Maternidad Semana a semana

8 Semanas de embarazo: ¡Su cerebro empieza a conectarse!

8 semanas de embarazo
Ya llegaste a las 8 semanas de embarazo y tu bebé sigue creciendo

¡Felicidades! Ya tienes 8 semanas de embarazo y tu bebé crece a un ritmo realmente fantástico. En esta semana, ir a consulta con el ginecólogo será mucho más emocionante que antes, pues podrás distinguir sus extremidades y observar claramente sus latidos, ya que su corazón late a un ritmo que casi dobla al de un adulto. ¿Qué ocurre a las 8 semanas de embarazo? ¿Cómo se desarrolla el bebé en la octava semana de embarazo? ¿Cuáles son los cambios que atraviesa mi cuerpo?

En la octava semana de embarazo, podrás ver los latidos y extremidades de tu bebé en la ecografía

Desde el momento en que recibiste la gran noticia, seguramente no puedes parar de pensar y emocionarte con el hecho de estar embarazada. Lo mejor que puedes hacer es disfrutar este momento con tu pareja y compartir tus dudas y temores con familiares cercanos que ayuden a sentirte mejor.

Si eres mamá primeriza lo más probable es que estés llena de sentimientos encontrados ¡tranquila! Estás viviendo un proceso natural y maravilloso que solo nos pasa a las mujeres. La magia de la vida está creciendo dentro de ti y puedes estar mucho más sensible a lo que sucede a tu alrededor.

Te explicamos cómo va creciendo tu bebé y los cambios que experimentarás en esta semana.

8 Semanas de embarazo: ¡Su cerebro establece conexiones!

8 semanas de embarazo
Aunque tu útero está en pleno crecimiento, aún es pronto para notar aumento en tu panza y cintura.

El útero empieza a crecer notoriamente, pero si es tu primer embarazo probablemente aun sea muy pronto para notar un aumento en el tamaño de tu abdomen. Ahora los párpados casi cubren sus ojos, ya se vislumbra la puntita de su nariz y su carita está tomando más forma, al igual que sus extremidades, la cuales ya están formando lo que será las articulaciones de los codos y de las rodillas.

Además, durante la semana 8 se produce un gran desarrollo del bebé: su cerebro comienza a dividirse y desarrollar las distintas áreas como el cerebelo, la médula, el tálamo y los dos hemisferios cerebrales, para comenzar a establecer conexión con el resto de su cuerpo.

A estas alturas, los síntomas y malestares siguen estando muy presentes, pues la hormonas no paran y pueden incluso aumentar tu sensibilidad. Entre los síntomas que más notarás esta semana es la sensación de tener que orinar con más frecuencia y uno que otro pinchazo en el bajo vientre, similar al que sueles tener durante el periodo menstrual, debido en parte al crecimiento del útero.

¿Qué pasa con mi bebé durante las 8 semanas de embarazo?

Durante esta semana tu bebé sigue creciendo súper rápido. La colita que parecía tener al comienzo ya está desapareciendo y los deditos de las manos y pies empiezan a distinguirse, por lo que sus brazos y piernas ya no se ven como simple extremidades, de hecho los codos y las rodillas ya están cumpliendo su función y pueden doblarse.

A la octava semana de embarazo tu bebé realiza movimientos espontáneos usando su tronco y pequeñas extremidades

Los párpados ya parecen arropar todo el tamaño de sus ojos, su nariz cada vez es más notoria y tanto los labios como la mandíbula ya estarán formados durante esta semana. Por otro lado, el embrión ya tiene intestino, hígado y riñones y un corazón que late con mucha fuerza, realizando de 140 a 150 pulsaciones por minuto ¡casi el doble que una persona adulta! ademas ya se aprecia la válvula aórtica.

Sus pulmones y bronquios también se están formando, pero este órgano es el último en desarrollarse, justo antes del parto, pues realmente no lo va a utilizar en el vientre sino hasta que esté en contacto con el aire.

En este momento, los músculos de tu bebé están en pleno funcionamiento, por lo que ya se mueve de un lado al otro, gracias también al gran espacio que tiene dentro de tu vientre, aunque lo más probable es que aún no lo sientas.

La placenta comienza a alimentarlo

Hasta entonces el embrión se estaba alimentando de la vesícula vitelina, (un saco pequeño lleno de nutrientes) pero a partir de esta semana, el cordón umbilical comenzará a trabajar para transportar sangre hasta la placenta y devolvérsela al feto.

Aunque la placenta seguirá desarrollándose en las siguientes semanas, esta comenzará a proporcionarle oxígeno, nutrientes y agua, así como eliminar los desechos del metabolismo del bebé. Desde ahora la placenta funcionará completamente, y el embrión pasará a depender de ella.

Es importante recordar que también pueden trasladarse a la placenta agentes nocivos para el bebé en formación, como tabaco y alcohol, por ello se recomienda evitar las bebidas alcohólicas y el uso de cigarrillo desde el primer momento.

8 semanas de embarazo bebe
Sus manos y piernas se están pronunciando y los ojos aparecen en el lado de la cabeza.

Sistema nervioso en desarrollo y conexiones

A las 8 semanas de gestación, la cabeza del bebé es mucho más grande que todo su cuerpo y en su cerebro las primeras neuronas empiezan a realizar conexiones entre ellas. Esta es una parte muy importante del periodo de gestación, pues el cerebro representa el pilar del cuerpo y de su funcionamiento.

En esta etapa de desarrollo, su cerebro, que ahora es una pequeña estructura hueca, empieza a formarse y dividirse en cinco áreas distintas entre el cerebro posterior (puente, médula y cerebelo) y el cerebro medio, (tálamo y los dos hemisferios cerebrales), los cuales aun son muy pequeños y blandos.

¡Dato importante!

Si en este momento pudieras tocar el cuerpo de tu bebé, este reaccionaría con un sacudón. Este extraña respuesta se debe a que su sistema nervioso (que aun está en desarrollo) se está conectando a los músculos.

¿En las 8 semanas de embarazo cuánto mide el feto?

Tu bebé ya es del tamaño de una frambuesa. Pesa unos 5 gramos y mide entre 1 y 1,5 centímetros. Es muy pequeño todavía, pero se mueve muchísimo dentro de ti gracias a todo el espacio que hay en tu vientre, aunque lo más probable es que aún no lo sientas.

A las 8 semanas de embarazo la forma del embrión es más cúbica que redondeada

¿Cómo cambia mi cuerpo en las 8 semanas de embarazo?

Tu cuerpo puede seguir resintiendo el cambio hormonal en la octava semana de embarazo, por lo que lamentamos decirte que las náuseas y mareos pueden continuar, aunque en este punto puede ser que ya lo estés manejando mucho mejor que en las primeras semanas de embarazo.

Aunque aun puedes salir a la calle sin que las personas se den cuenta que estás embarazada, puedes haber aumentado medio kilo y sentir la ropa ajustada, pero sin que se note una barriga o panza pronunciada. Para esta semana el tamaño de tu útero es similar al de un pomelo, y continuará creciendo gradualmente aunque pase inadvertido.

Tus pechos también se pueden sentir algo grandes y es probable que pronto tengas que cambiar la talla de tu brasiere por uno más grande.

Síntomas a las 8 semanas de embarazo

Los síntomas a las 8 semanas de embarazo son los mismos que has venido experimentando hasta ahora, de hecho, es muy probable que las náuseas, el cansancio y los mareos no cesen sino hasta después de algunas de semanas. Además de las molestias habituales, es muy probable que comiences a notar otros síntomas que antes no se habían manifestado como una presión o calambres en el bajo vientre, sensación de hinchazón y ganas frecuentes de orinar.

Veamos cuáles son síntomas más comunes que puedes experimentar a las 8 semanas de embarazo.

  • Durante esta semana, las ganas de ir al baño aún no se pasan y te contamos que continúan a lo largo de todo el embarazo. Al inicio son producto de las hormonas que hacen de las suyas en todo tu cuerpo, pero cuando ya estés en el tercer trimestre de embarazo esas ganas de ir al baño serán más producto de la presión que tiene el vientre sobre la vejiga.
  • A medida que transcurren las semanas y crece el embrión, es posible que experimentes presión, molestia o  calambres en el bajo vientre muy similar a los que sientes durante la menstruación. Esto se debe al estiramiento que tienen los ligamentos del útero, por lo que no hay de que preocuparse.
  • Los síntomas típicos del embarazo como las náuseas, los vómitos y la intolerancia a algunos olores y comidas, persisten como en semanas anteriores, por ello es importante que comas en poca cantidad pero muchas veces al día, así aliviarás un poco las molestias.
  • La sensación de cansancio acusado así como la somnolencia también estarán muy presentes esta semana, por lo que te recomendamos tomar una siesta al día para que puedas recuperar energías.
  • En estos días, además de sentirte un poco más hinchada, también podrás sentirte algo mareada debido a los bajos niveles de azúcar y la disminución del flujo sanguíneo.
  • La sensibilidad en las mamas y su aumento de tamaño pueden ser más notorios. También es frecuente que las areolas se tornen más oscuras y en algunos casos puede producirse secreción de leche.

Emociones y sensibilidad

La emoción y las expectativas por el bebé puede ser que te hayan puesto un poco nerviosa o con mucha sensibilidad. Si aún no le cuentas a nadie que estás embarazada más que a tu pareja entonces trata de sentarte a hablar con él sobre lo que sientes, probablemente ambos se sientan igual y puedan acompañarse y compartir las emociones que tienen en este momento.

Es un periodo de cambio para ambos, y si bien tu experimentas la mayor parte de los cambios en tu cuerpo, para el hombre convertirse en padre es una gran cambio emocional.

Además de las hormonas, tu sensibilidad y las ganas de llorar por cosas insignificantes vienen también por ese mismo proceso de ser madre y esa bendición de poder dar vida a otra persona.

No te preocupes, es totalmente normal sentirse sensible y con miedos ante esta nueva experiencia

8 semanas de embarazo sintomas y molestias
Puede que hayas aumentado un poco de peso pero no todo en tu barriga.

Dieta y alimentación en la semana 8

Si aún no has cambiado tu alimentación por una más sana y balanceada, la octava semana de embarazo es un buen momento para comenzar. A partir de este instante debes llevar una alimentación variada que incluya vegetales, hortalizas, aceites, fruta, cereales, carnes y pescado, para que puedas obtener todos los nutrientes que necesitas tanto para ti, como para el desarrollo sano de tu bebé.

Estas son algunas de las recomendaciones más importantes que debes tener presente en tu dieta diaria:

  • Lleva una alimentación rica en hierro, calcio, yodo, zinc, ácido fólico, vitamina D y ácidos grasos omega 3.
  • Para aportar estos nutrientes a tu organismo, incluye las legumbres, verduras, frutas, carnes magras, huevos, pescados, frutos secos y lácteos en tu dieta.
  • Lávate las manos regularmente con agua y jabón, al igual que los utensilios de cocina y superficie de trabajo.
  • Mantén los alimentos en el refrigerador hasta su preparación. En caso de sobrar comida, debes congelarlas enseguida y recalentarlas una sola vez.
  • Sirve la comida lo suficientemente cocida o caliente.
  • Si ayunas o te saltas alguna de las comidas, aparecerá un nuevo síntoma que causará muchas molestias: el ardor de estómago.
  • Inscríbete en un curso de cocina saludable o simplemente busca recetas que ayuden a tu salud y al crecimiento sano de tu bebé. Cambiar los hábitos alimenticios no suele ser sencillo, pero puedes probar nuevas recetas que sean ricas y llenas de vitaminas.

De cualquier forma, tu ginecólogo te recetará suplementos vitamínicos para garantizar el aporte de estos nutrientes durante todo el embarazo.

Una dieta saludable y una actividad física te ayudarán a mantenerte en el peso adecuado, a estar más sanas y más feliz.

8 semanas de embarazo alimentacion
Debes ser especialmente cuidadosa con la alimentación, tanto en lo que comes como en cómo preparas tu comida

Recomendaciones y cuidados en las 8 semanas de embarazo

Te encuentras en la octava semana de embarazo y aunque la pancita aún no se te nota y algunas personas a tu alrededor aun no saben de tu embarazo, son muchos los consejos y tips que tenemos para compartir durante la semana 8. Veamos las recomendaciones esenciales y sugerencias para esta semana ¡toma nota!

  • No te avergüences porque sientes que aumentas de peso, es completamente normal. Debes saber que al inicio tu nuevo peso se va a repartir en las caderas y senos, por lo que no se va a concentrar todo en la barriga.
  • Determina con el medico el peso que deberías ganar a lo largo del embarazo.
  • Continúa ejercitándote regularmente, si ya estás inscrita en alguna clase de yoga notarás que tienen un mayor control con tu estado de ánimo y además mejorarás la respiración.
  • Combate las náuseas del embarazo con comidas menos abundantes, té herbal, o compresas de hielo.
  • Comer jengibre puede ayudarte a mitigar las náuseas y vómitos que probablemente tienes en estos momentos. Compra galletas de jengibre y cómelas entre horas o para el desayuno.
  • Recuerda que mantenerte calmada y relajada también ayuda a tu bebé. Prueba nuevas actividades que te ayuden con la relajación y a mantener el ambiente alegre.
  • No pases por alto el consumo de ácido fólico y de hierro. Es muy importante para el desarrollo del bebé, principalmente en esta etapa.
  • Anota todo eso que quieres saber para que le preguntes a tu doctor en tu próxima consulta médica, pues dentro de unas semanas acudirás nuevamente para realizar la ecografía del primer trimestre.
  • Captura los momentos más lindos de esta etapa tomándole fotos a tu pancita desde esta semana. Así recordarás toda la evolución de tu embarazo.
  • Habla con tu pareja sobre tus emociones y lo que significa ser padres para que puedan apoyarse mutuamente.
  • Escucha a tu cuerpo y siente cómoda. Abrígate si tienes frío o pon un ventilador si hace calor, se trata de estar lo más cómoda posible con tu cuerpo.
  • Es posible que la mujer se note el abdomen más abultado, sobretodo por las noches; esto es debido también al enlentecimiento del tránsito gastrointestinal y un aumento en la producción de gases.

Sigue rutina de ejercicios adecuada 

Realizar alguna actividad física para mantenerte activa durante el embrazo te dará muchos beneficios. Si hasta el momento no te habías animado a hacer ejercicio por el malestar de las primeras semanas o porque simplemente no acostumbras practicar alguna actividad física, cualquier etapa del embarazo que decidas hacerlo es un excelente momento para hacerlo.

Salir a caminar media hora, practicar natación, ir a clases de yoga o hacer una actividad nueva como pilates para embarazadas  te ayudará a mantenerte en forma y trabajar los músculos de la parte baja de la espalda y el estómago lo cual resulta excelente cuando te preparas para el embarazo y el parto.

Es importante aclarar que mientras estés embarazada no se puedes realizar actividades que inciten a saltar, rotar o dar giros con el abdomen, tampoco se recomienda levantar pesas demasiado pesadas, y realizar ejercicios con riesgo de caídas como esquiar o montar a caballo.

¡Toma tus precauciones!

Durante el embarazo, tanto los hábitos como la alimentación, deben ser mucho más saludables, pero además de ello es importante tomar ciertas precauciones en cuanto a muchos otros aspectos, ya que pueden repercutir negativamente en el desarrollo del embarazo. ¡Veamos algunas de las más importantes!

  • ¿Tienes un gato en casa? Si es así debes tomar muchas precauciones con tu mascota, como evitar tocarlo mucho, siempre usar guantes para limpiar sus heces y mantener una buena higiene en las manos. Todo esto es debido al alto riesgo de infección de toxoplasmosis que tienen los gatos.
  • ¡Atenta! no solo los gatos, pues también debes procurar mucha precaución con la carne cruda y con las frutas y verduras crudas.
  • Productos de belleza: Hay muchas cremas, jabones o productos de belleza cotidianos que no son recomendables de usar durante el embarazo (por ejemplo los jabones antibacterianos). Controla que productos de belleza utilizas en tu cuerpo. Para más información, te recomendamos leer: 7 Productos de belleza para embarazadas ¡súper seguros!
  • ¡Cuidado también con los productos de limpieza! Algunos de estos productos están compuestos por químicos, solventes o humos de pinturas que pueden ser dañinos.
  • Evita cualquier rutina de ejercicio que sea excesivamente vigorosa e intensa. Para estar segura no excederte con los ejercicios, asegúrate de poder respirar bien, pues si no puedes respirar para hablar, probablemente te estés ejercitando demasiado.

Embarazo múltiple de gemelos o mellizos

En un embarazo múltiple de gemelos o mellizos el nivel de hormonas y el tamaño del útero es mayor con respecto al de un embarazo normal, es por ello que muchos síntomas como el estreñimiento, la acidez estomacal, la sensación de hinchazón y otros problemas gastrointestinales pueden comenzar a causar molestias desde mucho antes y con una intensidad mayor a la habitual.

Es por ello que los cuidados y el descanso durante estas semanas deben tomarse mucho más en cuenta que cualquier otro embarazo. Aunque estar embarazada de mellizos o gemelos significa el doble de alegría, también supone el doble de molestias durante el embarazo.

Consultas médicas y ecografía gestacional

Para este momento, ya deberías haber completado tu primera visita prenatal al médico. Si no es así y tienes previsto acudir al médico esta semana, seguramente el médico indicará la primera ecografía por vía abdominal ya que es a partir de esta semana cuando es posible realizarla. Asimismo es probable que solicite un análisis de sangre, aunque todo depende de cada especialista, pues lo habitual es hacerla entre las 8 y 12 semanas de embarazo.

Desde la primera consulta prenatal, las visitas al ginecólogo serán programadas una vez al mes o cada seis semanas hasta los últimos dos meses de embarazo, pues a partir de este instante comenzarán a hacerse con mayor frecuencia hasta el nacimiento del bebé. Estos controles te dan la oportunidad de hacer preguntas y plantear todas las inquietudes que tengas, así que anota todo lo que desees saber para que no se te escape ninguna duda.

Para más información te recomendamos leer: ¿Cuántas ecografías se deben realizar en el embarazo?

Ecografía gestacional por vía abdominal

Los especialistas suelen realizar la ecografía en la semana 8 para confirmar un buen desarrollo del embarazo con el movimiento del feto y los latidos cardíacos. Para esta semana, el corazón del feto late muy rápido, así que no debes asustarte cuando te realizen la ecografía y escuches un latido a 150 pulsaciones por minuto ¡porque es totalmente normal!

Al momento de realizar la ecografía por vía abdominal, es importante que la vejiga se encuentre llena para facilitar la visibilidad del útero y la vesícula gestacional en estas semanas de embarazo. Es importante tener presente que algunas embarazadas no trasmiten bien los ultrasonidos o tienen sobrepeso y eso hace más difícil la visualización a través de la pared abdominal.

En estos casos lo ideal es optar por una ecografía vaginal. En la ecografía se pueden observar los pequeños movimientos verticales del embrión, así como el latido cardíaco.

Preguntas frecuentes en las 8 semanas de embarazo

Para ayudarte a vivir un embarazo mucho más tranquilo y sin tantas preocupaciones, respondemos todas las dudas que puedes estar teniendo durante esta semana. A continuación encontrarás las preguntas más frecuentes que las futuras mamás se hacen a las 8 semanas de embarazo.

¿Cuántos meses de embarazo tengo durante esta semana?

A las 8 semanas de embarazo sigues en el primer trimestre y el segundo mes de tu embarazo. Ya para la próxima semana saltarás al tercer mes embarazo, por lo que aún queda camino por recorrer.

¿En la octava semana de embarazo tengo que realizarme una ecografía?

Si te realizaste una ecografía a las 4 semanas de embarazo y tu médico te mandó a ir a consulta una vez al mes, entonces lo más probable es que en esta consulta te realicen nuevamente una ecografía. Todo va a depender de tu médico y del riesgo de tu embarazo, pues algunos especialistas chequean el embarazo cada dos meses.

¿Puedo tener 8 semanas de embarazo sin síntomas?

Ya hemos dicho que todos los embarazos son distintos y todas las mujeres experimentan sensaciones particulares a la hora de estar embarazadas. Algunas mujeres presentan más síntomas comunes como mareos y náuseas, mientras que otras embarazadas simplemente pasan su primer trimestre sin muchas novedades.

Si estás en el segundo grupo no tienes por qué preocuparte. Es probable que el embarazo se esté manifestando con otras señales, algunas hasta emocionales.

¿En la semana 8 de embarazo tengo panza?

No, en la semana 8 de embarazo es difícil que se note que estás embarazada. Si bien te puedes llegar a sentir un poco hinchada, aún nadie puede saber por tu panza que estás embarazada. Lo más probable es que se te empiece a notar a mediados del segundo trimestre.

¿En las 8 semanas de embarazo es normal tener la panza dura?

Esta es otra de las preguntas más frecuente entre las mujeres embarazadas. La panza se puede colocar dura por varias razones, la más común de ella es por las contracciones antes del parto o las contracciones falsas que van sucediendo como mecanismo para que tu cuerpo se acostumbre después de las 30 semanas de embarazo.

Sin embargo, algunas mujeres llegan a sentir la panza dura mucho tiempo antes, por ejemplo en las 8 semanas de embarazo. ¿Qué pasa? Esto puede suceder como efecto del estiramiento del útero, aunque en algunos casos puede significar signo de un posible aborto, por lo que lo mejor es que acudas a tu médico para que controle que todo está en orden.

Nota: Es importante destacar que cada bebé se desarrolla a un ritmo diferente, los expertos afirman que incluso esto sucede cuando el bebé está en el útero. Esta página está creada para ofrecerte una guía general de cómo evoluciona un embarazo y como se desarrolla un bebé. Cada embarazo es particular.  Ante cualquier duda, pregunta o inconveniente consulta con tú médico.

¿Cómo llevas el embarazo durante la semana 8?
Deja una pregunta o comentario sobre tú embarazo durante esta semana

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS