimentos: Lácteos, vegetales, legumbres, cereales, frutas, carnes y pescados.
  • Lleva contigo siempre una botellita de agua y bebe al menos 2 litros de agua al día.
  • No sólo no es bueno saltarse comidas sino que debes realizar 5 comidas al día para asegurarte de alimentarte bien: Desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.
  • Elimina de tu dieta el alcohol, pues está totalmente contraindicado durante el embarazo.
  • Reduce el consumo de grasas y azúcares, si bien no hace falta eliminarlos del todo, es importante que no abuses de su consumo.
  • Para evitar el estreñimiento, un mal típico del embarazado, asegúrate de obtener el necesario de fibra, presente en el pan integral, verduras crudas, frutas y cereales.
  • Comer alimentos ricos en vitamina E, como aguacates, huevos, germen de trigo, ensaladas de hoja y verduras de hoja verde y frutos secos pueden reducir el riesgo de que el bebé desarrolle alergias como el asma.
  • Este es el momento ideal para asegurarte de que está adquiriendo 27 mg de hierro a diario para evitar el riesgo de anemia. Incluye en tu dieta espinacas, coles de bruselas y otros alimentos de hoja verde para obtener hierro.
21 semanas de embarazo dieta
Tu bebé puede saborear todo lo que comes, así que asegúrate de tener una alimentación variada para que disfrutes de todos los sabores.

Recomendaciones y cuidados para las 21 semanas de embarazo

Para que en esta semana de tu embarazo semana te sientas de maravilla, te compartimos recomendaciones y sugerencias útiles para ti.

  • Los problemas de circulación son los que pueden aumentar los calambres y varices en tu cuerpo, así que para evitar esto puedes estimular el sistema circulatorio de tu cuerpo al tomar duchas en las que alternes el agua fría y caliente.
  • Deja que en las 21 semanas de embarazo te consientan con un masaje, además de relajarte, te ayudará a mejorar la circulación de tu cuerpo.
  • Recuéstate en lo que te canses y coloca los pies en alto para quitarles presión.
  • No te olvides de tomar tus vitaminas para que el bebé y tú se mantengan en perfecto estado de salud y logres evitar padecer de anemia durante el embarazo.
  • Recuerda tomar al menos dos litros de agua al día. Mantenerte hidratada te alejará de las infecciones urinarias que suelen ser comunes en las mujeres embarazadas.
  • Tienes que llenar tu cuerpo de nutrientes, por lo que aumentar el consumo de frutas y verduras no solo ayudará más a tu bebé, sino que te dará muchas más fuerzas para el resto del embarazo.
  • ¡Cuida tus dientes y encías! En esta etapa eres más susceptible a la gingivitis (enrojecimiento e hinchazón de las encías), por lo que debes procurar un buen cepillado y uso de hilo dental, y mantenerte al día con tus consultas dentales.
  • A partir de las 21 semanas de embarazo es normal que tus pies tiendan a hincharse un poco, por lo que es importante que empieces a descansar más. No estés mucho tiempo en la misma posición y toma algunas siestas en el día para que tus pies estén en alto por algún tiempo.

Embarazo múltiple de gemelos o mellizos

El segundo trimestre de embarazo es el ideal para hacer salir de compras y buscar todas que necesitará el futuro bebé. Se trata de una actividad divertida que te hará olvidar de las molestias del embarazo, pero si ir de compras para un bebé es divertido, hacerlo para dos bebés es mucho más emocionante.

Para que puedas tengas una idea del gran reto que significa comprar para dos o más bebés, debes saber que necesitarás aproximadamente 1,5 veces la misma ropa que comprarías para un solo bebé. ¿Los vestirás iguales o diferentes?

Consultas médicas y ecografía gestacional

A las 21 semanas de embarazo aún estás a tiempo para hacer una visita a tu ginecólogo y realizar la esperada ecografía morfológica. En este ultrasonido, además de medir al feto, se realiza una evaluación detallada de toda la morfología anatómica del bebé con el fin de detectar posibles anomalías en el desarrollo del bebé, esto quiere decir que esta ecografía permite diagnosticar distintas malformaciones que pueda presentar el feto.

En el caso de diagnosticarse alguna malformación, el médico explicará a los padres el pronóstico de la misma y lo que ello implica, de ser necesario se ampliará el estudio con más pruebas.

Ecografía Doppler

Durante la realización de la ecografía morfológica también puede evaluarse el Doppler de las arterias uterinas y el cuello de la matriz. Esta medición de las arterias permite conocer cómo está trabajando la placenta, y si existe el riesgo de complicaciones en el embarazo como la preeclampsia (hipertensión) o retraso de crecimiento intrauterino (problemas de crecimiento del bebé).

La medición del cuello uterino (cérvix) por su lado, ayuda a estimar el riesgo de parto prematuro. Tanto el Doppler de las arterias uterinas como el cérvix uterino pueden realizarse en la ecografía de primer o de segundo trimestre para evaluar las posibilidades de tener complicaciones del embarazo.

21 semanas de embarazo ecografia
Durante las 21 semanas de embarazo también podrás realizarte la ecografía del segundo trimestre

Preguntas frecuentes en las 21 semanas de embarazo

Queremos responder todas las dudas que tengas durante esta semana, por lo que hicimos una selección de las preguntas más frecuentes que se hacen las futuras mamás en las 21 semanas de embarazo.

¿Cuántos meses tengo esta semana de embarazo?

En las 21 semanas de embarazo te encuentras en la última semana del quinto mes, aunque todavía faltan unas cuantas semanas más para pasar al tercer trimestre.

¿A las 21 semanas de embarazo tengo que realizarme una ecografía?

No. Ya te debes haber realizado tu ecografía del segundo trimestre entre las 18 y 20 semanas de embarazo, por lo que no debes realizarte nuevamente una ecografía hasta las 33 o 34 semanas de embarazo.

¿En las 21 semanas de embarazo como está mi panza?

En las 21 semanas de embarazo ya nadie puede colocar en duda que estás esperando a un hermoso bebé y que pronto serás una gran mamá. Aunque el tamaño de la panza es algo que muy particular en cada mujer y dependerá de la contextura que tenga, en este momento tu panza es como un melón grande, aunque continúa por debajo de la línea del ombligo.

¿Qué pasa si a las 21 semanas de embarazo no siento al bebé?

Así como las panzas de las mujeres embarazadas son distintas, que tan pronto o que tan tarde sientas a tu bebé también va a depender de varios factores.

Una mujer pude llegar a sentir a su bebé como un pez que nada en su vientre a partir de las 16 semanas de embarazo y quizás hasta las 22 semanas, por lo que si aún no sientes a tu bebé, y en tus controles médicos te dicen que todo va bien, entonces no hay por qué alarmarse.

¿Cuál es la posición del bebé a las 21 semanas de embarazo?

Acabas de realizarte una ecografía y allí podrás notar la posición que tiene tu bebé en este momento. No hay una posición fija para los bebés durante esta y las siguientes semanas, sino que dependerá de lo activo que se encuentre.

Algunos bebés se encuentran en posición cefálica desde este momento y se quedan así hasta el momento del parto, aunque si este no es tu caso no hay de que alarmarse, porque aún queda mucho tiempo para que aún lo haga.

¿En las 21 semanas de embarazo cómo son los movimientos del bebé?

Los movimientos de tu bebé cada vez se hacen más fuertes, por lo que en esta semana puede ser que empieces a sentirlo dando alguna patadita. Los pequeños que se voltean constantemente o que son más inquietos en el vientre suelen despertar a la mamá cuando está en reposo. Conversa con él. Ya te escucha y puede reaccionar al tono de tu voz.

¿Qué pasa si tengo la panza dura en las 21 semanas de embarazo?

Esto puede ser producto de contracciones falsas o contracciones de Braxton Hicks, las cuales suelen aparecer en algunas mujeres después de las 20 o 30 semanas de embarazo y no son para nada dolorosas, aunque sí molestas.

Sin embargo, si sientes que duran mucho tiempo y tu panza no se relaja, entonces llama a tu médico para que te chequee.

Nota: Es importante destacar que cada bebé se desarrolla a un ritmo diferente, los expertos afirman que incluso esto sucede cuando el bebé está en el útero. Esta página está creada para ofrecerte una guía general de cómo evoluciona un embarazo y como se desarrolla un bebé. Cada embarazo es particular. Ante cualquier duda, pregunta o inconveniente consulta con tú médico.

¿Qué te ha sucedido en esta semana?
Deja una pregunta o comentario sobre tú embarazo

1 comentario

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS