Embarazo Semana a semana

40 Semanas de embarazo: ¡Bienvenido bebé!

40 semanas de embarazo

¡Felicitaciones! Estás en la última semana de tu embarazo y tu bebé nacerá en cualquier momento. Muchas mujeres no llegan a esta semana, sino que dan a luz a su bebé entre la semana 38 y 39 de embarazo, aunque hay otros casos en los que el embarazo se alarga hasta la 42 semanas. Se estima que sólo el 5% de los bebés nacen en la fecha prevista, así que si se adelanta o aún prefiere disfrutar unos días en tu vientre acogedor ¡no te desesperes!

Al llegar a las 40 semanas de embarazo es posible que el parto se produzca esta semana o se retrase hasta la semana 42

En caso de que hayas llegado a la semana 40 y estés esperando los indicios de parto, como las contracciones, la ruptura de la bolsa amniótica o la pérdida del tapón mucoso, tu médico seguramente te está vigilando constantemente para monitorear que tanto tú como tu bebé estén en perfecto estado.

No debes estresarte si aún no sientes síntomas de parto, incluso puedes llegar a tener a tu bebé en la semana 41 o 42 de embarazo. Lo que sucede en estos casos es que es probable que tu ovulación es más tarde de lo normal, por lo que realmente no se te han cumplido todas las semanas.

Sin embargo, sabemos que tanto tú como tu familia deben estar muy emocionados por la llegada del bebé, por lo que su cuarto y todo debe estar ya listo en la casa. Disfruta el momento. ¡Enhorabuena, ya vas a ser mamá!

40 Semanas de embarazo ¡El bebé nacerá en cualquier momento!

40 semanas de embarazo panza
El gran momento ha llegado y pronto conocerás a tu bebé ¡Felicidades nueva mamá!

¡Felicidades, tu bebé está a punto de nacer! Al llegar a las 40 semanas de embarazo, tu bebé está a término y puedes entrar en trabajo de parto en cualquier momento. Después de vivir esta hermosa experiencia por 9 meses, ya estás lista para recibir a tu pequeño, y finalmente conocerlo. Aunque pronto estarás controlando las contracciones y los movimientos del bebé, que cada vez son más escaso, también es posible que el parto se atrase un poco.

Se estima que el sólo 5% de los embarazo dan a luz en la fecha de parto prevista, de hecho, el 85% de los bebés nacen dentro de las dos semanas próximas a la fecha de parto, por lo que es común que nazcan entre la semana 39, 40 y 41 de embarazo. Algunas mujeres incluso, dan a luz a su bebé en la semana 42, por lo que no deber preocuparte.

Mientras entras en trabajo de parto, tu ginecólogo obstetra te realizarán pruebas cada pocos días para evaluar el estado de envejecimiento de la placenta y saber si todavía sigue alimentando y dándole oxigeno al bebé.

¿Qué pasa con mi bebé en las 40 semanas de embarazo?

En las 40 semanas de embarazo tu bebé está listo para nacer. Ya mide unos 53 centímetros y su peso ronda entre los 3,5 y 4,5 kilogramos. Lo que pese y mida tu bebé va a variar dependiendo de si es niña o niño. Por lo general, los niños suelen ser más grandes que las niñas.

La parte más grande del cuerpo de tu bebé es su cabeza, pero es muy flexible para que pueda pasar por el canal vaginal perfectamente. De hecho, los bebés tienen la cabeza más grande hasta varios meses después de nacidos.

La vermix caseosa que cubría a tu bebé durante del embarazo ya casi desapareció por completo. Esta grasa blanca protegía a tu bebé de cualquier infección pero ya no es necesaria porque pronto saldrá y estará contigo. Solamente le queda un poco de esta sustancia en los pliegues del cuerpo.

Sus órganos están listos para funcionar

Sus órganos y sistemas también están listos para la vida fuera del útero. Los pulmones del bebé continúan su proceso de maduración hasta el momento en que nace, de hecho están produciendo un agente tensioactivo para evitar que los alvéolos se peguen entre sí cuando respire por primera vez.

El hígado por su parte, ha acumulado almidón para convertirlo en glucosa luego de nacer, y también tiene líquido adicional hasta el momento de amamantar.

40 semanas de embarazo bebe
La cabecita del bebé en la semana 40 es más grande que su cuerpo, pero suficientemente flexible para pasar por el canal de parto.

¿Sabías que la sangre que circula a través de la placenta le proporciona tus anticuerpos al bebé para ayudar a combatir las infecciones cuando nazca? Los anticuerpos que obtiene a través de la placenta es otra de las razones por las que el bebé esté en el útero hasta por lo menos la semana 39 y 40. Y si le das el pecho, tu leche le proporcionará más anticuerpos.

Su cabello y sus uñas siguen creciendo

Durante las 40 semanas de embarazo las uñas y el cabello de tu bebé sigue creciendo. Por eso mientras más semanas se tarde tu bebé en salir más largas serán sus uñas y tendrás que cortárselas a los pocos días de nacido para evitar que se lastime su rostro con ellas.

¿En las 40 semanas de embarazo cuánto mide el bebé?

En las 40 semanas de embarazo tu bebé ya está listo para conocerte. Pesa pesa unos 3,2 kilos y puede medir un poco más de 51 centímetros de largo. Su tamaño en este momento puedes compararlo con una pequeña calabaza.

¿Qué siento en mi cuerpo en las 40 semanas de embarazo?

Sabemos que en la semana 40 de embarazo estás ansiosa por el nacimiento de tu bebé y puedes llegar a estar incluso preocupada porque el momento del parto aún no se ha concretado. Pero debes relajarte, pues algunos bebés nacen en la semana 41 y no se considera que estés retrasada hasta llegar a la semana 42 de embarazo.

La razón para que la fecha prevista del parto pueda haber pasado de largo es que algunas mujeres ovulan más tarde de lo común y puede ser que el embarazo se haya concretado en otra fecha y realmente no tengas un retraso muy grande.

De todas formas, si llegaste a la semana 40 de embarazo tu ginecólogo te estará chequeando muy de cerca para vigilar que tu bebé esté en perfecto estado de salud. En caso de que el parto de alargue muchos días más, tu médico evaluará la posibilidad de practicar una cesárea, aunque esto será simplemente si se llega a la conclusión de que tu bebé o tú no pueden continuar con el embarazo.

Síntomas a las 40 semanas de embarazo

Durante la semana 40 sigues percibiendo las patadas y movimientos de tu bebé, aunque lo más normal es que se note de menos debido a que el bebé está plegado y muy apretado dentro de tu útero. En caso de no sentir al bebé durante una hora, te recomendamos estimularlo haciendo pequeños movimientos sobre tu abdomen, o comiendo algo azucarado como zumo de frutas, chocolate o galletas.

Si luego de eso sigue sin moverse o lo hace levemente, es importante que se lo notifiques al doctor para que evalúe su bienestar.

¡Atenta a los síntomas de parto!

Teniendo en cuenta que puedes estar de parto en cualquier momento, debes estar atenta a las señales que lo indican. Pero ¿cómo saber cuando comience el trabajo de parto? Recuerda que el primer síntoma es empezar a notar cada vez más contracciones, siendo estás más regulares, duraderas y seguidas.

Presta atención a estos síntomas, pues de experimentarlos ¡ya estás en trabajo de parto!

  • Si las contracciones son rítmicas, aparecen cada 5 minutos y se mantienen con la misma regularidad durante más de un hora.
  • Si las contracciones no son muy seguidas, pero sientes un intenso dolor.
  • Si tienes pérdida de flujo vaginal llamado “tapón mucoso” o “aparición de sangre”
  • O si se produce un rompimiento de la bolsa amniótica llamada “ruptura de membranas”

En ocasiones, la rotura del saco amniótico no necesariamente se produce con una pérdida abundante de líquido. A veces la rotura sólo es una pequeña fisura y la salida del líquido sólo es en pequeñas cantidades. De cualquier forma, debes acudir al hospital o clínica porque es un síntoma inequívoco de que tu bebé va a nacer en las próximas horas.

Si experimentas uno o todos los síntomas debes comunicarte de inmediato con tu médico, mantener la calma y ¡tratar de quedarte en casa el mayor tiempo posible!

40 semanas de embarazo sintomas
Las contracciones regulares que son cada vez más largas en el tiempo son un síntoma inequívoco de trabajo de parto.

Dieta y alimentación en la semana 40

Mientras tu bebé se prepara para salir el mundo exterior, tu cuerpo está haciendo los preparativos finales para la primera leche llamada calostro. En estas últimas semanas, tus senos alcanzan su tamaño máximo y es probable que vuelvan a crecer después del parto hasta que se produzca la baja de la leche.

También es posible que comiencen a derramar un poco de leche espesa y amarillenta (calostro), la cual está repleta de nutrientes y anticuerpos, que ayudarán a que tu bebé comience su desarrollo.

¡Planea con anticipación tus comidas!

Si vas a amamantar a tu bebé, es importante que continúes llevando una dieta saludable como lo has hecho durante el embarazo. De lo contrario, puedes afectar la calidad de los nutrientes de su leche materna. La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda que los bebés amamantados obtengan un suplemento de vitamina D de 400 UI por día.

Como la alimentación también cumple un rol importante en la lactancia, te recomendamos tomar en cuenta los siguiente consejos:

  • Continua incluyendo en tus comidas los distintos grupos de alimentos.
  • Obtén al menos 1000 mg de calcio al día.
  • Bebe aproximadamente 13 tazas de agua y otras bebidas durante el día.

Para asegurarte de que está obteniendo los nutrientes que tu y tu bebé necesitan durante la lactancia materna te recomendamos:

  • Antes de que nazca tu bebé, planea con anticipación tus comidas después de que llegues a casa.
  • Si puedes, cocina y congela algunas comidas sencillas que puedas recalentar rápidamente en el horno o en el microondas.
  • Compra alimentos y bocadillos nutritivos para facilitar la hora de la comida con un bebé recién nacido en la casa.
40 semanas de embarazo dieta
La alimentación saludable y balanceada también debe mantenerse después del parto, en especial si decides amamantar al bebé.

Recomendaciones y cuidados para las 40 semanas de embarazo

¡Prepara el bolso para el hospital! Si aún no lo has hecho, es importante que tengas preparado el bolso con las cosas que necesitarás por si el bebé decide nacer esta semana. Limítate a llevar lo necesario: un camisón cómodo, una bata cómoda, pantuflas, un brasiere de amamantar que sujete bien, artículos de higiene personal y ropa para regresar a casa, tanto para ti como para el bebé.

Veamos otras recomendaciones y cuidados especiales para esta semana 40 de embarazo:

  • Descansar para llegar relajada al momento del parto es importante. Así que calma la ansiedad que te puede generar esta semana haciendo algo que te guste, como ver una película o charlar con amigas que también sean mamás.
  • No olvides practicar los ejercicios de respiración para el momento del parto. La clave para que todo el proceso fluya con mucha más tranquilidad es precisamente eso.
  • Come muy ligero todo el tiempo, para que no tengas ningún problema cunado te den las contracciones.
  • Cuando tu bebé nazca es importante que pidas a tu médico que lo deje a tu lado unos minutos. Recuesta a tu pequeño entre tu pecho para que se tranquilice y se sienta seguro. Te prometemos que este momento serpa inolvidable.
  • Comparte este momento con tu pareja o familia. El momento del parto suele ser una experiencia que une más a la pareja, por lo que puedes pedir que el padre esté a tu lado en todo momento.

Consultas médicas y pruebas diagnósticas

Si el embarazo es de bajo riesgo, a partir de la semana 40 de embarazo el médico podría indicar la monitorización del feto mediante el Test No Estresante (NST). El NST se trata de una prueba que se utiliza para valorar el bienestar fetal a estas alturas del embarazo, el cual también puede llevarse a cabo en cualquier otro momento del tercer trimestre si se llegan a experimentar las contracciones.

La monitorización fetal o NST  es una prueba sencilla no invasiva que consiste en la colocación de unas cintas y sensores en el abdomen de la embarazada y a su vez, los cuales se conectan a un monitor que registra la frecuencia cardíaca del feto (normalmente está entre 120-160 latidos por minuto) y las contracciones de la embarazada.

¿Qué se valora en la monitorización fetal?

  • Frecuencia cardiaca fetal, variabilidad de la frecuencia cardiaca.
  • Aumento o de desaceleración del latido fetal.

Si en el test se observan algún indicio que comprometa el bienestar del bebé, te ingresarán a emergencias para dar inicio al parto, bien sea induciendo el parto o realizando una cesárea, según lo decida el médico. Es importante aclarar que la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) indican que esta prueba es opcional en los embarazos normales.

40 semanas de embarazo consulta
A las 40 semanas de embarazo el médico podría indicar la prueba de monitorización fetal.

Preguntas frecuentes en las 40 semanas de embarazo

Queremos responder todas las dudas que tengas durante esta semana, por lo que hicimos una selección de las preguntas más frecuentes que se hacen las futuras mamás en las 40 semanas de embarazo.

¿Cuántos de embarazo meses tengo en la semana 40?

¡Felicidades! En las 40 semanas de embarazo te encuentras en la segunda semana del noveno mes y probablemente en la última semana de tu embarazo. Ya solo falta que tu bebé se decida finalmente a salir para que lo tengas en muy poco tiempo entre tus brazos.

¿Cómo son los movimientos del bebé a las 40 semanas de embarazo?

Puedes sentir claramente cuando tu bebé se está estirando. En este momento está muy apretado en tu vientre y apunto de salir, por lo que las patadas que estás sintiendo pueden ser el impulso para terminar de dar el salto hacia este mundo.

Recuerda seguir contando los movimientos de tu bebé, y ante cualquier disminución en la frecuencia llama a tu médico.

¿Es normal la panza dura durante la semana 40?

Si llegaste a las 40 semanas de embarazo y tiene las panza dura puede ser un signo de que el bebé ya está a punto de nacer y las contracciones pueden llegar en cualquier momento. Así que pendiente de cualquier señal como contracciones o segregación de líquido amniótico.

Si sientes que tu panza continúa dura por mucho tiempo llama a tu médico para que te evalúe.

¿Qué tanto duele el parto?

Esta es una de las preguntas que se hacen muchas mujeres cuando están en las últimas semana de su embarazo. Lo que sucede es que el dolor que se puede experimentar en el momento del parto suele ser distinto para cada mujer. Mientras algunas mujeres señalan con felicidad que el dolor del parto no fue mayor a un dolor de vientre, otras aseguran que es una experiencia muy dolorosa.

Algunos factores que influyen en que un parto sea más doloroso que otro son si el canal de parto está lubricado o no, si la pelvis de la mujer es más ancha o no y también si las mujeres están tranquilas o muy nerviosas, por lo que prepararse para el parto, practicando ejercicios de respiración y tomándolo como un proceso natural para el que el cuerpo está preparado, será determinante a la hora de evaluar el dolor.

Nota: Es importante destacar que cada bebé se desarrolla a un ritmo diferente, los expertos afirman que incluso esto sucede cuando el bebé está en el útero. Esta página está creada para ofrecerte una guía general de cómo evoluciona un embarazo y como se desarrolla un bebé. Cada embarazo es particular.  Ante cualquier duda, pregunta o inconveniente consulta con tú médico.
¿Qué te ha sucedido en esta semana?
Deja una pregunta o comentario sobre tú embarazo

1 comentario

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS