Embarazo Semana a semana

29 Semanas de embarazo: ¡El bebé está abarrotado en tu vientre!

29 semanas de embarazo
En esta semana ¡tu bebé ha crecido tanto que no puede moverse libremente como antes!

¿Qué ocurre en las 29 semanas de embarazo? ¿Cómo cambia mi cuerpo en la semana 29? ¿Cómo crece y se desarrolla el bebé? Durante las 29 semanas de embarazo notarás como tu vientre crece mucho más rápido, pues tu bebé está creciendo de forma exponencial y empezarás a sentirlo con menos frecuencia porque está más apretadito como para moverse tanto, sin embargo, cada estirón de tu bebé será mucho más fácil de sentir.

El crecimiento de tu panza será cada vez más evidente, lo que puede impedirte moverte con total libertad en las 29 semanas de embarazo

Estás en la recta final y pronto tendrás a tu bebé entre tus brazos, así que anímate y disfruta de este momento mágico junto a tu pareja y familiares. Te compartimos toda la información que necesitas saber sobre los cambios en tu cuerpo en esta semana y la evolución en el desarrollo del bebé, además te compartimos recomendaciones útiles para esta semana.

29 Semanas de embarazo ¡Tu bebé se acomoda en tu vientre!

29 semanas de embarazo panza
A partir de la semana 29, el bebé empezará a voltearse para colocarse en el cuello del útero, hasta el momento del parto.

En esta etapa de tu embarazo vivirás las semanas con más intensidad, pues los cambios en tu cuerpo son mucho más evidentes. Es normal que a las 29 semanas de tu embarazo te sientas más incómoda por el aumento de peso, incluso tu bebé notará menos espacio en tu vientre para moverse, por lo que cada vez te resultará más difícil movilizarte, y al intentarlo quedarás agotada.

Como te dijimos, tu bebé está creciendo muchísimo, es por ello que en las 29 semanas de embarazo debes consumir muchas vitaminas, ya que sus huesos se están fortaleciendo y cada semana se endurecerán más. Es muy importante que consumas alimentos ricos en calcio y ácido fólico para que tu pequeño cuente con las reservas necesarias para desarrollarse completamente.

También es importante que, en el caso de que aún no lo hayas conversado con tu médico, te informes sobre las dudas que tengas para el momento del parto y dejes en claro la forma en la que deseas que nazca tu bebé. Si quieres que sea un parto natural o quieres utilizar anestesia epidural, o si aún no te has decidido es bueno que escuches las recomendaciones del especialista, aunque debes tener en claro que tú tienes la última palabra.

¿Qué pasa con mi bebé en las 29 semanas de embarazo?

Como ya se acerca la llegada de tu bebé, su desarrollo a este punto del embarazo es mucho más acelerado, de hecho su cerebro está produciendo cientos de miles de millones de neuronas y sus órganos están mejorando su funcionamiento para prepararse para el mundo exterior, de hecho los alvéolos de sus pulmones continúan su desarrollo para aumentar la capacidad del pulmón en el intercambio de oxígeno.

En esta semana el diámetro de su cabeza sigue siendo mayor que el de su abdomen, por eso los bebés que nacen prematuros tienen la cabeza desproporcionada en relación al resto del cuerpo. Sin embargo, esta desproporción entre ambos comenzará a revertirse hasta las 35 semanas de embarazo, momento en que el tamaño del abdomen es mayor que el de la cabeza.

Sus huesos están definidos y aunque son blandos y flexibles, pronto se fortalecerán durante el proceso de osificiación. Su cerebro continua aumentando su tamaño y ya presenta la mayoría de los surcos principales, por lo que su desarrollo es imparable.

El cabello de tu bebé comienza a ser más largo en la semana 29 del embarazo y en este momento la superficie de su piel es más suave y regordeta por lo que está comenzando a subir de peso.

A las 29 semanas de embarazo tu bebé luce cada vez más como un bebé a término

Es capaz de percibir luz

Sus sentidos funcionan casi a la perfección, pero el único que aún no utiliza es el de la vista, pues el útero es muy oscuro para poder ver. Sin embargo, algunos estudios señalan que los bebés en el vientre pueden notar algunos rayos de luz pasar por la capa de piel que los recubre cuando los rayos solares son muy intensos, por lo que se mueven y reaccionan con la luz.

De hecho, si apuntas hacia tu abdomen con la luz de una linterna, el bebé puede abrir los ojos y voltearse hacia el lado opuesto de la luz.

29 semanas de embarazo bebe
Además de poder parpadear, sus ojos muestran el reflejo pupilar al ser estimulados por la luz.

Acomoda su posición en el útero

Es posible que durante la semana 29 tu bebé se esté acomodándose correctamente para el momento parto. A partir de ahora mantendrá sus brazos doblados sobre su pecho y las rodillas hacia arriba: una posición que mantendrá hasta el nacimiento.

Si bien los movimientos del bebé en el interior del útero materno se habían incrementado en estas semanas, ahora pueden reducirse debido a que el espacio es menor, sin embargo notarás sus patadas con mayor intensidad.

¿En las 29 semanas de embarazo cuánto mide el bebé?

En las 29 semanas de embarazo tu bebé mide unos 38 centímetros o tal vez un poco más y su peso ha aumentado  1,15 kilogramos. Irá adquiriendo peso muy rápido, aunque por ahora tiene el largo de una mata de apio.

¿Cómo cambia mi cuerpo en las 29 semanas de embarazo?

En la semana 29 de tu embarazo, el aumento de peso suele superar los 5 kg y ubicarse entre los 6 y 7kg , por lo que se estima un aumento de medio kilo por semana durante el tercer trimestre. Como tu bebé debe seguir creciendo por unas semana más, comenzarás a notar un crecimiento mucho más notorio en tu pancita, así que no te asuste si de repente te ves con una panza enorme.

Debido al aumento de peso y el incremento del flujo sanguíneo en tu cuerpo, es muy probable que te sientas más torpe de lo habitual al caminar o realizar movimientos, y también notar que te cansas más rápido que antes. Además los dolores en la espalda y la sensación de piernas cansadas, también pueden comenzar a aparecer y hacerte sentir realmente cansada.

El aumento de peso y el creciente volumen de la panza pueden hacerte sentir más torpe y también más cansada o fatigada

Una de las ventajas de esta etapa del embarazo es que tu cabello luce muy bien. Esto debido a que la caída natural del cabello se paraliza, por lo que tu cabello se verá más voluminoso y sedoso y todos te lo dirán. Sin embargo, al momento de que tu bebé nazca todo el cabello que no se cayó durante el embarazo empezará a hacerlo, aunque muchas mujeres nos alarmamos por esta caída masiva de cabello, no hay que estresarse mucho por esto, ya que es un proceso natural.

Síntomas a las 29 semanas de embarazo

El aumento de volumen en la panza que suele experimentarse en la etapa final del embarazo, tanto por el aumento de peso como por la retención de líquidos, puede estirar la piel a tal punto de provocar la aparición de estrías en la piel, sobre todo en la panza, los muslos, las caderas y los pechos. Pero además de ello, puedes comenzar a experimentar otros síntomas relacionados con la acidez estomacal, la incontinencia urinaria y calambres en las piernas.

Veamos cuáles son los síntomas más comunes y frecuentes que puedes experimentar durante las 29 semanas de embarazo.

  • La acidez y el estreñimiento pueden seguir en las 29 semanas del embarazo, así que trata de comer ligero para evitar que se convierta en una incomodidad. Lo más recomendable es aumentar las veces que comes, pero comer en menos cantidad, por lo que las meriendas no te deben faltar.
  • Los movimientos de tu pequeño serán muy fáciles de sentir. De hecho, a partir de este momento tu médico te pedirá que estés atento a cada uno de ellos. La norma es que sientas al menos 10 movimientos en dos horas, pero como cada bebé es distinto debes consultarlo con tu doctor.
  • En este momento, los riñones filtran un litro más de sangre de lo habitual, el cuál lo expulsan a través de los excesos de agua y los residuos, por lo que aumenta la necesidad de beber.
  • Como el útero está en pleno crecimiento, puede ejercer presión en la vejiga y el suelo pélvico, y provocarte ganas de ir orinar con más frecuencia e incluso incontinencia urinaria.
  • Los calambres en las piernas también son comunes en esta etapa del embarazo, pero los médicos no están seguros de qué los provoca. Se cree que son una consecuencia del peso que deben soportar las piernas, pero otros creen que puede deberse a una deficiencia de calcio o potasio. La presión de tu útero sobre los nervios que van hacia las piernas también pueden ser los responsables.
29 semanas de embarazo sintomas
Tu bebé aumentará la mayoría de su peso en los último tres meses, por lo que tu también notarás en el crecimiento de tu barriga.

Dieta y alimentación en la semana 29

A las 29 semanas de embarazo ajustar cada comida a una dieta saludable, todos los días, a veces puede ser difícil, sobre todo cuando no estás acostumbrada a incluir verduras, hortalizas y frutas como la principal fuente de nutrientes. Aunque puede ser un desafío obtener todos los nutrientes que necesitan tú y tu bebé, sólo debes incrementar unas 300 calorías adicionales en tu dieta diaria e incluir alimentos claves que te proporcionen vitaminas, minerales y otros nutrientes claves.

Te compartimos algunas sugerencias para incluir en tu dieta y obtener los nutrientes que necesitas en cada sorbo y bocado de tus comidas:

  • Toma un vaso de jugo de naranja en el desayuno todos los días. El jugo de naranja es una gran fuente de vitamina C, la cual no sólo previene los resfriados sino que también ayuda a tener encías saludables. Su consumo también favorece la absorción del hierro en tu cuerpo.
  • Incluye huevos, carnes magras y maní en tu alimentación de forma regular pues además de proporcionarte un buen aporte de proteínas, son una fuente de colina. La colina es esencial para el desarrollo del cerebro de tu bebé.
  • Cambia la lechuga iceberg a lechuga romana. La lechuga romana aumenta los niveles de fibra, vitaminas B, ácido fólico, calcio, potasio y minerales traza.
  • Aumenta tu ingesta de luteína. La luteína es un nutriente importante que apoya la salud ocular. Algunas fuentes de luteína incluyen la col rizada, las espinacas, el maíz y la calabaza.
  • Combina los 5 grupos de alimentos en todas tus comidas para tener un embarazo saludable: Verduras, frutas, cereales, proteínas y lácteos.
  • ¿Cómo adquirir las 300 calorías adicionales? Para obtenerlos puedes tomar 2 tazas de leche baja en grasa, 1 taza de helado (sin azúcar), 1 pan integral con queso (pasteurizado) o 1 sándwich de atún.

Pequeños cambios en la alimentación en el embarazo pueden hacer una gran diferencia

En caso de ser vegetariana, las porciones varían al igual que los grupos de alimentos, por lo que es importante que consultes con tu obstetra o nutricionista para que te fije las pautas de alimentación y tengas cubiertas los requerimientos y necesidades de tu cuerpo y del bebé en desarrollo. Si no comes carne, necesitarás obtener las proteínas de quesos, legumbres o frutos secos.

29 semanas de embarazo dieta
No hace falta ser una experta en nutrición para llevar una alimentación saludable durante el embarazo, sólo debes seguir algunos sencillos consejos.

Recomendaciones y cuidados para las 29 semanas de embarazo

Al entrar al tercer trimestre de embarazo puedes comenzar a sentirte torpe al realizar ciertos movimientos y comenzar a sentir nuevamente síntomas molestos como calambres en las piernas o dolores de espalda. Para ayudarte a sobrellevar esta etapa, te compartimos algunas sugerencias, recomendaciones y cuidados ideales para la semana 29:

  • Vigila la frecuencia del movimiento de tu bebé y ante cualquier cambio llama a tu médico inmediatamente.
  • Si trabajas debes ir gestionando todos los trámites para salir de permiso por maternidad. Recuerda que las últimas semanas debes estar muy relajada para prepararte para el parto.
  • Si aún nos has elegido un nombre para tu pequeño es un buen momento para que empieces a hacerlo. Es una de las partes más bonitas del embarazo que compartes con tu pareja.
  • No olvides comer alimentos que contengan muchos nutrientes y vitaminas. Toma leche o yogurt para aumentar el calcio en tu cuerpo.
  • Para que el hierro se absorba mucho mejor en tu cuerpo es recomendable que consumas frutas con vitamina C que ayuden a que tu bebé retenga el hierro que necesita.
  • No dejes para última hora las compras del bebé. Así que si te faltan cosas por resolver es mejor que lo hagas esta semana antes de que tu barriga crezca más.
  • Deja que te consientan y ve al salón de belleza a que te arreglen las uñas para que te sientas bella. Invitar a una amiga contigo también te hará mucho bien.
  • Para aliviar los calambres en las piernas cuando aparezcan, estira tu pierna lentamente, flexionando el pie y doblando los dedos hacia ti.
  • Es buena idea que empieces a planificar tu parto: ¿Será en casa, bajo el agua o en el hospital? ¿Parto natural, con epidural o cesárea? Mientras más te informes sobre ello y lo planifiques, todo será mucho más sencillo, y tu ansiedad por el día del parto disminuirá muchísimo.

Embarazo múltiple de gemelos o mellizos

¿Sabías que las embarazadas de gemelos o mellizos deben duplicar las calorías diarias que las que esperan un solo bebé? Los especialistas en nutrición aseguran que de estar en la espera de más de un bebé, la embarazada debe ingerir una media de 300 calorías más en su dieta diaria, que aquellas que sólo están embarazadas de un bebé. La alimentación en el embarazo es importante, pero cuando se trata de embarazos múltiples debe cuidarse de forma más rigurosa.

Consultas médicas y pruebas diagnósticas

Es probable que cuando comiences la semana 29 de tu embarazo, tu médico quiera verte mucho más seguido en su consultorio para monitorear de cerca lo que sucede contigo y tu bebé hasta el momento del parto. Más adelante, en la 36 semanas de embarazo, probablemente te vea cada semana.

En la próxima consulta, el especialista medirá el ritmo cardíaco y el nivel de crecimiento de tu bebé, así como la formación de los órganos del pequeño. Podrás oír el de nuevo el latido cardíaco de tu pequeño, el cual oscila entre 120 y 160 latidos por minuto.

En caso de ser Rh negativo, se deberá administrar una inyección de la gammaglobulina anti-D si no lo han hecho aún, para evitar la anemia en el embarazo y la ictericia del feto al nacer.

Si tienes alguna inquietud no dudes en preguntársela a tu médico

Si durante la semana 29 presentas mayor hinchazón en los pies o la cara o dolor de cabeza persistente es importante que lo consulte con tu médico, incluso antes de ir a la siguiente consulta, para descartar posibles complicaciones.

Vacuna contra la tos ferina

A partir de la semana 29 de embarazo, los especialistas recomiendan administrar la vacuna contra la tosferina, pues es una de las vacunas en el embarazo que toda embarazada debe tener para estar protegidas. La vacuna de la tos ferina incluye además la vacuna contra el tétanos y la difteria y se recomienda principalmente para proteger al bebé, porque los recién nacidos no reciben esta vacuna sino hasta cumplir los dos meses de vida, de modo que estarán desprotegidos contra la tos ferina al nacer.

En los bebés, la tos ferina puede ser una enfermedad muy peligrosa, ya que puede complicarse con neumonía e incluso morir, pero si recibes la vacuna, tu organismo generará anticuerpos que luego pasarán al bebé por medio de la placenta, y luego a través de la leche para protegerlo.

Al colocarla puede enrojecerse un poco la zona y causar un pseudocatarro con febrícula o congestión nasal (en escasas ocasiones), además deberás recibirla en cada embarazo.

Preguntas frecuentes en las 29 semanas de embarazo

Queremos responder todas las dudas que tengas durante esta semana, por lo que hicimos una selección de las preguntas más frecuentes que se hacen las futuras mamás en las 29 semanas de embarazo.

¿Cuántos meses de embarazo tengo en la semana 29?

Continúas en el sexto mes de tu embarazo, así como en el último trimestre, por lo que en las 29 semanas de embarazo aún a tu panza le falta crecer mucho más.

¿A las 29 semanas de embarazo tengo que realizarme una ecografía?

Aún no, pero ya estás cada vez más pronto de hacerla. En cuatro semanas tu médico te pedirá que asistas a consulta para chequear, mediante la ecografía del tercer trimestre, que el tamaño y crecimiento de tu bebé sea el adecuado y fijar con mayor exactitud una fecha probable de parto.

¿Cómo está mi panza en la semana 29?

Es normal que te impresiones con lo rápido que está creciendo tu panza en este último trimestre, aunque será en las últimas semanas del embarazo donde se inflará más cuando tu pequeño del último estirón en su tamaño. Por ahora se está asemejando mucho más a una pelota de playa inflable.

¿Cuál es la posición del bebé a las 29 semanas de gestación?

Si te preocupa que en este momento tu bebé no se encuentre en posición cefálica no tienes por qué alarmarte. Tu bebé puede estar en cualquier posición todavía, aunque lo más común es que esté diagonal o ya empiece a dar la vuelta para colocarse cabeza abajo.

¿Cómo son los movimientos del bebé en la semana 29?

Cada vez son más intensos y podrás sentirlos de forma clara, por lo que es importante que monitorees que la frecuencia con la que tu bebé se mueve normalmente no disminuya en ningún día.

Hay bebés que se mueven mucho más que otros dentro del vientre de la madre, aunque se puede tomar como referencia que un bebé dentro del vientre debe moverse como mínimo 10 veces en dos horas.

Nota: Es importante destacar que cada bebé se desarrolla a un ritmo diferente, los expertos afirman que incluso esto sucede cuando el bebé está en el útero. Esta página está creada para ofrecerte una guía general de cómo evoluciona un embarazo y como se desarrolla un bebé. Cada embarazo es particular. Ante cualquier duda, pregunta o inconveniente consulta con tú médico.

¿Qué te ha sucedido en esta semana?
Deja una pregunta o comentario sobre tú embarazo

3 comentarios

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS