Embarazo Semana a semana

36 Semanas de embarazo: El bebé se mueve más lento

36 semanas de embarazo

¿Qué ocurre en las 36 semanas de embarazo? ¿Cómo cambia mi cuerpo en la semana 36? ¿Cómo crece y se desarrolla mi bebé? En la semana 36 el nacimiento del bebé aún es considerado prematuro, pero sus órganos internos y el cerebro ya están desarrollados y listos para funcionar en el exterior, por lo que tu pequeño está ya casi listo para salir.

De nacer nazca en las 36 semanas de embarazo, tu bebé será considerado prematuro

Es normal que en la semana 36 de embarazo puedes sentirte un poco ansiosa y se te dificulte dormir debido a la incomodidad de la panza y la preocupaciones, pero ya te quedan tan solo cuatro semanas o quizás menos para tener a tu bebé entre tus brazos, así que intenta relajarte.

Para este momento puede ser que estés viendo a tu médico mucho más seguido y quiera realizarte algunos estudios finales para cerciorarse que en el momento del parto todo saldrá de maravilla. Recuerda que si aún te queda alguna duda debes aclararlas con tu médico que debe estar allí siempre para responderlas.

Te brindamos toda la información que necesitas saber sobre la semana 36, los cambios que puedes experimentar en tu cuerpo, cómo va creciendo tu bebé y te ayudamos a despejar todas las dudas.

36 Semanas de embarazo ¡Ya no se mueve tanto!

36 semanas de embarazo panza
Una vez se termine la semana 36, tu bebé nacerá a término por lo que ya puedes sentirte más tranquila.

En las 36 semanas de embarazo tu bebé continúa creciendo y madurando sus órganos pronto para salir al mundo. Lo más probable es que para este momento ya esté ubicado en la posición más indicada para nacer, con la cabecita hacia abajo. Aunque todavía lo sentirás moverse, en esta semana puede que no logre darse la vuelta debido a lo grande que está ahora y el poco espacio que dispone dentro del útero materno.

En la visita médica de esta semana deberás realizarte un cultivo recto vaginal para descartar que tengas el germen Streptococo Agalactiae que puede causar una infección generalizada en el bebé durante el momento del pato. Tranquila, esto solo es una prueba de rutina.

¿Te sientes ansiosa? ¿Sueñas con el momento del parto? Sabemos que no puedes dejar de pensar en el nacimiento de tu bebé, pero es importante que mantengas la calma y te olvides un poco de eso. Conversar con una amiga o familiar que tenga un bebé es una excelente opción para que también te tranquilices un poco.

Escuchar la experiencia de alguien que acaba de pasar por el embarazo y el parto te va a tranquilizar, así que no dudes en invitar a una merienda en tu casa a las recientes mamás.

¿Qué pasa con mi bebé en las 36 semanas de embarazo?

Tu bebé está adquiriendo cada vez más peso, alrededor de 30 gramos cada día. La grasa que está generando lo ayudará a mantener el calor cuando salga de tu cálido vientre, además su piel luce más rosa y lisa. Su cara está completamente redondeada, esto es parte gracias a que sus músculos de succión ya están desarrollados y listos para trabajar.

En la semana 36 la piel del bebé empieza a hacerse más rosada gracias a sus acúmulos de grasa

Los movimientos de tu bebé en esta semana son mucho más lentos, debido al poco espacio que tiene para moverse, pero esto no quiere decir que lo sientas menos. De hecho, debes estar muy vigilante al movimiento del bebé y reportar a tu médico si lo dejaste de sentir.

Durante esta semana 36 tu bebé traga líquido amniótico junto al vello que ha perdido de su cuerpo, esto será lo que evacué en su primera secreción y tendrá un color negro y verdoso, por lo que no debes preocuparte ante esto.

Última semana de prematuridad

De nacer durante esta semana sería considerado un parto prematuro, pero como todos sus órganos ya están prácticamente listos para funcionar fuera del vientre materno, su salud no correría ningún riesgo. Lo que sí necesitaría es ganar más peso porque sería un poco más pequeño que los demás.

Al finalizar esta semana, el bebé habrá llegado a término, esto quieres decir que los bebés que nacen antes de las 37 semanas se consideran prematuros y los que nacen entre las 37 y las 42 semanas, a término.

Los huesos de su cráneo son flexibles

Los huesos de la cabecita de tu bebé están plenamente formados durante la semana 36 de embarazo, pero no están unidos aún. Los huesos del cráneo son muy flexibles y la estructura no está cerrada por completo para facilitar el paso del bebé por el cuello del útero y la pelvis de tal forma que, al salir por la vía de parto, no se lastime el bebé ni a ti.

Estos huesos aún flexibles se fundirán poco a poco durante su primer año de vida.

36 semanas de embarazo bebe
El bebé esta preparándose para nacer, por eso ya se encuentra en posición cefálica, la ideal para el parto.

¿En las 36 semanas de embarazo cuánto mide el bebé?

En las 36 semanas de embarazo tu bebé ya debe estar midiendo aproximadamente unos 47,5 centímetros desde la cabeza a los talones. Para que te hagas una idea, es de largo como una lechuga romana.

Su peso también ha aumentado, en este momento se debe encontrar alrededor de los 2,7 kilos.

¿Cómo cambia mi cuerpo en las 36 semanas de embarazo?

En la semana 36 de embarazo te sientes mucho más grande y un poco torpe, pues puedes perder el equilibrio con mayor facilidad y te cuesta realizar algunas cosas que suelen ser rutinarias como alcanzar algo que se te haya caído al piso o sujetarte las trenzas de los zapatos.

No es para menos, en la semana 36 de embarazo ya tienes alrededor de 12 o 13 kilos más de peso que lo que tenías al comenzar el embarazo y al terminar la gestación puedes llegar a aumentar un kilo más.

A estas alturas del embarazo es muy probable que hayas ganado unos 9 o 13 kg

El peso que has ganado hasta ahora no sólo se debe al aumento de peso del bebé, la placenta, el líquido amniótico, y el progresivo aumento del útero también representa un peso importante. Aunque no lo creas, la retención de líquido en las extremidades o edemas, debido a la dificultad en el retorno venoso, también forman parte del peso total.

A partir de la semana 36 también es muy común notar que la panza se pone dura de vez en cuando, en especial cuando realizas movimientos como caminar o subir las escaleras, se tratan de contracciones falsas o contracciones de Braxton Hicks.

Síntomas de la mujer en las 36 semanas de embarazo

En la semana 36 puede producirse el encajamiento del bebé, que es cuando la cabeza del bebé desciende a la parte baja de la pelvis en preparación al parto. Este proceso puede provocar una sensación presión en el vientre y las partes íntimas, así como mayor dificultad para caminar y orinar.

Algunas mujeres dicen que el encajamiento del bebé se siente como si llevarán una bola de boliche entre las piernas, o como si el bebé fuera a salir en cualquier momento ¡pero tranquila! eso no sucederá.

Veamos cuales son los síntomas más frecuentes que puedes experimentar durante la semana 36 de embarazo:

  • ¿Notas que estás muy despistada últimamente? Que se te olviden algunas las cosas es totalmente normal durante el último trimestre. Además de sentirte abrumada por el parto, también puedes estar un poco distraída por los grandes cambios que implica la maternidad, y muy cansada, si no puedes dormir bien por las noches.
  • ¿Tienes mucha acidez? La acidez estomacal puede agravarse en estas semanas debido a la presión de útero sobre el estómago el cual se desplaza hacia arriba. La acidez se produce cuando la válvula que mantiene los ácidos fuera del esófago se relaja (algo común en el embarazo) y por ende los ácidos suben, pasan por el tracto digestivo y producen una sensación de ardor.
  • En la semana 36 puedes notar hinchazón en tus piernas y pies por la retención de líquidos. Contrario a lo que puedas pensar, dejar de beber agua sólo puede empeorar el problema, así que no deje de tomar agua, camina todos los días y eleva tu piernas para disminuir la hinchazón.
  • También puedes sentir en esta semana que se endurece tu barriga en algunos momentos. Estas son pequeñas contracciones que te preparan para las contracciones reales que están por venir en las próximas semanas. Sin embargo, debes estar muy atenta a las señales y si sientes contracciones muy seguidas debes llamar a tu médico porque puede ser que tu parto se haya adelantado.

Insomnio en el tercer trimestre

A estas alturas del embarazo es muy probable que estés durmiendo mal porque el aumento de volumen de tu cuerpo no te permite adoptar la postura habitual con la que acostumbras dormir. Si eres de las que está acostumbrada a dormir boca arriba, es decir en posición decúbito supino, tal vez estés pasando muchas noches de insomnio en esta etapa

Además de resultar incomoda por el tamaño de la panza, si permaneces mucho tiempo en esta posición puedes sentir mareos o que te falta el aire, ya que esta posición favorece la compresión vascular de la vena cava, por lo que puede provocar estés hipotensa.

La postura para dormir recomendada por todos los médicos es de costado, sobre el lado izquierdo con las piernas encogidas y una almohada entre ellas, así estarás más cómoda y facilitarás el flujo sanguíneo. Si en cambio prefieres dormir boca abajo, te darás cuenta de que es prácticamente imposible.

Para más información y recomendaciones te recomendamos leer: Insomnio en el embarazo: Tercer trimestre ¿qué hacer con esto?

36 semanas de embarazo
Lo ideal es procurar descansar de lado para facilitar el flujo sanguíneo y el intercambio de oxigeno entre la mamá y el bebé.

Dieta y alimentación de la semana 36

¿La acidez te impide dormir bien? ¿Es estreñimiento está haciendo de las suyas estas semanas? Estas últimas semanas de embarazo son un momento emocionante, pero también de muchas molestias y preocupaciones que pueden impedirte dormir y provocar insomnio algunas noches.

¡Come bien para dormir tranquila!

Para combatir la acidez, el estreñimiento y asegurarte de que tu alimentación sea la adecuada para poder dormir bien y descansar (en lugar de pasar las noches en vela), a continuación te compartimos algunos consejos sencillos que puedes poner en práctica en lo que queda de embarazo:

  • Reduce al máximo los alimentos grasos y picantes, así como la ingesta de chocolate, cítricos y café.
  • ¡Haz comidas ligeras! Aunque comer mucho durante la cena puede darte sueño, también puede prolongar la digestión, por lo que puede interrumpir los ciclos del sueño. Intenta en cambio, hacer la comida más grande antes de la media tarde y comer una cena ligera.
  • Realiza comidas pequeñas pero frecuentes, para quedar satisfecha, y come despacio, masticando bien cada bocado.
  • La hinchazón, aunque parezca extraño, se reduce bebiendo más agua durante el día y disminuyendo el consumo de sal y de comidas saladas, como las aceitunas y los frutos secos con sal.
  • Toma un bocadillo por la noche. Además de la cena (o en su lugar), prueba comer un tentempié ligero como galletas con queso y una pieza de fruta, o yogur bajo en grasa con pan tostado y mantequilla de manzana. Luego, espera una hora antes de acostarte. Este tipo de bocadillos se digieren rápidamente para que puedas descansar.

Si tras seguir todos estos consejos notas que acumulas gases y no logras expulsas con facilidad, come frecuentemente para no dejar a tu estómago vacío, permanece sentada derecha y erguida mientras comes y evita acostarte inmediatamente después de comer. Lo ideal es que esperes al menos media hora.

36 semanas de embarazo dieta
A las 36 semanas de embarazo, la alimentación cumple un papel fundamental en la calidad del sueño.

Recomendaciones y cuidados para las 36 semanas de embarazo

En las 36 semanas de embarazo los preparativos son claves, es por ello que debes ir planificando todo lo que llevarás al hospital o la clínica para el día del parto. Te compartimos algunas sugerencias y cuidados ideales para esta semana 36:

  • Camina constantemente para evitar los calambres en las piernas. Debes hacerlo lentamente y en periodos cortos para que no te canses mucho.
  • Si aún no has decidido el nombre de tu bebé es hora de que lo hagas, ya al terminar la semana 36 de embarazo tu bebé ya no es considerado prematuro para nacer por lo que en cualquier momento pueden llegar las contracciones.
  • Verifica que la maleta de tu bebé y la tuya que debes haber preparado para ir al centro de salud tenga todo lo necesario. Un breve repaso te tranquilizará un poco al momento de salir al hospital.
  • Elige una película cómica y acuéstate a verla con tu pareja. Recuerda que cuando llegue el bebé tendrás menos tiempo de hacer cosas junto a tu pareja mientras se adaptan al cambio, por lo que no desaproveches los días que te quedan.
  • Si la acidez es todavía un problema, recuerda seguir comiendo en pequeñas proporciones y más veces al día. Alrededor de 5 veces.
  • Continúa conversando con tu bebé en todo momento. En este periodo él está mucho más apretadito, por lo que una caricia a tu panza puede sentirla mucho más.

Embarazo múltiple de gemelos o mellizos

Consultas médicas y pruebas diagnósticas

Al comenzar la semana 36 es probable que tu médico ginecólogo quiera verte cada dos semanas para hacer un seguimiento del embarazo hasta el momento del parto. En cada visita te tomarán la tensión arterial y te pesarán, además el médico te pedirá que prestes atención a los movimientos del bebé y cuentes cuántas veces los sientes en el día para poder controlar su nivel de actividad.

Entre las semanas 36 y 37 de embarazo se realiza una prueba de cultivo vaginal para descartar la presencia de la bacteria Streptococo agalactiaeAdemás se realizar la analítica del tercer trimestre en caso de no haberla realizado en las semanas anteriores.

Prueba de cultivo vaginal

La prueba de cultivo vaginal que se realiza durante estas semanas consiste en tomar una pequeña muestra pasando un palito similar a un bastoncillo de algodón, por la vagina y el recto para descartar la presencia del germen Streptococo agalactiae. Aunque esta bacteria puede estar presente en la flora vaginal de la mujer sin causar ningún tipo de infección o molestia, si está presente durante el parto, sí puede causarle complicaciones al bebé recién nacido, (como neumonía, meningitis…) o una infección generalizada (sepsis) potencialmente grave.

Se estima que entre el 10 y 30% de las mujeres embarazadas que poseen esta bacteria desconocen su presencia, por lo que es importante realizar esta prueba. En caso de dar positivo, a la futura mamá se le administrará antibióticos intravenosos durante el parto para evitar el contagio de la bacteria en el recién nacido.

36 semanas de embarazo consulta
Es importante que el médico realice una prueba para comprobar las bacterias que hay en la vagina y descartar la presencia de Streptococo (B).

Preguntas frecuentes en las 36 semanas de embarazo

Queremos responder todas las dudas que tengas durante esta semana, por lo que hicimos una selección de las preguntas más frecuentes que se hacen las futuras mamás en las 36 semanas de embarazo.

¿Cuántos meses de embarazo tengo en la semana 36?

En las 36 semanas de embarazo estás en la segunda semana del octavo mes de embarazo. Aunque un nacimiento en esta semana aún se considera prematuro, falta muy poco para que tengas a tu bebé entre tus brazos.

¿A las 36 semanas de embarazo tengo que realizarme una ecografía?

No. Si ya te realizaste tu ecografía del tercer trimestre hace un par de semanas no hay necesidad de repetir el estudio, a menos que tu médico quiera monitorear alguna situación particular.

Sin embargo, si no te has realizado esta ecografía aún entonces estás a tiempo. Allí se busca evaluar el crecimiento del bebé, la posición que tiene y el correcto funcionamiento del cordón umbilical, así como la posición de la placenta para determinar si está lista para el parto.

¿Cuál es la posición del bebé a las 36 semanas de gestación?

En las 36 semanas de embarazo tu bebé ya debe estar listo para salir en posición cefálica y quizás en esta semana busca encajarse. Esto ocurre cuando la parte superior de la cabeza de tu bebé ya sobrepasó el estrecho superior de la pelvis, por lo que pronto estará listo para venir al mundo.

¿Cómo son los movimientos del bebé en la semana 36?

Es probable que hayas notado que tu bebé ya tiene una rutina en sus movimientos. Ante algunas voces o mientras estás relajada se mueve muchísimo más que cuando estás en movimiento, por lo que tu médico te podría pedir que cuentes los movimientos de tu pequeño mientras estés en reposo para verificar que siguen con la misma intensidad y ritmo de siempre.

Nota: Es importante destacar que cada bebé se desarrolla a un ritmo diferente, los expertos afirman que incluso esto sucede cuando el bebé está en el útero. Esta página está creada para ofrecerte una guía general de cómo evoluciona un embarazo y como se desarrolla un bebé. Cada embarazo es particular.  Ante cualquier duda, pregunta o inconveniente consulta con tú médico.
¿Qué te ha sucedido en esta semana?
Deja una pregunta o comentario sobre tú embarazo

20 comentarios

Click aqui para dejar un comentario.